martes, 23 de abril de 2019

Tostón publicitario. Pascua 2019 (VII)



¿Yo me creo inferior a vosotros? Pregunta muy interesante. ¿Me creo inferior? Eso me lo puede hacer ver el Espíritu Santo. Humanamente yo puedo pensar que yo sé pintar, que tengo virtudes y dones, que os supero en tantas cosas. Considerando a los otros como superiores a ti. Ánimo, Kiko, ánimo, tú eres un pecador, un pobrecito, que Yo te he elegido para una misión, pero no creas que esa misión hace de ti un santo o algo por el estilo, no hace de ti nada, porque soy Yo el que lo hace todo, tú haces poco.
Tengo la impresión de que uno muy sensible se cree que Dios es una marioneta a la que puede hacer hablar en su mano.
De todas maneras, yo estoy contento de que el Señor me haya elegido, lo que más me ayuda es la presencia de Cristo en mi vida, el que esté hoy aquí haciendo su voluntad, con vosotros, y que estoy contentísimo de que viene la Pascua del 2019 y que en esa Vigilia Pascual yo estaré en Israel, porque tengo que ir allí, preparándome para la convivencia que tenemos de obispos, que vienen más de 150.
No está mal, en diez minutos han pasado de 100 obispos que tiene a más de 150 que van. Y la lechera sigue con sus cuentos, digo cuentas…
No estoy aquí para hacer mi voluntad, sino para hacer la voluntad de aquel que me ama y que me eligió. Lo importante es vivir en su voluntad. 150 obispos o 200 que quieren saber qué es el Camino y saber quién es Kiko, tengo que predicar, el Señor me ayudará. Os pido que me ayudéis vosotros también, por favor, tendríais que ayudarme rezando por mí, por Ascensión y por el padre Mario. Nos falta Carmen, pero desde el cielo nos echa una mano como puede.
¿Qué es mi vida? Je, je. "¿Un frenesí, una ilusión, una sombra, una ficción? Y cualquier bien es pequeño, porque toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”. “Yo estoy aquí de estás prisiones cargado, y soñé que en otro estado más lisonjero me vi. ¿Que es la vida? Un frenesí… me lo sabía de memoria. Pues, bien, hermanos, la vida no es sueño, la vida es un combate, un combate en el que el Señor nos llama a estar con Él, a caminar con Él, a quererlo, amar a Cristo. Hermanos, amar a Cristo es la única verdad, el resto es vanidad.
A lo que no llama es a la obediencia ciega, ni a poner al Camino por encima de las personas.
Por eso, ánimo, en esta Cuaresma, lo que nos queda, preparémonos a la Pascua, que viene el Señor y quiere estar en nosotros. ¿Por qué? Porque ésta es la esencia divina: querernos, esto es el Señor. El Señor tiene una "sustancia", la sustancia divina de Cristo ¿cuál es? Amarnos, Cristo nos ama, porque es Dios y es Amor, nos ama hasta el colmo, hasta el infinito, hasta morir por nosotros, ocupando nuestro lugar, haciéndose pecado por nosotros y ocupando el lugar de un pecador y sufriendo el castigo de un pecador, se ha hecho pecado por nosotros, para que nosotros seamos totalmente absueltos y pueda el Espíritu Santo vivir dentro de nosotros, haciéndonos santos, haciéndonos hijos de Dios.
Puede verse que en la falsa doktrina kika no hay lugar para el libre albedrío ni para el arrepentimiento ni la enmienda. Todo ha de ser como su humildad disponga.
El amor a Cristo, hermanos, es lo más grande y lo más maravilloso. Por eso tenemos que ayudarnos unos a otros a amar a Cristo, a quererlo y por amor a Cristo a ofrecer nuestra vida para ir en misión si hace falta. ¿Dónde quieres ir si el Señor quiere que vayas a América, a Centroamérica o que vayas a África, o que te quedes aquí? No sabemos qué es lo que quiere de ti, qué es lo que quiere para mí. Pero sí que quiere el Señor una cosa: que vivamos en Él, que vivamos con Él, que vivamos dándole gracias por su amor y por su proximidad, por su presencia, por su cariño. Amar a Cristo es la única verdad, el resto, hermanos, es todo vanidad.
Por eso, en este tiempo, en esta Cuaresma de 2019, demos gracias a Dios, de que me da salud para deciros una palabra, démosle gracias a Él, que nos quiere. Yo, como siervo inútil, lo único que puedo deciros es lo que me inspira deciros, que os ama, que os quiere tantísimo, que quisiera que volvieras hacia Él y le dieras gracias de su amor, que viviéramos todos en Él, en Cristo, cada día dándole gracias por su misericordia, por su bondad, por su inmensa compasión. Es algo verdaderamente maravilloso. Amar a Cristo es la única verdad, el resto es todo vanidad.
El Camino, es vanidad, la comunidad es vanidad, los kikirikantos son vanidad,  ser kikotista es vanidad…
Esto tenemos que saberlo bien. Por eso hay que darle gracias, por eso tenemos que caminar por la calle dándole gracias, por eso tenemos que hablar con Él, por eso tenemos que ver una iglesia y entrar dentro y sentarnos delante del sagrario y decirle: Señor, gracias, gracias. Hablar con el Señor, quererle. Amar a Cristo es la única verdad, el resto es todo vanidad.
Por eso, hermanos, ánimo. Yo tengo que hablar en su nombre y os tengo que decir que os quiere, que os ama y que está deseando que llegue esta Pascua para unirse más estrechamente a vosotros a través de los sacramentos, sobre todo del sacramento de la Pascua, que es el más grande sacramento, el Misterio Pascual.
¿Algún presbi querrá hacer el servicio de desasnar a este tipo y explicarle cuales son los Sacramentos? ¿O es que los presbis tampoco los conocen?
A través de este sacramento, el Señor puede totalmente destruir en nosotros el hombre viejo y unirse totalmente mediante el Espíritu Santo, y hacernos hijos de Dios, santos y amados por el Señor. Y el Espíritu Santo viviendo en nosotros, nos hace uno con Cristo, nos hace uno en Jesucristo. ¡Ah, si fuéramos uno con Cristo! Sed perfectamente uno y el mundo creerá.

7 comentarios:

  1. ¡Hay que ver la sarta de herejías y estupideces que dices, Kiko!

    ¡Y como te gusta ir aumentando los números de obispos que irán a Israel a la Domu...! Y todo a gastos pagados a cuenta de los pobres adeptos a tu "secta".

    ResponderEliminar
  2. Cada día mas loco

    Y pensar que estuve años detras de toda esta palabrería barata, yo me, mi, conmigo, solo yo y yoyo

    Christian py

    ResponderEliminar
  3. Si os dais cuenta, además de toda esa palabrería vana y sin sentido, se comporta como un iluminado. Es un ser digno de lastima. Todo ese edificio que ha montado caerá como un castillo de naipes, con la peculiaridad de que hará mucho ruido.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso, porque, de momento, (salvo que me lo haya saltado, puesto que no leo del tirón sus sandeces), no ha mencionado "la China"... sólo América Latina y África... será que se ha rendido en la conquista salmoneta?? o le habrán dado mas "toques" que a los perros de César Millán (el encantador de perros)??...

    Lo cierto es que, como dice un comentario anterior es un yo, mi, me, conmigo 3.0...en vida de la difunta, todavía le cortaba algo, pero ahora, ni «la Bruta» ni el «Comboniano mudo», le paran...es más, la sensación, no solo de leer los tostones, sino las últimas veces que le he visto es que esta medicado de alguna forma que le provoca euforia desproporcionada.

    Lázaro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, mi, me, conmigo, es un aporte de una de nuestras bellas damas del blog.

      Christian py

      Eliminar
  5. La vejez, Lázaro, la vejez... Fuera bromas, sí se le ve una euforia de iluminismo de grandes proporciones. Y se nota también que no está la difunta para pararle los pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vejez, la senilidad, y ese ego desmedido que se acrecienta con la edad.
      Parece que hablase a dos metros del suelo, observando a sus vasallos desde las alturas. Es vomitivo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...