jueves, 30 de agosto de 2018

Segundo escrutinio (LXVI)



«Ahora tengo que deciros otra cosa sobre el hecho de que, después del segundo escrutinio, la comunidad comienza a vivir en la comunión. Los bienes se comienzan a vivir en comunión. Este es un hecho que debemos aclarar un poco. Vosotros sois llamados, el Señor os está llamando, eligiendo  para ser un sacramento. Como sacramento es necesario que entre vosotros no haya ni pobres ni ricos. Sería algo monstruoso que yo te dijese que te amo mucho si tú no tienes para cenar y yo tengo lo superfluo en casa.»
Sin duda es monstruoso que cierto ser sensible se zampe mariscada tras mariscada mientras tantos hermanos suyos (¿primos, quizás?) no llegan a fin de mes.
«Pero, ¿cómo puede lograrse esto? Es difícil hacerlo. No haremos un fondo común. En los inicios de la Iglesia, en los primeros siglos, en los primeros momentos, parecía que era así, pero de inmediato se dieron cuenta de que no se podía vivir así; al mismo tiempo, sin embargo, vivieron la comunión del amor en la comunión de los bienes. San Pablo decía: "Así como intercambiáis los bienes espirituales, intercambiad también los bienes materiales".»
Cita inexistente, claro. Pero la siguiente sí es auténtica: Si en vosotros hemos sembrado bienes espirituales, ¡qué mucho que recojamos de vosotros bienes materiales! Si otros tienen estos derechos sobre vosotros, ¿no los tenemos más nosotros? Sin embargo, nunca hemos hecho uso de estos derechos. Al contrario, todo lo soportamos para no crear obstáculo alguno al Evangelio de Cristo. (1Cor 9, 11-12).
«Nosotros lo hacemos de esta manera. En el camino, el responsable está llamada a desempeñar la función del servicio diaconal, de diácono: diácono es el servidor, el que sirve a los demás y lo hace de tres maneras. Sirve en la caridad, en las necesidades de los hermanos, sirve en la liturgia y sirve en la palabra.»
En el original, caridad y liturgia en minúsculas, en cambio, palabra está escrito en mayúsculas. Será que alguno piensa que el palabreo es más importante.
«Entonces, ¿cómo se hace esto? Hemos descubierto, no digo que esto no se perfeccione en el futuro, pero hemos visto cómo poco a poco se puede hacer esto: el responsable es el medio a través del cual se realiza esta comunión. ¿Cómo? Si hay algún hermano que tiene alguna necesidad, se lo dice al responsable y el responsable hace una colecta en la comunidad para esa necesidad.»
Esto es lo que pone en el kikotreto que he heredado, pero no es la praxis del CNC que yo conozco. Lo que se hace en todas las comunidades que conozco es que sí o sí el falso diácono pasa la bolsa todos los meses porque los kikotistas han dicho que así debe hacerse y que una vez que se pasa la bolsas las necesidades de los hermanos surgirán solas porque diosito así lo dispondrá.
«Esto del dinero es algo difícil porque siempre podemos pensar que alguien se aprovecha y vive a costa de los demás. Siempre hay personas que pueden dar y pueden pensar en dar para que el dinero se use bien, pero no para que se gaste en "tonterías". Pienso que es por esto que necesitamos hacer este rito de renunciar un poco al poder que el dinero ejerce sobre nosotros.»
¡Qué pena que una vez más Kiko no predique con el ejemplo! ¡Qué pena que no sea el primero en buscarse un trabajito para poder participar en la comunidad de bienes.
«En todas las comunidades que caminan delante de vosotros no hay muchos problemas en este sentido. Puede suceder, en algunas, que el responsable lo haga mal o que la mujer del responsable es una ansiosa, una mujer obsesionada por el dinero, y luego le mira mal… Entonces tenéis que quitarle de responsable; a veces, en cambio, el responsable es alguien que aún no ha resuelto este negocio de dinero y deja dinero a la esposa o cosas por el estilo… Depende mucho del responsable.»
Qué miedo le tiene Kiko a la mujer, cuanto complejo y que poca hombría evidencia.
«Conozco mejor, por ejemplo, las comunidades de Italia: las que llevamos más adelantadas resuelven esto muy bien. Cada mes dan, si se trata de una comunidad de clase media burguesa, alrededor de setecientas mil liras para las necesidades de los hermanos. Había un hermano que vivía muy lejos y en una casa muy mala: le compraron un apartamento nuevo, más cerca y más hermoso que el que tenía.»
Había que recordarle a su sensibilidad que esta trola es contraria a las normas del diezmo, puesto que las normas del diezmo dicen que no se guarda dinero de un mes para otro, sino que si algo sobra es porque diosito a provisto que se dé a los pobres. Y francamente, con la tercera parte de lo que se recauda en un mes no se le compra un apartamento a nadie… Claro que también es cierto que lo de no guardar nada de un mes a otro no se respeta.
«A otro hermano de la comunidad del Carmelo también lo han ayudado con el apartamento… Poco a poco, sin violencia, se descubren las necesidades de los hermanos. ¿Un hermano necesita una operación? Se le ayuda. ¿Otro no tiene trabajo? Se le encuentra trabajo. Se va creando algo natural, sin ser algo forzado.
Tenemos, respecto al dinero, una deformación total porque hemos vivído en una Iglesia protegida. Una cosa absurda que quizás, en el futuro, no habrá más. Creo que no será así, incluso si han aumentado el salario de los sacerdotes. Leí un artículo en el periódico que decía que la gente protestaba y decía que por qué hay que pagar a los sacerdotes en los que no creen, con los que no están de acuerdo, etc. Un problema tratado por varias revistas. Es una cosa absurda. Por este hecho, la Iglesia, muchas veces, no es libre de ejercer su misión profética con respecto al Estado, porque es pagada por el Estado aunque sea a través del pueblo. Vamos hacia una autonomía en este sentido porque pensamos que la Iglesia, en el futuro, podrá ser autónoma. ¿Por qué? Porque siempre lo ha sido. En el Antiguo Testamento está escrito que le daban los diezmos y las primicias. En la religión que Dios ha revelado dice que los primeros frutos de tu aceite, de tu grano, de tus ovejas, de tus corderos, los darás a los sacerdotes; y también le dará una parte de tus bienes.»
Falso. Las primicias son únicamente de lo que produce la tierra y de los animales, no de los bienes. Y por cierto que ser dependiente de las primicias es incongruente con la autonomía.
«Por eso que Jesús les dice a los fariseos: "Vosotros que tasáis el diezmo del comino", es decir, si una persona tiene una semilla, incluso le pides que pagues el diezmo de la semilla, la décima parte de todo lo que hay en casa y "faltáis a cosas más grandes". Esto lo dice Jesucristo que se preocupaba mucho…»
En realidad, lo que dice Mt 23, 23 es: “Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino, y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe! Esto es lo que había que practicar, aunque sin descuidar aquello”. Y Lc 11, 42 va en el mismo sentido.
«Esto del diezmo pasa luego a la Iglesia: es un mandato de la Santa Madre Iglesia. "Pagad diezmos y primicias a la Iglesia de Dios"; es un mandato de la Iglesia que se estudia en el catecismo.»
Por favor, que alguien me diga que “catecismo” es ese en el que a saber qué iglesia manda pagar diezmos y primicias, porque el Catecismo de la Iglesia Católica no es.
«Incluso si después nadie paga diezmo, ni primicia de ningún tipo. En la didaché, que es la primera catequesis, está escrito que las primicias y la décima parte de tus bienes se las darás a los profetas. Si no tienes profetas en tu comunidad, se lo darás, dice la didaché, a los pobres que son Cristo.»
Más mentiras. La didaché destina las primicias únicamente a los profetas residentes. Y lo que sí dice es lo siguiente: “Todos los que hablan por el espíritu; no son profetas, solo lo son, los que siguen el ejemplo del Señor. Por su conducta, podéis distinguir al verdadero y al falso profeta. El profeta, que hablando por el espíritu, ordenare la mesa y comiere de ella, es un falso profeta. El profeta que enseñare la verdad, pero no hiciere lo que enseña, es un falso profeta. Si alguien, hablando por el espíritu, os pidiere dinero u otra cosa, no le hagáis caso; pero si aconseja se dé a los pobres, no le juzguéis.” 

Además, por algún motivo, en el original la palabra Catecismo está en minúscula, como cosa poco importante, mientras que la didaché está obstinadamente en mayúsculas.

martes, 28 de agosto de 2018

¿Fruto de la Evangelización de hace 41 años?







El comentario de la imagen lo dice todo: Tras 41 años de kikotizaciones intensivas, por fin surge una vocación "hija" del Camino.

Prodigioso.

Con semejantes frutos es absolutamente compresible la preocupación de los obispos por la falta de vocaciones.

domingo, 26 de agosto de 2018

Objetivo de los "encuentros kikos" (dicho por uno de ellos)



Durante bastante tiempo he pensado que la movida esa de los encuentros siderales con el gran gurú eran ni más ni menos que un tributo a su enorme ego.

Una actividad cara y aburrida sin otro objetivo que proporcionar público a uno que gusta escucharse a través de un micrófono.

Bueno. Pues gracias a una página muy kika he descubierto que no, que además de aguantar el rollo de siempre y de maravillarse por el hecho de que no llueva a cántaros por más que Kiko lo intente, los kikos han encontrado otro motivo a los encuentros, que nada tiene que ver con los ruidos que salen de la garganta de Kiko.


Aquí queda descubierto a qué van nuestros queridos hermanos, aun al precio de tener que escuchar como Kiko aporrea la guitarra y desafina. Y además este año desafinará con un canto que, en lo poco que he escuchado (he sido incapaz de escucharlo entero), me ha parecido soporífero.


Por cierto, como este verano no he puesto juegos de atención en las entradas, por lo menos cierro esta con algo de música de la que sí merece la pena y que viene a cuento del motivo que encuentran tantos kikos para ir a estos aburridos encuentros dictados por la vanagloria de uno.


viernes, 24 de agosto de 2018

Segundo escrutinio (LXV)



«Aquí, en este escrutinio, hay muchas personas que aún no han cambiado su mentalidad y, en definitiva, quieren asegurar un futuro espiritual. Pero no, no. Tú siempre serás libre, siempre, siempre. Por esto Karl Rahner, refiriéndose a los seminarios y los seminaristas, decía que nadie tiene derecho a castrar a los sacerdotes, y lo decía  en el sentido de meterlos en un seminario, con un tipo de educación tal que nunca veían a una mujer sin hablar de su madre, de la Virgen y cosas así, encerrándolos con barreras tales que este hombre nunca tuviera problemas de tipo sexual. Karl Rahner, teólogo jesuita, dijo que esto no se debe hacer, que esto no es lo que Dios quiere.»
No es inusual en Kiko revestir las chorradas que suelta con el argumento de autoridad, pretendiendo que cita a algún reconocido experto en la materia.
«Cada presbítero es un hombre que debe tener la misma lucha de todos los demás hombres. La lucha con el sexo es una lucha que el hombre tiene desde su pubertad hasta su muerte, siempre, nunca le será quitada. Forma su carácter, lo hace vivir en una tensión que todos tenemos siempre y que es esencial para el hombre. Eliminar esta lucha es atacar la naturaleza humana, incluso si se hace a favor de un "status quo" de la Iglesia, de una situación… etc.»
Déjame que te diga de qué va el párrafo precedente: Segundos eskruticidios. Hay que preparar a la gente para que entiendan que van a tener que hablar de su sexualidad y contarlo todo, también los presbis. Así que se les alecciona: si no cuentas nada es que estás castrado y, por tanto, has dejado de ser humano, porque la sexualidad nos hace humanos (que sea mentira es lo de menos).
«El camino neocatecumenal nos enseñará a venerar el cristianismo en la precariedad, en el hoy, en el futuro. Ahora estoy experimentando el amor de Dios, doy gracias a Dios porque he sentido esta mañana el amor de Jesús. ¿En qué sentido? Que Jesús me ama y eso es todo. Si sientes que Dios te ama y esto es suficiente para ti, el hecho de que Él te ama, que Dios no necesita que cambies, que Él te ama y basta, será suficiente. Te ama inmensamente y no permitirá que te hundas
Nuevo retorcimiento en la mentira. Primero se asegura que siempre serás libre para pecar (aquí). Ahora resulta que tras asegurar que tú no tienes que mover un dedo para cambiar, será Dios quien te esclavice con la excusa de evitar tu hundimiento.
«Sal del moralismo, sal de la ley para entrar en la gratuidad total, en el amor que Dios tiene por ti. Esto es lo que esperamos que el camino neocatecumenal pueda darte poco a poco.
La palabra "Satanás", en el Antiguo Testamento, se usa para nombrar al demonio y significa: "El acusador"; el Espíritu se llama "El Paráclito". La contraposición a Satanás es el Paráclito. Satanás significa el acusador, el que acusa; el Paráclito significa el que defiende, el abogado. "Paraclito" en griego significa el abogado, el que nos defiende.»
Aclaración (ya que kiko tiene tendencia a liarlo todo) no existe NI UNA mención en el AT al paráclito. Así que, si sus prejuicios se lo permitiesen, habría sido mucho más acertado hacer referencia a NT que es donde se contrapone el paráclito a acusador. En el AT, como digo, no existe tan contraposición porque no hay abogado defensor.
«¿De qué? El demonio te dice: "Eres un cerdo, eres bueno para nada, eres un pecador".»
¡Qué coincidencia! Dice justo lo mismo que les dice Kiko una y otra vez a sus sufridos oyentes… ¿Por qué será?
«Te hace ver tu pecado. Te acusa para que te rebeles. El Espíritu Santo es el que te dice que tú eres bueno, que Dios te ama, que no tienes que preocuparte, que Dios te ama, que Dios te perdona; es él (sic) quien te dice quién es Cristo.»
En el cristianismo está escrito: Ama y haz lo que quieras. En el kikismo, como no existe el temor de Dios, se quedan en: haz lo que quieras sin preocuparte. Y precisamente por carecer de temor de Dios, no dudan en suplantar incluso a Dios, como en el siguiente párrafo.
«El Espíritu Santo te está diciendo dentro: "No te preocupes, mira que Cristo es la santidad de Dios. ¿Y qué es la santidad de Dios? Es que Él te ama incluso si eres un pecador". Esto es lo que hace en nosotros el Espíritu Santo: nos muestra a Cristo para que vayamos al Padre. El Espíritu Santo dentro de nosotros es quien nos llama, el abogado, el consolador. El Espíritu Santo nos dice: "No os dejéis engañar por el demonio. Ánimo, estad atentos, mirad a Jesucristo. ¿Lo veis en la cruz? Mira a Cristo ¿Has visto lo que es Jesucristo? Míralo. ¿Qué significa esta imagen? Mira: Cristo significa que Dios te amó cuando eras su enemigo. ¿No lo ves? Lo estás matando y Él te está perdonando desde la cruz. No debes pensar “soy un canalla". Lo que Dios quería mostrarnos era esto: que te ama. Porque el demonio siempre te ha hecho catequesis de que Dios no te ama. Cristo te está diciendo que Dios te ama siempre incluso cuando eres un pecador. San Pablo dice: "Si cuando Cristo vivió y siendo el unigénito de Dios lo matamos - el hijo único de Dios - y Dios nos ha perdonado, ahora que su Hijo está vivo, ¿cómo no nos dará todas las cosas en él?".»
¡Qué afición por falsear los escritos de S. Pablo!
«Por eso Jesucristo ha abierto un camino por el cual yo, pecador, hipócrita iracundo, puedo acercarme a Dios sin que la santidad de Dios me destruya, y precisamente porque la santidad de Dios se ha manifestado en Cristo. ¿Cómo? Como el único que me ama, me ama pecador
Deformación muy peligrosa y muy extendida en el CNC. Se empecinan en que Dios te quiere pecador, no asumen que es Dios te ama a pesar de tus pecados.
«Tengo el camino abierto. Presta mucha atención: tengo el camino completamente abierto, gratis, en Jesucristo. Por eso Jesucristo es sacerdote, es puente. Sacerdote significa puente entre mis pecados, mi realidad y el amor de Dios. Cristo vino para ser intermediario, para sacarme de aquí y llevarme al Padre. Entonces la santidad de Dios se ha manifestado en Cristo en plenitud, de modo que quien ve a Cristo ve a Dios. "Felipe, quien me ha visto a mí, ha visto al Padre". Entonces yo, que soy un pobre desgraciado, que hoy estoy enojado -creo que son cinco o seis días que no rezo, que estoy tan cansado que prefiero ver la televisión y no rezo-, yo, ¿cómo puedo acercarme al Señor? Jesucristo me da el camino hecho, abierto. Lo que Jesucristo hace es algo extraordinario: en Él me puedo apoyar, en Él puedo acercarme a Dios y puedo encontrar la santidad de Dios. El rostro de Dios, la santidad de Dios brilla en el rostro de Jesucristo. Quién es Dios para mí ha brillado en el rostro de Cristo. Entonces, ¿cómo es posible que yo no os lo anuncie?
Me acuerdo de un chico que había sido procesado porque lo habían visto con una niña: un chico, medio monstruo, que tenía el problema de que le gustaban las niñas pequeñas, que tenía estos problemas, era un hombre perseguido, etc. Este hombre comenzó a convertirse porque le demostré que yo no era mejor que él. Pensaba, fíjate lo que hace el demonio, que nadie podría amarle. La soledad casi lo destruyó y casi estaba a punto de que lo ahorcaran. No era algo irreprimible en él, no estaba enfermo, no era un vicio. Pero la sociedad quería dejarlo fuera. Porque se trataba de una niña, porque entonces la niña quedaba traumatizada... Y si la gente se encuentra a un tipo así, lo agarran y lo linchan, ¿no es verdad? "Es un pervertido, deberíamos matarlo".»
Así se fabrican fotocopias neocatecumenales: es un religioso natural, deberíamos destruirlo. Y a continuación una película que deja pequeña a la de la noruega rubia suicida.
«Digo esto para que veáis lo que es una multitud. Hace poco tiempo, estábamos en Portugal, en pocos minutos lincharon a un negro. Habían matado a dos trabajadores en un atentado y había una señora que estaba en el funeral: le robaron el bolso. Había un negro detrás de ella, mal vestido, y la señora dijo: "Ha sido él". La situación era un poco difícil, complicada: pensaban que si un hombre era capaz de asistir a un funeral para robar... intentó refugiarse debajo de un automóvil. Cuando llegó la policía ya estaba destruido, destrozado, muerto. Sucedió hace unos días. Eran gente de Lisboa. Cuando lo sacaron no tenía billetera, no había sido él. Ese hombre tenía hijos, estaba casado, era un hombre muy bueno y estaba allí en el funeral como muchos otros. Pero ni siquiera lo dejaron hablar, no lo dejaron decir nada. El primero le dio un puñetazo en la cara "¡Querías hacerte el listo!", entonces comenzó la gente; otro lo golpeó en el estómago… el hombre se cayó, no pudo soportarlo más. No se sabe cómo se escondió debajo de un automóvil, pero lo asesinaron. Y todos son católicos, todos van a Misa: gente normal.»
Es que con su visión estratoscópica Kiko lo sabe todo de todos. Y como conoce a todos sabe perfectamente que los responsables fueron los de misa de 12. ¡Porque la culpa es de los que no obligan a que el CNC esté en todas las parroquias!
«No, no te rías: si hubieras estado allí, también tú le hubieras golpeado, también tú. Estarías allí y comenzarías a decir: "¡Estos sinvergüenzas que se aprovechan incluso de los funerales, de las muertes de otros… salvajes!". ¡Por supuesto! Porque todos pensamos así, todos somos iguales. Ninguno está libre.»
Sabe incluso lo que hubiese pasado en cualquier universo paralelo que se le plantee.
«Estaba hablando de aquel chico. Comenzó a convertirse y ahora es un hombre casado, normal, porque el cristianismo lo ayudó totalmente. Porque creyó que yo no era mejor que él, y porque yo no me creí mejor que él, verdaderamente. El Señor me lo concedió… El hecho es que yo no soy mejor que cualquier degenerado. ¿Qué culpa tiene, pobre hombre, si tiene conflictos que provienen del hecho de que tal vez su madre quiso abortarle porque era el quinto hijo? ¿Qué culpa tiene el pobrecillo de estas cosas? Y luego sufre conflictos, angustia y no sé qué más. No, "¡Este es un monstruo, hay que matarlo!", así piensa el mundo.»
Menos mal que llegó el que todo lo sabe para explicar que fueron los pensamientos, que no los hechos, de la malvadísima madre, los que obligaron a su hijo a ser perverso con otros. Y, más perverso todavía, para confundir el pecado con el pecador. Porque el hecho de que yo no sea mejor que nadie no pone mis hechos concretísimos al nivel de los de un pedófilo. Y el amor y la compresión no consisten en dar palmaditas en la espalda a los pedófilos.
Y a continuación, el ataque más canalla contra la familia. Porque para destruirte hay que aislarte.
«Para que os deis cuenta; si amas al mundo, esto es lo que amas. Si tú eres hijo de tu madre, no puedes ser cristiano, porque así piensan tu madre, tu hermana, tu primo, tu padre. La Iglesia te está sacando del mundo y te pondrá en el mundo como sal porque el mundo necesita lo opuesto. Necesita misericordia y comprensión.»
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...