sábado, 31 de octubre de 2015

Convivencia de inicio de camino (X)



«Kiko:
Hoy estarás conmigo en el paraíso
Sólo quiero añadir una cosa. En el Éxodo hay toda una serie de acontecimientos que Dios ha hecho por el pueblo de Israel: liberarlo de la esclavitud de Egipto, llevarlo hasta el mar, abrir las aguas para que pase y enterrar a todos sus enemigos que venían detrás persiguiéndoles, en forma de nube, darles el maná, las codornices, el agua, liberarles de las serpientes, dales la ley, vencer a 7 naciones y darles en posesión la tierra prometida...
En todo este camino que es el Éxodo hay toda una serie de muertes: la esclavitud, el mar, la falta de pan, de agua, de carne, el desierto, las 7 naciones, etc. TODAS ESTAS MUERTES DIOS LAS ROMPE Y LAS ABRE. DIOS ABRE CAMINOS EN EL MEDIO DE LA MUERTE Y DE LA MISMA MUERTE TRAE LA VIDA.
Todos estos acontecimientos son Palabra de Dios. ¿Por qué Israel cuando llega la noche del 14 de Nisán, la noche en que salió de Egipto, la noche en que comenzó su historia, se reúne en memorial toda la noche? PORQUE ASÍ COMO AQUELLA NOCHE DIOS ESTUVO EN VELA TODA LA NOCHE PARA SACAR A SU PUEBLO DE EGIPTO, ASÍ ESTA NOCHE ESTÁ VIGILANTE PARA SALVAR A SU PUEBLO. Por esto dice el Deuteronomio: Esta noche no dormirás, estarás vigilante, porque esa noche es MEMORIAL PERPETUO; ESTA NOCHE YO PASARÉ POR EN EL MEDIO DE MI PUEBLO. Por eso en esta noche los judíos esperan al Mesías.
Y en esta noche, mientras todos estaban reunidos pensando: “¿Será esta noche?", Llegó el Mesías y nadie se dio cuenta. Los judíos celebraban su Pascua, y esa noche se cumplieron todas las profecías sin que nadie se diera cuenta. ESA NOCHE EL BRAZO PODEROSO DE YAHVÉ PERMANECIÓ EXTENDIDO RESUCITANDO A JESÚS DE ENTRE LOS MUERTOS; EL MISMO BRAZO QUE QUEDÓ EXTENDIDO EN TODA LA HISTORIA PARA SALVAR, QUE SACÓ DEL DESIERTO LA VIDA Y LA RESURRECCIÓN, METIENDO LA NATURALEZA HUMANA EN LA DIVINIDAD. TODOS LOS PECADOS FUERON PERDONADOS ESA NOCHE Y EN ELLA LA HUMANIDAD TUVO ACCESO A LA  VIDA ETERNA A TRAVÉS DEL ESPÍRITU SANTO».
Como siempre, Pako niega la libertad humana, pero sólo a uno de los bandidos crucificados con Cristo se le prometió la Vida Eterna.
«La Pascua celebra, proclama y confiesa el Éxodo en una gran fiesta. El paso de la esclavitud a la libertad, de la muerte a la vida, de la oscuridad en la que el hombre vive cuando está oprimido y sus derechos vilipendiados, cuando es torturado, amargado porque no ve sentido a su vida, a la luz. Esta Pascua es memorial perpetuo del paso de Dios que salva a su pueblo.
Esta Palabra que es el éxodo ¿qué quiere decir? Esta palabra busca entre los comensales a quienes desean su realización. ¿Qué dice fundamentalmente esta palabra? Que DIOS ES AMOR. Que estas hierbas amargas, estas almendras trituradas, que significan los ladrillos fabricados en la esclavitud, este pan ácimo, todos estos signos están haciendo presente la maravilla que Dios ha hecho: cómo Dios los sacó de Egipto, les abrió el mar, el desierto, les dio el maná, las codornices, el agua, la ley, la tierra prometida.
 

El jefe de la casa dice a los comensales: si hay alguien aquí esta noche que está amargado, destruido, porque las cosas no van bien, porque es un neurótico, porque no gana lo suficiente, por lo que sea, que venga con nosotros a hacer Pascua, que venga con nosotros a la libertad.
¿Qué va a pasar? La Palabra que contiene todos estos eventos, acontecimientos que esta noche se hacen presentes, es que DIOS ES AMOR.
Esta Palabra salva a los que están presentes allí porque les dice: ¡Ánimo! No os desaniméis. ¿No ves cómo Dios ha roto todas las muertes? ¿La esclavitud, el mar, el desierto...?
¿Piensas que no voy a ser lo bastante fuerte para sacarte de la muerte concreta en que te encuentras, que te oprime tanto que te escandaliza y dudas de mí? Esta Palabra dice: ABANDONATE EN DIOS.
"Nos refugiamos en ídolos"
Pero, ¿cuál es el pecado de Israel y el nuestro? Que ante acontecimientos de muerte renegamos de Dios, nos olvidamos de Él; tratamos de salvarnos por nuestra cuenta. Por el miedo que tenemos a la muerte nos refugiamos en ídolos abandonando a Dios. Esta Palabra dice que Dios es quien rompe la esclavitud de la muerte, que Dios ha roto la esclavitud, abriendo caminos de libertad en la historia. Pero, ¿qué sucede? Lo mismo que a Israel: la celebración de la Pascua... estupenda; todo muy bello: Dios es amor, nos salva, es verdad, ¡qué maravilla! Pero cuando te vas a casa y te das cuenta de que su hijo se ha ido de casa o que las cosas no salen como quieres, reniegas de Dios y blasfemas.
¿Qué es lo que nos hace negar que Dios existe? El sufrimiento y la muerte. Si Dios es tan bueno, ¿por qué permite la guerra de Vietnam, los terremotos, el hambre, el cáncer, los desastres? El sufrimiento y la muerte desafían a Dios: dicen que Dios no existe, que Dios no es amor. La cruz es escándalo para el mundo.
El Éxodo presenta los acontecimientos de salvación que Dios ha obrado. Dios es el que libera, salva de la muerte, glorifica, el que está en medio de su pueblo. Sólo pide una cosa: esperar en Dios, pero el pueblo de Israel como tú y como yo, cuando se presenta la cruz, la muerte, reniega de Dios. Y entonces  todo lo que ha sucedido hasta ahora ha sido casualidad. O Dios nos da el agua de inmediato o no creemos en Él.
Esta es tu realidad y la mía: tenemos necesidad de seguridad física; sólo nos interesa un Dios que esté a nuestro servicio, que nos de la felicidad que queremos, y de inmediato. Queremos entender todo por medio de nuestra razón. Ninguno de nosotros se abandona al plan de Dios: ese es nuestro pecado.
Nos interesa un Dios a nuestro servicio
Esta Pascua nos está llamando. Nos está diciendo, ¿Qué tal si te abandonas en Dios, si trasciendes en Dios y haces de Él tu roca y tu baluarte?
Sólo hay uno que ha cumplido esta Pascua: JESUCRISTO. JESUCRISTO ES EL ÚNICO QUE HA ASUMIDO ESTA PALABRA: ÉL ES LA PASCUA HECHA CARNE.
Jesús ante la cruz no duda: no rechaza la cruz que el mundo le ha preparado. No pide seguridad a Dios, ni signos. EN LA CRUZ VE EL CÁLIZ QUE SU PADRE LE HA PREPARADO. Cuando Pedro le dice: nadie te va a matar, él contesta: ¡Aléjate, Satanás!, ¿tú impedirás que beba el cáliz que mi Padre quiere?
JESUCRISTO ES EL CUMPLIMIENTO, LA PLENITUD DE LA PASCUA. Por esto en el marco de la celebración pascual, memorial de la huida de Egipto: esta liturgia, esta noche, no será más para vosotros memorial de la huida de Egipto: ESTE ES MI MEMORIAL. Este pan no será más para vosotros el pan de la miseria que vuestros padres comieron en el desierto. ESTO ES MI CUERPO QUE SE ENTREGA A LA MUERTE POR VOSOTROS».
¡Qué obsesión por hablar mal del maná!
«Esta copa de vino no será más para vosotros memorial de la Alianza del Sinaí: ESTA ES MI SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS. HACER TODO ESTO EN MI MEMORIA.
El pan es el Cuerpo de Cristo que se entrega a la muerte para destruirla, para que nosotros tengamos vida eterna, para que podamos entrar en el Reino. El vino significa el pacto en la sangre de Jesucristo, el Reino de Dios. Jesucristo ve en el vino la consumación de su hora. Por ello en la boda de Caná le dice a María: No ha llegado mi hora. Nosotros pensamos que eso significa que aún no ha llegado su hora de hacer milagros. Nada de eso. Jesucristo habla de su hora, la hora de consumar la voluntad del Padre, la hora de pasar de este mundo al Padre. Por eso en la última cena hace este juramento: No volveré a beber del fruto de la vid, hasta que no esté en mi Reino.
La tierra de Canaán es símbolo de la tierra de la resurrección, del reino de los cielos, de la vida eterna. ¿Quién ha entrado en esta tierra? Jesucristo; la Palabra de Dios ha entrado con su naturaleza humana en la divinidad; EN ESTE MOMENTO SE CUMPLEN TODAS LAS PROMESAS: EN LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO SE CUMPLEN EN PLENITUD TODAS LAS PROMESAS DE SALVACIÓN PARA LA HUMANIDAD. El vino ya se ha cumplido, ya se han roto las barreras de la muerte y la humanidad tiene acceso a la Vida eterna por medio del Espíritu Santo.
Por esto el vino significa la entrada de la humanidad en la eternidad, significa alegría, fiesta, vida eterna, el Reino de Dios. La sangre derramada de Jesucristo ha sido el precio para que nosotros podamos recibir la Vida eterna, el Espíritu Santo.
Sin ES no puede haber Eucaristía, caramba
¿Cuál es la garantía de la Vida eterna? El Espíritu Santo. Sabemos que estamos en el Reino, que tenemos la Vida eterna, si tenemos el sello del Espíritu Santo. Quien no tiene el Espíritu Santo no puede hacer Eucaristía, porque no está en el Reino de Dios. Ya decía la teología que no se puede comulgar si no se está en gracia de Dios: esto quiere decir: Quien no tiene el Espíritu Santo, el don Dios, no puede celebrar la Eucaristía. Porque si sois esclavos en Egipto, si no estáis en el reino, ¿por qué motivo bendeciríais a Dios? Si no has experimentado que vivías en Egipto y Dios te sacó de allí, que tuvo misericordia de ti, te llamó, canceló gratuitamente todos tus pecados, te dio su propia Vida en el Espíritu Santo, ¿por qué darías gracias a Dios? ¿Qué motivo tendrías para alegrarte? Por esto los catecúmenos no celebraban la Eucaristía.
Si has experimentado la vida de Dios en ti porque amas al enemigo, como no celebrar, exultar y bendecir a Dios en la Eucaristía haciendo el memorial del Señor la noche del sábado.
Dice S. Juan: sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los hermanos. La Iglesia primitiva que ha experimentado esto, se reunía el sábado por la noche (Jesucristo resucitó en la noche del sábado al domingo) para celebrar la Eucaristía».
Mira que no saber que esa noche es ¡la noche del domingo!, no del sábado.
«Al principio, lo hacían con una cena en el medio, pero pronto se vio que era necesario prescindir de esta cena. En su lugar sólo se dejó la bendición con el pan y con el vino que es la anáfora. Pero esto lo vamos a ver mejor esta tarde hablando de la historia de la Eucaristía.
Una cosa ahora: participar esta noche, como participaremos (después explico por qué) del cuerpo y de la sangre del Señor, es en primer lugar decir Amén a entrar en la muerte. Esto es importante. Participar del Cuerpo de Jesucristo es participar de su muerte, como para los judíos era participar de la esclavitud de Egipto; participar del cáliz es participar de la Resurrección de Jesucristo, como para los judíos era participar de la entrada en la tierra prometida, el cumplimiento de la alianza.
Incapaces de vivir la Pascua
Cuando lleguemos a amar podremos celebrar la Pascua de Jesús. Porque nosotros somos incapaces de vivir la Pascua. Sólo Jesús la ha vivido. Nosotros celebramos muchos ritos, pero en cuando salimos por la puerta, nos olvidamos de todo. EN JESUCRISTO NOS ES ENTREGADA GRATUITAMENTE LA PASCUA CUMPLIDA, PORQUE ÉL ES LA PALABRA DE DIOS HECHA CARNE. Solamente en Su cuerpo, tú puedes entrar en la muerte venciéndola.
Cuando esta realidad se dé en ti, ante los acontecimientos de muerte no dudarás, entrarás en la muerte, porque en ti Jesucristo vencerá a la muerte, porque tendrás la vida eterna dentro de ti y podrás caminar sobre la muerte: entonces participarás también de la Resurrección en su sangre victoriosa, de su triunfo sobre la muerte.
La Eucaristía es el Sacramento que hace presente todo el Misterio pascual de Jesucristo. En ella, proclamamos la muerte y resurrección de Jesucristo, a la espera de su venida».

jueves, 29 de octubre de 2015

Moda neocatecumenal



Por lo menos en mi zona, el negocio de la moda catecumenal está poco explotado.
Cierto que la elaboración de las túnicas no deja de ser un negocio sólo apto para catecumenales, pero hay que esperar a que la comunidad acabe el camino para que encarguen un par de docenas de ellas. Y como son caras, nadie pide una de repuesto, así que la ganancia tampoco es tanta.


Están también las tuniquitas con capucha para después del Bautizo del rorro, pero como dicha prenda es de un solo uso, se reaprovecha la misma por más hijos que se tengan.
Y prácticamente esto era todo hasta que alguien con visión de negocio ha visto la conveniencia de ofertar modelos de camisetas para ir uniformados en las peregrinaciones, en los encuentros, en los Family Day y demás eventos en los que sea conveniente hacerse notar para parecer que son muchos.
Se puede elegir el color de fondo, el logo kikil a estampar, la posición de dicho logo, el tipo de cuello, el largo de manga, se puede personalizar un mensaje que diga la comunidad y parroquia… lo que no se puede elegir es el precio, que es el triple de lo que costaría una camiseta corriente.

Por si a nadie se le ha ocurrido todavía la idea, propongo comercializar un 'pack del perekikrino' que contenga una camiseta tuneada, una gorra, una colección de estampitas de 'sanpakopenas' para repartir y una banderita con los colores patrios y el nombre de la comunidad.
De esta forma para cada peregrinación se podría vender a los catecúmenos no sólo el viaje en incómodo autocar y las pecnoctas en albergues destartalados, sino también un pack para que todos vistan de forma similar.



Si bien, en mi opinión lo mejor es la sección de ropita para bebés, para irles concienciando desde la cuna de que han nacido gracias al CNC y que son un pueblo elegido, raza sacerdotal, nación consagrada… consagrada al kikismo, claro.

También podrían pensar en packs canastilla para recién nacidos, con sus mudas con sello kikil, su tunikita de neófito akikianado, un sonajero con la cara de Pako, pañales impresos con reproducciones de kikonos y loción que huela al tabaco del gran jefe.

Sería un éxito rotundo.

martes, 27 de octubre de 2015

¿Quién tiene la autoridad, la Biblia o la Iglesia?

Cuando un neocatecúmeno es cuestionado sobre algunas de sus particularidades extra-litúrgicas para intentar rebatir la normativa eclesial sobre determinado aspecto, al verse imposibilitado de poder justificar con algún documento oficial de la Iglesia, acudirá a su último recurso: usar citas bíblicas al estilo protestante, como si las citas bíblicas pudieran contradecir la autoridad de la Iglesia. En este articulo, intentaremos ayudar a nuestros hermanos neocatecumenales para que tengan más claro quién tiene la autoridad, ¿la Iglesia  o la Biblia?

"Yo tengo la autoridad, no tú"
Primero  recordemos lo que el Papa Francisco dijo a los neocatecumenales : 
«...en nombre de la Iglesia, nuestra Madre, la Santa Madre Iglesia jerárquica, como le gustaba decir a San Ignacio, me gustaría ofrecerles algunas recomendaciones sencillas.»

1.-Autoridad, ¿qué es? ¿Qué significa?
Tiene la raiz en la palabra 'autor', la cual significa creador u originador. Viene del Latín 'auctoritas', el poder del creador para ordenar o tomar decisiones. El diccionario lo define como, "el poder que impone leyes, obediencia, ordena, determina o juzga". También significa, "uno que esta investido con este poder, especialmente un gobierno".

Así es que la palabra puede aplicarse a una forma de gobierno como a un individuo. El Senado tiene  autoridad para hacer leyes, la Corte Suprema tiene la autoridad de interpretar esas leyes, y el Presidente tiene la autoridad de enforzar esas leyes. La Biblia como única fuente de autoridad desconectada de la autoridad de la Iglesia da como resultado miles de sectas. Eso es lo que esta pasando. Cada quien crea su propia doctrina y todos dicen tener la verdad con la Biblia leyendola pero interpretándola a su modo. Y hasta dicen ser cristianos...
¿Qué pasaría si no hubiera autoridad? Habría una anarquía, inquietud, caos, cada uno "haciendo lo suyo". La Civilización como sabemos se desplomaría en poco tiempo. Miremos a Albania. A los días del derrumbe de la autoridad, hubo anarquía, con miles tratando de salir para salvar sus vidas. Las Escrituras nos recuerdan, "Donde no hay gobierno va el pueblo a la ruina, en la abundancia del consejo está la salvación." Prov 11:14,24:6. La autoridad viene del "Autor de la Vida". Viene de Dios, Rom 13:1. Toda sociedad viene de Dios, El nos da el poder.
  
2.- La Iglesia Católica tiene una forma de gobierno llamado una "Jerarquía".
Como cualquier otra forma de gobierno, tiene que tener "autoridad" para funcionar. La Iglesia recibió su autoridad de su fundador, Jesucristo...
A) "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella" Mt 16:18. Jesús contruirá su Iglesia sobre roca firme. El será la "piedra angular" Salmo 118:22 y Ef 2:20-22, la fundación (piedra angular) 1Cor 3:11, y la 'roca' 1Cor 10:4. Las "puertas del Infierno no prevalecerán contra ella", significa, El la defenderá desde dentro y desde fuera, contra todas las adversidades, todo el tiempo.
B) Los Apóstoles son la fundación, con Jesucristo como la "Piedra angular principal", Ef 2:20.
C) Jesucristo dió una autoridad más alta para las disputas entre personas, incluso cuando hay dos o más testigos. El les dijo que apelaran a la Iglesia en Mt 18:17, "Si les desoye a ellos, díselo a la comunidad. Y si hasta a la comunidad desoye, sea para ti como el gentil y el publicano (un colectador de impuestos del Imperio Romano)" Aquí Cristo dió gran autoridad a Su Iglesia.
D) Pablo reprende a aquellos que se niegan a aceptar la autoridad dada a la Iglesia y advierte lo que les pasará en Rom 13:1-2, "Sométanse todos a las autoridades constituídas, pues no hay otra autoridad que no prevenga de Dios, y las que existen por Dios han sido constituidas. De modo que, quien se opone a la autoridad, se revela contra el orden divino, y los reveldes se traen sobre si mismos la condenacion."
E) Jesucristo Mismo es la cabeza de la Iglesia que El fundó, la "Cabeza de Su Cuerpo", Ef 1:22. Esto es lo más autoritativo que se puede alcanzar.
F) Jesucristo se aseguró que Su Iglesia fuera merecedora de la autoridad que El le dió. Se aseguró que Su Iglesia fuera sin mancha, "y presentársela resplandeciente a sí mismo; sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada." Ef 5:27. El se aseguró que Su Iglesia fuera merecedora de ser llamada la "Casa de Dios", y el "Pilar de la Verdad", "... para que sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad." 1Tm 3:15.
G) Jesucristo ama la Iglesia que El fundó, Ef 5:29.
H) Dios ha dicho que El estará con Su Iglesia por siempre, "No te dejaré ni te abandonaré," Hb 13:5. En Mt 28:20, Jesús dijo, "Y he aquí que Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo." Esto significa que El estará con Su Iglesia todos los días en cada siglo hasta el fin del mundo. Cual Iglesia fue Su Iglesia cuandos estos versículos fueron emitidos?
También se pueden llamar kiko-guetos
3.- Dios ha dado autoridad a varias personas en la Biblia. Especialmente a su Iglesia
El simboliza este paso de autoridad con el cambio de nombre de la persona. Algunos ejemplos son...
A) Dios cambió el nombre de Abram a Abrahan cuando El lo hizo el "Padre de una Multitud de Naciones" en Gen 17:5.
B) Dios cambió el nombre de Sara por Sarah cuando El la hizo la 'Madre de las Naciones en Gen 17:15-16.
C) Dios cambió el nombre de Jacob por Israel, el nombre de la Nación Judía, y el pasó a ser el primer Israelita en Gen 32:29
D) Dios cambió el nombre de Simon por Pedro cuando El lo hizo la cabeza de Su Iglesia en Mt. 16:18. Dios le dió a Pedro la autoridad, y Dios le cambió el nombre para enfatizarlo. En Mt 16,19, Jesucristo le dió a Pedro incluso más autoridad. El le dió a él, a nadie más, las 'llaves del reino de los cielos', y le dijo " lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos." Mucha autoridad se le dió a Simón, ahora Pedro, una simple criatura de Dios, en estos dos versículos.
E) Hay más de 50 versículos en la Biblia que se refieren a la supremacía de Pedro sobre todos los Apóstoles en el Nuevo Testamento. Cuando los Apóstoles son nombrados, Pedro es nombrado primero en todos los casos, excepto en Gal 2:9. En Mt 10:2, Pedro es incluso llamado 'primero'. "Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro..." En Hechos 15,7, Pedro dijo, "Hermanos, vosotros sabéis que ya desde los primeros días me eligió Dios entre vosotros para que por mi boca oyesen los gentiles la Palabra de la Buena Nueva y creyeran." Pedro se refirió a su supremacía, como Dios se la había dado en Mt 16:18-19.
En Lc 22:31-32, Jesús dijo, "¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos." Aquí Jesús ordena a Pedro confirmar sus hermanos, otra señal clara de su supremacía. Finalmente en Jn 21:15-17, es Pedro, y solamente Pedro, a quien el Señor le ordena tres veces apaciguar Sus ovejas. Pedro fue el Apóstol supremo. El Obispo supremo de hoy, el Obispo de Roma, es el Papa, el sucesor directo de Pedro en una larga linea de Papas.
F) Jesucristo dió completa autoridad a los Apóstoles cuando en Lc10:16, El dijo, "Quien a vosotros os escucha, a mí me escucha; y quien a vosotros os rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado." Nosotros escuchamos Sus palabras a través de Su Iglesia. Por lo tanto estas palabras tienen que aplicarse a la Iglesia también, "el que rechaza Mi Iglesia, a Mi me rechaza". Pablo reconoce la autoridad dada a los Apóstoles en 2Cor 10:8, "Porque aunque con exceso me glorie yo de la autoridad que me dio el Señor para edificación y no para destrucción vuestra, no por eso me avergonzaré"
G) Jesús dió autoridad a otros 72 discípulos en Lc 10:1-12, y les dijo que El los enviaba como "corderos en medio de los lobos". El les dijo que se sacudieran el polvo de los pies, de las ciudades que no los recibieron.
H) Se nos ordena obedecer a nuestros superiores (sacerdotes, Obispos y el Papa) y someternos a ellos, porque ellos "velan sobre vuestras almas como quienes han de dar cuenta de ellas", Hb 13:17.
I) DIOS puso a otros en Su Iglesia también, "Según la disposición de Dios en la Iglesia, primero Apóstoles, luego profetas, luego doctores, luego el poder de los milagros, las virtudes, después las gracias de curación, de asistencia, de gobierno, los géneros de lenguas." 1Cor 12:28.
4.- La autoridad dada a la Iglesia es permanente.
Sabiendo por supuesto, que los Apóstoles no vivirían para siempre, y que Su Iglesia continuaría hasta el 'fin del mundo ' (Mt 28:20), Jesucristo hizo la provisión de pasar la autoridad de generación en generación...
  • A) "Yo puse los cimientos, otro edifica encima. Cada uno mire como edifica, que cuanto al fundamento, nadie puede poner otro sino el que está puesto, que es Jesucristo." 1Cor 3:10-11. Asi es que habrán seguidores que construirán sobre la fundación.
  • B) "No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca..." Jn 15:16.
  • C) "...para que acabases de ordenar lo que faltaba y constituyeses por las ciudades presbíteros (sacerdotes) en la forma que te ordené." Tito 1:5. Pablo les ordena hacer nuevos sacerdotes.
  • D) "Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como Obispos para pastorear la Iglesia de DIOS." Hechos 20:28. Aquí a los Obispos se les da la autoridad por el Espíritu Santo de gobernar la Iglesia que Jesucristo fundó. ¿Tiene tu Iglesia Obispos?
  • E) "Ahora os encomiendo a Dios y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y daros la herencia con todos los santificados." Hechos 20:32. Pasa la autoridad a sus herederos.
  • F) El Papa y los Obispos son los sucesores legítimos de los Apóstoles. Si rechazamos su autoridad, entonces rechazamos a Cristo.
5.- Es el Espíritu Santo el que guía y guarda la Iglesia que Jesucristo fundó. El es la autoridad máxima y final.
"Yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de Verdad que el mundo no puede recibir, porque, o ni Lo ve o no Lo conoce, pero vosotros Lo conocereis, porque El habita con vosotros y está en vosotros." Jn 14:16-17,26, Jn 15:26,16:13. El Espíritu Sasnto habitará en la Iglesia que Jesucristo fundó: La Catolica, y El estará con esa Iglesia por siempre.

6.- No todo será revelado a la Iglesia a un tiempo, porque no podríamos soportarlo. Todo será revelado con el tiempo. Esta es la autorización para la Iglesia de revelar las doctrinas como la Inmaculada Concepción.
  • A) "Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga El, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir." Jn 16: 12-13
  • B) "Os di a beber leche y no alimento sólido, pues todavía no lo podíais soportar....yo planté ...pero quien dio el crecimiento fue DIOS." 1Cor 3:1-15.
  • C) Ef 4:11-16, "...para el recto ordenamiento de los santos en orden a las funciones del ministerio, para edificación del Cuerpo de Cristo, hasta que lleguemos todos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto, a la madurez de la plenitud de Cristo. Para que no seamos ya niños, llevados a la deriva y zarandeados por cualquier viento de doctrina, a merced de la malicia humana y de la astucia que conduce engañosamente al error."
  • D) Fil 1:5-11, "...quien inició en vosotros la buena obra, la irá consumando hasta el Día de Cristo Jesús. Y lo que pido en mi oración es que vuestro amor siga creciendo cada vez más en conocimiento perfecto y todo discernimiento." Claramente DIOS nos está diciendo que el conocimiento aumentará con el tiempo.
7.- Ahora la respuesta a la importante pregunta, "¿Quien tiene la autoridad?"
Para poder tener una sola verdad, es necesario tener solamente una autoridad. La Iglesia que Jesucristo fundó, fue la que recibió la autoridad. ¿Reune tu Iglesia todos los requisitos de las Escrituras dados en este texto? ¿Puedes hacer retroceder tu Iglesia hasta Cristo? Si no puedes, entonce tu Iglesia no tiene la autoridad. Si tu Iglesia no tiene la autoridad, entonces ¿porqué estás ahí? La principal diferencia entre la Iglesia Católica y las otras Iglesias, es que la Iglesia Católica, sólo la Iglesia Católica, tiene la autoridad.

(http://es.catholic.net/op/articulos/25755/cat/24/quien-tiene-la-autoridad-la-biblia-o-la-iglesia.html)

domingo, 25 de octubre de 2015

Convivencia de inicio de camino (IX)




«Esta celebración es el memorial de la Pascua de Jesucristo.
Nosotros ponemos énfasis en el "Haced esto", es decir, que los apóstoles se acordarían de repetirlo. Los apóstoles, en la situación en que estaban, si Jesucristo hubiese enseñado un nuevo rito, no hubiesen recordado nada. El énfasis está en "este es mi memorial". Esto que vosotros hacéis siempre (celebrar la Pascua), porque sois judíos, no será más para vosotros memorial de la salida de Egipto, este es mi memorial. Los apóstoles si Jesucristo no les hubiese dicho nada, al año siguiente, habrían celebrado la Pascua como siempre y así cada año.
Importante que entendáis esto
Es importante que entendáis esto.
Jesucristo dice: "Ha llegado mi hora", la hora de pasar de este mundo al Padre; con gran deseo he deseado celebrar esta Pascua con vosotros; para esto he venido. Jesucristo ha venido para para realizar este paso de la muerte a la resurrección. Por tanto, ha llegado su hora. De esta obra que Él hará, nos deja un recuerdo. Esta liturgia, esta Pascua, será el memorial de salida de la muerte hacia la resurrección, la realización de la victoria sobre la muerte. Esta liturgia es el sacramento del paso de Jesucristo de la muerte a la resurrección.
Pensad que este pan ya era objeto de celebración entre los pueblos paganos, como pan de primicia por la llegada de la primavera. Para Israel, este pan recibe un contenido nuevo, un nuevo sentido: la salida de Egipto. Jesucristo le da todavía otro nuevo significado, un nuevo contenido al signo: este pan es mi cuerpo que es entregado a la muerte por vosotros. Jesucristo no se inventa el signo que era antiquísimo; da plenitud al signo, un nuevo significado. Porque Él celebra la Pascua, celebra el paso de la esclavitud de la muerte a la tierra prometida, que es la llegada al Padre, la felicidad, la verdadera Jerusalén. Jesucristo da cumplimiento a la Torá, ha hecho el camino, ha realizado la Pascua. Así lo comprende S. Pablo cuando dice: Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado.
Con este pan que comen los comensales, termina la primera parte de la celebración pascual.
Indecente ayunar para comer innecesariamente más
Segunda parte: UN GRAN CENA
Ahora viene una gran cena en el medio de la fiesta. Estamos en una gran fiesta, ya la noche está avanzada. Han comenzado con ayuno: el día precedente no comen nada par atener verdaderamente hambre en esta liturgia y comer con deseo el pan de la miseria de la esclavitud. Con esta cena pasas de una situación de tristeza y oscuridad a una situación sacramental de mayor gozo. Esta fiesta va en crescendo: es una fiesta que camina hacia un clímax. Esta cena es muy abundante. Mucho más que nuestra Navidad.
Tercera parte: LA COPA DE LA BENDICIÓN
Después de esta gran cena viene la tercera parte que es un puro ritual. Gira en torno a una copa. Antes de la cena ha corrido mucho vino. Pero ahora viene otra copa que es diferente a todas las demás. Es la copa de la bendición, de la cual habla S. Pablo cuando dice: "¿Cómo dar gracias al Señor? Tomaré la copa de la bendición y bendeciré su nombre”. Esta copa de vino es el culmen de toda la noche.
Después de esta gran cena, el que preside se levanta y hace levantarse a toda la familia. Dice: "Con vuestro permiso, voy a dar gracias" y se pone en pie. Nuestro "Sursum corda" (Nota: Equivale al ‘Levantemos el corazón’ de la actual liturgia de la Misa) tiene aquí sus raíces.
Quien preside levanta la copa e inicia un gran beracha, una gran Eucaristía, una gran exultación, en la que confiesa y proclama todos los acontecimientos de la salvación.
Esto es fundamentalmente una "Eucaristía". Este es el resumen de todas nuestras anáforas, una narración de la salvación proclamada y confesada».
Por más que Carmen se empecine en decirlo, sin consagración no hay Eucaristía, luego eso que tanto la emociona no lo es. Y pretender lo contrario es denigrar la Eucaristía.

«Recordad que el Canon Romano dice: "Tomando el cáliz, lo bendijo y dijo...". En la Edad Media con tantas genuflexiones y tantas cruces no bendecían a Dios, sino sólo el pan y el cáliz. Habíamos malentendido y empobrecido todo: todas las bendiciones eran descendentes. El texto de la renovación sin embargo dice: "Tomó el cáliz, Te dio gracias con la plegaria de bendición y lo dio a sus discípulos, diciendo...".
Todo esto corresponde a la tercera parte de la liturgia pascual. Porque el que  preside, también lo hizo Jesucristo, toma la copa, la levanta, y dice:
"Bendito seas tú, oh Señor, Dios nuestro, Rey del Universo, que alimentas el mundo entero con tu bondad, con tu gracia y tu misericordia, que das alimento a toda carne, porque alimentas y sostienes a los seres vivos..."
Así comenzando por lo que es más pequeño, van contando toda la salvación hasta llegar a lo que es más grande:
"Te damos gracias sobre todo por la alianza que has sellado en nuestra propia carne..."
Derramada por muchos
Pensad entonces qué fácil fue para Jesús decir en este punto: "Esto no será más para vosotros memorial y sacramento de la antigua alianza del Sinaí: esto es memorial de la nueva alianza en mi sangre que será derramada por vosotros...»
Otra malicia de Carmen: poner en boca de Jesús supuestos ‘sacramentos’ inexistentes.

«Una vez más un cambio de contenido en el signo: Ahora esto es memorial y  sacramento de la alianza de Jesucristo en su sangre, de la unión que Jesucristo ha hecho de la divinidad con la humanidad; de la obra que el Padre ha hecho en Jesucristo resucitándolo de entre los muertos, resucitando su cuerpo de la muerte.
¿Entendéis ahora lo que hace Jesucristo en la Última Cena? En esta Pascua, en que se celebra el paso de la esclavitud a la libertad hace un cambio de contenido: esta Pascua es memorial del paso de Cristo de la muerte a su resurrección. ESTA PASCUA ES MI PASCUA, dirá Jesús, MI PASO DE LA MUERTE A LA VIDA. Jesucristo nos deja la celebración pascual como memorial de lo que Él ha venido a hacer: pasar de este mundo al Padre. Nos deja un sacramento, un memorial, que es una fiesta, una Eucaristía, una exultación por los eventos que el Padre ha hecho en Jesucristo para nosotros. NOS HA DEJADO UN SACRAMENTO VIVIENTE CON EL QUE PODEMOS PASAR DE LA MUERTE A LA RESURRECCIÓN, PORQUE EN ESTA FIESTA DE EXULTACIÓN SE EXPERIMENTA LA RESURRECCIÓN DE LA MUERTE. ESTE ESPÍRITU VIVIFICANTE QUE HA CONVOCADO A LA IGLESIA PRIMITIVA HACE HACER UNA EUCARISTÍA, UNA PROCLAMACIÓN: PORQUE HAN RECIBIDO EL ESPÍRITU DE LA RESURRECCIÓN DE LA MUERTE. POR ESO LA IGLESIA PROCLAMA LA RESURRECCIÓN FUNDAMENTALMENTE EN LA EUCARISTÍA. LA EUCARISTÍA ES UNA PROCLAMACIÓN, UN KERIGMA DE LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO DE LA MUERTE.
¿Entendéis por qué pregunté en el cuestionario, donde está la resurrección en la Misa?
La Eucaristía entera es un canto glorioso de la Resurrección de Jesucristo. Es una Pascua, el Sacramento del paso de la muerte a la resurrección, sacramento que no son signos alegóricos. Es sacramento perenne y operante en el que el Espíritu está actuando y resucita a los muertos que participan y comen de este pan y beben de esta copa. EL QUE COMEN MI CUERPO Y BEBE MI SANGRE TENDRÁ VIDA EN ÉL, dice Jesús Y también: CADA VEZ QUE COMÉIS DE ESTE PAN Y BEBÉIS DE ESTE CÁLIZ ANUNCIÁIS MI MUERTE HASTA QUE YO VENGA.
Paz a vosotros
Os voy a decir una última cosa. Los judíos en esta noche, que es una noche llena de tensión, esperando al Mesías, es en esta noche donde se ve el mesianismo de Israel, a la espera de un libertador. Tanto es así que dejan la puerta abierta para que entre el Mesías, y un lugar vacío con un plato y una copa de la espera».
Los cristianos, en cambio, sabemos que Jesús puede presentarse incluso allí donde todas las puertas estén cerradas. Y por cierto nunca he visto que en el banquete pascual matutino del CNC se deje un lugar vacío. Nunca.

«Recuerdo que explicando esto en una de las primeras catequesis que hicimos en España, estaba presente un judío convertido. Escuchando todo lo que yo decía, dijo: ...con todas las cosas que me han explicado de la Eucaristía... Déjame hablar. Y continuó: esto yo lo he vivido durante años sin pensar que tuviese ninguna relación con la Eucaristía de la que me hablaba mi esposa. Verdaderamente creo en Jesucristo, pero me lo habían presentado un poco así...
Decía: claro que los hebreos pueden esperar una liberación, porque ellos ya la han experimentado. En esta noche el pasado se confunde con el presente y con el futuro, porque se entra en la eternidad de Dios, donde no existe el tiempo. Este judío contó que cuando él era pequeño miraba siempre la puerta abierta para ver si venía alguien.
Este sentido de espera es crítico. Todas las parábolas que hablan de espera, como la de las vírgenes necias y prudentes, que nosotros moralizamos, significa estar con los lomos ceñidos en espera, una espera maravillosa porque se tiene una garantía de lo que se espera. Esperar es la cosa más maravillosa del mundo. Lo horrible es no tener esperanza, y no esperar nada más. La tensión de la vida crea la esperanza.
Esta fiesta es actualización del pasado y de la espera, la esperanza existencial. Todo esto simbolizado en dejar la puerta abierta».
Teniendo en cuenta que en el CNC la espera es infinita porque nunca se alcanza la promesa de la conversión, no es de extrañar que Carmen intente vender que la espera es la antítesis de lo ‘pedor’.

«Entonces, el judío dijo: quizás Jesucristo en la última cena cerró la puerta, porque ya había llegado el Mesías. Yo inconscientemente le dije que sí. Pero luego me di cuenta de que no es así.
En el CNC la puerta se cierra, no se cuele uno de Misa de 12
En la Eucaristía estamos con la puerta abierta porque la venida de Jesucristo que se celebra y se realiza es la máxima garantía para su segunda venida. Por esto el resumen es perfecto: ANUNCIAMOS TU MUERTE, PROCLAMAMOS TU RESURRECCIÓN, VEN SEÑOR JESÚS.
La Iglesia está en tensión la espera de ser transportada. Jesucristo no es ninguna escritura, ni mucho menos una teoría, sino una Palabra viva, acontecimiento, realidad, es una persona que lleva a cabo tantísimas cosas y sobre todo la resurrección de entre los muertos. Permanece vivo en el corazón de los apóstoles, que tampoco escriben. La primera experiencia de la Iglesia primitiva es una exultación por los acontecimientos, una vivida confesión que deviene en liturgia, como en Israel la Pascua es una confesión de júbilo por los acontecimientos de la salvación.
Todo esto que es vida, que no son escrituras, a continuación, se puede resumir en los Evangelios, que son compendios de las catequesis. Pero hay algo anterior a estos Evangelios escritos: la liturgia primitiva de la Iglesia. Porque no todo está escrito, pero es vivido.
Descubrir todo esto es un volcán: la llegada a las fuentes deslumbra.
No todo está en las escrituras (no somos protestantes), sino que hay una tradición viva. Porque Dios es realidad, está vivo, no es una escritura. Todos estos acontecimientos se han vivido antes de la escritura; ellos primero celebran. Los Apóstoles nos transmiten viviéndolo lo que es la vida en ellos.
Lo mismo pasa con nuestra Eucaristía: los misales aparecen muy tarde. La Eucaristía fue transmitida en vivo de generación en generación.
Para saber lo que es la Eucaristía, no es suficiente saber lo que cuentan los Evangelios. Los Evangelios se refieren sólo a las novedades que Jesucristo introdujo en la Pascua, lo que para ellos es novedoso, las nuevas palabras que Jesucristo introdujo dando un nuevo contenido a la celebración de la Pascua. Lo que ya se sabía no se contaba. Es como si tú escribes una carta a tu madre y le dices: "...y después recitamos el rosario". No explicas a su madre que primero dices el primer misterio, recitas el Padre Nuestro, luego diez Ave María, y luego el Gloria…; esto no lo cuentas porque tu madre ya sabe cómo es el rosario. Le dirías sólo lo nuevo que hiciste en aquel rosario.
Las cosas se deben ver en el contexto en que han nacido, donde son experimentadas».

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...