jueves, 15 de noviembre de 2018

Petición de mamotretos













Hola, Daniel.

En primer lugar, bienvenido.

En segundo lugar, ojalá yo hubiese tenido dónde acudir en busca de información cuando “estaba entrando” en el Camino que no lleva a ningún sitio. 

Pero la realidad no es solo que hace casi treinta años no era nada fácil encontrar información sino que además no se me hubiese ocurrido desconfiar de unos que se apantallaban dentro de una parroquia, que aseguraban ser enviados del obispo y que se rodeaban de sacer… es decir, de presbíteros de su cuerda.

Porque lo cierto es que quien debería proporcionarte la información que te interesa es el párroco de la parroquia donde sea que hayas hecho las “kikotesis”. Tendría que ser él, puesto que es responsabilidad suya asegurarse saber a quien ampara en su parroquia, conocer lo que dicen y lo que hacen esos que hablan “de parte de Jesucristo”, para asegurarse de que lo que digan y lo que hagan sea conforme a la doctrina de la Iglesia Católica.

Y para asegurarse, tendría que saber lo que está escrito en los mamotretos. Y si fuera consistente lo que hay en los mamotretos con la doctrina cristiana, no existiría ningún motivo para ocultarlos, puesto que toda la doctrina católica es pública.

Pero los mamotretos no son públicos, porque poco tienen que ver con la verdadera doctrina de la Iglesia.

Así que aunque es el párroco quien tendría que proporcionártelos, dudo que lo haga. Además, salvo que él mismo sea kikotista, dudo que los tenga.

Lo mismo sucede con el obispo: tendría que ser consciente de lo que se cuenta por su diócesis, en las parroquias que debe gobernar, pero lo más probable es que tampoco el obispo te los pueda proporcionar.

Así las cosas, en este humilde blog sí se puede atender a tu solicitud. El mamotreto de primer estropicio está publicado a lo largo de un sinnúmero de entradas, y además lo puedes descargar en la siguiente dirección.

Advertencia: es una versión recuperada de un texto en papel; es decir, perdió el formato original, no así el contenido. Además tiene añadidas notas que no pertenecen al mamotreto, sino que son de mi cosecha. Lo demás es tal cual llegó a mis manos.

Aquí lo tienes: https://es.scribd.com/document/393292372/1-ESCRUTINIO

martes, 13 de noviembre de 2018

Segundo escrutinio (LXXX)



«Con algunas personas que Dios ha elegido, puede ser que use palabras más fuertes que con otras. Tal vez, ya que eres muy duro de cabeza, te ha dado alguna enfermedad.»
Así es el diosito del CNC: todo enfermedades y calamidades. Por eso le tienen tanto miedo y le sacrifican la vida entera para que no les destruya.
«Primero usó la mano suave: te dio amor, te hizo enamorarte, te dio bienes y salud, te dio cosas estupendas, y no entendiste nada, absolutamente nada y continuaste viviendo como te dio la gana, te olvidaste del Señor y comenzaste a vivir en una situación tal que el Señor ya no podía dialogar contigo.»
Por si alguien lo dudaba: la doktrina kikil establece que nadie entiende nada salvo su sensibilidad, que es quien “interpreta” la existencia de todos… que tal interpretación sólo sean juicios, le trae sin cuidado a su humildad recalcitrante.
«Entonces, el Señor te ha enviado hechos, acontecimientos para hacerte volver, para ponerte en una situación de conversión. Entonces te ha sucedido que cuando te creías más seguro, que tenía más confianza en ti mismo, ha caído sobre ti la crisis, te ha alcanzado la preocupación. Este es un diálogo personalísimo que Dios tiene contigo, a nivel personal; Dios ha hablado contigo a un nivel muy personal.»
Dios siempre habla a nivel personal, lo que pasa es que en Kikónides no lo saben, porque para eso están los kikotistas tergiversando cuanto pueda ser tergiversado.
«Tú has querido rebelarte contra estos acontecimientos, te has resistido y tu cabeza se ha endurecido cada vez más: te has enfrentado a Dios (porque es Dios quien pelea contigo y no cae una hoja del árbol sin que Dios lo permita). Es Dios quien permite estos acontecimientos a tu favor, porque el Señor dice: "Todos serán enseñados por el Señor".
Dios está haciendo este combate con todos los hombres. Lo que se revela en Jacob es una Palabra que se ha cumplido en Jesucristo, completamente.»
¿Alguien se imagina a Jesús peleando con Dios? Yo no, pero en el kikosmos pasan estas cosas.
«Es Jesús quien verdaderamente entra en el Yaboq, el que va a encontrarse con Esaú, el que entra a la muerte, el que entra en la cruz sin rebelarse, sin resistirse a Dios. Ha sido vencido desde el principio; él mismo entra en el acontecimiento y dice que si Dios lo permite, ya que Dios es Amor, no lo dejará en la muerte.
Esta Palabra ya la profetizó Abraham cuando ascendió con su hijo Isaac hacia la muerte: aunque era una monstruosidad. Porque para un padre es una monstruosidad que Dios, Dios mismo, le diga que mate a su hijo. Es una monstruosidad. Pero el hecho era que Abraham había entrado en una situación en la que había hecho un ídolo del afecto de su hijo; con Isaac había abierto un paréntesis y le había dicho a Dios: "Mira, te doy todo, haz conmigo lo que quieras, pero no me toques a este hijo porque de lo contrario ya no puedo..."»
Porque evidentemente Kiko sabe lo que pensaba y lo que decía Abraham, faltaría más. Y por más que lo que narra la Biblia es que Dios puso a prueba a Abraham para asegurarse de que no se reservase para sí ni tan siquiera a su hijo, Kiko pretende que la realidad es que Abraham ya había fallado. Porque en Kikónides todos son culpables incluso si se demuestra lo contrario.
«Entonces, en ese preciso momento, estaba condenando a su hijo, precisamente por el amor que tenía por él. Porque lo que salva a Abraham, lo que salva a su hijo, lo que salvó a toda la humanidad es la obediencia a Dios, es tener a Dios como único Señor. Este es el "Shema Israel: Yo soy el único Dios". Si te pones en una posición en la que por amor a una persona, por afecto hacia un hombre o una mujer, por amor a ti mismo, rehúsas obedecer a Dios, te condenas y condenas a todos los demás también
Otra vez la palanca del miedo y la culpa, tan usada: si no haces lo que ellos te dicen, condenas a todos. ¡Ala!
«No que te condenes en sentido legal eterno, sino que tu vida se transforme en algo monstruoso. San Pablo dice, hablando de Abraham, que Abraham con el corazón roto, sin entender, está pensando: "¿Pero por qué Dios me manda matar a Isaac?". Porque precisamente es la única manera en que Abraham puede recuperar a Isaac. Y no solo recupera a Isaac sino a todos nosotros. Esta es la maravilla: porque Dios no le había prometido a Abraham solo un hijo, Isaac, sino que le prometió una descendencia más grande que las estrellas del cielo. Porque Abraham se contenta con un solo hijo, de modo que la descendencia no le interesa porque ya se siente capaz y está satisfecho con ese poco, porque ya es suficiente, y lo que humanamente había deseado toda su vida era tener un hijo; entonces Dios lo invita a sacrificar a Isaac porque le restaurará a Isaac y a todos nosotros: todos los cristianos, todo Israel, es toda la descendencia.»
Lo de todo Israel, sobra. La descendencia de Abraham no es todo Israel, como el mismo Jesús les dijo a los escribas y fariseos.
«Como Abraham no puede ver su descendencia, incluso comienza a dudar de que Dios exista, porque puede pensar que tuvo un hijo... Dios sabe por qué»
Invención kikil fruto de la enajenación, tal vez. Porque de no creer, no hubiese emprendido el camino a Moria.
«Entonces Dios lo envía a Moria. Sale con su hijo y les dice a los sirvientes: "Esperad aquí a que mi hijo y yo regresemos". Y San Pablo, analizando esta Palabra en sentido rabínico, dice: "¿Qué significa este plural: volveremos?"»
¿Alguien puede explicarme qué es el sentido rabínico y que importa el sentido rabínico para dirigirse a unos cristianos?
«Dios le había dicho que vaya y mate a su hijo, entonces, ¿cómo puede decir: "¿Volveremos?" Orígenes, un padre de la Iglesia del siglo III, dice: "El hecho es que Abraham tenía fe, sabía que aunque Dios le había ordenado que lo matara, podía resucitarlo de los muertos, porque Dios no es un monstruo". 
"Estais condenados" (he dicho)
Dios, cuando interviene sin que nosotros entendamos las cosas, ¿por qué lo hace? ¿Por qué interviene sin que entendamos las cosas? Es porque quiere decirnos: "Soy yo”. ¿No entiendes que si la realidad fuera solo lo que tú piensas de la realidad, sería una cosa mala, pobre, pequeña? Pero, ¿cómo es posible que estés dispuesto a aceptar como bien lo que entiendes, como mal lo que no entiendes, que la realidad es solo la tuya, la que entra en tu cabeza? Dios eres tú y tú eres quien crea la realidad en tu pensamiento. Te digo sinceramente que te estás condenando absolutamente. ¿No te das cuenta de que no puedes salir de la muerte, que no puedes vencer a la muerte? Siempre es lo mismo.»
Y yo te digo, más sinceramente, que todo eso no son sino juicios de uno que nada sabe de lo que los demás entienden o dejan de entender. Y que la fe sin razón debe ser superstición o algo así, pero no es fe.
«Es lo mismo que Dios hace con el pueblo de Israel, cuando Israel se niega a caminar y Dios tiene que enviar las serpientes venenosas para que se den cuenta de que están equivocados. ¿Por qué? Porque creen que son más inteligentes que Dios; de hecho, decían: "Es imposible caminar a través del desierto, aquí nos han engañado, aquí moriremos todos". Dios piensa que debe intervenir, enviarles un acontecimiento que los ayude, que les haga cambiar de posición, ponerse en otra situación, encontrar otro ángulo para ver la misma realidad de otra manera. Entonces, cuando ven que la muerte los mata a todos, piensan: "O aquí existe Dios, o moriremos todos; o existe alguien que ha vencido a la muerte, alguien que tenga la capacidad de vencer a la muerte, o aquí morimos todos".»
Así es el diosito del CNC: para “ayudarte a ver”, primero mata a un montón (unos rebotados, sin duda). Que los muertos se vayan a quedar sin ver, a nadie le importa. Lo importante es que los que queden obedezcan sin chistar.

Aquí enseñan "el Dios que mata"
«Enfrentados a esta alternativa, lo mejor es ir a Moisés y decirle: "Hemos pecado contra Dios y contra ti, pide a ese Dios en quien tienes tanta fe, en quien crees, mientras que nosotros no creíamos, pídele por favor que nos salve". Y Dios le dirá que levante un palo con una serpiente y les dirá que cuando alguien se sienta mordido por una serpiente, y el veneno ya está hinchando su pierna y sabe que dentro de las 48 horas morirá, que mire a esa serpiente alzada. Solo míralo y cree que al mirarlo será salvado... Y así sucede: Dios los invita a hacer un acto de fe: creer que el Dios que ha matado también tiene el poder de salvar.»
Así es este diosito: un dios de muerte ante todo.
«Esta es una imagen de Jesucristo: La fe viene de mirarlo a Él. San Juan dice: "Mirarán a quien traspasaron". ¿Sabéis cómo nace la fe? Por la predicación. Y la predicación pone a Jesús ante nuestros ojos. "Cuando sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí".
Esta noche puedes mirar a Jesús, aquí, crucificado, levantado, Él: la serpiente. Él ha tomado sobre su cuerpo todas las serpientes, todos tus pecados, todo el mal, y se hizo a sí mismo pecado, se hizo a sí mismo serpiente, se hizo a sí mismo el mal, se hizo pecador, se convirtió en pecado por nosotros.»
Otra muestra de la errónea teolocura de su sensibilidad.
«Y esto es el amor. Míralo y si crees esto, que esta muerte que ha sufrido por ti puede regenerarte, puede quitarte los pecados que tienes dentro, puede darte gracia y experimentar una nueva vida porque tú no puedes hacer otra cosa, porque tú no eres capaz. Si crees, te lo aseguro, llegarás.»
 

domingo, 11 de noviembre de 2018

Control mental. ¿Algo que ver con el Camino Neocatecumenal? (IV)




Control emocional
El tercer elemento del control mental, el control emocional, intenta manipular y reducir el alcance de los sentimientos del individuo. El miedo y la culpa son las herramientas necesarias para mantener a la gente bajo control. La culpa es, con toda probabilidad, el arma emocional más sencilla y eficaz que existe para conseguir la conformidad y la sumisión. La culpa histórica (por ejemplo, el hecho de que Estados Unidos lanzara la bomba atómica sobre Hiroshima), la culpa de identidad (por ejemplo, un pensamiento del tipo «No vivo de acuerdo con mi potencial»), la culpa por acciones del pasado (por ejemplo, «Hice trampas en el examen») y la culpa social (por ejemplo, «Hay gente que muere de hambre») pueden ser explotadas por los líderes de las sectas destructivas.

Sin embargo, la mayor parte de los miembros de una secta no pueden ver que utilizan la culpa y el miedo para controlarlos. Están tan condicionados a culparse siempre a sí mismos que responden con gratitud cada vez que el líder les señala uno de sus «defectos».

El miedo se utiliza de dos maneras. La primera es la creación de un enemigo exterior que te persigue: Satanás te llevará al infierno. La segunda es el terror a ser descubierto y castigado por los líderes. El miedo a lo que podría sucederte si no haces bien tu trabajo puede ser muy eficaz. Algunas sectas proclaman que la salvación de esta generación depende de tu entrega, por tanto, si no te sometes, cualquier catástrofe sería el resultado de la indisciplina o la negligencia en el compromiso de los miembros.

Para poder controlar a alguien a través de sus emociones, a menudo hay que redefinir sus sentimientos. La felicidad, por ejemplo, es una sensación que todo el mundo desea. Sin embargo, si la felicidad se define como estar cercade Dios, y Dios no es feliz (Cristo se humilló a sí mismo y se sometió a muerte de cruz), entonces la única manera de ser feliz es ser desgraciado. En consecuencia, la felicidad consiste en sufrir para poder estar más cerca de Dios.

La lealtad y la devoción son, entre todas las emociones, las más respetadas. Los miembros no están autorizados a sentir o expresar emociones negativas hacia el grupo. Se les enseña que nunca han de experimentar sentimientos hacia su propia persona o sus propias necesidades, sino que deben pensar siempre en el grupo, sin quejarse jamás. Nunca podrán criticar al líder, pero en cambio deberán criticarse a sí mismos.

Muchas sectas ejercen un control total sobre las relaciones interpersonales. Los líderes pueden decir y dicen a los adeptos que deben evitar a ciertos miembros o que deben pasar más tiempo con otros. Algunos llegan incluso a «recomendar» a los miembros con quién han de casarse, y controlan toda su relación, incluyendo su vida sexual. Hay sectas en las que se pide a los seguidores que nieguen o supriman sus sentimientos sexuales, lo cual se convierte en una fuente de frustración contenida que puede ser canalizada hacia otras salidas, como por ejemplo trabajar con más ahínco. Otros grupos, en cambio, exigen la sexualidad, y al miembro que se contiene le hacen sentir egoísta. De una manera u otra, el grupo ejerce el control emocional.

A menudo, se mantiene a los individuos en constante desequilibrio. En un momento dado se les alaba, y al siguiente son insultados.

La confesión de antiguos pecados o de actitudes equivocadas es también un recurso poderoso para lograr el control emocional. Lo cierto es que una vez confesado públicamente, en contadas ocasiones se perdona o se olvida de verdad el antiguo pecado. En el instante en que uno se aparte de la fila, se sacará de nuevo a la luz y se utilizará para manipular al adepto y conseguir su obediencia. Cualquiera que se encuentre en una sesión confesional de una secta debe recordar esta advertencia: cualquier cosa que diga es susceptible de ser y será utilizada en su contra.

La técnica más efectiva para el control emocional es la implantación de fobias. Con ella se consigue que los individuos experimenten una reacción de pánico al pensar en marcharse. Les dicen que si se marchan se encontrarán perdidos e indefensos en medio de los más terribles horrores; se volverán locos, les asesinarán, se convertirán en drogadictos o se suicidarán. Ejemplos de casos semejantes se narran continuamente tanto en las conferencias como a media voz en los corrillos informales. Es casi imposible que un miembro adoctrinado de una secta llegue a sentir que encontrará alguna seguridad fuera del grupo.

Cuando los líderes de las sectas declaran en público: «Los miembros son libres de marcharse cuando les parezca: la puerta está abierta», dan la impresión de que los miembros son libres de escoger y que sencillamente prefieren quedarse. Sin embargo, los miembros tal vez no dispongan de la posibilidad real de escoger, porque se les ha adoctrinado para tener fobia al mundo exterior. Las fobias inducidas eliminan la posibilidad psicológica de que un individuo decida abandonar el grupo simplemente porque no es feliz o porque desea hacer otra cosa.

Control de la información
La información es el combustible que utilizamos para que nuestra mente funcione correctamente. Niéguele a un individuo la información que necesita para emitir un juicio acertado y será incapaz de hacerlo. La gente permanece atrapada en las sectas destructivas porque no sólo se le niega el acceso a una información crítica sino que además ha sido despojada del mecanismo interno necesario para procesaría. El control de la información tiene un impacto tan dramático como devastador.

El control de la información también se extiende a todas las relaciones. No se permite a los miembros que discutan entre si nada que sea crítico respecto al líder, la doctrina o la organización. Los adeptos se espían los unos a los otros e informan a los líderes de las actividades incorrectas o de los comentarios.

Lo más importante es que se les exige que eviten todo contacto con los ex miembros o con quienes se muestran críticos. Se deben alejar sobre todo de la gente que podría facilitarles la mayor cantidad de información.

Por lo general, la información es fragmentada para que los miembros no obtengan un panorama global. En las grandes sectas, se informa a los adeptos únicamente de aquello que «necesitan saber» para realizar sus trabajos. Las sectas destructivas también controlan la información mediante la creación de muchos niveles de «verdad». Las ideologías de las sectas tienen doctrinas «exteriores» y doctrinas «interiores». El material exterior es propaganda relativamente suave destinada al público en general o a los nuevos adeptos. Las doctrinas interiores se van desvelando sólo a medida que aumenta el compromiso del individuo con el grupo.

Al crear un entorno donde la verdad tiene múltiples niveles, los líderes de las sectas consiguen que al individuo le resulte imposible efectuar una valoración final objetiva. Si plantea problemas, le dicen que no es todavía lo bastante maduro para conocer la verdad íntegra, pero que dentro de poco quedará todo muy claro. Si trabaja con entusiasmo, ganará el derecho a conocer los niveles más altos de la verdad.

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email