miércoles, 19 de septiembre de 2018

Glosario de términos neokikomenales (parte 8)


Para más información: aquí




El ocho es un número redondo que en más de una cultura indica plenitud. Ciertamente los hebreos eran / son amigos de la numerología y los kikos han adoptado esa afición. En palabras neokikas se podría decir, por tanto, que Dios “me ha suscitado” completar el glosario de términos neokikomenales, que tan abandonado tenía, con una nueva entrada, la octava, la de la plenitud, que voy a dedicar a dos palabras: Asamblea y Signos.

Al tajo.

Asamblea: ¡Qué kikocúmeno no sabe lo que es la asamblea! Pues, para mi sorpresa, algunos bastantes, señal de que están mal kikotizados.

Prueba de que alguno confunde manteles adornados con asamblea
El verdadero significado de asamblea debería ser el pueblo, la congregación de fieles reunidos para dar culto a Dios. Pero hay que tener claro quien es Dios para reunirse con tal finalidad, y entre nuestros amorosísimos hermanos neokikos la fidelidad a Dios tiene poco predicamento y es cosa de cuatro viejas y de religiosos naturales que se creen que tienen que ser buenecitos porque están alienados y son unos moralistas y su fe no interesa a nadie.

En el Camino se aprende que la asamblea es la comunidad o comunidades que se reúnen para mirarse unos a otros, para observar como va vestido cada quien, para escuchar lo que tengan que decir y que decirse, para cotillear, para recibir cotilleos, para disfrutar de cuchillos en alto y de sonrisas llenas de dientes prietos.

Otra vez, se confunde decorado con asamblea
Para ellos la asamblea pocas veces representa al pueblo que mira hacia Dios, sino que sobre todo significa la reunión en la que reciben el mitin de siembre, las consignas de siempre, la reiteración de que fuera hace mucho frío y la familia ya no existe y la gente no tiene hijos y todos se suicidan y viven sólo con tres o cuatro gatos y otras tantas botellas… Y como ya se lo saben, es el lugar en el que aprovechan para consultar el móvil, sea quien sea el ponente, que dicho sea de paso suelen ser los mismos una y otra vez y se hace muy aburrido.

Qué hacer cuando ya te sabes el tostón que toca: ¡menos mal que me traje el móvil!
Y al distorsionar la razón de ser de la asamblea, pierden también la noción de qué es, hasta el punto de confundir asamblea con signos, que es el otro palabro de esta entrada.

Signos: Para un captado neocatecumenal, signos sólo son los artilugios los adornos, el mobiliario y la distribución que ordene y mande el gurú. 

Exhibición de signos neokikos en Santa Helena - Bogotá

Es decir, signo es que haya un tablón con patas tapado con manteles en lugar de un altar, signo es que haya muchas flores, signo imprescindible es la distribución circular y sin reclinatorios, signo es el metacrilato, las paredes rugosas, la moqueta azul eléctrico, signo es un candelabro judío encima del tablón revestido… Y pareciera que le dan más importancia a los signos que al Sacramento. Por eso no se sienten en casa, en su casa, en la casa de todos cuando van al templo, porque en el templo la importancia está en los Misterios que se celebran, que son los mismos y con la misma Liturgia de toda la Iglesia, porque en el templo no existe uniformidad que empobrece en los adornos, sino que cada templo es único y diferente a todos los demás, al contrario de lo que sucede en el gueto.

Nuestra Señora del Camino - Bogotá ¿Alguna coincidencia con la imagen precedente?
Por esa confusión, cuando llega un párroco kiko a un templo, una de sus primeras preocupaciones, se diría que la fundamental, es la de “kikotizar” el templo, para que en lugar de ser lugar de encuentro para todos, sea sucursal del kikismo, con tantos signos de kikotización como sean posibles.

Una pena.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Sobre Kiko y el inicio de curso



Hubo una época, en Madrid, en que con motivo de la operación inicio de curso los kikotistas se reunían en el Valle de los Caídos. Luego, quien sabe si por acumulación de deudas, se trasladó el bochinche a un hotel a las afueras de Salamanca. La explicación que dieron en su día para tal traslado es que como éramos tantos, no había sitio en el Valle.

Siendo honestos, entre la sierra de Madrid y Salamanca hay montones de sitios más cercanos a la capital con capacidad de sobra. Pero eso es lo de menos. El caso es que mientras los kikotistas iban donde les decían para aprenderse las nuevas frases que habrían de repetir como loritos bien entrenados, sus propios kikotistas seguían reuniéndose con Kiko sin tanto turismo de por medio… Hasta este año.

Este año la reunión con Kiko va a ser conjunta y única para katekúmenos españoles e italianos. Y promete ser lacrimógena.


¿No decían que morir es con mucho lo mejor? Porque parece que a algunos se les ha olvidado.

Muchas otras cosas han cambiado desde aquellos tiempos en los que yo estaba presente en los mítines de inicio de curso para kikotistas y la actualidad. En aquel entonces era una constante el que te dijeran que no dejases de ir por cuestión de dinero, que Dios proveería y tal y tal. Ahora lo que vienen a decirte es que o llevas el dinero por delante o mejor que lo dejes pasar.


Será un signo de los tiempos.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Segundo escrutinio (LXX)



«Se os entregarán los salmos para rezar, se os entregará una espada de doble filo para luchar: la PALABRA, predicar el Evangelio, predicar el Evangelio en las casas: así el demonio queda medio muerto.»
Porque hay gente por ahí suelta, cuatro viejas muy religiosas naturales que todavía van a Misa, que se creen que el demonio ha sido vencido por Cristo, cuando los neocatecumenales saben que el único que vence al demonio es uno muy sensible.
«Si os ve predicando el Evangelio por las casas, no tiene nada que hacer. Si sois capaces de ir de casa en casa para recibir insultos por amor a Jesucristo, el demonio os deja casi en paz. Sin embargo, por si acaso no te abandona, viene otra iniciación a la oración. Aún más fuerte. En esta rezamos también por la noche... En este tiempo nos levantamos todas las noches a las cinco, todos los días rezamos Laudes antes de ir al trabajo.»
Cómo le gusta poner sobre otros cargas que él no carga. Porque si hay uno que no sabe lo que es madrugar día tras día y año tras años para ir a trabajar, ese es el gurú de Palomeras.
«Antes del trabajo, por la mañana, nos reunimos en una iglesia para cantarle al Señor y luego nos vamos a trabajar; regresando después, a la noche, hay una catequesis sobre el Padre Nuestro. Catequesis sobre la oración. Es un tiempo fuerte y potente y así que le damos el último ataque al maligno. No os preocupéis: es un tiempo maravilloso; la gente, después, siente nostalgia, quiere continuar.»
No conozco a nadie que después quiera continuar, a nadie de hecho que continúe. Por el contrario, sólo lo hacen cuando se les dice y sólo porque se les dice, nada es voluntario.
«El hecho de levantarse por la mañana es maravilloso. Levántate para rezar, para ofrecer, una asamblea que canta las Laudes al Señor. Entonces se os entrega el Padre Nuestro. Con esto ya nos acercamos al siguiente tiempo, al tercer escrutinio, la última fase que es la fase de la ALABANZA.
En este tiempo, después de haber pasado por este camino, se llega a lo que es la espiritualidad cristiana, a vivir la vida pensando que es maravillosa.»
Lo suelta y se queda tan fresco: quien no ha pasado ese camino, sea Santa Teresa o San Agustín, no ha llegado a la espiritualidad cristiana. Y punto.
«¿Por qué? Porque Dios te ama, te ama profundamente y todo te parece poco para dar gracias al Señor. Ya no necesitas nada; en tu vida, en lo más profundo de tu corazón, nace un canto espontáneo, no forzado. Es horrible obligar a alguien a rezar a la fuerza.»
Pues eso precisamente es lo que hacen muchos padres neocatecumenales a sus hijos: a la fuerza les obligan a presenciar (porque dudo que sea rezar) los Laudes del domingo.
«No, este es un canto, es una alabanza que nace en tu corazón, una actitud, una forma de ser en tu vida. Esto es lo que se llama la actitud eucarística: la Eucaristía es acción de gracias, es una actitud, un modo de ser en la vida. De aquí pasan solo aquellos a quienes el Señor haya concedido esto durante todo este tiempo. Hay personas que todavía no lo tienen, ninguno de los que están aquí hoy. Quiero decir que llegar a esto es un don. Es la tercera fase del camino. Ya este tercer escrutinio es un poco más fuerte: es el tiempo en el que comenzamos a mirar hacia este sermón de la montaña, a los actos de amor hacia los enemigos. Podéis pasar o no dependiendo de si estáis empezando a cargar con la injusticia de la gente. Luego viene la renovación del Bautismo en la Vigilia Pascual, cuando se os impone la vestidura blanca, y haremos una Eucaristía con las túnicas blancas.»
Lo que no dice es que eso de la imposición de la vestidura blanca es un folclore ajeno a la Iglesia, tan ajeno que mi comunidad lo hizo en un local a varias manzanas de la catedral y sin sacerdote que lo amparase.
«En el otro escrutinio hay una nueva renuncia a Satanás. Hay tres renuncias: una en el segundo escrutinio, uno en el tercero y una en la renovación bautismal. Y esta última renuncia se hará todos los años. Porque sabéis que el Bautismo, desde tiempos inmemoriales, tiene que revivirse en todas las Vigilias Pascuales y es algo que ha permanecido en la Vigilia Pascual: aún hoy, en la Vigilia, la gente renueva las promesas y la renuncia a Satanás. Porque el Bautismo se debe revivir, hacerlo presente para que actúe en nosotros.»
Esto es un viejo tic de Kiko: no parece saber lo que es el Bautismo, sino pensar que él y no otro tiene que darle cuerda para que funcione.
«En este punto, os dijimos, se os han entregado los Salmos, el Credo y el Padre Nuestro. Después de la elección, está la effetá, la alabanza, el neofitado, que es un tiempo de catequesis muy hermoso y muy breve. Después ya eres un fiel; fieles quiere decir aquellos que son fieles después de tantas pruebas, aquellos que han acabado siendo fieles, aquellos que han permanecido fieles a esta alianza hecha aquí.»
A esa alianza hecha allá, que nada tiene que ver con una alianza con Dios.
Bueno, veamos, aquí he escrito los temas. Daremos una visión del Antiguo Testamento hasta Jesucristo a través de las figuras bíblicas, más o menos en el orden en que aparecen en los libros. Primero tenemos a los Patriarcas:
FIGURAS BÍBLICAS
PATRIARCAS
Adán
Eva
Caín
Abel
Noé
Abraham (2 celebraciones)
Isaac
Jacob
José

JEFES
Moisés (3 celebraciones)
Aarón
Josué

JUECES
Débora y Barak
Gedeón
Abimelec
Jefte
Sansón
El delito de Gabaa
Samuel

REYES
Saul
David (2 celebraciones)
Salomón

FIGURAS
Tobías
Judith
Rut
Esther
Job (2 celebraciones)

PROFETAS
Elías
Eliseo
Isaías (3 celebraciones)
Jeremías (3 celebraciones)
Ezequiel (3 celebraciones)
Daniel (2 celebraciones)
Baruc
Oseas
Joel
Amos
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahum
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zacarías (2 celebraciones)
Malaquías

RESTAURADORES
Esdrash
Nehemías

¿Cómo se hacen estas figuras bíblicas?Ahora hay una novedad; me parece que para vosotros esto es una novedad, ¿no? Es una liturgia doméstica: nunca lo habéis hecho, ¿verdad? Entonces, una semana nos reunimos en las casas en grupos y hacemos una liturgia doméstica. En esta liturgia doméstica comenzamos, por ejemplo, con Adán. La próxima semana, entonces, la comunidad se reúne en grupos pequeños y ¿qué hacen? El dueño de la casa en la que os reunís hace de presidente del grupo, comienza con la oración; os juntáis alrededor de una mesa, cada uno con su propia Biblia y  comenzáis a escrutar las Escrituras. Leéis: uno lee en voz alta y los demás lo siguen con su Biblia: Adán. Adán es breve. Leéis todo de Adán. Cuando habéis leído Adán, comenzáis a leer los paralelos de la Biblia de Jerusalén. Una vez que hayáis leído todos los paralelos, os hacéis esta pregunta: "¿Cómo se realiza esta figura en Jesucristo?". Luego hay otra pregunta: "¿Cómo se realiza hoy en nosotros? ¿Qué nos dice, hoy, esta figura? ¿A qué me llama, hoy, esta figura?". Entonces cada uno habla y, en primer lugar, dice cómo piensa que esta figura se ha cumplido en Jesucristo, y para ello nos han ayudado los paralelos; puedes volver a ver qué dice la Biblia... Entonces cada uno dice cómo se realiza en él. Hacéis la oración y os volvéis a vuestra casa.»

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email