jueves, 31 de marzo de 2016

"EN TU LIBERTAD"

 Ya que estamos en las fechas que estamos, celebrando lo que nos pone alegres de verdad, no una alegría de esas de medio pelo, de "second hand", ni cosas de esas, sino la alegría de tener dentro la certeza de que Dios se hizo Hombre por cada uno de nosotros, para nuestra dignidad de hijos de Dios, ciudadanos del Cielo, de paso por esta tierra, siguiendo al Único Maestro.

Pues me ha dado por recordar que un componente fundamental de esa dignidad que Jesús quiere para nosotros no es otro que la Libertad.... Y ya puestos, recuerdo un poco mi paso por el neo atolladero, y digo yo, un poner:

              Uno de los disfraces que necesita el neo sendero para subsistir y seguir destilando su miseria en el alambique de la turbo fe comprada en incómodos diezmos, es sin duda el que los neo participantes vivan engañados sobre todo en un aspecto de carácter muy básico, y no es otro que el que puedan pensar que todo lo que "deciden" cumplir, lo hacen en: "su libertad".


"Las mangas llenas de "Espíritu Santo"", de contrabando, claro.  
Y, las "proyecciones holograficas de "Jesucristo" "..... 
(síntesis by anón, cuando era ominona. Que agradezco en el alma)
Explican los artilugios neo que dan pie al manejo de la buena voluntad de muchos, en pos de la reconversión de dicha buena fe en una especie de seguimiento absurdo de una "zanahoria" invisible atada a un "palo" que, no obstante, a veces se hace presente. Tan absurdo como estéril.

Los tahúres de la turbo fe reparten las cartas marcadas, de modo que siempre conocen las que tú llevas. Te ponen un espejo en la nuca si hace falta, y un velo negro tirando a "total black", es lo que ves si les miras. La vida de un kikotista para sus kikokumenos queda siempre opaca, mientras la de éstos debe ser transparente para los turbo guías... 

Ya empezamos mal la partida que nunca acaba, pero eso tampoco es de recibo que lo sepas: "la fe es un camino a oscuras", escuché una vez exclamar a un "tragaputez" de estos que expanden las tinieblas, a razón y cuento de que un servidor preguntaba demasiado... lo cual, y por desgracia, me retrotrae a aquellas novelas negras de detectives blancos con ningún escrúpulo, y un pasado oscuro que conducía siempre a un presente amarrado a una botella de la que no se escapaban ni con el beso de las rubias de turno, esas que con cintura de avispa, caderas de infarto, y voz de sirena, movían los gruesos labios pringados de rojo carmín frente a un brillante micro en un sucio tugurio de los bajos fondos. Detectives con sombrero y gabardina que de modo paralelo a los guías de las Rokosas, en cuanto sabían de un cadáver en un callejón, según algún que otro detalle escabroso tan sólo conocido por ellos, claro,  tardaban muy poco a la conclusión: "sabía demasiado"...  
 
Dicen, los tahúres "ambizurdos" que adiestran en kasa K que son portadores de la Luz, por aquello de que hablan de Cristo (aseguran hacerlo en su Nombre, aunque sea by the face, pues su "licenciatura" proviene de algún lugar de "la mancha" que no quiero recordar, por manchado lo digo), y mire usted por donde, aseguran que debes "caminar" a oscuras, sin saber donde pisas, sin conocer lo que te espera en el siguiente "paso"... Por eso adaptaron el ARKANO a su necesidad y antojo, y de qué manera, con absoluto desparpajo. 
 
Ya que se atreven a decir que hablan en Nombre de Jesús, me atrevo por mi parte a citar un sencillo evangelio, que, "again", miren vuesas mercedes por donde, les contradice de plano:

.
"Jesús les habló otra vez diciendo: «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida.»"

(Jn 8, 12)
 No es muy difícil observar la paradoja, pues así, todo lo demás.

 Cuando recorro el dial en busca de alguna música que me despiste o agrade, a veces tropiezo con charlatanes de la Escritura, me recuerdan muy mucho a los tahúres de la turbo fe, en cuanto que deslizan por defecto el ascua a su sardina sin rubor, y si se te pudre el pescado a ti, pues que te vayan dando dos duros, a ver espabilado, so pringado, que cuando repartieron el discernimiento se conoce que anduviste de "jolidays", pero ellos estuvieron al loro, tanto, que adquirieron lo susodicho para todos los demás. En palabras de maese K, tienen una super gracia de estado que te rilas por la patilla, de modo y manera, que lo que te digan, va a misa y vuelve, un boomerang de la fe se pudiera decir.
 
Leen en tu historia, no en vano dicen ser profetas de la misma, bajo el mecenazgo presunto de obispos y demás jerarcas proclives al balcón con baranda para los barandas, al estadio medio vacío de mentes detenidas, a las plazas de la deshonra, a la puerta fría que busca hacer prosélitos neo farikikos, auspicios por diagnosticar de una aburrida enfermedad del hastío y la ansiedad. Salvados de la terrible soledad por mor de una inquietante nada inquieta, y abrumadora cantidad, de nada.... más el pecado. Pregare per me..... Ergo, se entiende pues que descienda la luz que portan cual velas negras de su propia indignidad, haciendo ver focos cegadores que te transportan a esa libertad controlada, en cuanto haces algo fuera del guión, aunque sea pensar, se infunde, y difunde, el terror de tener presente que hasta la presente cualquier pensamiento o acción que provenga de ti, solo puede tener origen en el maligno malignoso so mugroso. Y, hete aquí, que  a partir de ahí, partiendo de la más absoluta miseria, se pueda alcanzar y se alcance la cima más alta de la indiferencia total. Ante el descabello inoportuno oportunamente administrado, la asamblea, muda, ciega, sorda, asustada. No mueve un cabello siquiera en favor del descabellado. Un "Tato"...kao. Tácito, tácitamente aceptado por todos los presentes ausentes. Todo ello, en la libertad de los hijos de un "dios muñequito", según su siempre excesiva humildad, alias: pintor, eskultor, kantor, katekista y profeta de la más mundial calamidad. Llegados a un punto en que debas elegir, si a visitar un enfermo o al paso konvenido, en tu libertad decidirás, atente pues atentamente a lo escuchado por tu oído, si es que has oído con esas orejas para escuchar, la turbo fe entra en ti mismo adueñándose de ti por ahí mismo, escucha, trucha, digo, "Israel" : 
 
"Estos son mi madre y mis hermanos"... "dejad que los muertos entierren a sus muertos", "quien no odia  a su padre, a su madre..."

            Todo en esta vida tiene su escalera, de color en las manos que sobresalen de esas mangas llenas de "espíritu de contrabando". Incolora, y descendente, para ti, haber venido antes.
 
Así se entiende que tu libertad quede por debajo de su libertad. Y, por arriba, de la libertad de los frutos del kamino, perdón, de tus hijos. Que entrarán en una neo komunidad, por supuesto, en su libertad. En Semana Santa, en tu libertad, el Triduo Pascual "triduarás", libremente, seguro, pues no valen trampas de religiosito natural, nada de ir al pueblo a "tridudear" con esa plebe que no se entera de nada, ni su Fe interesa a "naide, ni a dinguno". Se sabe, con tu komunidad y en tu libertad, te quedarás. Hasta ayunarás en tu libertad, y a la hora que te digan, y donde te digan, "des-ayunarás". No podrás decir que no se dejó a tu libertad, si carne o pescado. Klaro. Cuando toque "peregrinar" -¿Hace falta que recuerde que usarás tu...? - Sea a un sitio, o a otro, de aquí para allá. Tierra Santa, con parada en la Kasa Galilea, fonda donde fondear para descargar, muelle de un puerto sin otro mar que el de la duda, sin dudar, pues se parece a pensar y se sabe de donde proviene cuando no viene del atril. Según dicen los turbo guías de un neo sendero sin fin ni final, ni otra finalidad que sustituir tu libertad, en tu libertad.

Toda vez que por el oído te hayan entrado patrañas mil, esa fe en la fe que ha logrado que en lugar de ser un esclavo de tu conciencia, te hayas liberado de la pesadez en cuanto a tus bienes, desprendido incomprendido, comprenderás qué, en tu libertad, lo más conveniente es diezmar. 
 
Y si te quedan dudas al respecto, con todo respeto a tu libertad, y a solas con tu komunidad, te preguntarán. No será por otra cosa que enseñarte el camino que conduce con paso vacilante y obsceno a tu libertad... condicional, y condicionada.

(O, si quieres, te miento y te digo otra cosa, pero sería mentir, y algo me dice dentro que eso no estaría bien, así qué, guiado por la voz de mi conciencia, rechazo el mal, y te hablo en la verdad que conozco, porque guardo la esperanza de que un día leas esto, bien dentro del atolladero, quizás buscando la salida, bien fuera y buscando explicación al torbellino que te asola por dentro las cosas interiores que creías tener tan claras y seguras, y, mira por donde, querido, o querida, no eran sino oscuras oscuridades, que abusando de tu libertad desde ninguna autoridad que no fuera, por desgracia, otorgada de soslayo por ti mismo, te hicieron creer unos, que tampoco fueron conscientes de su escasa Libertad, casi nula, y por completo anulada).

Pronto aprendí, cuando me fui, echando leches y cerrando la puerta para siempre jamás, de la "cárcel" aquella, qué:

"Sin Libertad no hay Amor, y sin Amor no hay Cielo"

 Cuídala, amigo mío, TU LIBERTAD.

-sepul-

martes, 29 de marzo de 2016

¿Por qué esta Pascua es diferente?



Testimonios publicados en Neocatecumenali para expresar con hechos concretos que la Pascua de los religiosos de domingo no vale tanto la Pascua neocatecumenal... ¿será que no dan culto al mismo Dios?

Vigilia pascual de los religiosos de domingo, en el templo
«Vigilia de Pascua de hace doce años, éramos una comunidad relativamente joven, menos de 10 años de camino, y una pareja bautizaba a la tercera hija (y ya era hora, porque la criatura había nacido en mayo del año anterior...). Pero la pareja estaba confusa, porque vivía un período de serios problemas con la familia de ella y no querían convertir el Bautismo en el enésimo ‘casus belli’, ya que con los otros dos bautizos en particular, la anciana madre (la abuela de los bautizados) había sufrido mucho, lamentando y reprochado que el hecho de que se bautizase a sus nietos en la vigilia neocatecumenal de toda la noche, implicaba excluirla a ella, porque no estaba en condiciones de afrontar una vigilia de ese tipo.
 
Entonces, la pareja, pensando en hacer una obra buena, tuvo la idea de hacer un signo de reconciliación accediendo a Bautizar a la hija en la vigilia de la parroquia en lugar de en la neocatecumenal. Pero, obviamente, una decisión de este tipo no puede ser tomada por su cuenta, de modo que pidieron permiso a sus llamados "catequistas" neocatecumenales. Los "catequistas" primero les desalentaron sin rudeza, con frases como "los problemas que tenéis no se resuelven con esta concesión que hacéis, se trata de un chantaje emocional" y otras insinuaciones de este tipo, y que en sí me sonaban un poco extrañas (¿cómo? ¿no eran los mismos "catequistas" que ante los problemas con el enemigo reclamaban un signo de humildad, de amor al otro en la dimensión de la Cruz y de cargar con el pecado del otro?).

Sin embargo a continuación, en un gesto de gran benevolencia, les dieron libertad, le dijeron que pensaban que podían Bautizar a la hija en la vigilia parroquial (con todo la culpabilidad posible), pero a condición de que nada más terminar la vigilia de la parroquia, corriesen a toda pastilla a la comunidad (en el hotel) para llegar a la vigilia ("la auténtica", por supuesto).

Aparte de la ridiculez de la cosa, estos dos pobrecillos de buena fe que hacen todo ese lío con arreglos y equipaje, niños pequeños, familiares venidos para el Bautismo, tuvieron que soportar la bufonada, pero lo que me gustaría destacar es la actuación de los "catequistas" que demuestran una vez más que su "mandato" no tiene nada que ver ni con el buen sentido humano, ni con la doctrina de la Iglesia Católica, sino que su propósito es sólo favorecer al Camino.

 
Vigilia pascual de los "elegidos", en el salón de actos del hotel
Pascua de hace quince años. Mis padres terminan el camino y como sabéis en esa ocasión se va, revestidos de blanco, a la vigilia parroquial del obispo. El evento se vivía con grandísima pompa también porque en aquella época eran muy pocas las comunidades que habían terminado.

En mi comunidad éramos varios los hijos de neocatecúmenos en proceso de elección, y nos planteamos el dilema de a qué vigilia asistir, si a la de nuestros padres o a la de nuestras comunidades. Las facciones se dividieron entre el núcleo duro que sostenía que si les obligaban irían a la del obispo para escapar después rápidamente y llegar a la vigilia neocatecumenal ("la genuina"); y los más abiertos que dijeron que irían a la del obispo y que si al final les resultaba decepcionante se llegarían a la otra, de lo contrario les "bastaba". También hubo una hermana, genial, que teorizó una tercera posición, iría a la vigilia del Obispo, si se aburría después se iría a dormir, pero si salía eufórica se iría después a la comunidad y haría Pascua también con la comunidad. El sueño de la razón produce monstruos, me da por pensar ahora».

domingo, 27 de marzo de 2016

La Pascua cristiana no es una fiesta judía



En otras ocasiones, se ha escrito en este blog acerca de las divergencias entre las celebraciones del triduo pascual prescritas por la Iglesia y las del Camino Neocatecumenal (por ejemplo, ver aquí y aquí).
En esta ocasión, se va a comentar algunas notables diferencias entre la Pascua cristiana y la Pascua judía.
Cristo, nuestra Pascua, ha resucitado
La Pascua de los cristianos es, ante todo, la fiesta de la victoria sobre la muerte, la fiesta del perdón. Cristo asume nuestros pecados, paga la deuda que en justicia corresponde a nuestros actos, que es la muerte, y triunfa sobre dicha muerte, que no puede retener a la Vida entre sus garras.
Tal es la celebración cristiana de la más grande e importante fiesta de todo el calendario litúrgico. Y en ella no existe el moralismo ni el precepto de comer cordero, ni tampoco el de vestir de blanco (salvo el sacerdote, imagen de Cristo). Es más. El Papa Benedicto XVI, en su homilía del Jueves Santo de 2005, llamó la atención sobre el hecho de que probablemente Jesús no comió cordero durante la celebración de la Pascua con sus discípulos, es decir, durante la Última Cena, rompiendo con una tradición judía que no se fundamenta en las prescripciones dadas por Moisés al respecto de cómo celebrar la Pascua judía; porque fue más tarde, asentados en la “Tierra Prometida”, con la adopción de costumbres de pueblos semi-nómadas y paganos, cuando los judíos empezaron a consumir cordero para celebrar Pesaj.
En el capítulo 23 del Éxodo, en el que se anuncian las principales fiestas del calendario judío, se caracterizan las tres por su referencia a la agricultura. La primera es la fiesta de los ázimos, durante la cual se come únicamente pan sin levadura (es el origen de la Pascua, pero  celebrada sin cordero); la segunda es la Fiesta de las Primicias (que es Pentecostés); la tercera es la Fiesta de los Tabernáculos, o sería mejor llamarlo el festival de la cosecha. Las tres son expresiones de una cultura agrícola. Sucesivamente estas fiestas son politizadas, se les introducen referencias al acontecimiento del Éxodo, que es el evento histórico en sentido mítico, oficial y fundacional, de la identidad judía. Además se introduce un componente de la cultura de pastoreo, y así, para la Pascua, a los panes ázimos se incorpora el cordero.
Celebración pascual con vestiditos blancos
Pero desde el punto de vista judío, la sangre del cordero no salva de los pecados, sino que se coloca en dinteles y jambas para salvar las casas del "ángel exterminador" -Éxodo 12-, que pasa para matar a los primogénitos. En la perspectiva judía, la Pascua moderna es una fiesta política, porque es la fiesta de la liberación de la esclavitud.
En cambio, la Pascua cristiana prescinde de la sangre del cordero, porque se fundamenta en la fe en Jesucristo, no en el consumo de “un” cordero. Y Pablo dice precisamente que "Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado" (1 Cor 5,7). Desde el punto de vista cristiano, Jesús es el cordero pascual.
Sin embargo el Bautista en el Cuarto Evangelio dice: "He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo". Lo dice el Bautista, sin ninguna referencia a la última cena, y el suyo es un juicio sobre la función redentora realizada por Jesús.
Pero pensar en una Pascua sin cordero, desde el punto de vista judío, es imposible. Sin embargo, dicho cordero no trae consigo la expiación de los pecados, en absoluto. En el judaísmo tal expiación sólo se alcanza con los sacrificios en el templo y luego el día de Iom Kipur, donde lo que importa es una cabra, elemento “expiatorio”, en lugar del cordero. Y es por la fiesta de Iom Kipur, más importante para los judíos que la fiesta de los ázimos (su Pascua), que el color de las vestiduras de los fieles es el blanco.
En todo caso, la cuestión es la de la sangre: el Levítico prohíbe beber sangre, porque la sangre es vida, pertenece a Dios, por ello no se puede tocar ni beber. El cordero pascual es "inmolado", literalmente es masacrado en el sentido de pérdida de sangre, desangrado. De hecho, sólo se come la carne.

Quien no come mi carne y bebe mi sangre...
En San Juan, capítulo 6, después del discurso sobre el pan de la vida, Jesús dice: "El que no come mi carne y bebe mi sangre, no tendrá vida". Una frase escandalosa, tanto es así que Juan señala que fue entonces que muchos le abandonaron, por lo que Jesús preguntó a los discípulos: "¿También vosotros queréis iros?".
Este es uno de los puntos fuertes de diferenciación entre el cristianismo y el judaísmo. Los judíos dicen alcanzar la redención por sus sacrificios en el templo, por sus obras, por su cumplimiento de la ley, en lenguaje del Camino, por sus puños y por un macho cabrío sobre el que vuelcan sus culpas. En cambio, en el cristianismo es Cristo quien ofrece gratuitamente la Salvación a quien la quiere y la acepta.

sábado, 26 de marzo de 2016

¿Carta de Kiko Argüello?



Me ha llegado una cartita que supuestamente procede de Kiko. Pero lo dudo seriamente. Porque Kiko cuando escribe lo hace a mano y garabatea su nombre al final del escrito. Pero además la ausencia de menciones apocalípticas en la misiva me hace sospechar que ha sido otro, posiblemente por encargo del jefazo, pero otro, quien ha dado forma a la nota.


La traducción (comentada) de la nota viene a ser:
 
P. S. Giorgio 22 de marzo de 2016
 
Queridísimos hermanos (entiéndase que se refiere únicamente a neohermanos)
 
Buena Pascua a todos.
 
Para preparar la jornada mundial de la juventud de Cracovia con el Papa Francisco, que es importante para la Iglesia, haremos un gran encuentro en Roma en la explanada del Santuario del Divino Amor el día 1 de Mayo del 2016, de las 15:30 a las 19:00 horas.
(La mente de un kikito, merced –es un decir- a la kikotina, no es una mente normal, así sólo un kikito puede tragarse que asistir a un mitin propagandístico en Roma sirva para ‘preparar’ la JMJ de Cracovia, que es tan importante para la Iglesia que están pensando en cancelarla por el riesgo de atentados, según he leído).
 
Estáis invitados todos los jóvenes de Italia y de Europa, acompañados de vuestros kikotistas y, también, de cualquier otro hermano que quiera venir.
(En otras palabras: que vengan todos, de cualquier sitio, cueste lo que cueste, que si no, no llenamos).
 
Esperamos que sea un encuentro en el que el anuncio del Kerigma haga resplandecer la luz del amor de Dios, manifestado en la muerte y resurrección de Su Hijo por todos nosotros.
(¡Qué inocentes! Esperan que sea un encuentro feliz, pero los que conocemos lo que hay sabemos que no será sino un mitin publicitario).

Kiko camino del martirio... con chofer, porque él se lo merece
¡Ánimo! (Eso, mucho ánimo, porque recibir una presunta misiva de Kiko que no mencione suicidios por doquier, abortos a mansalva, muerte y destrucción por todas partes debe dejar hechos polvo a los receptores de la misma).
 
Nosotros estaremos en Israel para la convivencia internacional de Obispos, una oración porque estamos cansados y abatidos, pero como siempre Dios nos ayudará.
(Es que da mucho miedo y agobia mucho estar rodeado de perversos Obispos, que están todos endemoniados y no son de fiar).
 
¡Buena Pascua! Rezad por nosotros.
 

En resumen, se trata de una llamada a nivel europeo (o tal vez más), para que todo el que pueda acuda a hacer bulto a Roma, porque Kiko se deprime si no ve muchedumbres y lleva una temporada muy deprimido: no llenó la Caja Mágica de Madrid, no llenó en Filadelfia, no le dejaron abrir el piquito en el Family Day de Roma, en la convocatoria de Murcia de "preparación" para la JMJ había más cincuentones que jóvenes y encima el viento no se le sometió, el Papa no le menciona en la audiencia a las familias… Vamos que está cansado y abatido ante tanta incomprensible desdicha y, al parecer, la depresión es tan seria que anda deseoso de que alguien le rebane el pescuezo.
 
¿Qué querrá decirle Dios con todo esto?

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email