lunes, 17 de junio de 2019

Traditio symboli (XIV)



SÁBADO
LAUDES
Comenzamos la mañana: haremos las Laudes, los salmos que el Señor nos prepara para la conversión para que podamos entrar en esta alianza que nos propone, una alianza nueva que el Señor quiere hacer con nosotros dándonos su Espíritu. Acogemos al presidente, de pie.
Saludo del presidente
Salmo 94 (cantado)
Oración del presidente
Salmos del día (las moniciones a los cantos están kikométricamente regladas y se pueden consultar al final del mamotreto).
Monición a la lectura (a cargo de la de categoría superior)
De todo lo que estoy rumiando en mi cabeza, quiero deciros una cosa que me ha venido a la mente ahora: ¿qué es esto que abrimos? (La Biblia). Estaba pensando que este libro es en realidad papel: esto, en el fondo, es papel con pequeños garabatos, papel dibujado. Y pensaba que es como una envoltura, el papel que envuelve un paquete, y que dentro -porque lo que haremos ahora es abrir este paquete- dentro hay algo que estaba imaginando como un talismán.
El pensamiento mágico no puede faltar en la farsa de los archihechiceros que dicen haber sido enviados por el gran manitú-tururú.
¿Sabéis lo que es un talismán? Se abre el envoltorio y comienzan a brillar los rayos y las luces, e incluso es peligroso.
Sí, peligroso para los incautos que se dejan encañar, porque pierden el tiempo, el dinero, la libertad, la dignidad y la vida.
No sé si habéis visto la película que hicieron los judíos sobre el arca perdida: entre la fantasía y todo lo demás, está la Alianza, el arca donde está la Alianza. Y esta película presenta a la Alianza como la más poderosa de todas las energías atómicas que hoy se almacenan bajo tierra.
Y este talismán, el brillante más grande que existe escondido en la caja fuerte del banco de no sé dónde, este envoltorio tiene una llave que es el Espíritu Santo. El Espíritu Santo puede abrir este tesoro porque este libro contiene la Vida.
¡Ojo! Porque así a lo tonto, con la historieta del arca, del talismán, de los rayos y del misterio inextricable que solo la hechicera de categoría superior puede revelarte, te acaba de cambiar el agua: ahora resulta que el Espíritu Santo, que es Dios, solo es un portero a su servicio y que la vida no viene del Espíritu Santo, que es Dios, sino de entender lo que la suma hechicera te revele y de someterte a sus designios.
¿Y por qué es noticia el Evangelio? Porque hoy se puede dar la vida. No es una noticia informativa, sino que es una transformación porque es vida, da vida. Por esto el Evangelio, lo que leeremos hoy aquí, es noticia: porque abriremos este sobre, romperemos un poco de este envoltorio para dejar salir el contenido que tiene dentro, que es la Vida.
La vida tiene muchas manifestaciones. Por ejemplo, aquí no se ve vida en el aire, pero hay en el aire un principio de vida importantísimo que, aunque sea poco porque aquí somos muchos, es fundamental para nosotros: es el oxígeno, que tiene una forma gaseosa. El oxígeno es un gas que nuestros ojos ni siquiera pueden percibir. Aquí nadie ve el oxígeno. La vida tiene muchas manifestaciones diferentes en la naturaleza y nuestros ojos solo perciben algunas. Somos una forma de manifestación de la vida: la vida humana, con una forma, ¡una maravillosa concreción! El hombre es un prodigio maravilloso, es una forma de vida impresionante.
Pero ¿qué es la vida en sí misma? Somos una manifestación de la vida, pero la vida en sí ¿qué es? ¿La sangre, la molécula? ¿Dónde se percibe la esencia de la vida? ¿Y cómo se puede manifestar la vida en sí misma? ¿Cómo sangre? ¿Cómo? Recordando el lucernario de ayer, también quiero haceros presente la luz, porque es una manifestación de la vida: la luz es vida.
Otra engañosa vuelta de tuerca. Porque si está en el plano naturista, ni el oxígeno ni la luz son vida, aunque sean imprescindibles para nuestra vida.
¡Esta vela se ve tan pequeña y tan pobre! ¡Pero imaginaos lo que significó para los hombres primitivos hacer una chispa! Y ahora imaginaos que entre aquí un foco de televisión, de esos potentes, y comenzase a apuntar a los ojos, para molestar a todos, nos deslumbrase. Bien, imaginaos que el sol -que parece que no se ve- comienza a acercarse a la tierra: imaginaos que así como lo ven nuestros ojos, entrase aquí pasando por la puerta. No, no entraría ni por la puerta ni por la ventana porque si se nos acercara un poco más de lo que está, para el hombre sería un fuego destructivo, mucho más que los hornos de Baracaldo: la potencia del fuego y la potencia de la luz nos dejarían a todos nosotros completamente ciegos.
Muchos de nosotros entramos aquí tal vez viendo, creyendo que sabíamos todo sobre la vida, la política, el futuro, el universo, la familia, porque han entrado aquí no en auto sino a caballo.
En el CNC, no se debe dejar pasar la ocasión emitir juicios contra el otro, que es Cristo, porque ante todo se trata de dejar mal al prójimo.
En las Escrituras veremos a un señor que va a caballo y piensa que lo sabe todo, piensa que está ayudando a Dios, que le está haciendo favores a Dios. Además está poniendo toda su fuerza de voluntad porque es un hombre honesto.
Esos son los archiarcanistas: los que se creen que Dios les tiene que estar agradecidos por kikotizar las parroquias.
Este es San Pablo: sabéis que San Pablo va a caballo y, de repente, Dios lo fulmina con la luz. Si leéis los Hechos de los Apóstoles, veis a San Pablo que va cabalgando a Damasco persiguiendo a Jesucristo porque está convencido, según la ley, de defender a Dios. Aquí estamos muchos "hijos de la ley", fariseos de nacimiento y de tradición de nuestros padres, fariseos formados en la ley y con muy buena voluntad: montados en el caballo nos dedicamos a juzgar a la Iglesia y al mismo Jesucristo. San Pablo, montado en el caballo para defender a Dios, iba por el camino: ¿qué le hizo tropezar? LA LUZ.
Ella misma lo dice: se dedican con saña a criticar y juzgar a la Iglesia y al mismo Cristo. Y por más años que dediquen a calentar el metacrilato, siguen en las mismas: atacando con saña a la Iglesia, que es el cuerpo de Cristo.
Digo esto porque nosotros, que somos de naturaleza humana, siempre pensamos que Dios tiene la naturaleza humana, es decir, con bigote, con barba, con ojos. Y no. Dios es la Vida. No sabemos qué forma tiene, conocemos una serie de manifestaciones que ha tenido. La primera forma de las que se dice que Él se ha manifestado, es como luz, una luz que no tiene comparación con el sol, una luz tan grande que todo el Sinaí, al acercarse Dios como luz, temblaba. La tierra temblaba (lo que necesitamos hoy aquí), la luz cegaba los ojos y vieron que Él estaba presente. Es la primera manifestación, en la que dice: "Yo soy el Señor, tu Dios. Yo soy, Yo existo. La vida soy yo".
No busquéis la cita en la Biblia, es falsa. Y tampoco os creáis que esta fue la primera manifestación, salvo que queráis hacer mentirosa a la Biblia, que narra unas cuantas anteriores.
 

sábado, 15 de junio de 2019

Sucursal gaditana del kikismo


Ha llegado a la prensa la noticia de una condena al obispado de Cádiz-Ceuta por represaliar con el despido a una trabajadora. No será la única sentencia que reciba el obispado, llegarán otras. Y mancharán al obispado, por más que el causante sea un obispo concreto con unos colaboradores concretos muy amantes del dinero concreto. Lo anterior, no lo dice CruxSancta, lo dicen los sacerdotes gaditanos.

La entrada es un resumen de lo que vive la Iglesia en Cádiz desde que la dominan los "kikingos".



El obispo en una 'uka' con santito sin kikogoría (que se sepa) a la izda.
Le llaman «el jefe de diócesis Cádiz-Ceuta S. A.» porque, dicen, el obispo Rafael Zornoza Boy (Madrid, 1949) dirige el obispado gaditano como si de la sucursal de una multinacional se tratara. Rodeado de un pequeño grupo de colaboradores (muchos de los cuales se trajo de fuera), margina y "desprecia" al clero diocesano que, harto de tantos desaires, se comienza a levantar contra el prelado, en una revolución silenciosa, capitaneada por un canónigo.
La rebelión se viene cociendo desde 2013, dos años después de la toma de posesión del nuevo obispo. Ya entonces, los curas gaditanos comienzan a escribir cartas al Papa y al nuncio Fratini, para quejarse de la forma de actuar y de vivir del prelado, así como de su "antievangélica gestión pastoral y económica" de la diócesis. En las misivas, describen a un "obispo señorito", al que le "gusta comer y beber bien", que frecuenta el reservado del restaurante El Faro, uno de los más exquisitos de la Tacita. En una de esas comilonas, le invitaron a elegir vino y optó por una botella de 200 euros.
Además del coche oficial con chófer del obispado, tiene otros dos coches de camuflaje: un Golf y un Citroën híbrido. Le encanta salir y realiza constantes viajes, casi siempre con jóvenes, a Fátima, Lourdes, Santiago, Roma o Jerusalén.
El obispo es él. Y no quiere ser servidor de nadie
Cuando algún cura le reprocha un dispendio de este tipo, él contesta: "El obispo soy yo". Por eso hablan de él como "el jefe" y lo describen como un obispo-señor que, en tiempos de Francisco, el Papa de los pobres, quiere seguir ejerciendo como príncipe. Todos los entrecomillados se corresponden a contenido de las misivas que han ido mandando a Roma los descontentos y al testimonio directo de párrocos que, salvo uno, exigen anonimato.
En la diócesis hay 155 curas nativos y 20 importados. Éstos últimos suelen ser ultraconservadores. El obispo los trae especialmente de Colombia y de Polonia. Ficha in filtro y algunos le salen ranas. Como Miguel Ángel Ibarra, párroco de Medina Sidonia, al que el obispo tuvo que suspender al descubrirse que era un cura falso.
"Tiene dividida la diócesis" en dos bandos, denuncian los curas rebeldes. Por un lado, los 20 que trajo de fuera y otros 20 diocesanos (la mayoría, jóvenes), a los que ha colocado en los puestos más importantes y que, "con su colaboración o su silencio se han convertido en sus cómplices». Los 110 curas diocesanos restantes han optado por una rebelión «en forma de indiferencia total hacia el obispo". Sin contar con los religiosos, a los que tolera, aunque sin muchas consideraciones: "Desprecia hasta a sacerdotes mayores que han entregado toda su vida al servicio de la Iglesia, a los que no visita ni provee en sus necesidades".
Más aún, en sus constantes viajes a Getafe, la diócesis de la que procede, Zornoza "se jacta de decir en público que los curas de Cádiz somos poco espirituales, carentes de formación y de baja talla humana... En el fondo, nos considera indígenas que hay que evangelizar". Por eso, un día, uno de los curas indignados replicó a otro que defendía al prelado: "Qué se habrá creído. Si cuando en su tierra no existía ni bidé, aquí, la ciudad más antigua de Occidente, ya nos limpiábamos el culo con esponja de mar".
Rafael Vez tras el obispo que no está para servir a nadie
A los pocos críticos que se atreven a levantar la voz, dicen, los margina y se ríe de ellos. "Ángeles caídos", les llama. Así es como debe motejar a Rafael Vez Palomino, el único cura que, hasta ahora, se ha atrevido a dar la cara. En solitario. Como los grandes profetas del Antiguo Testamento. Desafiando, en nombre de Dios, el omnímodo poder del prelado. Porque Vez no es un cura cualquiera. Canónigo de la catedral, es  licenciado en Sagrada Liturgia, profesor del Seminario Diocesano, párroco de Conil y administrador parroquial de San Ambrosio, El Palmar y Vejer. Lleva 27 años de cura y las ha visto de todos los colores, pero ya no aguanta más a su obispo. Y a su ecónomo, Antonio Diufaín.
Ha explotado públicamente con un alegato como las Lamentaciones del profeta Jeremías:
"He visto cuestionar el trabajo de muchos buenos y santos sacerdotes.
He visto el desprecio constante y humillante a las palabras y gestos de sacerdotes.
He visto la soledad de muchos en medio del sufrimiento.
He visto llorar a familias humildes y trabajadoras, gente buena, que lo han perdido todo.
He visto el trato vejatorio dado a los trabajadores del Obispado, Cáritas y algunas Parroquias, a la hora de despedirlos.
He visto acampar, en estos últimos tiempos entre nosotros, el miedo, el silencio, la constante sospecha, el desprecio.
He visto cómo el ansía de dinero ha campado a sus anchas.
He visto cómo se sangra a las parroquias, que a duras penas se sostienen".
Lamentaciones que hablan de personas concretas. Como el caso de una anciana, que vive sola, con un hijo enfermo, en una casa propiedad de la parroquia, y a la que el obispado le ha cambiado el contrato, para que, cuando muera la madre, puedan echar al hijo. Y eso que la casa la donó a la parroquia un familiar de la anciana. Cuando se enteró de lo que le  hicieron en su contrato, la pobre mujer sólo lloraba y decía: "No tienen perdón de Dios". O el caso de un sacerdote con problemas psicológicos al que el obispado ha recluido en la residencia de ancianos de Tarifa, con una asignación de 90 euros/mes.
El ecónomo al que echaron de Rep. Dominicana
En los últimos cuatro años, la diócesis ha perdido a 19 sacerdotes. Unos se secularizaron y otros se marcharon a otras diócesis. La "chulería y maltrato" de monseñor Zornoza -siempre según los sacerdotes denunciantes- se extiende incluso a sus predecesores. "Los nombres de monseñor Añoveros, monseñor Dorado y monseñor Ceballos desaparecieron. Ni les menciona, aunque su herencia sigue muy viva entre el clero y entre la gente". Según Zornoza, «en Cádiz ha comenzado una nueva era». Con el objetivo de borrar la herencia de sus antecesores e imponer su modelo eclesiástico ultraconservador. Dicen que "siempre habla de Juan Pablo II y nunca cita a Francisco, al que no puede ni ver".
Para implementar su modelo, además de dividir a los curas, se sirvió de dos palancas: la supeditación de los organismos diocesanos y la gestión empresarial de la diócesis. "Su único afán es el dinero. Nuestra diócesis sale constantemente en los periódicos y en las redes sociales por su afán recaudatorio y por el intento de venta de inmuebles valorados en millones", dice una de las cartas a Roma.
Según las cartas, Zornoza y Diufaín estarían realizando una política de despatrimonialización de las parroquias por varias vías. Primero, por medio del control directo de las cuentas bancarias de todas. De hecho, el ecónomo, haciendo una lectura partidista del Código de Derecho Canónico, envió una carta a los bancos, en la que exige los movimientos bancarios y demás productos de las cuentas parroquiales, que tienen una personalidad jurídica distinta a la del obispado.
El monseñor que no quiere servir en la inauguración de un centro de Educatio Servanda
Segundo, cambiando la titularidad de inmuebles y fincas donadas con fines caritativos para los pobres de los diversos pueblos y que, ahora, están pasando al obispado. ¿Qué harán los fieles de Vejer y Medina Sidonia cuando se enteren? Y, en tercer lugar, están intentando quedarse con el dinero de los cementerios que gestionan las parroquias. Además, "asfixió a diversas congregaciones femeninas de Cádiz, Vejer, La Línea y San Fernando, hasta obligarlas a ceder sus conventos y colegios a la Fundación Educatio Servanda (para saber más, ver aquí), con la consiguiente purga del profesorado, para ir colocando a los suyos".
De hecho, el prelado se llevó a Cádiz desde Getafe a sus amigos de esta fundación ultracatólica y le inyectó «dinero proveniente de la Fundación Carolina Montes, cuyo cometido es la caridad». El equipo económico del obispo "tiene poderes para todo" y hasta «utiliza técnicas agresivas» para sus fines. Por ejemplo, todas las parroquias tienen que entregar a la diócesis "más del 30% de lo que ingresan, teniendo que hacer frente a todos los gastos, sin poder deducir ninguno. Y ese porcentaje lo reclaman sin piedad y sin esperar»".
El 30% es suyo, que los vinos buenos son caros
En el obispado "los trabajadores están sometidos al silencio más absoluto bajo pena de expediente disciplinario", según los curas, que llegan a hablar de mobbing laboral a "trabajadores de la etapa anterior a la llegada de Zornoza a Cádiz". Más aún, "el trato desde la Administración diocesana hacia los sacerdotes y los seglares que con ellos trabajan es inhumano, tachándolos de ladrones, incompetentes...". Incluso han llegado a acusar a muchos de los curas de blanqueo de dinero. Y lo que es peor "toda esta normativa no se hace pública, para ocultar todo el andamiaje económico". Porque, según las misivas del clero gaditano, "el equipo económico se mueve en el límite de la moral y de la ley".
"No se mueve nada ni se hace nada sin que él lo decida", dicen las cartas a Roma sobre monseñor Zornoza. Y, cuando le conviene, guarda silencio. Este periódico se puso en contacto tres veces con la oficina de prensa del obispado sin obtener respuesta alguna.
Hay quejíos religiosos en la Bahía de Cádiz. Hasta los seglares comienzan a movilizarse y envían también cartas al nuncio y al presidente del episcopado.
Para saber más sobre como se las gasta un obispo pro-kiko: ver aquí o aquí.

jueves, 13 de junio de 2019

El negocio de las kikogrinaciones



El 12 de junio pusieron una placa conmemorativa en una pared de la ciudad natal de Francisco José Gómez, entre paréntesis Kiko Argüello.
Pleno total de 5 personas con motivo de la inauguración de "la placa" de la calle Regidores de León
La noticia apenas ha despertado un tenue interés local. Este es el relato en el Diario de León:
«El pintor leonés Francisco José Gómez Argüello (Kiko Argüello), cuenta desde ayer con una placa conmemorativa en la fachada de la Bodega Regia, casa en la que el también iniciador del Camino Neocatecumenal nació el 9 de enero de 1939. Un reconocimiento que el propio Marquitos —alma mater del histórico restaurante— había reclamado en varias ocasiones al párroco de la iglesia Nuestra Señora del Mercado, Manuel Fláker, que a su vez se lo trasladó al obispo de León y, tras obtener el visto bueno, al Ayuntamiento para solicitar los permisos pertinentes».
Según se indica en la noticia, la placa no la reclamaban los leoneses, ni siquiera los kikos leoneses, si es que los hay, sino el avispado dueño del hotel y la bodega Regia.
Antes de la placa, una pancarta daba cuenta de la "efeméride"

Para quien prefiera verlo en vídeo:


Para mí que quien grabó la placa no tenía claro si se dejaba de dejar constancia de la fecha de un nacimiento o de la de una "iniciación" de una realidad que no se mueve porque nunca llega a ninguna parte.

El caso es que una placa sosa es poca cosa, por eso desde CruxSanta se propone que completen el negocio con la venta de figuritas de los tres del trípode. Incluso se aportan algunas ideas para las mismas.
Propuesta de figurita del padrecito Pezzi

Propuesta de figurita de kategoría superior

Propuesta de figurita de mal agüero
Todo sea por el negocio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...