martes, 30 de abril de 2019

Traditio symboli (VI)



Lucernario

Monición de la lectura (Kiko)
Esta noche, hermanos, escucharemos una palabra muy fuerte. El Papa Juan Pablo II nos dijo que el Camino Neocatecumenal que estamos siguiendo tiene sus raíces en los Evangelios, está en los Evangelios; Podemos seguirlo y ver sus huellas en los evangelios. 

El kikotreto es el año 82, por lo que es posible que se refiera a lo siguiente: «La senda o el camino para descubrir la fe por medio del bautismo, es el camino que todos nosotros encontramos en la enseñanza de Cristo, en el evangelio. (…)
Así pues, descubrir la profunda dinámica de nuestra fe es descubrir el pleno contenido de nuestro bautismo. Si entiendo bien, vuestro camino consiste esencialmente en esto: descubrir el misterio del bautismo, descubrir su pleno contenido y así descubrir qué quiere decir ser cristiano, creyente.
Este descubrimiento está, podemos decir, en la línea de la tradición, tiene raíces apostólicas, paulinas, evangélicas.» Visita de Juan Pablo II a la parroquia de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento y de los Santos Mártires Canadienses, 2 de nombre de 1980.
Donde lo que se dice es que la doctrina de la Iglesia tiene sus raíces en los Evangelio, por lo que cualquier camino que siga su doctrina comparte sus raíces. Es decir, habla de las raíces de la Iglesia, no de las de otra cosa.
La traditio se encuentra no solo en las Epístolas de San Pablo, sino también, como dijo el Papa, en los Evangelios. Una de las lecturas en las que podemos verla es la del ciego de nacimiento que leeremos ahora. Aquí hay exactamente un diálogo que Cristo hace con él, hay un testimonio: hay un ciego, una persona que está en tinieblas y que verá, ¡verá algo!

Y hay una pregunta, un diálogo litúrgico: los exegetas dicen que aquí está el diálogo de las catequesis primitivas. ¿Dónde aprendió la Iglesia a hacer estos diálogos con la gente? ¡De los diálogos que hizo Jesús!

Por supuesto no puede citar a ningún exégeta que afirme tal cosa. Solo trata de dar presunción de legitimidad a las aberraciones asamblearias que a él, tan sensible, le gustan.

En este diálogo, por ejemplo, Jesús pregunta: "¿Crees?" y el que estaba de rodillas confesó: "¡Creo, creo!". Aquí está el Traditio y el Redditio, hay un testimonio: el ciego estará obligado a dar testimonio de lo que el Señor ha hecho con él. Y dirá algo muy importante, lo llamará "profeta": el Bautismo nos ha hecho sacerdotes, reyes y profetas. Ahora, en este momento de la traditio, debéis descubrir que todos vosotros participáis del carisma profético, de la misión profética de Cristo. Pero si no sabéis que significa esta misión profética de Cristo... ¿Qué significa ser profeta? Significa anunciar la Palabra de Dios. Entonces, quien anuncia la Palabra de Dios es un profeta; profetas son aquellos que hablan en nombre de Dios, y nosotros participamos por el Bautismo de esta misión profética.

Es una forma torpe y burda de pretender que es infalible, pero es mentira. Su sensibilidad juzga, condena y maltrata, y nada de ello procede de Dios.

Bueno, aquí veremos todo esto: es una palabra muy rica. Atención a aquellos que piensan que ya se lo saben: tienen una deformación mental, porque esta palabra no es algo que se sepa. La palabra de Dios se hace presente, ¡Cristo es la Palabra hecha carne! Esta es la Palabra de Dios: cuando se proclama en la asamblea, ¡se realiza! No tiene nada que ver con conocerla mentalmente o con sabérsela, como una película que ya has visto o un libro que ya has leído, ¡absolutamente! La Palabra de Dios se realiza, toma cuerpo, se hace carne cuando se proclama en la Iglesia. Y cada vez que se proclama, te lleva a una situación nueva; ayer estabas allí, hoy estás aquí. Por esta razón, ayer podrías haber escuchado esta Palabra de una forma diferente a la de hoy; hoy te encuentras en una situación completamente diferente: tal vez te has peleado con alguien antes de entrar aquí, tal vez estás enojado porque te tienes que ir no sé dónde, tal vez estés cansadísimo porque has venido en autobús, quizás tienes un sueño que te mueres o no sé qué... ¿En qué situación te encuentra esta palabra? Escuchemos a Cristo que va a hablaros a vosotros, a mí, a todos nosotros: ¡escuchemos en pie esta Palabra que es un Evangelio! Un poco de sacrificio, hermanos: se lo ofrecemos a Jesucristo, que también sufrió por nosotros, porque esta Palabra, esta noche, es muy importante para todos nosotros.

Un poquito de moralismo, hermanos, porque en el Camino todo son puños, moralismos y cumpli-mientos.

 Evangelio: Jn 9 (todo el capítulo)
 

domingo, 28 de abril de 2019

Tras 23 años siguen igual



Lo que sigue es el relato de una familia de Madrid que se fue a Venezuela a kikotear al personal.
Es difícil seguir el hilo de la historia: unas veces todo está silencioso y eso les hace estremecerse y otras todo son gritos, tiros y represalias que ni les roza a ellos, pues lo cuentan como cosas que suceden a otros. Y todo está carísimo, pero eso no les impide tener el refrigerador lleno y que la comida que lo llena se estropee por falta de luz, es decir, que no les da tiempo a comer todo lo que tienen.
Personalmente me resulta una historia muy fría, muy auto-referencial, parece contada desde detrás de una enorme muralla que les separa del resto de la población por alguien que no tiene el menor interés por mezclarse con los lugareños y compartir sus problemas y su realidad, alguien que está en otro plano y con otros intereses. No es el relato de alguien que no sabe si va a encontrar comida para el día siguiente, sino la de alguien cuyos hijos viajan de un lado para otro y cuya gran meta en perspectiva es acabar los estudios.



























viernes, 26 de abril de 2019

¿La fiesta era para Mario Pezzi?



Como bien saben los lectores de CruxSancta, la participación estalar (no confundir con estelar) del padrecito Pezzi en el tostón publicitario de Pascua fue para hablar de sí mismo, de sus 50 años de kikinerancia (no confundir con itinerancia) y de lo bien que ha vivido durante todo este tiempo.
Gracias a un presbi (no confundir con un cura), hay algunas imágenes gráficas de la “fiestuki” gastronómico-celebrativa que tuvo lugar en el Redemptoris Mater de Madrid (no confundir con una sala de festejos, porque dicen que es un seminario) con motivo de tal acontecimiento.
Mirad en qué horripilancias se gastan vuestro diezmo
Pero los puñeteros hechos concretos del evento muestran como el centro del universo y el ombligo del mundo parece ser un tal Kiko, alias el humilde sensible, que es a quien entregan el micrófono para que dedique unas palabras a los congregados, quien muestra muy satisfecho la horripilancia de regalo y es también a quien presentan la tarta para someterla a su catamiento y, en suma, a quien agasajan como su diosito y señor.
Por cierto, el detallito de poner la imagen de san José (de espaldas en las fotos) entre las copas y las servilletas no me parece que sea propio de religiosos naturales, sino de ignorantes.
¿Gusta a vuecencia esta tarta o la tiramos y vamos a por otra?

Solo en la estampita que se repartió (no confundir reparto con regalo, porque lo han pagado los neocatecumenales), el protagonismo es para Mario Pezzi a quien de forma injustificada se le atribuye la presbiterancia itinerante. Lo cierto es que nada más lejos de su realidad, como podrá comprobar cualquiera que decida buscar a qué diócesis está asignado el “kikinerante” Mario y desde hace cuanto tiempo.

También hay algunas imágenes de la ‘uka’ (no confundir con Misa) que presidió el kikinerante de Mario. He sacado dos fragmentos de su k-sermón. El primero de ellos es merecedor de tres o más doctorados horroris-k-usa y tira (© sepul), porque nada menos que ha descubierto que no es en los Sacramentos donde está Dios, sino en los chungo churro pasos y etapas del CNC que él con mucho gustito celebraba junto con otros dos de la misma calaña:
La januquiah, que no es cristiana, que no falte, no sea que les confundan con religiosos de Misa
«En estos años, celebrando junto con Kiko y Carmen, los diferentes pasos/etapas que marcan el itinerario neocatecumenal, siempre me ha sorprendido constatar el Poder (sic) de Jesucristo que actuaba ante nuestros ojos, cambiando gradualmente las vidas de las personas
 
Algunos pensaron que iban a un funeral y la pifiaron con los trajes. Y se olvidaron las flores, además

El otro me llama la atención por el flagrante desprecio a la secre ad experimentum que está transcribiendo sus memorias póstumas.
«A todos vosotros, os pido la ayuda de vuestra oración, para que el Señor ayude a Kiko, y a mí también, a completar la misión que nos ha encomendado, con la ayuda de María Ascensión.»
Si es que donde hay clase, hay clase y donde no la hay…
Salón de usos múltiples del R.M. de Madrid (dicen que es un seminario, no tomar por pista de baile)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...