viernes, 31 de marzo de 2017

Paso del shemá (XIII)



«Catequesis después de la lectura
Decíamos que esta convivencia, que llamamos del Shemá, tiene la misión de despertarnos, de hacer resonar una trompa que los llame a estar atentos, a vigilar porque llega el esposo. El esposo está  ya llegando y por esto los apóstoles van al mundo, enviados por Jesucristo resucitado con esta frase:
Convertíos y hacer penitencia porque el Reino de Dios está próximo, el Reino de Dios viene con nosotros, viene con el Cuerpo de Jesucristo que opera aquello que anuncian sus enviados.»
Ese es el quid. Quien verdaderamente actúa en nombre de Cristo y no en el suyo propio, hace las obras de Cristo… pero de aquel de quien sólo sale el juicio y la murmuración, se puede asegurar que no actúa en nombre de Cristo, que el Reino de Dios no va con él y que Cristo no va a operar lo que tal tipo anuncie.
«Nosotros hemos hecho un cierto camino, dos meses de catequesis hace cuatro años, después hemos estado dos años de precatecumenado escuchando la palabra de Dios, una vez a la semana y hemos empezado a conocer un poquito el lenguaje bíblico y después hemos hecho un primer escrutinio en una convivencia de cuatro días donde hemos comenzado a ver un poco la realidad de vuestra vida: trabajo, familia, dinero, es decir, la riqueza que proporciona el trabajo, la afectividad y el sueldo, precisamente para entender que el Cristianismo no es solamente una cuestión de escuchar la palabra, sino que es algo integral que abarca toda la vida interior del hombre.»
No es baladí que se refiera a la ver -entrometiéndose- la vida de los demás, no la suya. 
«No como una ley que debemos empezar a cumplir gradualmente, poniendo en ello nuestra vida, es decir, invitando a Jesucristo en estas cosas, sino exactamente todo lo contrario, es decir, iluminando todas las zonas de nuestra existencia, precisamente para poder despojarnos del hombre viejo, del viejo Adán, del hombre del pecado y poder revestirnos gratuitamente del hombre nuevo. Por esto es muy importante hacer el Bautismo como lo hace la Iglesia primitiva, completamente desnudos.
Dicen Tertuliano, Orígenes y Clemente: que gran milagro era que vosotros estuvieseis desnudos delante de tantos hermanos y no os avergonzaseis. Durante muchos siglos se hizo el Bautismo completamente desnudos, precisamente por este sentido de despojarse del vestido viejo y revestirse del hombre nuevo. La desnudez en la Biblia es signo del hombre del sexo, del hombre del pecado. Después cuando se entra en una época moralista se entraba desnudo directamente a una tienda, para que nadie les viese. Pero era un asunto muy serio.»
Desmontando un poco la película que cuenta Kiko, la realidad es que desde el principio el Bautismo por inmersión convivió con el Bautismo por infusión y por aspersión. Por ejemplo, cuando Pablo se dedica a bautizar estando en la cárcel, no le llevaron una piscina portátil para ello, luego no bautizó por inmersión. En cuando a que la inmersión requiriese la desnudez del neófito, es otro bulo improbable.
«Decíamos que en el primer escrutinio habíamos visto esta realidad de desnudez; por esto lo primero que habéis hecho los dos primeros años de precatecumenado ha sido denunciar vuestra realidad de pecado. Por medio de la palabra, a través de la comunidad, a través de hermanos concretos de la comunidad que no podemos soportar porque tienen actitudes que nos desafían, porque son unos neuróticos o por lo que sea, nosotros comenzados a descubrir que nuestra fe no es tan grande y precisamente por esto el precatecumenado tiene una misión muy importante que es la de destruir el orgullo. Mucha gente se va, gracias a Dios, pero ahora están regresando; se van porque no quieren que se les denuncie su pecado. Antes de la comunidad te sentías a gusto contigo mismo, y después resulta que eres peor: después no soportas a la mujer, al marido, no soportas a nadie, no te soportas ni a ti mismo.»
El CNC saca lo peor de cada persona, le roba su individualidad, la convierte en una mala falsificación, crea problemas donde no los había, empeora los que sí había, y después de destrozar cuanto haya podido, pretende ser la solución a esos destrozos que primero ha causado.
«Antes pensabas que lo soportabas todos, después comienzas a ver la realidad, comienzas a mirar de frente lo que eres. Este combate que Jesucristo emprende en el catecumenado es un combate para destruir nuestro orgullo.»
En el CNC, se trata de destruir al hombre libre hijo de Dios, para sustituirlo por una fotocopia zombificada.
«Antes estábamos siempre revestidos con la educación, con la familia, después resulta que lo primero que hace la palabra de Dios es una espada de doble filo, con uno divide, destruye, y con el otro construye. Quien piense que la palabra de Dios sirve sólo para construir se equivoca, la palabra viene a denunciar y penetra hasta alcanzar el espíritu y allí cumplir realmente su misión. No se puede coger de la palabra sólo lo que nos gusta y el resto tirarlo fuera. Hay un momento en el que la palabra te llama verdaderamente a conversión.
Como no se convierta, me lo zampo
Decía que en el primer escrutinio comenzamos a ver vuestra relación con el trabajo, la familia y el dinero y os dimos una catequesis sobre el dinero como símbolo de los ídolos del mundo, como símbolo de nuestra seguridad: si nosotros somos hombres de la carne, pondremos nuestra seguridad en el dinero.
Tenemos que descubrirlo a través de este camino y por eso estamos reviviendo nuestro Bautismo, porque el pecado original no es una mancha legal con la que nacemos y que desaparece con el Bautismo y quedamos puros e inmaculados para siempre. El pecado original es algo muy diferente y este concepto un poco extraño nace con San Agustín y es un modo de ver el problema de una manera muy pobre.»
Nunca hay que desaprovechar la ocasión de malmeter contra la Iglesia y contra los padres de la misma.
«El pecado original es una realidad que nos rodea, que es la que ha condicionado a nuestros padres, que nos han gestado realmente en esta realidad. Si no fuese así, entonces el Bautismo sería mágico, pues sin haber entendido nada nos viene dada de punta en blanco una nueva realidad que nos da una nueva naturaleza. No es cierto esto. El Bautismo nos es dado por la Iglesia tomando prestada la fe de los padres o de los padrinos, pero para que el Bautismo pueda realmente desprenderos del hombre viejo y daros gratuitamente el hombre nuevo, según lo que dice la Escritura, es necesario que recibamos continuamente la catequesis, es decir la Fe de la Iglesia y es necesaria nuestra libertad para aceptar esta catequesis. Y puesto que esta gestación, esta catequesis en muchas personas no se ha llevado a cabo, resulta que esta realidad de pecado continúa existiendo; muchos de nosotros estamos en la Iglesia, tal vez desde hace mucho tiempo, y el pecado siempre nos ha oprimido y hemos visto una realidad interna o externa de pecado que era más fuerte que nosotros mismos.»

miércoles, 29 de marzo de 2017

"Queriendo hacer el bien......"

                 Incluso en estos tiempos, en los que hace bien poco ha llegado al blog una "abogada", condición, según ella misma y su "mekanisma", esgrimida en razón de ser, según ella también, imposible reformar un cerebro cuyo dueño haya cursado estudios superiores. Dicha "sera superiora" (por reírme de los tiempos "moernos" en donde existen hasta "miembras", mire usted) acusa a los que aquí escribimos, pásmense, de sacar frases de contexto (de Kiko, klaro) con el vil fin de distorsionar el "bello" (me rilo) mensaje de su humildosidad.

Insisto, incluso en éstos tiempos, aún hay quien osa sacar a relucir una torpeza olimpikika de ese tamaño. Porque en realidad se publican la totalidad de los mamotretos kikianos que llegan al blog, lo primero, y en segunda instancia, resulta evidente a todas sombras que dichos escritos son "esférica-mente nefastos", es decir, que da igual el hemisferio que se use para interpretarlos, y los ojos con los que se miren, que al final, quedan chorreantes, sí, o sí. Tanto, quien los genera, como los papagayos atrileros que los repiten y retransmiten a la kikianidad sideral.



Sin embargo, quien si adolece de sacar de contexto palabras, de la Biblia entre otros sitios, es  don   magnánimo. Un ejemplo de lo dicho lo podemos observar con claridad en esa especie de manía persecutoria de la que hacen gala reiteradamente en el asombroso Neo Kalamidades S.A.

Los que hemos degustado el infecto menú en Kasa K.  No quedamos exentos ningún año (curso) de que nos dieran una "palabra", una, y otra vez, una y otra vez... la siguiente:


19.Puesto que no hago el bien que quiero, sino que obro el mal que no quiero.
20.Y, si hago lo que no quiero, no soy yo quien lo obra, sino el pecado que habita en mi.
21.Descubro, pues, ésta ley: aún queriendo hacer el bien, es el mal el que se me presenta.
(Rm. 7, 19-21)
A lo anterior le viene a pasar, como a casi todo lo que éstos "profetas de tu historia", tocan. Es decir, que se usa, haciendo ver que se "explica", en realidad se usa.
 ¿Y para qué se usa? Fácil,
Veamos:
Dejemos a un lado algo tan obvio como que todos somos pecadores. El problema planteado en el neo sendero apabullante no es ese, ni mucho menos. La cuestión que se acentúa sobremanera, y de la que se extraen a lo largo y ancho del Neo iter toda suerte de proclamas, e incluso justificaciones, y/o excusas. Es en realidad provocar un estado de debilidad en la concurrencia, sus neocatecúmenos.

La cosa va de hacerte ver lo imposible, en ti. O lo que viene a subrayar sin paliativo posible, que no hace falta que te esfuerces pues seguirás siendo lo pedor. Y eso que ser el pedor de todos debe ser la leche para la kikianidad....
 Aún cuando ésto pondría de manifiesto su propio fracaso como "guías" que dicen ellos ser, dicen (por decir, pueden decir lo que quieran, otra cosa sería que supieran ir a alguna parte, eso es otro cantar)

¿Por qué dijimos fracaso? Y no sólo eso, sino que además,  "propio".... Porque en realidad no están fracasando. No es que tengan un porcentaje muy alto de éxito, pero bueno, ahí están sus "miles de komunidades", y demás...  Eso que obstinadamente refieren como "frutos", y quizás lo sean, pero de ellos mismos, con sus mekanismos, queda claro. Como queda claro, si uno mira un poco, que al fondo es solamente propaganda, exagerada, mentirosa propaganda.

Lo cierto es que se jactan de ser portadores de la Buena Nueva. En su afán de ser más neos que Neo (el prota de Matrix) le llaman Kerygma, y venga, vale que les aceptemos el "palabro". Es más, harán unas extensiones artificiosas (cuando le toman "cariño" a algo, lo reproducen hasta decir basta) Así que dirán que existen "lecturas kerygmatikas", o, "todo ésto es muy kerygmatiko" (además de impresionante, fantástico, etc..)

Pero claro, hay un detalle que queda solapado, pues dentro del "fulgor mistikiko" de los primeros compases del kamino, en las primeras katekesis sin ir más lejos, Ya te proclamen el Kerygma (según K, klaro) Y después, en cada ocasión, véase, anuncio, konvivencia, visita de katekistas... guardan un hueco importante para darte de nuevo, otra vez, y otra, "su" versión del Kerygma. Hasta un libreto, inagotable por más señas, dicen que hay por ahí, con el título de Kerygma... ¡Y dale que te pego!

¡Vale! ¡"One moment, plis"!
Si ya te han dado lo más "importante", y aseguran que ésta "palabra" tiene el poder de cambiar tu vida, de hacer de ti un cristiano ¿A cuento de qué, siguen una y otra vez diciendo que da igual lo que hagas, da igual lo que quieras, que el mal (sí, el mal) es lo que te vas a encontrar en las manos?.... ¿Tan poco confían en su propia turbo predicación?
Hasta nada. No pueden confiar en sus predicaciones, no en vano, saben por experiencia propia que lo suyo no va de proclamar la Buena Nueva ("Y que Dios reparta suertes"...) Lo suyo es usar, sí, usar la Buena Nueva para captar adeptos a su club social, adeptos bien dispuestos a reconocer que son lo pedor (pero ojo, que nadie se lo recuerde)

Esos adeptos reciben una dosis infinita de: "no puedes hacer nada en sus fuerzas". De: "no puedes convertirte por puños"... Aderezada con extracciones interesadas de la Escritura , como por ejemplo la cita de San Pablo de más arriba, que seguramente sea la posición número uno del "top ten" neo fantasmal.

Todo el capitulo siete de la epístola a los Romanos es una clara exposición del Apóstol: a la vida (suya) antes de la Ley, y después de su conocimiento. Quedando atrás todo ello, precisamente por tener constancia de haber sido liberado (y todos también) por Cristo. Pero para el atolladero neo, lo importante no es haber hablado ya de la Buena Nueva, de hecho, aunque dentro de su predicación lleguen a decir "Dios te ama como eres", el ímpetu constante, la fuerza neo desplegada a cada instante, irá claramente enfocada a que seas "como ellos digan que seas". Se valdrán de todo tipo de artimañas, contradiciendo incluso sus propios estatutos, dará igual, porque lo importante es que admitas (en contra de todo pronostico, en contra de haber escuchado la Buena Nueva) insisto, que admitas que de ti no puede salir nada bueno, es más, si lo intentas, serás un moralista, un seguidor de la ley..... Y ya sabes, mi estimado, lo que ello significa, que: "no te fías de Dios" (usurpando son la pera limonera) Que "no has creído a la la buena noticia" (la nuestra, se entiende)


Se habló ya, de excusas, justificaciones, y demás...porque, para quienes lo desconozcan, existen muchos males dentro de las neo komus, pero no pasa nada, porque : "queriendo hacer el bien, es el mal lo que se les presenta"... No pasa nada, se echa mano de la premisa implantada, y no pasa nada.

De paso, se consigue como ya hemos hablado, la perspectiva del reconocimiento extenuante de tu "poca cosa", "tu no valer nada" ... condiciones muy favorables, para el CNC, nunca lo olviden, para el CNC. Favorables, porque vienen a martillear de nuevo en función del objetivo primario del mismo. Que no es otro que establecer una dependencia de la komunidad, y sobre todo de los dictámenes de los kikotistas, una dependencia que se prolonga cual sombra siniestra, en cuanto qué, toda vez que la persona adquiera esa dimensión de inutilidad total que le han suministrado, queda al albur de los caprichos de la neo maquinaria.
Total, si eres tan yo qué sé,  ni qué cosa serás, que aunque desees hacer el bien, solo saldrá el mal de tus manitas.......¿No será "mejor" que te estés "quieto", y no hagas nada?.... ¡Anda, déjanos hacer a nosotros!
. 







martes, 28 de marzo de 2017

El Espíritu Santo no es triunfalista



Estas fechas, en las que a alguno que dice de sí mismo ser sensibilísimo está de gira publicitaria por las Américas, he considerado que son un buen momento para traer a colación fragmentos de una entrevista del Papa concedida a Antonio Spadaro y publicada por el diario Il Corriere:

«Esto es el punto clave: el discernimiento, que es siempre dinámico, como la vida. Las cosas no son estáticas. Especialmente con los jóvenes. Cuando yo era joven, la moda era hacer reuniones. Hoy las cosas estáticas como las reuniones no van bien. Hay que trabajar con los jóvenes haciendo cosas, trabajando con las misiones, el trabajo social, ir cada semana a dar de comer a las personas sin hogar. Los jóvenes encuentran al Señor en las acciones. Entonces, después de la acción se debe hacer una reflexión. Pero la reflexión por si sola no ayuda, son ideas… sólo ideas. Así que dos palabras: la escucha y el movimiento. Esto es importante.»

¡Qué haga cosas otro! ¡Yo estoy cansada!
Nada que ver lo que dice el Papa con lo que transmite el gurú del CNC, tan alérgico a que “sus” jóvenes practique la caridad y esas cositas a las que él nunca ha sido llamado.

«Hay nuevas pequeñas fundaciones que son realmente buenas y lo hacen en serio. Veo que detrás de estas buenas fundaciones hay a veces grupos de obispos que acompañan y garantizan su crecimiento. Pero hay otros que no crecen de un carisma del Espíritu Santo, sino de un carisma humano, una persona carismática que atrae por sus cualidades humanas de fascinación. Algunos son, se podría decir, ‘restauradoras’: parecen dar seguridad y en su lugar sólo dan rigidez. Cuando me dicen que hay una congregación que atrae tantas vocaciones, lo confieso, me preocupa. El Espíritu no funciona con la lógica del éxito humano: sino de otra manera. Pero cuando me dicen: hay tantos jóvenes dispuestos a todo, que rezan mucho, que son leales. Y me digo: “Muy bien, vamos a ver si es el Señor.”

Eso mismo se debieron decir los obispos japoneses y se estará diciendo el obispo Byrnes.

Algunos son pelagianos, quieren volver al ascetismo: hacen penitencia, parecen soldados dispuestos a hacer cualquier cosa por la defensa de la fe y la moral… y luego se rompe el escándalo del fundador o fundadora… Sabemos a lo que me refiero, ¿verdad? El estilo de Jesús es otro. El Espíritu Santo hizo ruido en el día de Pentecostés: ese fue el comienzo. Pero por lo general no hace mucho ruido, lleva la cruz. El Espíritu Santo no es triunfalista

No se le llena la boca con los cienes y cienes de vocaciones, de hijos de un mismo matrimonio, de seminarios, de itinerantes, de rubias suicidas… ups, no, de eso último como que no alardean en público, por más que de suicidas algunos sepan bastante.

«Benedicto XVI lo ha dicho muy bien: la Iglesia no crece por proselitismo sino por la atracción

Otros, en cambio, por más que se esfuerzan por reproducirse una y otra vez, en lugar de crecer, disminuyen.

domingo, 26 de marzo de 2017

Todo era bueno... excepto Adán



Hace algún tiempo, se comentó en el blog la partidista y misógina interpretación de la creación que se hace en el CNC, ignorando el primer relato de la creación del ser humano para dar valor únicamente al segundo, y además poniendo todo el peso en una traducción errada de dicho relato.

Incidiendo en ese mismo tema, para conjugar el primer relato de la creación, en el que hombre y mujer son creados a la vez, con el segundo, en el que la mujer procede del hombre, los judíos entendidos dan la siguiente explicación:

El árbol era bueno
Dios creo un ser dual que era hombre y mujer a la vez, un ser en el que coexistían la psique masculina y la femenina porque Dios quiso dotar a dicha criatura de su misma imagen y semejanza. Y para darle esa semejanza tuvo que otorgarle ambas psiques.

Este ser dual da sentido al hecho de que en el relato del Génesis Eva no recibe nombre hasta después de ser expulsados ambos del Paraíso. La razón es que antes su nombre originario era… Adán.

Los nombres personales, según dicha explicación, serían necesarios si Adán y Eva tuvieran egos en el sentido convencional. Antes de cometer el pecado, Adán no tenía ego, a tal punto que su nombre no indica quién es, sino qué es. Adán de Adamah, hecho del polvo de la tierra (Gn 2,7). Después de cometer el pecado su nombre se convierte en haAdam, el Adán, un recordatorio sucinto y expresivo de la lucha que tendrá que enfrentar para extraer el pan de la tierra. Ella recibe el nombre de Eva, que significa “madre de toda vida". Sin embargo, antes del pecado, ambos eran Adán, tal como dice el versículo: «
Varón y hembra los creó; y los bendijo, y los llamó Adán el día en que fueron creados.» (Gn 5,2)

Por tanto es Dios quien da nombre a esa criatura que es hombre y mujer en un solo cuerpo.

Hay un segundo relato que explica la formación, no la creación, del hombre y la mujer como entes separados. Relato que según refieren los judíos, es sistemáticamente mal interpretado y peor traducido. Según dicho relato, Dios hace caer a Adán en un profundo sueño que aprovecha para separar sus dos costados, es decir, lo parte en dos mitades, la masculina y la femenina.

El agua era buena
Se ha popularizado la idea de que el segundo ser no es la mitad del Adán inicial, sino formado a partir de tan sólo una costilla. Pero alegan los judíos no sólo que esa traducción no es correcta, sino también que de ser así implica que la psique femenina per se no existía antes de que la mujer fuera creada de una parte de Adán. Lo que contradice el relato del Génesis según el cual la creación entera quedó completa en seis días. En cambio, si Dios formó los géneros al dividir a Adán en dos, la psique femenina y la masculina ya existían en el Adán original, lo que es coherente con el relato de la creación del ser humano: «Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó.» (Gn 1:27)

Pero surge un nuevo problema, que es el explicar por qué hubo que separar al Adán andrógino creado a imagen y semejanza de Dios en dos géneros.

Aquí hay que fijarse en que después de cada uno de los días de la creación aparece una frase concluyente: «Y vio Dios que era bueno». ¿Qué significa que Dios diga que un acto de creación es “bueno”?

La idea es señalar que existen por Su voluntad y que si ese deseo se apartara de ellos, tan solo por un instante, dejarían de ser… de modo que cuando dice de cada acto de creación «y Dios vio que era bueno», el significado es que es Su voluntad que así sea para siempre. 

Las aves eran buenas
De modo que cuando Dios creó (por ejemplo) a los peces y luego declaró que eran “buenos”, significa que el ser presente es permanente, porque el proceso creativo está completo.

Pero tras crear al perfecto Adán, macho y hembra en un mismo ser, imagen y semejanza suya, Dios dice «no es bueno que Adán esté solo, le haré una ayuda semejante a él». De modo que el ser perfecto… ¿era imperfecto?… ¿por qué?

Dicen los judíos entendidos: para que no se dijera que existen dos Poderes, el Santo es único en los mundos superiores y no tiene contrapartida, y éste es único en el mundo inferior y no tiene contrapartida. En otras palabras, el problema con Adán es que era demasiado completo y no necesitaba contrapartida. ¿Pero desde cuándo el hecho de que no falte nada es un problema? Los judíos explican que Dios vio que era bueno que necesitase ayuda y que la ayuda fuera alguien semejante y opuesto a él (el Adán hombre y mujer a la vez), para que pudieran elegir entre unirse o permanecer separados... esta fue la causa del “no es bueno”.

El Adán primigenio no era un “él” ni estaba solo en el sentido de necesitar una pareja. Sin embargo, no era la forma final de la humanidad porque no podía elegir unirse a otro o abstenerse de hacerlo.

El Creador no tenía intención de hacer que el hombre fuese independiente de la mujer, sino que fuese incompleto sin ella, y ella sin él.

El bosque era bueno
¿Qué significa ésto? Que cada mitad de Adam tenía de frente a él un perfecto complemento, alguien que era lo que él no era, que era diferente en todo, no sólo en sexo sino también en pensamientos, sentimientos y conducta. De ésta manera, ellos podían amarse, darse, desearse recíprocamente. El Creador hizo esto al propósito, para que ambos fuesen interdependientes entre sí, uno tiene lo que el otro necesita, y los dos son incompletos por sí mismos y pueden ser completos sólo cuando son de nuevo uno.

Este era el plan de Dios en la creación, según los refieren los estudiosos judíos, dos seres formados para complementarse, iguales en dignidad, iguales en derechos, semejantes el uno al otro, no diseñado uno de ellos en función del otro, no uno en la cabeza y otro en los pies, sino diseñados para el amor y la donación mutua… Todo esto he recordado a raíz del siguiente comentario, que refleja la realidad doméstica típica del CNC, tan alejada del plan de Dios.

El cabezón no es bueno, es un vago que no se ha enterado de nada

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...