miércoles, 30 de mayo de 2018

El Camino no festeja el Corpus Christi



Solemnidad del Corpus Christi.
Kikianos extra-adultos, no confundir con cristianos
En alguna entrada anterior se ha contado en que consiste la chuminada “super-arcánica” que se montan los neocatecumenales con ocasión de la festividad del Corpus. Es tan, tan propia de supersticiosos y adoradores de ídolos que ha de ser ultra-secreta y por eso sólo es para kikianos adultísimos de esos que se revisten de blanco.
No voy a repetir el relato de las chorradas que los kikos adultos hacen esa noche, a escondidas y tras puertas cerradas, apartados de sus amadísimos hermanos de Misa de 12, que son Cristo. No. En esta ocasión voy a escribir sobre la secuencia del Corpus Christi.
Porque en la liturgia católica, la secuencia es un himno rimado que sigue (del latín sequens) al Aleluya previo al Evangelio. Hay una gran cantidad de composiciones de este tipo, aunque, en la actualidad, en la liturgia se emplean pocas: Veni Sancte Spiritus (Ven Santo Espíritu, en Pentecostés), Dies Irae (Día de Ira, en misas por los difuntos), Lauda Sion Salvatorem (Alaba, Sion, al Salvador, para Corpus Christi), Victimae Paschali (a la Victima Pascual, para Pascua) y Stabat Mater (misa de los dolores de la Virgen).
El Lauda Sion, como todo el Oficio y la Misa del Corpus Christi del que forma parte, se debe al genio teológico de Santo Tomás de Aquino. Constituye un monumento didáctico, un «Credo de la Eucaristía». Tiene 24 estrofas. Las primeras son una invitación a la alabanza y a la acción de gracias. Luego se toman algunas imágenes del Antiguo Testamento que la teología cristiana aplica a la Eucaristía. Sigue una oración de alabanza y petición a Jesucristo como Buen Pastor.
Secuencia de Corpus Christi “Lauda Sion”. Para oírlo, clic aquí.

LAUDA Sion Salvatorem,
lauda ducem et pastorem,
in hymnis et canticis.
Quantum potes, tantum aude:
quia maior omni laude,
nec laudare sufficis.
ALABA Sión a tu Salvador.
Alaba a tu guía y pastor
en himnos y cánticos.
No dudes en esforzarte
ya que Él está por sobre toda alabanza
y no puedes alabarlo lo suficiente.
Laudis thema specialis,
panis vivus et vitalis
hodie proponitur.
Quem in sacrae mensa cenae,
turbae fratrum duodenae
datum non ambigitur.
Tema especial de alabanza,
el Pan vivo y que da la vida,
proponemos en este día.
El que en la mesa de la sagrada cena
a la asamblea de los doce hermanos
sin duda fue dado.
Sit laus plena, sit sonora,
sit iucunda, sit decora
mentis iubilatio.
Dies enim solemnis agitur,
in qua mensae prima recolitur
huius institutio.
Sea nuestra alabanza completa y fuerte, sea alegre y decoroso
el júbilo del alma.
Porque este es el día solemne
en el cual conmemoramos
el origen del banquete.
In hac mensa novi Regis,
novum Pascha novae legis,
phase vetus terminat.
Vetustatem novitas,
umbram fugat veritas,
noctem lux eliminat.
En esta mesa del nuevo Rey
la nueva Pascua de la nueva ley
pone fin al antiguo rito.
A lo viejo [reemplaza] la novedad,
la verdad despeja las sombras,
la luz destierra la oscuridad.
Quod in coena Christus gessit,
faciendum hoc expressit
in sui memoriam.
Docti sacris institutis,
panem, vinum in salutis
consecramus hostiam.
Lo que hizo Cristo en la cena,
ordenó hacerlo
en memoria suya.
Enseñados por su sagrado precepto
el pan y el vino consagramos
en la Hostia de salvación.
Dogma datur christianis,
quod in carnem transit panis,
et vinum in sanguinem.
Quod non capis, quod non vides,
animosa firmat fides,
praeter rerum ordinem.
Es un dogma dado a los cristianos
que el pan se cambia en la Carne
y el vino en la Sangre.
Lo que no entiendes, lo que no ves, una fe viva lo confirma
de una manera sobrenatural.
Sub diversis speciebus,
signis tantum, et non rebus,
latent res eximiae.
Caro cibus, sanguis potus:
manet tamen Christus totus
sub utraque specie.
Bajo diferentes especies
que son sólo signos y no cosas reales tesoros sin precio se esconden.
Su Carne es comida, su Sangre bebida Cristo permanece entero
bajo cada especie.
A sumente non concisus,
non confractus, non divisus:
integer accipitur.
Sumit unus, sumunt mille:
quantum isti, tantum ille:
nec sumptus consumitur.
Ni cortado, por quien comulga,
Ni partido, ni dividido
Sino que entero es recibido.
Tanto uno como mil lo reciben
Tanto este, como aquel,
Ni recibido se consume.
Sumunt boni, sumunt mali:
sorte tamen inaequali,
vitae vel interitus.
Mors est malis, vita bonis:
vide paris sumptionis
quam sit dispar exitus.
Lo reciben buenos, lo reciben malos
Pero con desigual suerte
De la vida o de la muerte
Muerte para los malos, vida para los buenos
Mira, a igual recibimiento
Cuán dispar es el efecto.
Fracto demum sacramento,
ne vacilles, sed memento
tantum esse sub fragmento,
quantum toto tegitur.
Nulla rei fit scissura:
signi tantum fit fractura,
qua nec status, nec statura
signati minuitur.
Cuando el sacramento es dividido,
no vaciles, sino recuerda
que hay tanto en un fragmento
como oculto en el todo.
No hay división de la sustancia
sino un quiebre en los signos
por el cual ni el estado ni el tamaño
de lo significado es reducido.
Ecce Panis Angelorum,
factus cibus viatorum:
vere panis filiorum,
non mittendus canibus.
In figuris praesignatur,
cum Isaac immolatur,
agnus Paschae deputatur,
datur manna patribus.
Contemplemos el Pan de los Ángeles
Hecho comida de los peregrinos verdadero pan de los hijos de Dios
el cual no debe ser lanzado a los perros. Prefigurado en signos,
cuando Isaac fue inmolado
cuando el Cordero Pascual fue sacrificado
cuando el maná fue dado a los padres.
Bone pastor, panis vere,
Iesu, nostri miserere:
Tu nos pasce, nos tuere,
Tu nos bona fac videre
in terra viventium.
Tu qui cuncta scis et vales,
qui nos pascis hic mortales:
tuos ibi commensales,
coheredes et sodales
fac sanctorum civium.
Amen. Alleluia.
Buen Pastor, pan verdadero
Jesús ten piedad de nosotros
aliméntanos y protégenos
haznos ver tus dones
en la tierra de los vivos.
Tu que todo sabes y todo poder tienes,
Que aquí, mortales, nos alimentas
Allí tus comensales
Coherederos y compañeros
Haznos de los habitantes santos.
Amen. Alleluia.
Tomado de I. M. SUSTAETA ELUSTIZA, http://www.mercaba.org/Rialp/S/secuencia.htm


Pero debe ser que tanta revelación teológica condensada en un himno es indigerible para la adultez neocatecumenal; ellos están aleccionados para asimilar únicamente la papillita que les da papá Kikufo. Por eso los neocatecumenales se esconden, se reúnen a oscuras en sus salones lúgubres donde cantan y bailan el corro de la patata, digo, un kikirikanto que uno que se dice pintor porque llega, firma y se va, pretende hacer pasar por un himno del Corpus.

Pero no lo es. Lo que ellos cantan es un destrozo del himno de la Iglesia, una papilla aguada, sin sustancia, sin la fuerza y la intensidad del auténtico himno. 



Y no es válido.

Porque Kiko no tiene autoridad para disponer sobre la liturgia. Por eso lo que hacen los nenes bien adiestrados que se juntan a kakarear kikirikantos no es liturgia, sólo es un ritual pseudomágico y supersticioso propio de paganos. 

Lo que no entiendo es por qué algunos neocatecumenales convenientemente adiestrados se dejan rodear por beatorros religiosos de Misa de 12 de esos que gustan de las procesiones.

Procesión del Corpus en El Callao


lunes, 28 de mayo de 2018

Cosas del Camino: El (des)amor y la (falta de) unidad




Retomando el relato de una entrada precedente, lo del periodista Álvaro es una prueba de que para el CNC lo importante no es la profesionalidad del reportero que se atiene a la realidad de los hechos por encima de preferencias y simpatías, no, en el CNC lo importante es dar cumplimiento a la profecía de Joel: “vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes tendrán visiones”.

Álvaro no es un anciano, es la voz de su amo, el anciano que sueña sueños.

Otro de los sueños que sueña este anciano se refiere al amor y la unidad de los catecúmenos. Y a mí, cuando me cuentan el cuento de lo mucho que se aman los neocatecumenales me viene a la cabeza un hecho concreto de mi ínclito kikotista.

Sucedió que tuvimos una visita de kikotistas. La visita transcurrió aceptablemente bien hasta que, en el momento de las oraciones espontáneas, a uno de los catecúmenos se le ocurrió en su libertad e inocentemente pedir por los kikotistas salientes, porque recientemente había sido depuesto un matrimonio de kikotistas y otro había ocupado su lugar.

Al kikotista responsable le faltó tiempo para cerrar las peticiones y tronar con voz potente que a ver si nos enterábamos que de nuestros kikotistas eran los que estaban allí presentes y no aquellos otros dos que ya no estaban con nosotros.

¡Mirad como se aman!                   

Huelga decir que lo que había motivado la salida de este matrimonio fueron los malos rollos que tenían con la pareja de kikotistas responsables. A tal punto llegaron los enfrentamientos y las rabietas del responsable que tuvieron que intervenir los kikotistas de mis kikotistas y cambiar a dedo a los miembros del equipo.

El tema del matrimonio excluido se convirtió en un tabú y nunca más se les volvió a mencionar en presencia de los kikotistas.

Aquí un florero
El nuevo equipo de kikotistas quedó conformado por dos parejas aliadas entre sí y tres floreros, que no aportaban nada pero rellenaban sillas. Tan asumido tenían su papel de floreros que a dos de ellos no recuerdo haberles escuchado nunca una kikotesis, a la tercera sí. Nos sorprendió a todos después de la última konvivencia del paso de la elección, en esas kikotesis que hay antes de los escrutes, fue la primera y última vez que la vi ponerse tras el atril y arengarnos.

De su marido, que era uno de los floreros mudos, sólo recuerdo una intervención durante esos terceros escrutinios, y mejor que nos la hubiese ahorrado a todos, porque la única vez que le he visto intervenir en un escrute fue para darle una patada a la puerta del dormitorio de un matrimonio.

Ya lo conté en alguna ocasión, pero como no tengo ganas de buscar dónde lo conté, prefiero resumirlo aquí: en uno de esos sueños que sueñan los ancianos neocatecumenales, al kikotistas responsable se le había metido entre ceja y ceja que había que sacar a la luz un problema que ocultaba el catecúmeno al que estaba escrutando.

El problema tenía que existir, lo evidenciaba el hecho de que los hijos mayores de este matrimonio no querían caminar. Y lo que es peor, los padres no habían sido capaces de obligarles a caminar, lo que era una prueba palmaria del problema no confesado.

Y puesto que los ancianos neocatecumenales sueñan sueños, los kikotistas dispusieron sin más ni menos que el problema tenía su origen en la entrepierna del varón, que él no estaba a la altura de las circunstancias y en consecuencia se sentía avergonzado, y por eso no se imponía sobre la esposa como todo buen padre neocatecumenal debe hacer. Lo que daba lugar a que ella, toda sentimental y toda neurótica, dejase que los hijos eligieran libremente lo que querían.
 
Otro florero
Esta fue la única contribución que vi hacer al “primer florero” del equipo de kikotistas; salvo esa vez, debo reconocer que no era alguien que se hiciese notar. Pero cuando estimaba que era oportuna su intervención era para hacer evidente como es el amor que se tienen, invadiendo la intimidad de un matrimonio ante toda la comunidad.

Aunque yo tendría que estarle agradecida, pues fue entonces cuando tres personas en toda la comunidad, sólo tres de entre todos los presentes, nos plantamos y significamos ante los kikotistas, afeándoles su proceder.

Y presencié que no tienen respuesta, ni argumentos, ni justificación, que no saben que hacer ni que decir cuando les contestas con la verdad. Vi que no tienen más poder sobre ti que el que tú les das. Y también aprendí que el castigo que se impone por no obligar a los hijos a caminar, es el mismo que se administra a quienes les ponen en su verdad. Porque no pueden hacer nada más. Por supuesto no podían dejarnos sin viajecito a Israel, puesto que teníamos que contribuir a pagarles las vacaciones.

De paso, durante el viaje pude aprender más cosas sobre los sueños amorosos que sueñan los ancianos neocatecumenales. Viajamos en Mayo y resultó que en los días que pasamos en la domus había no sé qué fiesta en la cercana Cafarnaúm con homenaje a sus caídos o algo por el estilo. Hubo gente en mi comunidad que dijo que no le interesaba acudir a presenciar el homenaje aquel, que no querían ni tomar partido ni dejar que pareciera que lo tomaban. Pues le faltó tiempo a una de las amorosísimas kikotisas que nos acompañaba para, a grandes voces y con aspavientos nada amistosos, hacer saber a estas personas que se hace lo que dice el kikotista, sin pensar, sin cuestionar y sin usar eso tan antineocatecumenal que es la propia conciencia y el libre albedrío; porque en el CNC la obediencia ovejuna está por encima del libre albedrío. Y a quien no le guste, que se vaya.

¡Quien dice que tengo que compartir cuarto!
Esta misma kikotisa fue quien protagonizó la anécdota vergonzante en la llegada al hotel de Jerusalén: resultó que por un error del hotel, habían asignado a esta mujer (recuérdese que viajaba gratis total a costa de una comunidad poco numerosa en la que no hay millonarios) habitación compartida con una de sus catecúmenas. Se lio a gritos destemplados con los empleados de la recepción porque aquello era inadmisible e inaceptable, una kikotisa no se puede rebajar a compartir habitación con una catecúmena.

Es que no se olvide que ellos son los últimos y los peores de todos, y lo hacen notar allí donde van.
 

sábado, 26 de mayo de 2018

Segundo escrutinio (XLVII)



«Ninguno de nosotros quiere cargar, aceptar el pecado de los demás. Jesucristo tomó esta cadena de pecados del mundo, Él es el acantilado. La humanidad lo llevó a la cruz y lo clavó, lo destruyó. Y a partir de este hecho, no hubo condena para nosotros y destrucción. Él era el Hijo de Dios»
¿Era? ¿Qué se pensará que es ahora? Está muy perdido el divo.
«Y si su padre hubiese sido un Dios colérico, su ira se habría encendido por la bestialidad que se había cometido contra un inocente y habría destruido a la humanidad para siempre, la habría arrasado por completo.»
Ya está contando cuentos. Porque puesto que los profetas predijeron lo que había de suceder unos cuantos siglos antes, Dios no tenía por qué haber esperado, si hubiese querido destruir su creación.
«Porque Dios, dice la Escritura, se arrepiente de haber creado al hombre en el Diluvio Universal. Se arrepiente de haber creado al hombre.»
Habría que explicarle que lo del diluvio, como lo de la ballena de Jonás y como otras tantas historias de la Biblia son cuentos para poner a nuestro nivel la obra de Dios. No se pueden interpretar literalmente, como hace Kiko cuando le peta. Por eso sólo la Iglesia puede interpretar las Escrituras.
«Así como Dios puede arrepentirse de haberte elegido. ¿O no? Pero Dios no destruye a la humanidad. Extrae de aquí, muestra aquí, en esta Cruz que tenemos aquí, un asta, una Cruz levantada, muestra qué es la verdad. Lo resucita de la muerte y lo eleva glorioso revelando que esto es el amor. Fijaos lo que ha provocado todo esto. ¿Veis lo que hizo Jesús de Nazaret? Esto es lo que salva al mundo. Fijaos cuán equivocadas están con todas las convenciones sociales, todas las convenciones legales, todo. ¿Cómo ama tu madre? ¿Y tu tía? ¿Y tu cuñada? ¿Qué piensa tu padre? Mentira. Tu padre no piensa eso.»
¿Entiendes? Todos equivocados y todos condenados por decisión kikótica, incluido tu padre, para que te enteres.
«San Pablo dice que la luz de Dios brilló en Cristo. Esta es la imagen. Quién quiera ver a Dios, que mire esta imagen. Para que yo, Kiko, pueda acercarme a Dios por medio de esta imagen. E incluso si soy un cerdo o un desvergonzado si veo a Jesucristo que muere por mis pecados, puedo acercarme al Padre, tengo acceso libre. Porque ¿qué significa esta cruz? Significa que la santidad de Dios se ha hecho presente para mí y para ti, hermano. Esta cruz significa esto. Esta cruz significa que Dios es el único que ama al enemigo. Que me ama enemigo, que me ama egoísta. Entonces mi egoísmo no me separa del amor. Él se deja matar por mi egoísmo y el Padre lo resucita y lo eleva, y me lo envía en la Iglesia, a este Jesucristo, para que me perdone el pecado del egoísmo. De modo que Cristo está vivo y, a través mío, te está hablando hoy, está hablando a ti, te está hablando de Dios. ¿Por qué Dios te está hablando? Yo mismo, aquí, soy un testimonio de la Resurrección de Cristo, una certificación. Soy una prueba del amor de Dios por ti. ¿Por qué debería Dios tratar de hablar contigo? Si has vivido toda tu vida dándole la espalda a Dios.»
Ya empiezan los juicios, no podían falta en el mejunje.
«Si, después de todo, no te importa nada. Sí, has instrumentalizado todo por dinero, que es lo que más te interesa. Y la religión también la has instrumentalizado como una religiosidad natural, como algo de lo que servirte en tu favor.»
Por ejemplo, pidiendo favores de categoría superior todos los días e informando puntualmente al centro neokikomenal de que desde que pides que no se te quemen las lentejas, no las has vuelto a quemar, para que conste la categoría superior de la gracia concedida.
«Entonces, ¿por qué Dios no toma en cuenta tus crímenes, no tiene en cuenta tus pecados, sino al contrario, misericordioso te sale al encuentro en el camino y te envía profetas a tu casa para llamarte a conversión, y te introduce en un camino de conversión, de salvación, y en este camino te guían con misericordia, por años, y con amor?»
No tengo ni idea de qué está fabulando. Lo único que tengo claro es que no habla del CNC, porque en el CNC a nadie se trata con amor.
«Porque el Señor te miró cuando estabas desnudo en tu sangre y tu inmundicia. Cuando fuiste abandonado por tus falsos amantes que te condujeron a la destrucción como dice el Antiguo Testamento. Te habían abandonado, en el medio de la calle. Cuando toda la gente te miraba, tú fuiste quien me dejó y te prostituiste con esos hombres tan hermosos y tan llenos de dinero y de fuerza. Y luego, mírate: desnuda en tu sangre, arrojada al barro y a la suciedad. Cuando eras así, yo pasé, te vi y sentí pena de ti. Entonces te cubrí con mi manto, te di la bienvenida y te introduje en mi casa, te lavé y te hice mi esposa. Te dije: esposa mía eres tú. Esta es una palabra que se cumple exactamente en ti. Porque este es el amor de Dios ha manifestado en el rostro de Jesucristo.
Y entonces, ¿qué es la sal, hermano?  ¿Por qué te convertirás tú en sal? Porque Dios te amó primero. Y ahora, aquí, hermanos, quienes aún no han experimentado la misericordia de Dios a través de todos sus pecados, es mejor que no pasen. Por eso es muy importante haber experimentado que continúas pecando y que Dios continúa perdonándote.»
Fácil, ¿no? Se trata de que cuentes públicamente tus pecados. Y si no lo haces, no pasas.
«No porque tengas que pecar, sino porque experimentes en todo este tiempo (porque requiere mucho tiempo) quien es Dios. Dios es el único que te ha amado cuando era un enemigo, que te ha perdonado una vez, luego dos,  tres, diecisiete. El que se ha dejado destruir por tus pecados. Has visto cómo murió Cristo, dio toda su sangre por ti, se dejó desangrar, se dejó torturar. Él ofreció Su cuerpo a Dios como sal. Aquí está Cristo, sal de la tierra. Él es la luz. Cristo, Él, es la luz del mundo, y Él también es la sal de la tierra. Entonces se dejó destruir como un cristal de sal. Nadie ha obedecido a Dios, al Padre. Él sí, Él obedeció.»
Y a continuación otra falsificación entrecomillada para hacerla pasar por palabras de Cristo:
«Él dijo: "Padre, quieres mostrar a los hombres que no haces cosas monstruosas, que en verdad les amas. Aquí estoy, oh Dios, para hacer Tu voluntad. Me ha abierto el oído, por eso dije: aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad". Y se ofreció a sí mismo para que en Su cuerpo Dios mostrara el amor que tiene por ti. Pero lo que hizo Jesús lo harás también tú: ofrecer tu cuerpo. Pero no puedes hacerlo sin la sal. Ofrecer tu cuerpo para que en ti sea mostrado a los hombres que Dios los ama. ¿Cómo? ¿Cómo se mostrará, a través de tu cuerpo, a los hombres que Dios les ama? ¿Qué es lo que sala el mundo? El amor de Dios, el amor que Dios tiene por los pecadores. Pero ¿cómo pueden los pecadores saber que Dios los ama, que Dios los ama como Cristo? No porque tú seas muy dulce con ellos, todo suavidad: porque esto no es amor, hermanos, esto es un merengue. Es un merengue bastante pegajoso.»
Y ellos no están para la caridad ni para ser suaves con nadie.
 

jueves, 24 de mayo de 2018

El neocatecumenal carisma de "chacha"



En una entrada anterior, reconocí mi desconocimiento sobre la existencia de lo que los interesados llaman “equipo de pastoral” de un seminario RM, que resulta ser un eufemismo para dejar en manos de los responsables del CNC en la nación la decisión final sobre la idoneidad de los candidatos a sacerdotes, digo, a presbi.
Sin embargo, en todos los seminarios RM existe otra figura que sí conozco, pese a estar bastante más oculta: las chachas gratis total.
Hay que reconocer al RM de Medellín el detalle de dar visibilidad a estas mujeres, que curran mucho sin recibir nada a cambio.

Bien es cierto que como ellos mismos deben ser conscientes que declarar que tienen chachas como los despreciados burgueses no queda fino, las presentan con el artístico circunloquio alegórico de “hermanas en misión”, pero las explicaciones a pie de página dejan bien claro qué es lo que son estas mujeres dentro del RM.
Y como nunca te acostarás sin saber una cosa más, he aprendido que hay al menos una opción de salida “laboral” para las “hermanas en misión” que yo no conocía.
He tenido ocasión de presenciar como un kikotista de los tenidos por más importantes de Madrid, presionaba a una mujer de 36 años para que se consagrase como virgen, porque si a su edad no se había casado ni tenía novio, él veía clarísimo que lo que Dios quería era que dejase su profesión, era periodista, para dedicar su vida a los demás (siempre que los demás fueran del CNC y se los señalase un kikotista, claro).
Y yo me preguntaba, ¿por qué? ¿para qué necesitan más chachas? Y pensaba que la respuesta es que al ser una ocupación tan ingrata, difícilmente la aguanta nadie que no tenga verdadera vocación. Por lo que suponía que siempre andan faltos de recambios.
Ahora además sé que no sólo buscan chachas gratis total para las misiones ad gentes y para los seminarios, sino que hay otros organismos afines al CNC que se benefician del trabajo altruista de personal (femenino) sin sueldo y no sé si también sin vacaciones.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...