domingo, 15 de mayo de 2022

Lo que la Iglesia pide al Camino

 

El 1 de mayo de 2022, el obispo Munilla se juntó -tuvo un encuentro- con las comunidades neocatecumenales de la diócesis de Orihuela-Alicante, en la parroquia de San Francisco de Asís de Alicante. 


El obispo improvisó un discurso -dio una palabra según le fue inspirada por el Espíritu- que podría haber quedado más organizado, con menos muletillas, más propio -personalmente, su insistencia en las "dos" iglesias me sonó cero ortodoxo-, pero que sin duda demuestra que conoce con quién trata, así que fue todo amabilidad y dulzura, todo comprensión y derroche de cercanía y apoyo, pero les dio en la línea de flotación como se puede apreciar en los fragmentos que siguen.

 

Fijaos en el texto del evangelio que me impresiona. Dice: «No estéis contentos porque podéis expulsar los demonios, sino estad contentos porque vuestros nombres están escritos en el cielo».

Este texto del Evangelio es un poco misterioso. Yo más o menos lo entiendo de la siguiente manera: pues mira, no nos ufanemos de que Dios nos haya bendecido, no nos ufanemos de nuestras obras, no nos ufanemos de que hemos podido dar al mundo tantas vocaciones, tantos hijos, no nos ufanemos de la cantidad de peces que hemos sacado en las redes, no nos ufanemos de que somos un millón, no. Estemos contentos porque nuestros nombres están escritos en el libro de la vida, que es como decir: Dios nos ha bendecido; vanidad cero. Me explico la bendición es suya, la gloria es de Él, la gloria es de Él. Es muy importante que lo entendamos todos, que los predicadores también lo entendamos.

(...) ¿Qué mérito tenemos nosotros, sino el haber sido elegidos inmerecidamente? Creo que es muy importante que reconozcamos la bendición de Dios y que seamos muy muy humildes, muy humildes. Es muy importante.

(...)

A veces la iglesia carismática tiene también el peligro de particularismo o de sectarismo y de no estar plenamente confiada a la Iglesia apostólica (...) pero creo que este es un momento definitivo para superar todas esas dificultades. Definitivo. ¿Sabéis por qué? Porque igual cuando la Iglesia éramos muy muy fuertes y muy grandes era mucho más fácil que surgiesen entre nosotros celos, divisiones: tú eres de Pablo, tú eres de Pedro, tú eres de no sé qué. Pero cuando vemos el rostro de la secularización y vemos cómo avanza una visión materialista de la vida en la que cada vez ser cristiano es más heroico, este es el momento de la unión, de la comunión, comunión, comunión en el seno de la iglesia. Y si no lo entendemos es que estamos tontos, porque es que obviamente solamente en comunión, en comunión, seremos capaces de abordar el reto tan grande que tenemos delante de nosotros de permanecer fieles como decía el evangelio: mirad que os envió como ovejas en medio de lobos.

(...) Las estadísticas de los últimos diez años en España son tremendas, en el descenso de matrimonios cristianos, en el descenso de bautismos… En los últimos diez años, pudiendo ir más atrás, ¿eh?, pero es que en los últimos años a la que está cayendo aquí es tremenda. Entonces, ante esta realidad, la exigencia de la comunión entre nosotros es clave, es básica.

¿Qué os pide la iglesia? Es una buena pregunta esa para una visita del obispo. A ver, qué os pide la Iglesia. A ver, fijaros, lo primero no olvidemos una cosa. A veces cuando hablamos de apostolado lo primero que se nos ocurre es en la iglesia, en la catequesis, en esto, en lo otro. Pero un momento, lo propio de un laico, lo más específico de un laico en su apostolado es la inserción en el mundo, ser fermento de Cristo allí donde estás, en tu instituto (...), en tu puesto laboral siendo testigo de Cristo ahí, no esperando a ver a qué hora salgo de mi trabajo que estoy aquí solo medio de unos “ateazos” y a ver si salgo de aquí, me voy a la comunidad… Un momento. Tu primer testimonio está en ese lugar, en ese ambiente en que estás, en la política, sí también, señores, en la política, en el sindicato, en el deporte, en el equipo de fútbol… Tienes que ser testigo ahí, ¿sabes? En el colegio, por supuesto…

Para mí que lo que dice es que se dejen de farándulas en las plazas y demás kikadas y se tomen en serio lo de vivir su presunto cristianismo en su vida, en la de cada día, no solo en las grandes ocasiones marcadas por Kiko.

Es decir, lo primero que os pide la iglesia es que seáis fermentos allí donde estéis, florecer donde Dios os ha plantado, dar testimonio sabiendo que Dios te ha constituido en luz, sal, no asustarte, ser testigo donde estás ¿sabes? Eso en primer lugar. Es lo más específico y a veces los sacerdotes solemos, claro, como tenemos muchas cosas, muchas necesidades, a veces un sacerdote, bueno, es típico que recurra a los laicos para que me ayuden a solventar los problemas que tengo. Pero antes que eso está vuestro deber de ser apóstoles en el mundo, en medio del mundo, fermento en medio del mundo.

En segundo lugar, creo que es obvio que la iglesia os necesita para evangelizar, os necesita cuando dicen “id”. Un consejo, un consejo, que esto además autentifica nuestra disposición al servicio. Mirad, a ver si me explico esto: tened mucha devoción a la escoba.

¿Qué quiero decir yo con esto? Tened siempre la prontitud de ofreceros pero como un tiro, el primero siempre, para los servicios más humildes como Fray Escoba. Fray Escoba es ese santo dominico tan maravilloso de aquellos inicios de la evangelización en América. Tened devoción a la escoba.

Os voy a contar una anécdota que se ha contado en nuestra familia desde siempre. Nosotros tuvimos una tía que cuenta la siguiente anécdota. Cuenta que después de la guerra, en aquellos años tan terribles en los que se pasaban hambre, una familia de Bilbao, que era una familia señorial, de buena posición, pidió un pequeño casting de esos que también se hacían entonces para coger una chica del servicio, una chica de casa, lo que era entonces, que era vivir y formar parte de la familia. Y allí que pasaron unas cuantas a ver quién seleccionaba y pasó nuestra tía, y pasó por el pasillo hasta el salón donde estaba la señora de la casa y cuando pasó vio que había una escoba caída. Ella cogió la escoba, la puso de pie y entró al casting, a hacer la entrevista. Y de repente le dicen que la seleccionada era ella. Dijo: “¿yo? Si todavía no he hablado. ¿Por qué?”. Dijo: “porque la escoba la has recogido tú”. Habían puesto la escoba en el suelo como una especie de señuelo, para ver quién la ponía de pie, la levantaba, y ella levantó la escoba y dijeron tú eres.

(…) Lo cual quiere decir que en nuestra manera de servir nos tenemos que pelear por los puestos más humildes, siempre sirviendo, siempre atento… Fijaros, porque creo que el amor de Cristo, en el fondo, ¿cómo lo podemos testimoniar? Estando atento a quien sufre, preocupándonos por él, mostrando la caridad, la misericordia, el cariño. ¿Quién hay que esté sufriendo? Y yo quizás no estoy atento a ello. Tener esa empresa, esa conciencia de cómo podemos llegar a los últimos.

Bien, eso es lo que os pide la Iglesia: que seáis testigos, que florezcáis allí donde Dios os ha plantado, que sigáis siendo muy tienes muy fieles a vuestro camino, a todos ese itinerario -seréis un testimonio de fidelidad para todos nosotros- y que seáis siervos humildes y miembros vivos de vuestras parroquias, ofreciéndoos, comenzando por todos los servicios más humildes, allá donde podáis ser necesitados.

(…) Os voy a decir una cosa, un signo de que uno está bien asentado en un carisma… ¿sabéis cuál es? Que ama y admira los demás carismas; no solo el suyo.

 

14 comentarios:

  1. Recuerdo que en esta Parroquia el Párroco les dio unas indicaciones similares, a las que los catequistas después en reunión en privado le fueron claro al pobre y débil Párroco amenazandolo, "Las comunidades obedecen a lo dispuesto por Kiko Argüello y nosotros los catequistas velamos porque eso se cumpla, si no es así Padre nos llevamos las comunidades de su Parroquia"
    LLamentablemente el Párroco fue débil y acepto ser obediente a Kiko y a los catequistas antes que al Obispo y a la Iglesia Católica (así están las cosas), afortunadamente lo que no hizo el Párroco lo está haciendo el mismo Dios, de siete comunidades solo quedan tres, hace varias kikoevangelizaciones no salen más comunidades y a las tres que quedan piensan buscarles otras Parroquias.

    ResponderEliminar
  2. "un signo de que uno está bien asentado en un carisma… ¿sabéis cuál es? Que ama y admira los demás carismas; no solo el suyo".

    ¡Vaya! Según esto solo conozco a un kiko -una kika, en realidad- que esté bien asentado en su carisma. Y eso explica por qué tantos lo abandonan. Es más, augura que antes de su defunción total, la debacle y espantá será apoteósica. Lo que bien mirado es muy apropiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El invento cnc no puede ni podrá nunca entrar en comunión con la Iglesia Católica , en tanto en cuanto sus enseñanzas y prácticas no comulgan con la vera Doctrina y Magisterio Católico.Esa realidad objetiva que viven los ex comulga .,se han separado y separan a todo aquel que logran engatuzar.

      Eliminar
  3. El discurso de la entrada armoniza con el lavado de koko neo kaminante, y ni parece darse cuenta...

    Cuando un puñado de neo hermanos escuchan cosas del tipo:

    "Las estadísticas de los últimos diez años en España son tremendas, en el descenso de matrimonios cristianos, en el descenso de bautismos… En los últimos diez años, pudiendo ir más atrás, ¿eh?, pero es que en los últimos años a la que está cayendo aquí es tremenda. "

    Lo que sucede en la mayoría de esos oídos previamente taladrados por le kerygmazzo es que todo cuadra Eh voilá! Lo que dicen nuestros katekistas es cierto, lo que vemos todos los días es real, la secularización espantosa avanza sin piedad, perfecto, habrá que seguir la línea maestra de nuestros guías de las rokosas S.A.

    Munilla va y ofrece una "solución", a saber:

    "Entonces, ante esta realidad, la exigencia de la comunión entre nosotros es clave, es básica."

    Y esos oídos comprenden poco menos qué:
    ¿Veis? Estamos en lo cierto, nuestra exigencia primera es la comunión entre nosotros, teniendo muy presente que "nosotros" se reduce a "nosotros", los del Kamino, nuestra komunidad de komunidades, así pues seguiremos obedeciendo tanto a nuestros katekistas (lo primero) como al obispo, porque la komunión entre nosotros, por y para nosotros, con nosotros, está firmemente garantizada, asegurada, sincronizada en sillas voladoras, en degollinas a la karta merced a eskruticinidos despiadados, pero muy oportunos para nuestros intereses, y al que no le guste "¡Que se vaya!" (Kiko dixit)
    Nos seguiremos reuniendo aparte, en nuestros oscuros salones, con nuestros signos lamentables, nuestro kantoral aparte, nuestra estética, nuestra ética, nosotros, nosotros, nosotros. Lo dice también el obispo, lo dice la Iglesia.

    Y ofreceremos nuestra versión de la defensa ante la secularización, no asistiendo a la boda civil de nuestro hermano de sangre, por ejemplo. Mejorando la petición del obispo, siendo más radicales aún que todos los demás carismas, a los que mantenemos las distancias adecuadas, dando gracias de no ser inclusive como esos... porque nosotros somos los perfectos elegidos, un ejercito llamado a salvar a esta generación, pero apartados, porque nadie podrá comprender nuestros ritos, nuestros bailes, nuestras cosas... ni nadie podrá gozar de esta elección si no es asistiendo a nuestras katekesis, entrando en obediencia ciega (y cegata) a nuestros kikotistas, junto a una adoración idólatra a Kiko y Karmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Mezclarnos con la masa? ¿Alumbrar en el cole, en el trabajo, en la familia? Sí, pero a nuestro modo, es decir, apartados. Y sintiendo la doble sensación de que expulsamos demonios, y nuestros nombres están escritos en le libro de la vida. De hecho, en la biblia de nuestra komu ya lo están, y ya nos dijeron que eso significaba que se escribían también en el cielo...pero eso Munilla no lo sabe ¿Qué le haremos? No podemos echar todas las perlas a los cer...

      En resumen, escuchan de forma sesgada todo, y a todos. Y lo único que les interesa es la foto. Como diría aquel famoso político: "El que se mueva, no sale en la foto".

      Ya en 2014 Francisco les llamó de todo menos bonitos, y lo único que consiguió fue que la propaganda neo fabricara otra trampa más.

      Si la jerarquía desea de verdad hacer lo que tiene que hacer, que busque sacerdotes con la carrera de psicología, no adiestrados para lavado de koko, sino para desintoxicación. Si lo que quieren es luchar contra la secularización, que empiecen por lo que les pilla más cerca. Que esa mirada miope enfocada en el mundo mientras su casa se cae a pedazos no ayuda en nada. Porque si pretenden la caridad y la justicia, tendrán que reconocer que el kamino ni está en la parroquias para la primera, y cree firmemente que la sola pretensión de lo justo viene del maligno. De hecho, en esos eskruticinidos que siguen perpetrando anulando los Estatutos aprobados, sentencian a aquellos que no les bailan el agua a la perfección, con dos condenas inexorables, a saber:
      "¡ERES UN JUSTICIERO!"
      "¡ERES UN AFECTVO!"
      (Y ahí el demonio te roba la fe)

      Hala! Que la foto es la foto, y el discurso solamente se lo quedarán en la parte y forma que cuadre con sus propios intereses.


      -sepul-




      Eliminar
  4. Fijaos los largos tentáculos del monstruo en esta noticia.
    Se trata de la ciudad de origen y nacimiento del Maicito y las obras son para un Katekumenium ( nada de un centro parroquial).
    Queda claro que el dinerin de las bolsas negras llena más bolsillos que los de Kiko...
    https://ileon.eldiario.es/actualidad/leon_y_alfoz/128251/leon-deja-que-la-parroquia-de-la-plaza-del-grano-corte-durante-dos-anos-y-medio-una-calle-sin-que-conste-autorizacion

    Lázaro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene pinta de aprovechamiento de vacío legal. Quiero decir, alguien debió de ordenar cortar la calle ante el peligro de derrumbe. Es obvio que una vez anulado ese peligro, el corte de la vía pública ya no aplicaba, pero se diría que alguien se olvidó de comunicarlo al Ayuntamiento o alguien lo archivó con mucho cuidado sin hacer el menor caso.

      Lo que está claro es que lo único que funciona es la protesta púbica, sin esta no se mueve nada. Así que aplausos a ese periódico digital.

      Eliminar
    2. La jugada oculta bastante más de lo que parece, el tal párroco que es presbi RM procedente del kikonarios de Medellín, rector del RM de la propia ciudad de León y muy próximo al Maicito, quiso inflar su ego-kiko cuando se hizo cargo de esa parroquia, ampliando las instalaciones de la misma ( que ni falta hacía), construyendo un Katekumenium último modelo, con el mismísimo Donkikón inaugurándolo y firmando lo que no pinta, en "su tierra" ( donde tampoco es precisamente "profeta")...
      Pero como dice el refrán, "el hombre propone y Dios dispone"...y de momento el tiro les va saliendo por la culata...

      Qué les querrá decir el Señor con esto..???

      Lázaro.

      Eliminar
    3. También en Sangonera la Verde (Murcia) quisieron hacer un megacomplejo kikotizante, pero les salió rana. Sin duda algo quiere decirles el Señor con tantos sinsabores.

      Eliminar
    4. "un signo de que uno está bien asentado en un carisma… ¿sabéis cuál es? Que ama y admira los demás carismas; no solo el suyo".

      "este es el momento de la unión, de la comunión, comunión, comunión en el seno de la iglesia. Y si no lo entendemos es que estamos tontos"


      Ayer mismo, una kika me comentaba que ella, cuando algo le impide asistir a su kikoristía que vale cien, entonces acude a la Misa "del pueblo" (palabras textuales), que vale sólo veinte.

      Ellos, los kikotizados, son la élite, la que no se mezcla ni con el populacho ni con otros carismas.
      Humildad cero.


      Eliminar

    5. “El bien que se da al que sufre es un don para el mismo Jesús”, afirma el Papa Francisco.
      Este lunes 16 de mayo, el Papa Francisco se reunió en el Vaticano con los participantes del Capítulo General de los Camilianos, la Orden de los conocidos como Ministros de los Enfermos.
      En su discurso, el Santo Padre advirtió que “nuestro tiempo está marcado por un individualismo y una indiferencia que generan soledad”, una situación que hace que “se desechen tantas vidas”.
      Más tarde, el Papa Francisco aseguró que “la respuesta cristiana no está en la observación resignada del presente ni en el lamento nostálgico del pasado, sino en la caridad que, animada por la confianza en la Providencia, sabe amar su tiempo y, con humildad, da testimonio del Evangelio”.
      Tomando como ejemplo a San Camilo de Lelis, fundador de la Orden, el Papa animó a los presentes “a mirar la realidad del sufrimiento, la enfermedad y la muerte con los ojos de Jesús”, algo que “requiere una dócil apertura al Espíritu Santo, que es el alma de todo dinamismo apostólico”.
      A continuación, el Papa Francisco destacó dos dimensiones esenciales de la vida cristiana; “el deseo de un testimonio extrovertido y concreto hacia los demás y la necesidad de entenderse a sí mismo según los cánones de la pequeñez evangélica”.
      “Por eso, os invito a extraer siempre de nuevo la sabiduría de las Bienaventuranzas, para llevar, con mansedumbre y sencillez, la buena nueva a los pobres y a los últimos de hoy”, dijo el Papa Francisco.
      Si se hace un análisis glorioso, el Papa les lee la cartilla a los Camilanos.

      Eliminar
    6. ¡Uy, como se ha picado el noni!

      Pero yo no leo que el Papa les diga a los Camilianos que si no lo entienden es que están tontos, cosa que el obispo Munilla sí dice a los kikos cuando habla de unidad, precisamente.

      Rascate, noni, ráscate.

      Eliminar
    7. Análisis "glorioso" dice el nota...

      Vamos a una pequeña parte de lo que os dijo Munilla:

      "en tu puesto laboral siendo testigo de Cristo ahí, no esperando a ver a qué hora salgo de mi trabajo que y a ver si salgo de aquí, me voy a la comunidad… Un momento. Tu primer testimonio está en ese lugar, en ese ambiente en que estás, "

      Lo cierto es que no tiene desperdicio, se nota a las claras que algo ha oído de vuestras andanzas, de lo que recibís cuando estáis aparte y apartados. De como se siembra en vuestro movimiento ese elitismo infundado que os lleva a pensar para vosotros:

      "estoy aquí solo medio de unos “ateazos”..."

      Si el anónimo es capaz de comprender algo tan simple como el término elegido por el obispo -"ateazos"- podrá reconocer que es sumamente despectivo hacia el otro, y pone de relieve que vosotros, los kikos, "soportáis" a los demás de pura chiripa (lo mismo hasta sabe que vuestros kikotistas os recomiendan siempre que NO habléis "estas cosas" con los del mundo porque NO las entenderán)..

      Tanto sabe de ciertas hechuras que pone la puntilla tal que así:

      "y a ver si salgo de aquí, me voy a la comunidad…"

      Lo tiene claro, y por ello se ve obligado en conciencia a deciros que ya está bien de apartheid. A lo que me atrevo a añadir:

      Os estáis pudriendo (como cristianos me refiero, porque no salís del gueto), además de equivocando, fiando todo a una cosa que no salva, la comunidad.

      Si quieres sigo "analizando". es timado anónimo, pero no te lo aconsejo.

      -sepul-

      Eliminar
  5. En el tiempo de estar en ese movimiento pseudocatólico cn lo que más se escucha en los giros de experiencias por parte de los seguidores es: "en la comunidad soy uno y afuera soy otro"

    ResponderEliminar

Dios te ha traído aquí para que dejes tu mensaje... Seguro, ¿no?