martes, 27 de marzo de 2018

Kikomitin. Pascua 2018 (IV)


«Por eso, la tentación más grande que tenemos es el instalarnos. Yo se lo he dicho a los curas, a los párrocos: no hay cosa peor que un cura que se instala con su coche, con su dinerín, y pierde el celo por anunciar el Evangelio. Ese ya es un corrupto y le falta poco para que una mujer se lo cargue.»
No puede haber un solo mitin de su sensibilidad sin juicios tremendos contra los curas. Es una ley universal.
Se me ha metido un tibio en la boca
«Porque no eres frío ni caliente estoy para vomitarte». Por eso, hermanos, os estaba diciendo que como ese es el peligro que tenemos todos ––yo también--, por lo que sea, porque somos cómodos, porque somos unos burgueses, estamos siempre huyendo de lo que nos incomoda o de lo que nos hace sufrir. Pero el hecho de que el Señor te envíe en misión, no eres tú el que has elegido ese lugar donde hay pobres o gitanos o musulmanes, lo que quieras, no lo has elegido tú, pues te ha mandado el Señor. Dice el Señor: «No me habéis elegido vosotros a mí», no habéis sido vosotros los que me habéis elegido y estáis en el Camino, «Os he llamado yo, os he elegido yo. Y os he elegido para que vayáis y deis fruto y un fruto que permanezca».
Inútil buscar la cita en la Biblia porque, como de costumbre, la magrea y la tunea a su antojo.
«Bueno, pues estar en misión, como no eres tú el que lo has elegido, Dios te da una gracia, que es su presencia. Y eso hace que no te permita instalarte, porque no has ido allí a un barrio lejano buscando tu felicidad o tu comodidad. No, te ha mandado el Señor. Te guste o no te guste has sido enviado. No hay cosa más grande que el Señor crea en ti y te envíe a anunciar el Evangelio donde sea, con los esquimales, con los indios jíbaros o a las minas… Donde te mande a dar testimonio del amor de Dios en Jesucristo. No hay cosa más grande.»
No hay cosa más grande que verlo desde la barrera, sentaito ante una mariscada que pagan otros, sabiendo que lo más emocionante que viene después es un puro y una siesta.
A los aburguesados os va a mandar un cáncer
«Los que no tenéis ningún celo, que estáis tibios y sentados cómodamente, aburguesados, pues os tenéis que preparar porque Dios os ama y no puede dejaros que os vayáis al infierno. Por eso os va a mandar un cáncer, os va a mandar un follón… Algo os va a desinstalar, porque no hay mayor peligro para un cristiano que estar siempre buscando su comodidad.»
Es fácil de entender, ¿no? O se hace lo que quiere su sensibilidad o te amenaza con un cáncer o algo peor, que a agorero no le gana nadie.
«Es perder el celo: «el celo de tu casa me devora» dice Cristo. El celo, porque es el celo del Padre que viene de Dios que quiere salvar a toda la humanidad; y por ello es tan grande el celo que tiene Dios por ti, por salvarte del infierno.
Acordaos de Jesucristo y las hijas de Jerusalén, la música del anuncio pasado: «Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, porque si esto se hace con el leño verde, qué no se hará con el leño seco». O sea, ¿qué es lo que tiene preparado el demonio para el leño seco? ¿Qué cosa es el infierno? Por eso Cristo ha venido a salvarnos, ha tenido que salvarnos de la muerte eterna, del infierno eterno. Que es eterno el infierno y existe es dogma de fe, no es un invento de la Iglesia para meter miedo a nadie; es real el infierno. Si no existiera el infierno, dicen, Dios no nos amaría, no nos habría hecho realmente libres.
"Escuchar a este tipo es un infierno infinito". Así se me queda esta cara
¡Y yo que pensaba que en la creación de Dios todo era bueno! Yo que pensaba que el infierno era consecuencia de la rebelión de Lucifer, pero no creación divina… ¡Qué cosas tiene la doktrina kikólica!
«...Te puedes cargar un matrimonio si adulteras, sabes que no lo debías hacer pero te acuestas con la secretaria [se refiere al CNC, que es lo que conoce]. Bueno, te estás jugando tu salvación eterna. ¡Bueno, pues mejor, mejor! Y así está lleno de adúlteros por todas partes. El adulterio en Israel es un pecado de muerte. Tres pecados son de excomunión y de muerte que merecían la lapidación en Israel: el asesinato, la apostasía y el adulterio. Y hasta hace muy poco tiempo, en España, los adúlteros estaban penados por la ley, iban a la cárcel.»
"Muy poco tiempo" son 40 años. Pero ni en tiempos de mi abuelita se aplicaba la pena de cárcel para el adúltero. Será que, como la lapidación hebraica tan añorada por algunos, se reservaba para ellas.
«Ahora ya han cambiado las normas porque estamos en una nueva cultura de una mal llamada libertad, de hacer lo que quieras porque todo el mundo te aplaude. Te puedes cargar el matrimonio y lo que quieras y lo hijos que sufran. Tú te acuestas con tu secretaria del trabajo, aunque esté casada y listo. Esto es la realidad.»
¡Mira que haber sido llamados para acabar de fantasmones!
Te puedes cargar el matrimonio porque te has acostado con tu secretaria y seguir conviviendo para que no te echen de la comunidad “y los hijos que sufran”. Esto es la realidad.
«Pero vosotros hermanos habéis sido llamados por Dios a ser testigos de un amor nuevo y nos ha dado ––si es que os lo ha dado–– de su Espíritu, que nos hace hijos de Dios, que nos hace santos, que nos hace amigos de Dios; y que nos hace partícipes de la vida inmortal. Por eso los cristianos brillan en esta generación perversa y adúltera como una luz en medio de las tinieblas. Si es que tú brillas, que a lo mejor tú no brillas nada porque eres una cómodo (sic), no tienes celo. No sabemos. Yo quisiera ser un buen catequista y os he escrutado muy poco. Hemos sojuzgado poco vuestra fe, hemos sido benévolos…»
Sojuzgar: Dominar o someter a alguien con violencia, en especial al conquistar un territorio.

7 comentarios:

  1. ¡Cáspitas! ¿Y cómo piensa SOJUZGAR a sus vasallos, a golpe de látigo? Sus próximas "anotaciones" deberían llamarse "Cómo ser kikotizado sin morir en el intento".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es poco lo que reconoce: que lo que han hecho ha sido violentar la fe de otros.

      Lo dice él. No es que lo diga este blog, es que lo dice él con toda su caradura.

      Eliminar
    2. Por eso clama al cielo que todos esos, cuya fe sido violentada, lo tengan por ídolo y por falso profeta. Dan pena.

      Eliminar
    3. Con la misma vara que midas serás medido, si alguien tuviera una fe como un grano de mostaza...

      Eliminar
    4. Por eso mismo, que se prepare el que se ha dedicado a sojuzgar la fe de todo el que ha podido.

      Eliminar
  2. " Yo se lo he dicho a los curas, a los párrocos: no hay cosa peor que un cura que se instala con su coche, con su dinerín, y pierde el celo por anunciar el Evangelio"

    ¿No será que no soportas a los curas porque obedecen a la Iglesia y no a los kikokistas como tú impones?

    "Por eso os va a mandar un cáncer"
    Hala y se queda tan pancho! Por esa regla de tres, Los kikokistas e hijos de kikokistas que tienen cáncer,¿se lo ha mandado Dios por obedecerte? ¿Por qué el miedo y la amenaza siempre están presentes en tus kikomitines?

    " Hemos sojuzgado poco vuestra fe"

    ¿Y dices amar a Dios?

    Donde el otro es Cristo, cuya fe se violenta.

    "11. Dios llama ciertamente a los hombres a servirle en espíritu y en verdad, y por eso éstos quedan obligados en conciencia, pero no coaccionados. Porque Dios tiene en cuenta la dignidad de la persona humana que El mismo ha creado, que debe regirse por su propia determinación y gozar de libertad.".....

    http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651207_dignitatis-humanae_sp.html

    160 ..."En efecto, Cristo invitó a la fe y a la conversión, Él no forzó jamás a nadie".

    http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p1s1c3a1_sp.html

    Meripe

    ResponderEliminar
  3. Estoy en un momento que no tengo palabras para explicar lo que siento. Hay tantas cosas que no es que no entienda, sino que me parecen mentira escucharlas.

    Cuando te dicen que no eres hermano porque vas a celebrar primero los Oficios con la parroquia y luego con ellos; que no estarás en la reunión de salmistas, lectores,... porque a esa hora la parroquia tiene celebraciones; que me gustaría adorar al Señor esa noche y estaré agotado para Laudes (aparte, no con todos). Y que necesito intimidad con Dios y no tanta comunidad, y te dicen de todo.

    No hay palabras, de verdad, no las hay.

    No puedo contar algo sobre la Pascua porque sé que en nuestra comunidad leen este blog y sabrían quién soy, pero es tremendamente denunciable ante la Iglesia. A estos tendrían que dárles catequesis parroquiales para que vayan aprendiendo la "tradición de la Iglesia". En el Anuncio me enteré que los bautismos de adultos en las iglesias no son bautismos, que solo son los bautismos por inmersión con los kikos. Mi cerebro echaba humo al escucharlo.

    Santa Catalina Labouré... qué cerca me queda.

    Qué pena todo. ¿Hasta cuándo, Señor?, ¿cuándo dejaremos de separar lo que tú unes? Que sean uno, dijiste, pues ya ves que no son uno.

    Que entréis en este Triduo como Dios os diga, no como os ordenen. Yo este año no tengo ganas de luchas matrimoniales ni de comunidad, así que a todo diré que sí. Aunque hay momentos que pienso: "Haz lo que te diga Dios, ¿ellos son Dios? Y entro en unos pensamientos que no son nada buenos para mi paz.

    Perdón por el sermón.

    Gracias por cada entrada. Que el Señor me/nos haga valiente para dar el gran paso

    Un saludo.

    Jairo.

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email