sábado, 2 de noviembre de 2019

Traditio symboli (XXV)



Dios ha dicho una palabra y todas las células se organizan para que seamos hombres, y... tenemos una estatura y una forma externa: la que Dios ha dicho para nosotros. Entonces, todas las cosas obedecen, todo ha sido hecho por una Palabra y esta Palabra es Cristo mismo. Esta palabra es el amor. Nosotros no sabíamos cual es esta palabra: porqué existe el roble, porqué existe el hombre, porqué existe el agua, todas las células, todas las cosas; el agua está en función nuestra, la nieve cae, y las montañas y el cielo y las nubes pasan y traen agua a la tierra, y hay ciclones y anticiclones, y el sol. ¿Por qué existen todas las cosas? Fueron creadas por la sabiduría... por la Palabra de Dios. Pero esta Palabra ha sido revelada, ha revelado el contenido, el diseño, se ha hecho luz para nosotros, carne en Cristo. Allí se reveló el misterio oculto, el porqué existes tú. Porqué tú existes, porqué fuiste concebido en el seno de tu madre, por qué motivo, porqué naciste en España. ¿Sabes esto? Hay mucha gente que no sabe por qué vive, ni para qué, ni quién la ha creado, ni porque hay guerras o porque hay terremotos: no sabe nada. Solo vive comiendo cuando tiene hambre o va al cine cuando está aburrido.
Hay otra gente, muy desgraciada, que ha sido convencida de que vive para servir al camino, para llenar bolsas, para ir de konvivencia en konvivencia y para obedecer en todo a unos que no saben nada. Son esclavos de un ídolo que no salva.
Pero lo mismo que esta bellota tiene una palabra, Dios la ha programado, ha pronunciado una Palabra al respecto y todo se cumple como Dios dijo y nada transgrede la Palabra de Dios, así Dios ha puesto muchas cosas dentro de nosotros, ha creado muchas cosas dentro de nosotros.
No sé a qué se refiere con la no transgresión, pero las anomalías cromosómicas existen. Y son fallos, defectos, errores en la programación, como los siameses o el hermafroditismo.
¿Y qué es lo que ha creado dentro de nosotros? Ha creado el deseo de Dios, la religiosidad natural, y todo lo que es natural, creado por Dios, es bueno.
Tantos años haciendo gala de desprecio hacia los religiosos naturales y ahora dispone que eso es bueno, no como ellos que son los “pedores” de todos.
Él creó en nosotros el deseo de amar, el deseo de ser feliz. Y estamos condenados a vivir una vida insatisfecha, no completamente infeliz pero tantas veces no feliz con nada.
Así es el kikismo, profundamente pesimista, abocado a predicar sin descanso la condenación irremediable. Pero ojo, porque previamente asegura que todo es designio de Dios y que nada transgrede este diseño divino, como si esa condenación irremisible fuese parte del proyecto de Dios para el hombre.
Y mucha gente debe contemplar eso, mucha gente vive muy infeliz, mucho más que infelices: ¡esclavos! ¿Esclavos de qué? De sus pasiones, su concupiscencia, su... Dice San Pablo, hermanos, que Dios nos creó y nos hizo libres, y hemos pecado. ¿Qué significa el pecado? Usamos nuestra libertad y nos hemos hecho independientes de este equilibrio, la armonía que tiene toda la naturaleza. Todo obedece a Dios y el hombre ha desobedecido a Dios.
Ya se acerca a lo que le interesa: Dios creo libre al hombre. Kiko te vende que tu libertad te lleva de manera irremediable al pecado y a la condenación eterna. Conclusión: entrégale tu libertad, dásela y serás feliz. Pero es mentira.
¿Cómo ha desobedecido a Dios? Porque -dice Génesis, el Señor nos lo reveló- el demonio, el pecado, el demonio, tomando ocasión de la ley, del camino de la vida que Dios nos ha dado -porque dijo Dios "No fornicarás, no adulterarás, no robarás, honrarás a tu padre y a tu madre, no desearás a la esposa de tu prójimo, no desearás su buey ni su carro, ni su auto"- tomando ocasión de la ley, nos sedujo y nos mató. El demonio dijo: "Pero ¿dónde está este Dios? Si Dios es amor ¿por qué te limita? ¿Por qué no te permite comer de este árbol, vivir, realizarte? ¿Por qué te limita a ti, por qué te obliga?" ¿Recordáis esta catequesis que os dimos a vosotros? Y no sé qué clase de sofisma te dijo, te ofreció la posibilidad de ser libre, de hacerte tu propia religión, de no tener que obedecer a nadie, de decidir por sí mismo qué es bueno y qué es malo. El demonio nos ha esclavizado, nos ha engañado, nos ha provocado la muerte porque nos dijo: "Mira, Dios no te ama, Dios está celoso. Y la prueba de que no te ama es la ley. Mira como te limita la ley, no te permite hacer lo que quieres. Porque si Dios fuera inteligente, si Dios existiera, ¿cómo pone dentro de ti un deseo de amor por la esposa de otro o algo así? ¿Te pone un deseo y después te lo impide? Es absurdo, ¡esto es una idiotez! Si Dios realmente existiera, pondría en el hombre el deseo y le daría la posibilidad de realizarlo, ¡no te lo negaría!". Y esto te pareció lógico. El hombre ha aceptado la lógica, la lógica, el dios inteligencia, la razón, la diosa razón, dios; y el resto lo ha negado. Ha negado que pueda existir una verdad más alta que su razón. Puede existir una razón que aún no entiendas, porque lo mismo que el hombre no entiende cómo se crearon los árboles... ¡No! En el fondo, el hombre dice: "Tienes razón. El único dios que puede existir es el dios que entiendo. Me ha puesto algo que no entiendo bien, y tal vez tú tengas razón. No existe nada más que lo que mi razón entiende, lo que mi razón comprende: tienes razón. Dios no está allí. Y si está, es un monstruo". Atención, la tentación del demonio, siempre viene a través de la inteligencia.
Ya se sabe que en el CNC está muy mal visto pensar, porque a poco que se razone, cualquiera se da cuenta de que los tostones de Kiko no se sostienen.
Bien, hermanos, cuando el hombre acepta que Dios no existe, que Dios no lo ama, cuando lo hemos aceptado y hemos pecado y hemos satisfecho el deseo, la concupiscencia, entonces dice san Pablo; la concupiscencia, que antes no tenía ley, cuando la ley ha dicho "No desearás" tomó inspiración, se fortaleció con la ley, se reforzó y deseó más y pecó y conoció la maldición de la ley. Porque la ley dice: "Quién la transgrediere, quién pecare, morirá".
La ley kika es la que dice: quien no obedezca, quien no tripodee, quien no dé el diezmo de todo, quien no me sirva, morirá. La Ley dice todo lo contrario: “Haz esto y vivirás”. No es una ley para provocar la muerte, sino para indicar el camino de la vida, por más que Kiko lo desconozca o lo falsee.
De modo que la ley, el camino que Dios le había dado al hombre, la Torá, el camino de la vida como un camino de felicidad, como algo sagrado para que el hombre aprendiese a caminar en la verdad, en la felicidad, se ha convertido -dice san Pablo- en una ley de muerte, una ley que nos mata, se ha convertido en algo pesado, que nos condena constantemente. Porque la ley dice "No harás esto" y todos debemos confesar que todos los días lo hacemos, de modo que todos estamos bajo la condena de la ley, de modo que la ley se ha convertido para nosotros en una cláusula desfavorable, una denuncia. Todos somos denunciados, denuncia al pueblo: sodomitas, adúlteros, avaros, ladrones.
Otro rasgo típico del kikismo y de las sectas es que tus virtudes, tu bondad, tus obras buenas no existen, solo existen tus fallos y errores. Hay que convencerte de que estás condenado para que busques la salvación en unos trileros troleros dispuestos a quitártelo todo, empezando por tu libertad.
Si Dios dijo: "Amarás a Dios con todas tus fuerzas", nadie ama a Dios; todos somos amantes del dinero, todos amantes del trabajo, se odian, se envidian, todo. Así, la ley que brilló como un camino de salvación para los hombres, como un camino hacia la felicidad, se ha convertido, para toda la humanidad, en una ley de condenación, de juicio. Y, de hecho, todos a través de la ley temen a Dios, temen que Dios los castigue, etc. Una de las cosas que la sociedad hace para deshacerse de esta condena ¿qué es? Quitar la condena, decir que todo son tabúes inventados por los sacerdotes, que han neurotizado al pueblo, y que no es cierto que fornicar sea pecado, pero ¿quién dijo eso? ¡Adulterar es buenísimo! ¡Acostarse todos con todos es bueno! Y llevas a tu hija al psiquiatra y el psiquiatra le dice que debe fornicar, que tiene muchos complejos porque no hace el amor; deja que haga un poco el amor y verás que las cosas se le pasan. Esto es lo que dicen los médicos hoy, ateos, porque primero se quita el pecado creyendo que con esto se libera: y no se liberan de nada, porque el problema no está allí, los psiquiatras no saben cuál es el problema.
No tengo experiencia en el trato con psicólogos, pero me parece que los denigra injustamente. Y siendo falso que el pecado haya desaparecido en la sociedad, es aún más evidente que el delito se condena. Es decir, la sociedad sigue diciendo que el robo es malo, la pedofilia es peor, la violación es un delito, etc. Por más que el abuelo Kiko suelte embustes sobre lo buenísimo que es todo.
 

10 comentarios:

  1. Y qué es lo que ha creado dentro de nosotros? Ha creado el deseo de Dios, la religiosidad natural, y todo lo que es natural

    Como...? a mi y a muchos lo primero que nos mataron fue exactamente esta religiosidad, nos metieron en el cerebro y espíritu que esto no venía de Dios sino de los aborígenes nativos antepasados, que hacía mucho daño a la Fe!!!!

    Y ahora ni Fe ni religiosidad solo gente resentida con estos catequistas y el CN.

    Y venís a decir Kiko que la religiosidad si viene Dios.

    Que mucho mal que han hecho CN.

    ResponderEliminar
  2. "Si Dios dijo: "Amarás a Dios con todas tus fuerzas", nadie ama a Dios; todos somos amantes del dinero, todos amantes del trabajo, se odian, se envidian, todos"

    En lo anterior tiene toda la razón llegaras al final del camino y en tu comunidad se seguirá viviendo todo eso y trompeteando que son lo pedor de lo peor.

    ResponderEliminar
  3. A mi, en verdad, me ha parecido leer una página de gnosticismo rociada con maniqueísmo del puro y bueno al 100%.

    Es que de donde no hay no se puede sacar. Así valgan los doctorados "horroris causa".

    ResponderEliminar
  4. No ataquen al camino por favor, que tanto bien hace a la Iglesia. Los domingos en el scrutatio con los jóvenes, se van todos contentos y alegres y dando gracias a Dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué bien hace a la Iglesia la existencia de guetos? No confundamos.

      Eliminar
    2. El camino se ataca él solo, o si no, ¿por qué exigen el diezmo para continuar en la comunidad?

      Eliminar
    3. Y porque los jóvenes kikos disfrutan los domingos con la scrutusmuertos, hay que tragar con todas las tropelías, manipulaciones, mentiras y tráfico de la fe?
      Terminantemente, NO.

      Eliminar
    4. El Anónimo de las 7:33 tiene razón en algo. Y es qué, cuando las cosas del CNC terminan, ojo, cuando acaban, todos se van contentos....

      Porque , no me negarán sus señorías, que mientras se está en ellas, lo normal es estar locos por terminar.

      Son un peñazo insufrible. Y en eso coinciden toooooodoooos los kikos que conozco.


      -sepul-

      Eliminar
    5. Claro, se ponen contentos cuando termina porque les dan pizzas y porque a todos nos cambia la cara cuando termina el cole o el trabajo.

      Eliminar
    6. Anónimo 7:33 si conocieras todos los testimonios y hechos pensarías diferente, pero hoy te lo digo! es cuestión de tiempo para que te des cuenta de la realidad del CN.

      Eliminar