lunes, 11 de marzo de 2019

Tostón publicitario. Cuaresma 2019 (VI)



¿Cómo se ama a Cristo? Pues eso, ocupando el último lugar, pidiéndole a Cristo que te conceda ser el último y el peor de todos. ¡Considérate el último y el peor de todos! dicen los padres del desierto. ¿Y esa monjita se considera la última del convento y la peor de todas? ¡No, eso es un grado de virtud muy alto! ¿De verdad te consideras la última y la peor de todo el convento? ¿Y tú te consideras el último y el peor de toda la comunidad? ¡No, ni siquiera lo has pensado nunca!

Un rasgo característico del kikismo es que siempre está dispuesto a juzgar al otro: a la monjita, al que no ha pensado nunca… En lugar de ver la viga en el ojo propio, les gusta mirar el ajeno, como los hipócritas.

¿Quieres seguir a Cristo? ¿Quieres se (sic) cristiano? ¿O quieres ser neocatecúmeno, así, a lo tonto?

Y tan a lo tonto. Porque hay que ser muy tonto para comprar un neocatecumenado que no acaba nunca, es decir, que jamás llegas a la adultez.

No, no, el Necatecumenado es un camino para ser cristianos. En la Iglesia primitiva se entraba a la Iglesia por el Bautismo, pero antes había que hacer el Catecumenado, que es una forma de preparación al cristianismo adulto para recibir el Bautismo. Y cuando han hecho un camino de Iniciación cristiana en el que han descubierto el hombre viejo, entonces eran invitados a entrar en la tumba de Cristo —representada en una piscina— y dejar allí el cadáver del hombre viejo. Y eran sumergidos en el nombre del Padre (y se sumergía), en el nombre del Hijo y en el nombre del Espíritu Santo. Cuando salía del agua, salía un hombre nuevo, porque en esa agua habían quedado los pecados del hombre viejo gracias a la cruz de Cristo que había hecho que esa agua bautismal de la Vigilia pascual —por eso se mete en el agua el cirio y la cruz— tenga el poder de destruir nuestro hombre de pecado, el hombre que hay dentro de nosotros que es un orgulloso, que es un soberbio, que es un sensual, un hombre viejo, el hombre del mundo, etc. Pero Cristo ha muerto para que nosotros podamos recibir el Espíritu de Cristo, la misma naturaleza de Dios habitando en nosotros. Eso es impresionante, es algo que no se puede ni decir: ¡que en vosotros y en mí habite Dios mismo, que Dios habita dentro de nosotros, somos como un templo maravilloso de la Santísima Trinidad donde están el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo habitando en nosotros y haciéndose uno dentro de nosotros! Por eso esta unidad, esta realidad hace que la comunidad sean uno, uno, y el mundo se transforma. «Sed perfectamente uno y el mundo creerá».

Y ¿cómo podemos hacer que esto no sean palabras, sino que esto sea cierto, realmente cierto? ¡Hermanos, lo intentamos como podemos! Pero está frente a nosotros el demonio, están nuestros pecados, está nuestra pereza, nuestra burguesía, nuestra dejadez. A lo mejor no te mereces la gracia, porque todo depende de Dios. La conversión viene de Dios y a lo mejor el Señor no te da su gracia porque cuando te llamó a la conversión no quisiste.

El diosito neokiko es muy rencoroso. A ver si te crees que diosito salva a todos, pues no, solo a aquellos que le sirven como Kiko diga.

¿Y ahora? ¡No sabemos, es un misterio muy grande! Como es un misterio este encuentro conmigo, es un misterio que Dios haya decidido que hoy escuchéis una palabra, una palabra de salvación que os haga vivir una Cuaresma nueva.

Se lo tiene muy creído el amigo. En realidad solo es un tostón sin ningún misterio.

El Señor quisiera que esta palabra se nos diera a todos y saliéramos de aquí con nuestro espíritu fecundado por la palabra de Dios, fecundados por su palabra. ¿Y qué palabra nos puede fecundar? ¿Qué quieres que te diga: que Dios te ama? ¿Estás preparado para escuchar esta palabra? ¡Bah! «¡Repítela!». «¡Dios te ama!». «Mira, Kiko, me ha entrado por aquí y me ha salido por aquí. ¿Puedes repetirla?». «Sí. ¡Dios te ama!». «¡Igual, me ha entrado por aquí y me ha salido por aquí! No me provoca nada, nada». «Dios ha dado la vida por ti…». «¡Pues como si la ha dado por mi tía la del pueblo!». «Entonces ¿qué tengo que hacer para que te conviertas?». «¡Yo no lo sé, lo sabrás tú!». «Es Dios el que convierte, no te llama el Señor a conversión». «¡Ah! ¿No? ¿Es que la conversión no depende de mí?». «No, depende del Señor y de cuando el Señor quiera. ¡Hoy el Señor a ti no te llama a conversión, no te lo mereces!
La conversión es una gracia inmensa. ¿Y tú crees que te mereces que recibas una palabra que te transforme y salgas de aquí transformado en Cristo?». ¡Hombre, eso sería demasiado! ¡Si no nos merecemos nada! Para ello necesitaríamos ser humildes, humildes. Y no somos humildes ninguno, comenzando por mí; no somos humildes, Por eso muchos hermanos son preparados para ir al cielo con enfermedades, con sufrimientos, con el cáncer, con tragedias, pero con ello les hacen pequeños y les preparan al encuentro con el Señor. Porque el Señor nos está esperando en el cielo a todos.

O sea, vivir la vida con la cruz iluminada, eso sería cristiano. «¿Es que estamos aquí en una especie de escuela de cristianismo?». «Sí». «¡Ah! ¡Estamos en una escuela de cristianismo!». O sea, que yo tendría que enseñaros a todos a subir a la cruz y a estar contentos de participar con Cristo de su cruz.

No sé si “tendría que” hacer tal cosa, lo que sé es que no lo hace. Por eso 50 años después quienes le escuchan no saben lo que es ser cristiano.

5 comentarios:

  1. Qué mentalidad más cerrada tiene esta gente. Recientemente, una madre del camino se ha justificado para no llevar a su hija pequeña a un cumpleaños al que asistirá el resto de la clase, exponiendo que, como se celebra en sábado, no pueden ir porque tienen eucaristía. ¿Es que no saben que los domingos se puede ir a misa?
    Es un grupo cerradísimo y cerril. Qué bien haber salido de allí; entre los tostones de anuncios y demás actos interminables y la obcecación con no romper el trípode, no tienen vida social fuera de la comunidad. Vaya ostracismo.

    ResponderEliminar
  2. hoy no estoy para depresiones.

    Así que he decidido no leer el tostón de siempre.

    Los locos, al pqsiquiatrico, punto.

    ResponderEliminar
  3. Juan 5:43

    “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viene en su propio nombre, a ése le recibiréis.”

    Se aceptan ecos a esta lectura, digan libremente lo que el señor les está diciendo con ese versículo.

    ResponderEliminar
  4. En esta foto, algunos de los Clonatoris Mater que pidieron una misa con la bandera "de entonces". Se la carga el obispo auxiliar, el obispo se pone de lado, pero el poder kikiano dentro de Murcia ya les pasa factura. Y lo digo "Sin Rin-tin-tin" que dice el argüello... https://www.laverdad.es/murcia/cartagena-quinta-diocesis-20190311174841-nt.html

    ResponderEliminar
  5. Miedos, miedos y más miedos "A lo mejor no te mereces la gracia, porque todo depende de Dios. La conversión viene de Dios y a lo mejor el Señor no te da su gracia porque cuando te llamó a la conversión no quisiste". Como de costumbre en el Camino Neocatecumenal.

    Si no te "abres" y cuentas todos tus entresijos a los catequistas, "¿qué haces aqui?", si no vendes tus bienes "¡Cuidado!que el señor te lo acabará quitando, por tanto VENDE", si no das el correspondiente DIEZMO "Dios no te dará el ciento por uno", aunque hagas 1000 obras de caridad, pero si no lo haces con el Camino Neocatecumenal no vale, si no rezas como te dicen (jodiéndote toda tu puñetera vida levantándote a las 3 de la mañana) "no haces lo que el señor dicta", y así podemos resumir todas las etapas de este Caminito a Ninguna Parte (CNP).

    Y como extorsionar la mente de las pobres almas captadas es a lo que se dedican en este Camino Neocatecumenal, no hay de más recordarlo en cada anuncio, reunión de catequistas o donde se de la oportunidad, para que no se salga del tiesto ningún hermanito, el mensaje del miedo "Y quien no comulgue con mis ideas, que se vaya del Camino" como muy bien nos ha recordado el falso profeta.

    Pues anda que no vivo tranquilo, aun teniendo que estar dentro de tú puñetera organización, sabiendo que todo lo que tienes montado es una burda manipulación para vivir muy bien a costa de la estructura piramidal que te has montado Don Kiko Argüello. Que buena misión nos has dado a tanta gente que, gracias a Dios (el verdadero), nos hemos dado cuenta de tú mentira de Camino y tenemos como misión destapar tu entramdo.

    PD: I.C.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...