sábado, 1 de junio de 2019

Por qué me fui del Camino

Uno de tantos relatos de personas que han escapado de la negra celda.


Yo me he salido del camino como quien escapa de una prisión. Lo tuve que planear con mi esposa, inventamos mil excusas hasta que nos sacaron de ser responsables, solo allí pudimos ir "desapareciendo de a poco".
- Nos llamaban 10 personas todos los días. A nadie le importaban nuestros inventados problemas, solo querían que volviéramos.
- En la comunidad dijeron que el demonio había entrado en nosotros, dijeron que nos esperaban grandes desgracias y sufrimientos por dejar de ir.
- En una eucaristía uno de los catequistas, refiriéndose solapadamente a nosotros, dijo que algunos solo queremos figurar y que cuando ya no somos responsables nuestro orgullo nos obliga a quedarnos en la casa.


Del por qué me salí:
- En el segundo escrutinio, los catequistas se transformaron de padres amorosos a una especie de sádicos dominantes: maltratos verbales, gritos, insultos, incongruencias... Les pregunté (como responsable) a que se debía ese trato tan inhumano y desagradable. Me dijeron que me callase, que solo ellos tienen derecho de hablar.
- Cuando se contó lo del despojo, me di cuenta que todo fue solo un chiste de muy mal gusto. Al final igual nos "pelaron" para enviar dinero a la "fundación".
- Hacíamos la eucaristía en un salón, no en el templo, nos rompíamos el lomo llevando mesas, sillas, cuadros, atriles, posters, un gigantesco sillón, unas alfombras enormes. Nadie ayudaba, ni contribuía para los gastos.
- cuando tocaba llevar la liturgia en el templo, "en donde van los otros, los religiosos naturales" como le decían los catequistas... no aparecía nadie. Estábamos mi esposa y yo... ni salmistas ni hermanos de comunidad, ni de otras comunidades. Teníamos que pedir por favor a cualquier vecino que nos ayude a leer alguna parte y rogar a los del coro de la iglesia que por lo menos canten a capela.

- Estábamos en un retiro de transmisión. Éramos como 300 personas, le catequista llama en público a una señora que quería volverse a su casa porque se le murió la madre. En medio de toda la gente comenzó a recriminarle y a hacerle sentir culpable porque prefería un muerto que a la asamblea viva y a la palabra. La mujer (que es de condición humilde y casi ignorante) se quedó. Hasta vinieron los parientes a buscarla y no la dejaron salir a hablar con ellos.
Días después del retiro, mi catequista me comenta (mientras lo llevo en coche a su casa) que dos de sus hijos (que estudian música en un conservatorio) acababan de volver de un concierto que fueron a dar en otro país. El mismo fin de semana en que debieron estar también en el retiro de transmisión para responsables.
- Durante las eucaristías, el catequista responsable tenía la costumbre de interrumpir las lecturas por cualquier detalle insignificante: El mantel doblado, la vela que no encendió, la alfombra que se corrió... hasta interrumpía al sacerdote durante el evangelio.
- En la eucaristía te reprochaban hasta por no haberte puesto el perfume, que la corbata, que el saco, que los zapatos, que si cantas mal, que si tus flores no eran las más caras que si el pan no era como a ellos les cantaba en gana etc. pero oh sorpresa que ellos mismos a veces los sorprendí mascando chicle en plena "misa en el templo".
- " Ese papelito" decían para referirse a la hostia consagrada con la que se comulga en el templo.
- La presión por el dinero era desesperante y vergonzosa. Cada reunión, celebración, eucaristía anuncio, confesión, etc. necesariamente concluía con la bolsa. Luego veo que Arguello construyó un principesco palacete en el desierto, y cuando fui a visitar el seminario neocatecumenal de mi ciudad, me encuentro con 10 chicos viviendo como verdaderos reyes.
- Los temas desarrollados en los retiros de transmisión son un verdadero esperpento, no tienen pie ni cabeza, todas son elucubraciones fantasiosas e inventadas, una visión demasiado personalista de los que las escriben. En muchos casos son contrarias al catecismo católico.
Estamos obligados a repetir a la comunidad las mismas palabras de Arguello, sin edición ni corrección.
Todo, absolutamente todo es obra de Arguello, absolutamente nada que él no haya dicho o pensado está permitido.
- Juzguen ustedes, a mí al menos esto no me sirve. Si alguna vez encontré a Dios allí, ellos, los que me lo mostraron, intentaron decirme con más o menos rituales, pinturas, cantos y palabreríos... que Arguello es Dios y ellos, (los profetas como se autodenominaron muchas veces) estaban allí para darme el "regalo de pertenecer a su grupo".

 

14 comentarios:

  1. Das en el clavo. Kikotista publica un libro: "LA educación cristiana". Alguien le objeta: "podías haberlo titulado -UNA- educación cristiana. Como ser kikotista te obliga a imponer tu voluntad sobre la de los demás (esas patologías kikianas no nacidas de Jesucristo ni del Espíritu Santo.), el kikotisto contestó: "Ya sé que hay otros tipos de educación cristiana, pero esta es LA educación cristiana".

    Anuncios, Pasos, y Transmisiones han quedado para la Iglesia Católica del s.XXI en lo que Vd. ha escrito: esperpento, elucubraciones, frases sin orden ni sentido, inadecuación a la doctrina católica, y están arrinconados como ellos hicieron en sus parroquias con las "estatuas" de santos, vírgenes, cofradías, etc.
    Si pasan tantas veces la bolsa, es porque el versetto del 100% por 1 lleva sesenta años sin funcionar como kikón lo explica (es un Lutero cualquiera). Ni son tantos como dicen (mienten más cuanto más les desmiente la realidad), porque 1 millón de kikianos entregando el diezmo mensual, son muchos millones. Los Cartujos, Trapenses, y Benedictinos no necesitan tanto dinero para tener FE adulta y evangelizar por todo el mundo.
    KIKOSAS más extrañas pasan, ¿Verdad?.


    En Neocatecumenali están ahora desmontando las mentiras de los mamotretos NUNCA APROBADOS por Santa Sede.

    ResponderEliminar
  2. Me identifico con este post. Estoy en un largo (y extrañamente para mí) angustiante proceso para abandonar al CNC. Nunca pensé que sería algo tan dificil, pero me está costando demasiado aceptar que no quiero ir más a "la Komu". Pero, en algún punto, es lógico: después de más de 15 años adentro, habiendo llegado al segundo escruticidio no puedo despegarme de esto de un día para el otro. Hace poco más de un año que no participo ni de la misa del CNC (aka "euka") ni de las celebraciones ni convivencias ni viajes al encuentro de los catequistas nacionales, ni de la preparación del tema, ni de la evangelización en las plazas, ni en la evangelización para anunciar las catequesis en otro pueblo ni en nada de lo que el CNC presenta no como una obligación sino como una obligación, porque después paf!, te cae una desgracia, como te lo dicen directa o indirectamente, porque "el Señor te ha llamado para que estés en esta comunidad" y no en donde tu libertad y libre albedrío decida, en función de un discernimiento personal de cara a Dios.
    Les pido una oración por mí. Confío en el Señor, que nunca nos deja solos.
    Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena Javier, has tomado la decisión correcta. Te recomiendo visitas al Santísimo. Sin horarios, sin prisas, sin ordenes ni obligaciones...Cuando puedas y quieras. Será un bálsamo para ti, te reconfortará y te ayudara a discernir sin apenas darte cuenta.
      Dios y tu, solos, en intimidad...Es algo maravilloso.

      No desfallezcas, has conseguido lo mas difícil: tomar la decisión firme de dejarlo y volver a ser libre. Libre como el irrepetible hijo de Dios que eres.

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
  3. Se que escuece a más de dos, pero me atrevería apostar que son más los que se han ido a lo largo de los años, que los que han permanecido. Que cuando hablan de esas cifras infladas, aplicarían mejor a los que los dejaron que a los que se han quedado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es correcto, es lo que venimos diciendo desde “day one”. Por cada kikozombie en activo habemos 5 que ya salimos. Recuerdo que Anón, LAPAZ y yo lo comentamos aquí hace años con datos muy certeros, y no es difícil demostrarlo. Simplemente hay que contar cuantos inician una komu y cuantos quedan en 5 añitos. Fácilmente, una quinta parte.

      Eliminar
  4. Por estos lados nos dijeron algo que nos tiene pensando mucho, la semana pasada nos dijeron los catequistas que ellos son los pequeños de los que habla el Evangelio;
    Y se apodero de todos un temor porque si eso es asi, cuidado con ellos como los trates, se les debe respecto como guias, pero con eso que aseguraron ahora no sabemos si tenerles miedo, imaginate!!

    O si es asi no debian haberlo dicho, lo veo como amenaza o como toda una falta de humildad.
    Por favor ayudennos, que lectura le podemos dar a semejante afirmación. es esto verdad....los catequistas son los pequeños del Evangelio???
    nos sentimos intimidados o no sabemos que hacer.
    El Obispo sabe pero no hace nada ni tampoco confirma que ellos son los pequeños. Dios nos ayude con esa presión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de pequeños nada, son unos sepulcros blanqueados, soberbios que quieren que todos estén a sus pies.

      Pero no te preocupes, su paga tendrán cuando el Padre les juzgue con justicia perfecta.

      Si no sigues el camino de ellos, ha has ganado mucho y estás muy por encima de ellos, porque no tendrás esa lacra en tu alma.

      Eliminar
  5. Nos citaron esta palabra:

    "Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, pues yo les digo que sus ángeles, en el cielo, ven continuamente el rostro de mi Padre, que está en el cielo".

    Y otras que hablan de pequeños.

    ResponderEliminar
  6. Se apodero de las comunidades un ambiente de temor a los catequistas; pues nos afirmaron que son los pequeños de Dios.

    Y miedo a la vez. Qué hacemos;
    un hermano dice que al verlos le nace postrarse y y elevar y bajar los brazos ante ellos. y pues no les niego a mi y a varios tambien nos esta pasando eso por la mente. Qué hacer de ahora en adelante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los pequeños? Deja que me ría.

      ¿Acaso tus kikotistas no gustan de sentarse en los mejores sitios? ¿No reclaman para sí mismos la última palabra -y también la primera-? ¿No pretenden estar en posesión de la verdad? ¿No miran por encima del hombro a los "religiosos de misa de 12"? ¿No os tratan con dureza y prepotencia, como si les debiéseis algo?

      Supongo que lo de pequeños lo refieren a la neurona que les queda, por su raquítico tamaño, pero eso no hace de ellos los pequeños de Dios.

      Eliminar
    2. También se llaman a sí mismos los "perseguidos por causa del Evangelio" o "enviados del obispo" o "adultos en la fe". Y todo ello no quiere decir que sea verdad, de hecho no lo es.

      Seguid observando y no tardaréis en comprobar que mienten.

      Eliminar
    3. postrate ante ellos, de rodillas y reclinate cual musulmán. Si lo haces unido a una frase tipo OHHH QUE GRANDE ERES AL SER TAN PEQUEÑO, EL ESPIRITU SANTO ESTA SOBRE TÍ TU LO SABES TODO, entonces mucho mejor.

      Luego coges tus cosas, te largas y no vuelves a verles en la vida, y si les ves por la calle les dices con pena YA HAS CONFESADO TU SOBERBIA DE KIKOTISTA?

      Eliminar
  7. ¡Vaya cacao mental que tienes!

    Unos tíos déspotas, que se erigen en jueces y guías de almas, ¿se llaman así mismos pequeños del Evangelio?

    No te lo creas. Eso suena a chantaje emocional, o algo parecido.

    ResponderEliminar
  8. Esta entrada me suena, creo haber leido antes ese texto.

    Un caso radical de los frutos del kamino.

    Lo que me pregunto yo es , si esos actos de esa gentuza no pueden ser denunciados ante las autoridades.
    IMPEDIR IR A VER A TUS MUERTOS Y SU ENTIERRO¡¡¡ por favor.

    Las denuncias al obispo en otra epoca bastarian para que prohibieran el chiringuito, pero estando la iglesia como está... hace cincuenta años kiko habría sido excomulgado si las cosas fueran como debieran ser.

    ResponderEliminar