miércoles, 31 de octubre de 2012

Camino Neocatecumenal una mala interpretación del Concilio

Fuente: http://exorbe.blogspot.com/2012/10/precisar-y-aclarar-el-vaticano-ii-una.html 
Un comentarista de ExOrbe, el muy estimado Miles Dei, dejó esta tarde una apostilla sacando a relucir la sorprendente y desconcertante cita del nº 21 de la Constitución Dogmática Dei Verbum, uno de los textos más controvertidos del Concilio Vat.IIº. Este es el texto al que se refería:

21. la Iglesia ha venerado siempre las Sagradas Escrituras al igual que el mismo Cuerpo del Señor, no dejando de tomar de la mesa y de distribuir a los fieles el pan de vida, tanto de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo, sobre todo en la Sagrada Liturgia. DV nº 21
Textos como este, una muestra de lo que el maestro Romano Amerio critica en su imprescindible obra Iota Unum, vuelven a la actualidad por una de las proposiciones recientemente elaboradas por el Sínodo de los Obispos:


Proposición 12: Documentos del Concilio Vaticano II
Los Padres sinodales reconocen la enseñanza del Concilio Vaticano II como un instrumento vital para la transmisión de la fe en el contexto de la Nueva Evangelización. Al mismo tiempo, consideran que los documentos del Concilio deberán ser correctamente leídos e interpretados. Por lo tanto, desean manifestar su adhesión a la idea de que nuestro Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, quien ha indicado el principio hermenéutico de la continuidad con el fin de descubrir en estos textos el auténtico espíritu del Concilio.


El mismo Miles Dei, en el comentario aludido (véase el comentario nº 15, contando desde arriba, de la entrada anterior, debajo de esta, titulada 'Mensajes para todos') enlaza un artículo suyo titulado 'La idolatría del libro en la Dei Verbum n.21 fue rechazada por Pablo VI ', publicado en la web de Tradición Digital.

El problema es que, tanto en los usos del Camino Neocatecumenal como en otras celebraciones parece tomarse ad pedem litterae, de manera heterodoxa, el muy equívoco enunciado (iuxta modum, al menos) de DV 21. Por ejemplo, vean estas fotos tomadas este verano en Alemania:



En lo que parece ser un acto inter-confesional de confraternización ecuménica, se ostentan, portan y exponen en una extraña y anómala liturgia una custodia con el Sacramento y un Leccionario: En la primera foto, el sacerdote católico lleva la Custodia junto al pastor luterano que porta la Biblia, detrás se ve un grupo de fieles, niños y adultos. En la segunda fotografía, la Custodia está depositada sobre un improvisado altar, a la derecha de una cruz, a la izquierda de la cual aparece el libro de las Sagradas Escrituras. No sé si el acto es el mismo o las fotos recogen dos escenas distintas de dos celebraciones diferentes (una de las fotos, la primera, creo que está tomada en Buxtehude, cerca de Hamburgo; la otra no me consta dónde). Lo que me importa es llamar la atención sobre el abuso quasi-sacrílego al equiparar la Presencia Real de Cristo Sacramentado con la simbólica o relativa del Señor en un volumen/tomo/libro con los textos impresos del Antiguo y el Nuevo Testamento, ¿quizá como extensión explícita de lo enseñado en DV 21?

El equívoco es tan tentador, el texto de la Dei Verbum se presta tanto a una incorrecta/heterodoxa lectura/comprensión que yo mismo he sido testigo de escenas inverosímiles en lugares sorprendentes. Recuerdo, por ejemplo, una tarde de Domingo, sería mediados de Noviembre de 1991, en la capilla del Colegio Español de Roma. Al entrar para el rezo de IIas. Vísperas, vimos que habían puesto sobre el altar, en un ángulo, la custodia lista para la exposición del Santísimo, y en el otro lado del altar habían colocado un atril de mesa con un evangeliario abierto. Anduvimos listos (sospechábamos quien era el perpetrador de aquello, un colegial, todavía diácono, que cursaba liturgia en el Anselmiano) y avisamos al director espiritual del Colegio, que desmontó el asunto rápida y discretamente.

Si aquello pudo ocurrir y lo de las fotos está ocurriendo (y los equívocossagrarios-biblioteca de los neocatecumenales también se siguen usando y construyendo), es de rigor que los textos conciliares que dan pie a las confusiones, equívocos y malentendidos se expliquen suficiente y satisfactoriamente, cosa que hasta el presente no parece haberse hecho.

Un texto de un Concilio no lleva anejo el anatema apocalíptico del castigo terrible a quien quite o ponga nada, un punto o una coma. La pena es que aquello, aquel desafortunado texto, se hubiese aprobado en el aula conciliar, solemnemente. En latín, hasta suena peor, más sapiens haeresis, como se decía antes:

21
Divinas Scripturas sicut et ipsum Corpus dominicum semper venerata est Ecclesia

Aunque no sé cuánto efecto podrá tener una corrección después de 50 años de mitificación y tratamiento tabú de las cosas del Vaticano Segundo. Tampoco tengo claro si se considera suficiente y validamente que existe una Autoridad ordinaria que lo puede hacer: Puede y hasta está obligado a corregir.

No sería la primera contundente corrección hecha al Vat.2º , ya tuvo un par de ellas en su momento. No se debería olvidar. 

Ahora podemos entender de donde salieron los sagrarios Kikos :



"Tampoco deberiamos extrañarnos" de que en Kikolandia, si se encuentra  un sagrario  (kikiano)  no existan reclinatorios  y las sillas no estén orientadas hacia el sagrario.



Tampoco  que el salón donde está el sagrario en realidad no sea un oratorio sino una sala de estudio.

El peligro de las malas interpretaciones y ambiguedad de este parrafo:

21. la Iglesia ha venerado siempre las Sagradas Escrituras al igual que el mismo Cuerpo del Señor, no dejando de tomar de la mesa y de distribuir a los fieles el pan de vida, tanto de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo, sobre todo en la Sagrada Liturgia. 



LOS ABUSOS LITÚRGICOS  son  el humo de Satanas que Pablo VI vio  PENETRAR EN LA IGLESIA

Pablo VI con su alocución durante la audiencia general del 15 de noviembre de 1972. En ella volvía sobre lo que ya había expresado el 29 de junio precedente en la Basílica de San Pedro refiriéndose a la situación de la Iglesia: “¿Cómo se ha podido llegar a esta situación?” Ésta es la pregunta que se hacía el Papa Pablo VI, algunos años después de la clausura del Concilio Vaticano II, a la vista de los acontecimientos que sacudían a la Iglesia. “Se creía que, después del Concilio, el sol habría brillado sobre la historia de la Iglesia. Pero en lugar del sol, han aparecido las nubes, la tempestad, las tinieblas, la incertidumbre.”

En resumen:
"la Iglesia ha venerado siempre las Sagradas Escrituras al igual que el mismo Cuerpo del Señor,"
Esta frase ambigua, sin una correcta interpretacion es una protestantización, rebaja el culto DE ADORACION a JESUCRISTO REAL Y VERDADERAMENTE PRESENTE, EN LA SAGRADA HOSTIA CON SU CUERPO, SANGRE, ALMA Y DIVINIDAD, a una simple veneración, con lo cual vanas son LAS PROCESIONES, Y LA ADORACION EUCARÍSTICA, LAS GENUFLEXIONES, EL ARRODILLARSE Y LA COMUNIÓN EN LA BOCA Y DE RODILLAS, amén del AYUNO EUCARISTICO y recibir EN GRACIA la Sagrada Comunión bajo pena de sacrilegio.

no dejando de tomar de la mesa y de distribuir a los fieles el pan de vida,

El Concilio usa terminos, MESA, y no ALTAR,dice PAN DE VIDA, y no PAN VIVO. Mal interpretados nos acerca a la cena protestante, donde ha desaparecido la ACTUALIZACION DEL SACRIFICIO DE CRISTO EN LA CRUZ DE UNA MANERA INCRUENTA, por CRISTO EN LA PERSONA DEL SACERDOTE y el dogma católico de la TRANSUBSTANCIACION.

No es esta la FE  DE LA IGLESIA, ni lo que Cristo nos enseño:

San Juan, 6,51
51 Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo».

Dice "venera las Sagradas Escrituras" y no dice nada de la Sagrada Tradición, con lo que nos enrutaría hacia  la Sola Scriptura protestante.

tanto de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo, sobre todo en la Sagrada Liturgia.

Remache y retición de lo anterior.

Proposición 12: Documentos del Concilio Vaticano II
Los Padres sinodales reconocen la enseñanza del Concilio Vaticano II como un instrumento vital para la transmisión de la fe en el contexto de la Nueva Evangelización. Al mismo tiempo, consideran que los documentos del Concilio deberán ser correctamente leídos e interpretados. Por lo tanto, desean manifestar su adhesión a la idea de que nuestro Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, quien ha indicado el principio hermenéutico de la continuidad con el fin de descubrir en estos textos el auténtico espíritu del Concilio.


Tambien puede interesarte :

10 comentarios:

  1. De mi artículo:

    Gracias a Dios, el tema no es nuevo. Poco después del Concilio el tema era candente y alguien elevó una consulta a la Santa Sede para aclarar si el texto de DV 21 dice lo que parece que dice. Esta consulta fue respondida por el organismo competente para la interpretación de los textos del Vaticano II, la “Pontificia Commissio Decretis Concilii Vaticani II Interpretandis” y además la respuesta iba aprobada y mandada su publicación en el AAS por Pablo VI, que era el mismo pontífice que firmó y aprobó dicha constitución en 1965. Por tanto, dicha interpretación del texto de DV 21 es de un nivel que se puede considerar definitivo.

    La respuesta vino publicada en el Acta Apostolicae Sedis 60 con fecha de 5 de febrero de 1968. Allí podemos leer:

    De capite VI, 21 Constitutionis dogmaticae de Divina Revelatione « Dei Verbum »
    D. Utrum in verbis « Divinas Scripturas sicut et ipsum Corpus dominicum semper venerata est Ecclesia, cum, maxime in Sacra Liturgia, non desinat ex mensa tam verbi Dei quam Corporis Christi panem vitae sumere atque fidelibus porrigere », Constitutionis dogmaticae de Divina Revelatione Dei Verbum, adverbium ‘ sicut ‘ significare valeat eandem esse seu aequalem venerationem Sacrae Scripturae debitam ac venerationem debitam Ss. Eucharistiae.

    R. Venerationem esse tribuendam tum Sacrae Scripturae, tum Corpori dominico, diverso tamen modo seu ratione, uti eruitur ex Constitutione de Sacra Liturgia Sacrosanctum Concilium, n. 7; Litteris Encyclicis Mysterium Fidei, diei 3 sept. 1965: A.A.S. 57 (1965), p. 764; Instructione S.R.C, diei 25 maii 1967 Eucharisticum Mysterium, n. 9 : A.A.S. 59 (1967), p. 547.

    (Traducción propia)

    Sobre el capítulo VI, 21 de la Constitución Dogmática “Dei Verbum” sobre la Divina Revelación:

    Duda: Sobre si en las palabras de la Constitución Dogmática sobre la Divina Revelación Dei Verbum: “la Iglesia ha venerado siempre las Sagradas Escrituras al igual que el mismo Cuerpo del Señor, no dejando de tomar de la mesa y de distribuir a los fieles el pan de vida, tanto de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo, sobre todo en la Sagrada Liturgia” el adverbio “al igual que” pueda significar que sea una misma o igual veneración la que se debe a la Sagrada Escritura y la veneración que se debe a la Eucaristía.

    Respuesta: La veneración que se ha de dar a la Sagrada Escritura por un lado y al Cuerpo del Señor por el otro se debe dar sin embargo en modo o razón diversos, como consta por la Constitución sobre la Sagrada Liturgia, n.7; la carta encíclica Mysterium Fidei de 3 septiembre de 1965: A.A.S. 57 (1965), p. 764; la Instrucción S.R.C, de 25 de mayo de 1967 Eucharisticum Mysterium, n. 9 : A.A.S. 59 (1967), p. 547.


    La respuesta no podía ser más clara y evidentemente negativa y restrictiva del término “sicut” latino empleado en la comparación entre la veneración debida a la Escritura y la que se debe a la Eucaristía. El sentido del texto según lo entiende el magisterio nos dice que las veneraciones debidas no son iguales sino distintas y el texto viene a decir por tanto que ambas se veneran en la Iglesia pero de modo distinto o con distinta razón. Las referencias son iluminativas:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrá ser más claro que esto? Imposible, y menos como para justificar de la DV una pseudo-teología litúrgica de reorganización del sagrario.
      Un arqueologismo litúrgico judaizante sin duda tratando de hacer un símil del Arón Hakodesh relacionado con el Kodesh Hakodashim.

      Eliminar
  2. Para los que sepan latín: el tum...tum no es un et...et e introduce un sentido de sucesión temporal o alternancia que indica que la veneración a una y otra cosa no pueden darse a la vez en el tiempo por razón de ser distintas.

    Ni siquiera en la Santa Misa, donde la unidad de liturgia de la Palabra y de liturgia eucarística es excepcional y única (SC 57), se niega este orden temporal y distinción de veneración.

    De ahí que el sagrario doble es un abuso de este texto de la Dei Verbum, como todo aquello que Don Terzio expone en su artículo y que tantas veces hemos presenciado con tristeza.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo es, identico al Santuario de la Palabra del Seminario Redemptoris Mater de Santo Domingo, gracias a Dios por sus maravillas.

    PD. El Santiario mencionado fue bendecido por el PAPA Juan Paglo II en persona.

    ResponderEliminar
  4. Un Papa no puede bendecir algo que va contra el sentido dogmático de lo que ha definido otro Papa en un Concilio Ecuménico. En este caso, el Vaticano II con sentido definido por Pablo VI en una Constitución Dogmática.

    Si quieren un ejemplo de manual de que un Papa puede equivocarse cuando no actua con el carisma de la infalibilidad pues aquí lo tienen. No es la primera vez que ha pasado en la historia ni será la última. Juan Pablo II bendijo un despropósito y nadie le advirtió de que iba contra lo definido por Pablo VI.

    ResponderEliminar
  5. Ahhhh y creo que fue el mismo Juan Pablo II que bendijo el que esta en la Domus.

    Estupendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ahí se incluye el beso al corán?

      Eliminar
    2. ¿Alguna fotografía que pruebe que Juan Pablo II bendijo concretamente eso o es escribir por escribir?

      Eliminar
  6. ¿Sabías que la bendición de algo que es contra el dogma no es válida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miles, entonces ese santuario no esta bendecido? vos sos terrible.

      Eliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email