martes, 31 de enero de 2012

LA MEJOR BIBLIA ES …



(Pero primero una anécdota)

Recuerdo que cuando yo era niño, un sobrino, casi de mi edad, me preguntó: ¿cual es la mejor bicicleta?
Yo estaba a punto de decirle la marca de bicicleta, el modelo y asta el color, pero un hermano que oyó la pregunta, contestó:
“Depende para que la quieras…. las hay de montaña, ramperas, de carreras, para acrobacias, de colección , de competencia; de diversos materiales, tamaños, y características….”
Y así escuché la explicación que mi hermano le daba a mi sobrino, de porque una bici de carreras no se debe usar en la montaña, de las características y limites de cada una de ellas, etc.

Lo mismo pasa con un coche, una casa…. buscamos lo mejor.

Con la Biblia pasa lo mismo. Pero….

¿CUAL ES LA MEJOR BIBLIA?

De entrada, debemos dividirlas en pastorales y de estudio.

PASTORALES: tienen traducciones más adaptadas a nuestra cultura, ideales para introducirnos en la lectura bíblica, con notas y comentarios con enfoque pastoral: quien es Jesús en nuestra vida, como vivimos la misa, los sacramentos, como esta nuestra fe y muchas cuestiones más.

DE ESTUDIO: el texto es más fiel al original, (aunque esto nos complique la existencia). Y son ideales para profundizar en el conocimiento, estudio y cultura bíblica. Sus notas y comentarios se enfocan más al estudio científico de la Biblia: explicaciones de palabras y costumbres; datos sobre el autor, fecha y contexto de los libros; datos arqueológicos y geográficos. Sus comentarios nos hablan desde el porque de las semejanzas de los tres evangelios, hasta las cuatro tradiciones del Pentateuco. Sin olvidar los géneros literarios, referencias entre libros etc.

¿PASTORAL Vs ESTUDIO?

….mmmmm……. ¿cómo graficar esto?…..ya sé….

Podríamos pensar que una persona que se enfoca en lo pastoral sería:

Una señora de lentes, con una Biblia de letra grande en una mano y en la otra un rosario y que esta encargada de algún círculo bíblico.

Podríamos pensar que una persona que se enfoca en el estudio sería:

Un joven de lentes, como que muy estudioso, cargando su Biblia, su diccionario bíblico, su atlas bíblico y…….. Ha sí, y su libro “para salvarte” casi cayéndosele de las manos.

Pero en realidad tenemos ò necesitamos tanto de lo pastoral como del estudio. Yo creo que lo que sucede es que a veces nos enfocamos más en uno que en el otro.

Pastoral y estudio son dos caras de una misma moneda.


¡CUANTAS BIBLIAS! ¡QUE CONFUSION!

Preguntas que se escuchan mucho en los grupos de estudio bíblico:

Un alumno--- Padre, ¿mi Biblia me sirve?
El padre ---- ¿Cuál es?
El alumno --- Es tal Biblia….
El padre ----- Ha, esa es católica, sí sirve.
Otro alumno – ¿Y la mía?
El padre ----- También es católica, también sirve.

Algunos sacerdotes recomiendan iniciar los estudios bíblicos con la Biblia que ya tenemos en casa, pues ya la conocemos y sabemos manejarla. Y además esta la cuestión económica.

Cuando inicié mi curso bíblico lo hice llevando mi “Biblia Latinoamericana” (y vi como muchos otros también la tenían), otros llevaban la de “Dios habla hoy”, no faltaba quien llevara la “Biblia de Jerusalén”, y a veces se dejaba ver alguna “Biblia del peregrino”. Y no falto el compañero que me dijo “Mira mi Biblia, hasta dibujitos tiene”. Y había otras más… de cuyos nombres no quiero acordarme.

Todavía recuerdo los primeros días y las diversas opiniones sobre cual era la mejor Biblia:

Un maestro me decía ------ Carlos, tu Latinoamericana es la ideal para que inicies.
Un alumno me comentaba –Ya me dijeron, que para estudio, la buena es la de Jerusalén.
Un exseminarista --------- Carlos, para texto fiel, la Española.
Otro maestro opinaba -----La del peregrino es la misma que la Española pero corregida.
Alguien más ------------- Carlos, olvídate de la Latinoamericana.

Y el pobre de Carlos vuelto loco, arrancándose los pelos y mordiéndose las uñas, y sin saber que comprar. (Bueno,…. no tanto así).

Y ya en clases nos explicaban de varias formas y con muchos ejemplos lo difícil que es una traducción, más aún si la traducción se hace de lenguas muertas. Solo de pensar que una sola palabra puede significar varias cosas y se puede interpretar de muchas maneras, sin contar las expresiones, las palabras técnicas, etc.

Las personas que hablan dos idiomas saben que en la traducción no siempre tal palabra corresponde a tal palabra del otro idioma (no es una lista de sinónimos). Es toda una cosmovisión, una estructura de una cultura que se quiere expresar en otra cultura y que a veces una palabra no tiene su igual en otro idioma y que se tiene que “explicar” con una frase.

Con esto nos damos cuenta el porque no hay una única Biblia para todo y para todos.

Con todo, hay excelentes Biblias pastorales y de estudio. Veamos algunas:

PASTORALES:

Nacar-Colunga: "Se le considera de una gran limpieza, claridad y pureza de estilo.”(1)

Straubinger: Tanto sus comentarios como sus notas aclaratorias van más bien en sentido pastoral. También muy difundida.

Biblia Latinoamericana: "Es una Biblia de tipo popular con vocabulario al alcance de todos, y a la vez actual, pues se esfuerza por relacionar la Palabra con la realidad social que vive América Latina “(1).

“Dios habla hoy”: “La traducción es una versión popular con lenguaje sencillo” (1).

DE ESTUDIO:

Bover-Cantera: Busca más la fidelidad al original que la belleza de lenguaje. Sus notas son bastante eruditas. Su revisión da como resultado la Cantera-Iglesias.

Cantera-Iglesias: Revisión de la Bover-Cantera. “Esta revisión, al querer ser muy fiel a los originales es a veces algo dura, pero ofrece un texto muy útil para acercarse al espíritu de los originales” (2).

Biblia de Jerusalén: ”Instrumento indispensable para el estudio científico de las Escrituras…” (1). Esto es por sus instrucciones, notas y paralelos.

Nueva Biblia Española: De Alonso Shökel y J. Mateos. “Es de una expresión moderna literaria, bella poéticamente y conserva la fidelidad al texto…” (1) .Contiene pocas notas pero con buenas introducciones y un vocabulario. Su revisión da origen a la Biblia del Peregrino.

Biblia del Peregrino: : De Alonso Shökel. Viene ha ser la revisión de la Nueva Biblia Española con una gran cantidad de correcciones pero conservando su fidelidad al texto original y conservando su belleza poética.

La Biblia de Estudio. Dios habla hoy: Al igual que la pastoral conserva la sencillez del texto, pero es de estudio por el enfoque de sus notas, introducciones, paralelos…

Y ha todo esto, ¿Habrá una Biblia intermedia entre lo pastoral y de estudio?

Biblia de América: Trata de conjurar la sencillez de una pastoral con el rigor de una de estudio.

¡Cuanta riqueza en Biblias! Las hay para todos los gustos y necesidades.
______________________________________________________________________
1. Carlos Junco Garza, “Escucha, Israel” (México 1995) Págs. 104-106.
2. Enciclopedia “Introducción al estudio de la Biblia: 1 La Biblia en su entorno” Verbo Divino. (Navarra 1999). Págs. 572 y 573.
______________________________________________________________________

ALGO MÁS SOBRE ALGUNAS DE ESTAS BIBLIAS.

“Dios habla hoy”: Biblia ecuménica que también tiene su versión para protestantes (pero sin deuterocanónicos), y no falta alguno de ellos que se quiera pasar de vivo y nos diga: “Mira, tu Biblia y la mía son la misma…” y así empezar con su adoctrinamiento. Lo escuche de un sacerdote y la advertencia no esta de más.

Biblia Latinoamericana: Muy querida por unos, pero rechazada por otros que la consideran “demasiado católica” ò simplemente prefieren otra con rigor científico.
Con todo me paréese ideal para lectura bíblica ó para dar los primeros pasos en el estudio bíblico. Más delante se puede adquirir una de estudio.

Biblia de Jerusalén: Este “Instrumento indispensable para el estudio científico” es de gran aceptación entre estudiantes y maestros bíblicos por su texto y en especial por sus notas, introducciones y referencias. Contiene cantidad de explicaciones de palabras, costumbres, geografía, géneros literarios, fechas, acontecimientos históricos y demás que la hacen muy útil a la hora de profundizar y analizar los textos.

MI RECOMENDACIÓN PERSONAL.

En una ocasión me encontraba en una casa de retiros espirituales donde se encontraba un grupo de seminaristas. Entre a uno de los salones y vi en las butacas una buena cantidad de Biblias, de varios tamaños y colores, pero solo estaba un seminarista

Le pregunte ----- ¿Cuál es tu Biblia?
El contesto ------Esta, la Latinoamericana. ¿Cuál usas tú?
Yo respondí ------ También la Latinoamericana, pero ya conseguí la de Jerusalén.
Y me dice ------- Me han dicho que es la mejor para estudio.
A lo que afirme--- Si, he trabajado muy bien con ella.
Después agregó ---Pues yo voy en filosofía y me ha sido muy útil, y cuando entre a teología me voy a comprar una de Jerusalén.


En mi opinión recomiendo:

Biblia Latinoamericana: Porque su texto esta muy suavizado, ideal para principiantes, y por su sentido pastoral.

Biblia de Jerusalén: Realmente una buena herramienta para análisis de textos y profundización, tanto por su texto como por sus comentarios.


Biblia del Peregrino: Su gran valor es su texto, muy fiel al original.

A MODO DE ATERRIZAJE.

Para una lectura personal reflexiva, hecha en casa: Biblia pastoral.
Iniciar un curso bíblico: Biblia pastoral y después, si se quiere, otra de estudio.
Curso bíblico avanzado: Biblia de estudio.

Espero que estas palabras hayan sido de ayuda. recordándoles que las cosas se ven más claras según vayamos avanzando y….

LA MEJOR BIBLIA ES….LA QUE SE LEE.
POSDATA:
¿Y que pasó con las de dibujitos…?
¿Aquellas Biblias grandotas, que tienen estampación en oro, ilustradas, de lujo, para ser entronizadas y se leen en familia?

Bueno…….
….pues……
Son muy bonitas….
Y… ojala algún pariente…
Me… regale alguna.
_________________
Carlos Rodríguez

5 comentarios:

  1. Y la Biblia traducida por Monseñor Straubinger es muy buena. Sus notas son católicas sacadas del Magisterio,textos de santos y grandes escrituristas. Por favor recomendarla. Editada por la Universidad Católica de la Plata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que la Biblia "Platense", como se la llamó, que fue la primera traducción hecha en América de los textos griegos, por Mons. Straubinger, es magnífica. Es una Biblia de estudio, pastoral, de formación, para lectura espiritual, en fin, completa, completísima gracias a las notas de Mons. Straubinger.Vale la pena. La U.C.A.L.P. ya ha sacado 3 ó 4 ediciones.

      Eliminar
  2. La Biblia de Jerusalén es la usada en los Seminarios (no solo RM en casi todos), la Biblia Latinoamericana es la mejor a nivel de transmitirle el mensaje al pueblo. Supongo que al camino le gusta la de Jerusalén por aquello del que no "odie a su padre..." y en otras dirá otra traducción más suave. Lo del "odie" la misma Biblia de Jerusalén lo explica. Pero parece que la letra de las notas es muy pequeña para los catequistas kaminenses.

    ResponderEliminar
  3. Aunque alguien me ha criticado mi Biblia en una convivencia, es la que mas me gusta leer de todas, la llevo conmigo desde los 18 años aproximadamente, está conmigo hace casi cerca de medio siglo. La pequeña con hojas ultra delgadas y fuertes edición 16° en Madrid de Nacar y Colunga, traducción directa de las lenguas originales. Que mas se puede necesitar?

    ResponderEliminar
  4. La Nácar Colunga es de las mejores traducciones que puedes encontrar.

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email