martes, 21 de junio de 2016

Primer escrutinio (XXI)



«Sobre las 17:30 (después de la puesta en común) CATEQUESIS SOBRE LOS BIENES (Kiko)
La primera cuestión que le surge a uno sobre el trabajo es pensar que hay trabajos puros y trabajos impuros. Este dualismo muy religioso no está en el Evangelio. Pensar que un trabajo como el de profesor es conforme al Evangelio, porque uno se dedica a la educación de los niños o que un trabajo como el de sacerdote está de acuerdo con el Evangelio, ya que hace cosas por los demás, mientras que otros trabajos no están de acuerdo con el Evangelio, ya que son principalmente dirigidos a uno mismo, si se piensa así no se ha entendido nada del Evangelio. No es que haya trabajos que en sí mismos sean buenas y trabajos malos en sí mismos. Este es el primer peligro con que nos podemos encontrar: que el trabajo en sí sea conforme al Evangelio o no. Y por tanto, un ama de casa hace un trabajo maravilloso porque ayuda a los demás, da de comer a todos, limpia lo de todos. No tiene nada que ver con esto. Este es el primer enfoque mal hecho».

En el kikismo ejercer la profesión de chulo, "camello", ramera o de traficante de tabaco y licores para los burgueses ocupantes de la domus no es impuro. Es un trabajo. Sin más.
«Otro problema es querer hacer del Evangelio una ley. Nos gustaría que nos dijeran en qué consiste ser cristiano, pero sólo con una ley. Bueno, si realmente quieres esto es fácil: se toma el Levítico que es una ley en la que Dios dice a los judíos en todos los detalles que tienen que hacer. Incluso cómo deben sonarse la nariz. En el Levítico está todo, regulado hasta el último detalle. Y así la cumplen todavía los judíos observantes en la comunidad de Hassidim. Esta tentación la tenemos también nosotros: que nos dé una ley perfecta; veamos, que dice exactamente la ley que debemos hacer. Esto es absurdo, porque la ley sólo sirve para revelarte (convencerte de)  que eres un pecador, que no la puedes cumplir. El Señor dio la ley a Israel precisamente para demostrarle que es pecador. Es claro que los judíos, como denuncian Jesús y San Pablo, han tomado la ley por el revés, para llegar a ser bueno, para decir: "Yo la cumplo y tú no". Esto es el fariseismo: despreciar al pueblo, porque no entiende nada y creerse buenos porque se observa la ley literalmente, porque ayuna durante los días señalados por la ley, porque dan el diezmo a los pobres, como dice la ley. Así que, te puedo dar una ley completa de cómo debes comportarte en el hogar y en el trabajo, y sin embargo puede venir Jesús y decirte que eres como el fariseo.
Aquí nos encontramos con el fariseo del Evangelio: El que va al templo a orar y dice: Señor, te doy gracias porque cumplo la ley, porque ayuno, porque doy limosna y porque no soy como ese borracho, que apenas recibe la paga la gasta en vino y luego pega a su esposa. En cambio, el pecador estaba en un rincón, sin levantar la cabeza, diciendo: Ten piedad de mí, Señor, que soy un miserable.
Veamos que dice el Evangelio para entender más claramente el fondo de lo que dice Jesús. Uno entre la gente dijo: "Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia. Él respondió: Hombre, ¿quién me ha constituido juez o distribuidor entre vosotros "(Lucas 12:13).
Esta es una pregunta muy interesante. Imagina que mucha gente dice que la Iglesia debe decir a los estadounidenses que son tan ricos y se llaman a sí mismos cristianos, que repartan sus bienes con los sudamericanos, que son tan pobres. Aquí nos enfrentamos a un problema. Hay dos hermanos. Uno ha cogido el legado de su padre, se ha quedado con todo el dinero y vive en la abundancia, mientras que el otro vive en la miseria. Y el que vive en la miseria protesta. En primer lugar, porque su hermano lo dejó sin dinero, pero también porque su hermano es tan hipócrita que sigue a Jesús y va detrás escuchándolo como un santo. Y no pudiendo soportarlo dice: "Maestro, dile a mi hermano, que es un sinvergüenza, que reparta la herencia conmigo. Se está dando aires de ser bueno porque te escucha, pero en realidad es un hipócrita".
Ciertamente no esperaba que Jesús respondiera de esa manera.
Hay un pasaje en el Evangelio paralelo a este. Se trata de Marta y María (Lc 11,38). Jesús está en su casa, mientras que Marta trabaja a una velocidad vertiginosa, atendiendo a todas las tareas de la casa, y María está en éxtasis a los pies de Jesús pendiente sólo de su boca. Y Marta piensa: pero ¿alguna vez se ha visto esto? Ella se creerá tan buena, sentada tranquila escuchando y me deja sola cuando se tiene que limpiar la casa, lavar los platos, etc. Y ella tranquila escuchando a Jesús Así que no aguanta más y le dice a Jesús: Pero, Señor, dile algo, ¿no te molesta, Señor, que yo estoy aquí sola venga a trabajar y ella está allí mano sobre mano? Dile que esta actitud es equivocada, dile algo... Marta está juzgando a María. Y aquí Jesús sale a su manera.
Pues bien, con estos dos hermanos pasa lo mismo. Dice el pobre: dile a mi hermano que parta conmigo la herencia. Se supone que su hermano está ahí, porque si no, ¿cómo iba a decírselo? También nosotros hacemos esta demanda cuando decimos: los ricos deben dar parte a los pobres. Los obispos deben decir a los ricos que van a misa que compartan con los pobres. Jesús dice: "¿Quién me ha hecho juez o partidor entre vosotros?" Y aquí la gente no entiende nada. Y él les dice: "GUARDAOS DE TODA AVARICIA PORQUE INCLUSO EN LA ABUNDANCIA LA VIDA DE UNO NO ESTÁ ASEGURADA POR LOS BIENES". Aquí está el secreto de todo lo que he dicho sobre el trabajo.
Hago hincapié en esta palabra: la VIDA. ¿Qué respondió Jesús a este hombre y a todos los que iban detrás de él? Cuando un hermano de sangre es capaz de robar el dinero a su hermano, cuando un hombre es capaz de quedarse con todo el dinero y dejar a su hermano en el estrechez sin que le importe nada, significa que, para él, el dinero es muy importante. Significa que para él la vida viene de los bienes. Pero sucede que el mismo Jesús dice al pobre que ya se estaba frotando las manos con alegría pensando en todo lo que le iba a decir a su hermano. Cuando eres capaz de denunciar a tu hermano de sangre delante de todos, aquí, es porque para ti la vida viene del dinero, de los bienes. Guardaos de toda avaricia, porque la vida de un hombre no está garantizada por la riqueza. Eso es: Os equivocáis ambos porque para vosotros ¿dónde está la vida? No he venido aquí para hacer distribuciones, porque esto significaría que es cierto que la vida está en la riqueza y como el dinero es importante para la vida es muy importante saberlo repartir. Jesús se coloca en otro punto, en otro plano mucho más profundo. La vida del hombre no está en las riquezas».
Está repitiendo lo mismo que se cuenta en la kikotesis de inicio del día 3, que, no por casualidad, es una descripción de lo que se hace en el Camino, donde unos pocos, pata negra ellos, se quedan con todo sin importarles la estrechez del hermano y donde todos están llamados a publicitar los trapos sucios de los demás.
«Y él les dijo una parábola: "Había un hombre rico que tenía una gran cosecha, y se dijo: ¿Qué haré?  Ya sé: romperé todos mis graneros y construiré otros cinco veces más grandes para poder almacenar toda esta cosecha" (Lc 12, , 16). Y así lo hizo: contrató obreros y los hizo trabajar como animales durante catorce horas seguidas. No dormía para supervisar las obras, y después de varios meses sin descanso, una vez concluida la obra y almacenado todo el grano, se dijo: Ahora, alma mía, bebe, reposa, banquetea, porque tienes millones. Y el Señor dice: pobre infeliz, ahora que has terminado de trabajar como un esclavo, lleno de preocupaciones, morirás esta misma noche. No podrás disfrutar ni un centavo de lo atesorado. ¿De qué te habrá servido tanto trabajo y tantas preocupaciones? De nada: para tus parientes que lo gastarán todo en mujeres y vino.
Y dijo a sus discípulos: no os preocupéis por vuestra vida, no os inquietéis ni os angustiéis. Esta es la palabra de Dios. No os preocupéis por vuestro cuerpo, qué comeréis o con qué os vestiréis, porque la vida vale más que vuestro cuerpo.
Mira, lo que hace Jesús es toda una desalienación. La vida es más que el alimento y el cuerpo más que el vestido. ¿Quién de vosotros, por más que se preocupe, puede añadir un milímetro a la medida de su vida? Por tanto, si no sois capaces de resolver las cosas más pequeñas, ¿por qué preocuparse por lo demás? Por tanto, ¿dónde está la alienación del hombre? En olvídate de esa realidad. Olvídar que si puedo mover las manos es un milagro, es un verdadero milagro que yo pueda hablar, es un misterio el hecho de estar vivos. Pero pensamos que la vida nos la damos nosotros. Hemos entrado en un proceso de alienación absoluta. Estamos fuera de la realidad.
Mira lo que Jesús nos dice sobre esto: la vida no está garantizada por la riqueza. ¿Dónde está el problema? En que el hombre pone su vida, su seguridad, cree que va a encontrar la vida en la riqueza y en el trabajo como un medio para obtener estas riquezas».
¡Con lo fácil que es para algunos vivir a costa de otros, sin trabajar y sin poseer nada a su nombre!

16 comentarios:

  1. "La primera cuestión que le surge a uno sobre el trabajo es pensar que hay trabajos puros y trabajos impuros. Este dualismo muy religioso no está en el Evangelio. Pensar que un trabajo como el de profesor es conforme al Evangelio, porque uno se dedica a la educación de los niños o que un trabajo como el de sacerdote está de acuerdo con el Evangelio, ya que hace cosas por los demás, mientras que otros trabajos no están de acuerdo con el Evangelio, ya que son principalmente dirigidos a uno mismo, si se piensa así no se ha entendido nada del Evangelio. No es que haya trabajos que en sí mismos sean buenas y trabajos malos en sí mismos. Este es el primer peligro con que nos podemos encontrar: que el trabajo en sí sea conforme al Evangelio o no. Y por tanto, un ama de casa hace un trabajo maravilloso porque ayuda a los demás, da de comer a todos, limpia lo de todos. No tiene nada que ver con esto. Este es el primer enfoque mal hecho."

    Del "Itinerario de formación cristiana para adultos de la Conferencia Episcopal Española" hablando del catecumenado de la Iglesia primitiva (siglo III):

    "La Iglesia del s. III, en un contexto pagano, se enfrenta, entre otras, a tres tipos de conductas incompatibles con el "estilo de vida" el Evangelio. Está pensando en profesiones del s. III que llevan, casi necesariamente, a cometer uno de los tres grandes pecados: idolatría, homicidio, impureza.

    Sintonicemos, con afecto, en este trabajo humanizador de la Iglesia, en medio de un Imperio romano decadente, lejos ya de la Ética de Aristóteles. La iglesia quiere evangelizar la cultura grecorromana, de grandes valores filosóficos, pero que va cayendo en lacras morales profundas. La Iglesia quiere impregnar esta cultura decadente sobre todo de tres cosas:

    a) Una religión monoteísta, luchando contra la idolatría.
    b) El amor a la vida, luchando contra todo tipo de homicidio.
    c) Una afectividad sana, buscando que el eros sea modelado por el ágape, que el instinto se humanice con el amor.

    La lista de profesiones que se oponen a esta conversión moral es recogida en la Tradición apostólica. Hoy hay que leerlas teniendo en cuenta este contexto pagano: "propietarios de casas de prostitución"; "escultores o pintores fabricantes de ídolos"; "actores" que representen obras que promuevanesos tres grandes pecados; "maestros de niños", se les educaba en estos vicios; funcionarios que educan a los gladiadores" enseñándoles a matar lo mejor posible; los "sacerdotes de los ídolos" que fomentan la idolatría; los "soldados subalternos", a quienes se les va a ordenar matar; los "magos", que creen en los dioses del mal...

    La lista, como se ve, es larga y no hemos recorrido toda. El estribillo es el mismo ante cada una de esas profesiones. Se le conmina al candidato a tomar una opción:

    "Cesará en ella o será rechazado" (Tradición apostólica nº 16)

    ResponderEliminar
  2. Kiko, como fariseo profesional no tiene desperdicio.

    Entiende lo que le da la real gana, y lo que es peor, transmite con seguridad aplastante su interpretación maniquea de todo. De modo especial, el Evangelio.

    Resulta que Jesús, para los cristianos, claro, es Dios. Verdadero Hombre, verdadero Dios. Ergo, si Dios da a las personas plena libertad, hasta el extremo último además ¿Cómo Jesús se va a poner a distribuir, impidiendo con ello el libre albedrío?..... ¿Acaso no tiene poder Cristo para lo que le quisiera realizar? Sí, lo tiene, más "Mi reino no es de este mundo"...

    ¿Ésto quiere decir que Jesús esté de acuerdo con lo injusto? De ningún modo.

    Sin embargo, en el cnc, la Justicia, lo justo. Viene a ser como una demanda inadmisible, algo terrible:
    "Toda demanda de justicia viene del demonio" (K Dixit)

    Kiko pregunta por una ley. Tan neciamente, que de la perplejidad llega a la alienación completa, sin paliativos. Olvida ¿?
    Que hay una ley por cumplir, una regla de oro para todo el que cree:

    12.«Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas.
    (Mt 7, 12)

    Sin embargo, K dice esto otro:

    «Otro problema es querer hacer del Evangelio una ley. Nos gustaría que nos dijeran en qué consiste ser cristiano, pero sólo con una ley. Bueno, si realmente quieres esto es fácil: se toma el Levítico que es una ley en la que Dios dice a los judíos en todos los detalles que tienen que hacer."
    (De la entrada)

    ¿De casualité? No, de eso nada.

    Es marear la perdiz para llegar a la zona cero, Zas!

    Los planteamientos del gurú de los siete eskruticios no son para que llegues a ninguna parte. Qué va! La cosa va de que te pierdas, y te pierdas bien perdido, sin remedio.
    Era muy simple decir, lo malo es malo, lo bueno es bueno. Lo justo es lo correcto, lo justo es justo.

    Pero no! Hay que desviar la atención hacia un punto infinito de contradicción, sí, pero no, no pero sí.

    Y cuando estés más perdido que un pulpo en un garaje, ya te diremos nosotros, los guías de las Rokosas, por donde hay que ir... porque no olviden jamás, sus señorías, que Jesús no se constituye juez entre nosotros para repartir las cosas de este mundo, de lo contrario, es evidente, el reparto de las riquezas no vendría a ser el que es.
    Pero estos guías, si que parten y reparten, y se quedan la mejor parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa va de montar un chiringo, un negociete, una república bananera dentro de la Vieja Barca.
      Con sus minireyes, sus dictadores, sus lacayos, sus bufones, sus injustas injusticias. Etc

      La excusa: El Evangelio deformado hasta decir basta.
      El objetivo primordial: Dar culto a la personalidad del líder.
      La doctrina: Depende, hoy una cosa, mañana otra, ya te diremos qué debes hacer, "en tu libertad".

      La realidad: Un puro conflicto interior, resuelto con el pensamiento mágico, y la fe en la fe. Y si falta pa pipas, nonti preocupati, queda el delirio.

      ¿Y si nos llaman la atención, porque vamos más desviados que una escopeta de feria? No pasa res, niente, rien, nada:

      Si a mi me han perseguido....

      Y claro, llegan a la conclusión, desacertado claroscuro de la mente partida, que es odio todo aquello que no les de la razón, que no considere el cnc como un instrumento válido para los inválidos tiempos de hoy, ayer y mañana.

      Los demás somos todos unos engañaos, que sufrimos como burros, y ni sabemos el por qué. Si vamos a Misa, peor aún. Porque no sabemos lo que nos perdemos, las gracias de participar de ese banquete, esa lujufiesta, que en el acabose del desparrame total, hace posible la danza de la lluvia indoor, sin importar que alguna Santa Partícula pueda ser pisoteada. Total ¿Quien dijo que Cristo se fuese a hacer Presente? Si así fuere, nos pondríamos de rodillas.
      Y si no vamos a Misa... Tramkis, hay un motivo, una explicación: La culpa la tienen los religiosos naturales, que no han sabido transmitir el Amor de Dios a los hombres, a esta generación.
      Pero trankis, Que Dios ha suscitado un ejercito de salvación global, unos boinas verdes de la reconversión mundial. Los cuerpos especiales de la konversión...

      Lo que yo te diga, prima. Lo que yo te diga!

      Te kagas!

      -sepul-

      Eliminar
    2. Y si los "unos boinas verdes de la reconversión mundial" no acercan a nadie, no ya a la Iglesia, que no es lo que buscan, sino para sumarlo al cnc, trankis toos, que lo importante es que han sido "salados".

      Y si los "unos boinas verdes de la reconversión mundial", no es que no acerquen a nadie, sino que espantan a unos cuantos con ese pestilente "amor neocatekumenal" que les sale a chorros de dentro, es que "Dios lo quiere, porque ya se sabe que muchos son los llamados y pocos los elegidos".

      En suma, la culpa y el error siempre es de los demás. En jamás de los jamases es suya, por más "amor neocatekumenal" que derrochen.

      Eliminar
  3. "cuando un hombre es capaz de quedarse con todo el dinero y dejar a su hermano en el estrechez sin que le importe nada, significa que, para él, el dinero es muy importante"

    Lo sabemos, kk, lo sabemos. El dinero lo es todo para ti, por eso te quedas con el dinero de los que te siguen, así se queden ellos pasando estrecheces. Eso te la trae al fresco. Tú necesitas la pasta para aumentar tu imperio, que es más importante que la necesidad que puedan pasar los hermanos que te la entregan.

    Vaya jeta.

    ResponderEliminar
  4. Yo he dejado el camino recientemente y puedo asegurar que desde entonces soy más feliz y mejor persona. Hace pocos años han cambiado el equipo de catequistas y la cosa pasó de ser medianamente moderada (comparado con otros sitios de España) a ser puro despotismo. Unos mantenidos que ni trabajan ni están por hacerlo, viviendo con toda clase de lujos (hasta el punto de que cuando sale el último modelo de móvil lo adquieren aunque el que tenían en el momento funcionase perfectamente, siendo este el último grito también) y que tienen hijos para que se los cuiden los demás se permiten dar lecciones al resto sobre como orientar su vida, se erigen como ejemplo a seguir alardeando de lo maravillosos que son y siempre que van por ahí tienen que ser el centro de atención. Y nadie los aguanta. A ver cuanto les dura esa panza fruto de bolsas con la de desertores que hay. Lo que más pena me da es la cantidad de jóvenes que siguen hipotecando sus vidas irresponsablemente, casándose muy jóvenes porque Dios así lo ha previsto (ya sabemos por medio de quién) al poco de estar juntos, sin estar enamorados y sin trabajo, bajo el eslogan aquel de "Dios proveerá", que siempre he visto más como ese ofrecimiento hecho por el demonio a Jesús para que se tirase del alero del templo a confianza en Dios por hacer, "en precariedad", lo que "él" manda.
    Un saludo y ánimo con el blog, hay que desenmascarar este movimiento sectario enquistado, junto con otros muchos, en la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene nada que ver, pero me has recordado otro caso de "sustitución" de kikotistas del que tuve noticias porque los kikotistas sustituidos (responsables a nivel de parroquia) son los padres de una neo-hermana y sin embargo, amiga.

      Resulta que hace algunos años, los kikotistas de provincia decidieron cambiar a estos responsables que lllevaban un chorreón de años ejerciendo de tales para dar paso a otros... más amigos o que habían hecho más méritos. Y lo hicieron con escarnio, mofa y befa públicas, en una visita de kikotistas en la que consintieron que toda la comunidad opinase y se despachase a gusto contra ellos, para así justificar la sustitución en que "era un clamor komunal".

      Los nuevos responsables son, según me han comentado (porque sabido es que en el cnc nadie desperdicia la ocasión de murmurar de otros), mucho más déspotas que los fulminados y la parroquia va de capa caída gracias a ellos.

      Por sus frutos les conoceréis.

      Eliminar
    2. El neo sendero no va de Fe, es otra cosa.

      Los cambios, normalmente a peor, no obedecen en ningún momento a temas de Fe. Son cosas del peloteo lameculista integral que se llevan y se traen. Si al fondo lo reconocieran abiertamnente, pues bueno ¿Qué le hacemos?

      El problema es que van de puristas, y son peores que la calle.

      En la calle al menos se sabe de qué va el rollo, y los trepas todo el mundo sabe que lo son. le hacen la bola a la cúpula y a correr, que son dos días.

      En el atolladero, para más inri, encima son alabados, por miedo, cobardía, o simplemente, katepollez supina.

      -sepul-

      Eliminar
    3. En la que fue mi comunidad, el kikotista "responsable" (así le dicen) de la parroquia no paró hasta conseguir echar a nuestro responsable, que era un tipo que no se dejaba mangonear fácilmente, y poner a otro más de su agrado.

      Eliminar
  5. Los katekistas responsables de parroquia lo único que buscan es que el responsable de turno sea "fiel" a la doctrina de Kiko y ame de forma ilimitada al camino neo.

    Si el responsable actúa con libertad y personalidad de principios inmediatamente es removido y sustituido. Incluso antes de ser nombrado responsable de una comunidad indagan si es de confianza para posteriormente manipularlo y manejarlo según el sistema de "obediencia ciega".

    Esto lo viví de cerca y es bochornoso ver las verdaderas intenciones de manipulación y descarte cuando ya no les conviene.

    Y a este blog no lo leen millones, sino billones. Y al que le pique, que se rasque.

    Marianina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo leen billones, como tú dices, son billones los que pasan de vosotros, porque los frutos de vuestra "abnegada" labor son cero patatero.

      Eliminar
    2. Piensa que cada uno de vosotros, lectores ávidos e insaciables de lo que se publica en CruxSancta, venís acompañados de una o más legiones que no os dejan ni a sol ni a sombra.

      Calcula, que en el caminnito sabéis mogollón de cantidades y de cálculos "inflados"

      Eliminar
    3. Si hay que contar a las legiones de "amigos" de estos pluralistas, hablar de los millones de lectores de CS no es ni la mitad de exagerado que las cuentas de la lechera del sensibilísimo sobre las muchas comunidades que hay en su imaginación.

      Eliminar
    4. A tenor del caso que os hace la Jerarquía Católica, la pérdida de tiempo es evidente. Ni p... caso.

      Eliminar
    5. Sí, es evidente que la Jerarquía Católica no hace ni p... caso a Kiko y su grey. En el caso del Papa, ni tan siquiera se toma la molestia de disimular con un saludito público cuando se cruzan, ni acepta las reiteradas invitaciones a visitar al gurú en Puerto San Jorge, ni manda ccartitas de buenos deseos a la enfermita Carmen, ni ordena cambiar la estética de la basílica de San Pedro, ni le importa un pito que la realidad de realidades no sea obligatoria en todas las parroquias. Al contrario, le sobra esa realidad en más de una parroquia de Roma.

      Una pérdida de tiempo lo del cnc. Morirá solito.

      Eliminar
  6. Talento parece que hay..... pero que desperdicio.

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email