lunes, 27 de junio de 2016

¿A quien sirven los "kikos"?



Aunque el artículo, cuyo original puede leerse aquí, va de defender la vida, al padre Iraburu le sale una encendida loa de los cristianos de Misa de 12, los que no se hacen notar, los que no reclaman ser el perejil de todas las salsas.
 
El aborto no es actualmente el pecado más grave de la humanidad. Es, desde luego, uno de los mayores crímenes que pueden cometerse contra los seres humanos: matarlos, quitarles la vida. También es gravísimo quitarles la fe, escandalizarlos, ayudarles a pecar, matarlos de hambre, por omisión de las acciones que podrían realizarse para sacarles de su miseria, etc. De todos modos, el aborto es un crimen enorme: matar un ser humano en el propio seno de su madre, cuando, siendo inocente, está indefenso, en un estado de total vulnerabilidad y debilidad. Horrible, espantoso.
 
Pero el pecado más grave del hombre es la infidelidad, no creer en Dios, y aún es peor la apostasía. Cuando al comienzo de la carta a los Romanos describe San Pablo los pecados de la humanidad pagana de su tiempo, dice:
 
«Desde la creación del mundo, lo invisible de Dios, su eterno poder y su divinidad, son conocidos mediante las criaturas. De manera que son inexcusables, por cuanto conociendo a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias… Alardeando de sabios se hicieron necios… Por esto los entregó Dios a los deseos de su corazón… pues trocaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar de al Creador, que es bendito por los siglos. Por eso los entregó Dios a las pasiones vergonzosas», etc. Y enumera más de veinte pecados-consecuencias del pecado-principal, la negación de Dios.
 
Siempre la Iglesia ha considerado la infidelidad (no-fe) como el más terrible de los pecados, como aquello que más pervierte al hombre y a la sociedad, como el pecado que más pecados causa y engendra. Santo Tomás de Aquino lo explica así:
 
El pecado es «aversio a Deo et conversio ad creaturas» (STh III, 86,4 ad1m; II-II, 118,5; I-II, 71,6). Aversio en latín tiene más el sentido de apartamiento, separación, que el de aborrecimiento, aunque también puede significarlo. «Todo pecado consiste en la aversión a Dios. Y tanto mayor será un pecado cuanto más separa al hombre de Dios. Ahora bien, la infidelidad es lo que más aleja de Dios… Por tanto, consta claramente que el pecado de infidelidad es el mayor de cuantos pervierten la vida moral» (II-II, 10,3).
 
Y aún más grave pecado es la apostasía, por la que el creyente abandona la fe. La apostasía es la forma extrema y absoluta de la infidelidad (STh 12,1 ad3m). No hay para un cristiano un mal mayor que abandonar la fe católica, apagar la luz y volver a las tinieblas, donde reina el diablo. Así lo entendió la Iglesia desde el principio, como lo afirman San Pedro y San Juan:
 
«Si una vez retirados de las corrupciones del mundo por el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, de nuevo se enredan en ellas y se dejan vencer, sus finales se hacen peores que sus principios. Mejor les fuera no haber conocido el camino de la justicia, que después de conocerlo, abandonar los santos preceptos que les fueron dados. En ellos se realiza aquel proverbio verdadero: “se volvió el perro a su vómito, y la cerda, lavada, vuelve a revolcarse en el barro”» (2Pe 2,20-22). De los renegados, herejes y apóstatas, dice San Juan: «muchos se han hecho anticristos… De nosotros han salido, pero no eran de los nuestros» (1Jn 2,18-19). Y lo mismo Santo Tomás: 
 
«“El justo vive de la fe” [Rm 1,17]. Y así, de igual modo que perdida la vida corporal, todos los miembros y partes del hombre pierden su disposición debida [se corrompen], muerta la vida de justicia, que es por la fe, se produce el desorden de todos los miembros. En la boca, que manifiesta el corazón; en seguida en los ojos, en los medios del movimiento; y por último, en la voluntad, que tiende al mal» (II-II, 12,1 ad2m).
 
Una sociedad apóstata es capaz de crímenes mayores que una sociedad pagana. Corruptio optimi pessima. Son muchos los pueblos que, ateniéndose a sus tradiciones y religiones naturales, valoran el culto a sus dioses, el respeto a los padres, la virginidad, la maternidad, la obediencia a las autoridades escolares y cívicas, etc. Son naciones que no han llegado a los extremos de perversidad alcanzada por las naciones apóstatas de antigua filiación cristiana. En éstas pueden darse horrores extremos, como «el derecho al aborto», financiado por los contribuyentes, «el matrimonio homosexual», equiparado al matrimonio, el adiestramiento estatal para la rebeldía y la fornicación, también financiado por los contribuyentes, etc. Una sociedad apóstata es diabólica, es capaz de promover, legalizar y financiar las mayores atrocidades. 
 
El aborto es la muestra más patente de que negando a Dios, el hombre no queda libre, abandonado a sí mismo, sino cautivo del diablo, que es «padre de la mentira y homicida desde el principio» (Jn 8,44). No hablo ahora de quien por debilidad comete un aborto. Trato de quienes lo defienden como un derecho humano irrenunciable, como un progreso en la historia del derecho. Y en ese sentido el aborto es diabólico:
 
–es diabólico el aborto porque es mentira. Hablar del derecho que una mujer madre tiene sobre su propio cuerpo; considerar el feto humano como si fuera un tumor extirpable; poner en duda la identidad humana del niño concebido por padres humanos… todo eso es diabólico. Hay conocimientos científicos sobradamente suficientes para asegurar la identidad genética que se mantiene desde el óvulo fecundado al niño nacido y crecido. No hace falta ser cristiano y tener fe para estar cierto de que el ser concebido en el seno de la mujer es un ser humano viviente. ¿Qué otro ente puede ser, un antropoide? El aborto es mentira, es diabólico. Y todos los filósofos, científicos, escritores y periodistas que callan esta verdad o la niegan están bajo el influjo del Padre de la Mentira.
 
–es diabólico el aborto porque es homicida, es mata-hombres, como el diablo lo es desde el principio, desde Caín matando a Abel, porque es el enemigo del género humano. Y así como Cristo es «el Autor de la vida», como bellamente le llama San Pedro en su primera predicación apostólica (Hch 3,15), el diablo en cambio es el autor del pecado y de la muerte. De Cristo nos viene la verdad y la vida; del diablo, la mentira y el homicidio. Por tanto, el aborto es diabólico.
 
José María Iraburu, sacerdote
Día de los Santos Inocentes mártires 2010

20 comentarios:

  1. ¡Pobre P. Iraburu! Poco se imaginaba él, en su buena fe, que su artículo sobre el aborto, adecuadamente "adaptado", iba a servir para denigrar a un movimiento de la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos pobres kikines mienten porque no les sale de dentro otra cosa, aunque al hacerlo vayan a quedar como idiotas integrales.

      Porque no hay más que ir al enlace que se proporciona en la entrada para comprobar que "adaptación" ninguna; El artículo se reproduce tal y como es en el original.

      Así que de nuevo queda comprobado que se atrapa antes a un kiko mentiroso que a un cojo.

      Eliminar
    2. Noni, corre a Infocatólica (que es de donde ha salido el artículo) y pregúntales por qué o quién ha "adaptado" el artículo sobre el aborto. ¿O no te atrevesahí y aquí sí?

      Eliminar
    3. Por adaptar entiendo que un artículo con una finalidad, se utiliza aquí para otra. Prueba de ello son la introducción de Gurú G., en la que indica la orientación que ella pretende darle, y para ello resalta en amarillo párrafos que deben entenderse cruxsanctina y antikika. Pero, claro, siempre hay gente muy simple a la que hay que explicarle estas cosas.

      Eliminar
    4. ¿ Esa es la opinión que te merecen tus catecúmenos, anónimo? ¿Gente muy simple a la que hay que explicarle estas cosas?
      ¿Es eso lo que has aprendido en el neo sendero apabullante? ...

      ¿A adaptar lo que se escribió con una finalidad, para utilizarla con otra?
      ¿Cómo lo del "odio evangélico "?
      ¿Como el Magisterio de la Iglesia?
      ¿Cómo los documentos del CVII?
      Etcétera larguisisisisimo etcétera

      Dice la voz popular :
      "Piensa el ladrón, que todos son de su condición "


      -sepul-

      Eliminar
    5. Anónimo27 de junio de 2016, 16:41

      Como buen kk que eres interpretas todo lo que dicen, piensan y escriben los demás. Lo que tu haces si que es adaptar...

      El sacerdote dice lo que dice, y Gloria recalca lo que le parece oportuno. Las palabras son lo que son, no dan lugar a "adaptaciones"...Y menos la palabra de Dios.

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
    6. Noni falaz 16:41, por más que te pique y que re tevuelvas como serpiente (kiko dixit), el padre Iraburu escribe lo que escribe, palabra a palabra.

      Y a diferencia de lo que se hace en el cnc, no se ha "adaptado" niguna palabra ni frase.

      Te repito una frase literal del padre Iraburu, que la disfrutes:

      "Es gravísimo quitarles la fe, escandalizarlos" [a los pequeñuelos].

      Es gravísimo. Y los kikotistas del cnc lo hacen. Comenten el mayor pecado.

      Eliminar
    7. Y lo hacen constantemente, sin arrepentirse jamás.

      Eliminar
    8. Los neo sanedrines auto elegidos ponen de continuo en práctica aquello de:
      -conviene que muera uno, y tengamos la fiesta en paz-

      Igualitos que aquellos listos, ponen al hombre al servicio del sábado.
      Prohíben la misericordia tachando al que quiere ser "samaritano " de afectivo.
      Impiden la justicia, promoviendo la complicidad con el mal. Tachando de justiciero al que se resista a dejar la obra del mal a toda máquina.
      Promueven a todas horas la culpa y el miedo, para acto seguido, ofrecer una cura en falso, falsamente aceptada: caminar.

      Etcétera

      -sepul-

      Eliminar
    9. Es que la justicia libera y la misericordia es curativa. Y ellos, los igualitos que aquellos listos, no quieren personas sanas ni libres, precisamente porque lo que promueven a todas horas es la culpa y el miedo, que son ingredientes imprescindibles de la kikotina.

      Eliminar
  2. Perdón, pero estoy perdido con esta entrada (alguien que me encuentre, porfis).

    ..... Es que desde que el kura habla de "escandalizar" y "quitar la fe" en el segundo renglón del primer párrafo, y continúa con su exégesis y apología de no se qué carajos (la vida?), ya no sé en qué equipo juega.

    Es un kura Kiko? Lo parece por sus juicios y sentencias. Es un sacerdote católico que sirve a la Iglesia? Parece kura kiko.

    Perdón. A veces confundo el hambre con las ganas de comer. Que alguien me explique, porque a veces tengo lagunas. Son las secuelas de la kikotina que hacen que se me crucen los cables, como al teto de las 14:37 (aunque él está pedor ya que por lo visto tiene alucinaciones y hasta puede ser que se haya quedado en ese "viaje").

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El padre Iraburu es un teólogo español.

      Hasta donde yo sé, no se le conoce ninguna afinidad con el cnc, lo que es perfectamente comprensible a poco que se tengan nociones serias de teología.

      Eliminar
  3. Raro yo por acá, es una disgresion, no se entusiamen, Ja .... El final del ultimo post, es usado entre los kikines cuando surge en la comunidad un refriega, un antagonismo entre dos personas o facciones .... 1 Juan 3-4 Se usa cuando los discernicatek se percatan, (disciernen) dicen ellos , que una faccion esta inspirada por el espiritu y otra no. Son tan discernidores, estos, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento traducirlo: me parece que el noni quiere decir que esa cita de "han salido de entre nosotros, pero no eran de los nuestros", los "discernidores" de los kikotistas la aplican cuando comprenden que hay catecúmenos que no les van a bailar el agua ni a obedecerles cuando lo ordenado sea contrario a su conciencia o a su libre albedrío, que también cuenta.

      Eliminar
  4. En gral, sería usada(porque no hago casuistica kikil, eso lo hacen los discernikate) para precatecumenado, cuando la pre-komunidad aun no esta purificada(exorc) y pasada a Katecumenado(Israel le dice ellos)... entonces, a priori , los discernikate se pusieron del lado de alguna faccion, por tanto ya tienen en vista a sus Lgidos , los de los Kate digo, ...., Jajaja

    ResponderEliminar
  5. Viendo cómo están algunas cabezas cruxsanctinas, empiezo a creer en las consecuencias nocivas del cnc. ¡Espero que no sea contagioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seas cínico. ¿Acaso no ves como están las cabecitas kikotizadas? ¿No te duelen tus hermanos, tan destrozados, tan insensatos, que no pueden escribir nada sin juzgar y condenar a cuantos pillan por delante?

      Eliminar
    2. "No pueden escribir nada sin juzgar y condenar a cuantos pillan por delante". Hombre, por fin un cruxsanctino con un rasgo de sinceridad. Lo has descrito perfectamente.

      Eliminar
    3. Lo que tú has hecho, anónimo 13:04, sí que es "adaptar" un texto a tu conveniencia. Se nota que tienes experiencia en tales "adaptaciones" fraudulentas.

      Porque lo que yo escribí, que no daba lugar a mala interpretación posible, dicho sea de paso, era referido a las cabecitas kikotizadas, a las que lamento haber descrito tan perefectamente.

      Pero es lo que hay.

      Mirad como se juzgan, mirad como murmuran, mirad como se muerden...

      Eliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email