jueves, 21 de marzo de 2013

El tema noecatecumenal en la agenda del Papa



Papa, obispos, curia. Las reformas que llegarán 

Un "consejo de la corona" alrededor del Papa, con cardenales de los cinco continentes. Un drástico adelgazamiento de las oficinas. Un giro para el IOR. Novedades e incógnitas del pontificado de Francisco    

por Sandro Magister
                              

ROMA, 21 de marzo de 2013 – Juan XXIII nombró a su nuevo secretario de Estado la misma tarde de su elección como Papa: era el gran diplomático Domenico Tardini, en esa época un simple sacerdote, ni obispo ni cardenal.

Pero esa es la prehistoria, respecto al terremoto de hoy.

El Papa Francesco ha llegado a Roma "desde el fin del mundo" y está innovando el modo de gobernar la Iglesia desde lo alto, empezando por su misma persona. La reforma de la curia llegará, como llegarán muchas otras cosas, pero después de "un cierto tiempo", ha avisado.

Mientras tanto, ha dicho a todos los jefes de la curia cuyo cargo ha decaído con la renuncia de su predecesor que vuelvan al trabajo, "provisionalmente" y "donec aliter provideatur", hasta que él, el nuevo Papa, decida. Desde el 13 de marzo la curia vaticana es un vacilante ejército de funcionarios con un futuro incierto.

*

En su primera aparición en el balcón  de la basílica de San Pedro, el neo-electo Jorge Mario Bergoglio ha querido a su lado a dos cardenales. A la derecha, su vicario para la diócesis de Roma, Agostino Vallini, y a la izquierda el amigo brasileño Cláudio Hummes, franciscano. Una pareja que personifica su programa.

De Roma, el nuevo Papa quiere ser obispo a todos los efectos, en primera persona, como ha hecho entrever inmediatamente, en el primer domingo de su pontificado, con la misa celebrada en la parroquia de Santa Ana, en el límite entre el Vaticano y el Borgo, ante la alegría del pueblo. Irá de iglesia en iglesia, recorrerá el centro y la periferia, "para evangelizar esta ciudad tan hermosa", en contacto directo con el pueblo de la diócesis que ahora es su "esposa".

Papa Francisco ama llamarse, antes que nada, "obispo de Roma". Pero se mantiene firme, y lo ha dicho enseguida, en que "la Iglesia de Roma es la que preside en la caridad a todas las Iglesias".

Son palabras de San Ignacio de Antioquía, obispo mártir del siglo II, que desde entonces guían el difícil equilibrio de poderes entre el sucesor de Pedro, el obispo de Roma, y los sucesores del colegio de los doce apóstoles, los obispos de todo el mundo; entre el ejercicio del primado papal y el ejercicio de la colegialidad episcopal. Al inicio del segundo milenio este equilibrio se rompió y el cisma dividió a la Iglesia de Roma de las Iglesias de Oriente.

Pero también dentro de la Iglesia católica el primado papal, potenciado al extremo, espera ser sopesado por el colegio de los obispos. Lo ha querido el concilio Vaticano II, hasta ahora con escasas aplicaciones prácticas, y lo ha solicitado de nuevo con fuerza Benedicto XVI en uno de sus últimos discursos como Papa, pocos días antes de la renuncia. Su sucesor Francisco ya ha dado a entender que esto es precisamente lo que quiere hacer.

Para hacerlo tiene a su disposición un instrumento en estado bruto: el sínodo,  aproximadamente doscientos obispos, la élite de los casi cinco mil obispos de todo el mundo, que cada dos años se reúnen en Roma para debatir un tema de urgencia para la vida de la Iglesia.

Sus poderes son puramente consultivos, y las veintiocho ediciones que ha habido hasta ahora, desde la primera en 1967, solo raramente han superado el aburrimiento. Papa Francisco podrá convertirlo en deliberativo, naturalmente "junto y bajo" su potestad primacial.

Pero, sobre todo, podrá transformar en un "consejo de la corona" propio y permanente esa restringida asamblea de obispos, tres por continente, que cada sínodo elije al final de sus trabajos para hacer de puente hacia el sínodo siguiente.

Para un Papa como Francisco, que quiere sentir el pulso de la Iglesia mundial desde Roma, esta asamblea es el instrumento ideal. Basta decir que entre los doce elegidos por el último sínodo están casi todos los nombres de relieve del reciente cónclave: los cardenales Timothy Dolan de Nueva York, Odilo Scherer de Sao Paulo de Brasil, Christoph Schönborn de Viena, Peter Erdö de Budapest, George Pell de Sídney, Luis Antonio Gokim Tagle de Manila.

Reuniendo a su alrededor una cumbre del episcopado mundial de un nivel tan elevado, una vez al mes o incluso más a menudo, con presencia física en Roma o a través de videoconferencia, el Papa Francisco podrá gobernar la Iglesia precisamente como deseaba el concilio Vaticano II: con un apoyo colegial estable a sus decisiones últimas de sucesor de Pedro.

*

La curia vendrá después, y por debajo, reconducida a sus más modestas tareas de servicio a decisiones que ella no deberá tomar, ni tanto menos forzar.

El cardenal Hummes se ha expresado así, dos días después de la elección de Bergoglio como Papa: "Muchos esperan una reforma de la curia y estoy seguro de que él la hará, a la luz de la esencialidad, la sencillez y la humildad que requiere el Evangelio, siempre siguiendo la estela del santo del cual ha tomado el nombre. San Francisco sentía un gran amor por la Iglesia jerárquica, por el Papa: quería que sus frailes fueran católicos y obedeciesen al 'Señor Papa', como decía él".

Esta referencia a Francisco no es banal, para un Papa del que se espera que "repare la Iglesia".

En la mitología pseudo-franciscana y pauperista que en estos días muchos aplican al nuevo Papa, la fantasía corre hacia una Iglesia que renuncie a los poderes, estructuras y riquezas, y sea puramente espiritual.

Pero el santo de Asís no vivió para esto. En el sueño de Papa Inocencio III pintado por Giotto, Francisco no derriba la iglesia, sino que la sostiene en sus hombros. Es la iglesia de San Juan de Letrán, la catedral del obispo de Roma, que en esa época hacía poco que había sido restaurada y embellecida magníficamente, pero afeada por los pecados de sus hombres, los cuales sí que debían ser purificados. Algunos seguidores de Francisco fueron lo que cayeron en el espiritualismo y la herejía.

Papa Bergoglio tiene la sólida formación de una jesuita a la antigua. No sueña mínimamente con abolir la curia, pero sí con limpiarla. En una homilía matinal a un restringido número de cardenales, dos días después de la elección, ha insistido sobre la palabra "irreprensible". Bergoglio siempre se ha mantenido cuidadosamente alejado de la curia romana, pero conoce sus desórdenes y pecados.

Exigirá la efectiva lealtad de todos sus miembros, violada de forma escandalosa en los años pasados con el robo de documentos privados, incluso del escritorio personal de Benedicto XVI.

Exigirá la fiel y rápida ejecución de todas sus órdenes.

Exigirá una revisión de los gastos cuyo objetivo será el ahorro, en unos balances que en 2012 han vuelto peligrosamente a los números rojos, según cuanto se ha anticipado a los cardenales en el pre-cónclave.

Inicialmente, Benedicto XVI ya había intentado adelgazar la curia. Había unificado los dos consejos de la cultura y del diálogo interreligioso, como también los de "Iustitia et Pax" y Emigrantes.

Pero luego todo volvió a estar como antes, e incluso se creó otro dicasterio, el de la nueva evangelización, asignado a monseñor Rino Fisichella.

Pero lo peor es la desunión. Cada oficina se ocupa de sí misma, a veces manteniendo al Papa en la ignorancia.

Fue clamoroso, hace dos inviernos, el golpe de mano de los neocatecumenales, que casi consiguieron arrancar la aprobación de Joseph Ratzinger a sus bizarras liturgias. El Papa lo descubrió y bloqueó todo in extremis. Le dolió ver que entre los autores de la maniobra había un cardenal en el cual había depositado una gran confianza, el prefecto de la congregación para el culto divino Antonio Cañizares Llovera. Ordenó a la congregación para la doctrina de la fe que examinaran las liturgias de los neocatecumanelaes. El dossier descansa ahora en un cajón.




Otra disfunción la originan los dirigentes de curia que utilizan su oficina como tribuna para ambiciones muy personales. Prueba de ello es monseñor Vincenzo Paglia, nombrado jefe del pontificio consejo para la familia no obstante provenga de una comunidad, la de San Egidio, cuya historia interna no es ejemplar en materia, manchada como está por matrimonios concertados y fracasados. Las declaraciones que él normalmente hace colisionan, por su vaguedad, con el clarísimo e intransigente magisterio papal, pero le valen la simpatía de la opinión pública favorable a los matrimonios homosexuales y que aplaude sus supuestas "aperturas".

Y después están los intrusos, personajes que en la curia no recubren ninguna función y, sin embargo, consiguen introducirse en lugares clave, para exprimir todas sus ventajas. Como Andrea Riccardi, el fundador de San Egidio, que ha entrado de manera prodigiosa en las gracias del mismo Benedicto XVI y de su secretario personal, Georg Gänswein. O bien Marco Simeon, constantemente en la órbita de los cardenales Mauro Piacenza, prefecto de la congregación para el clero, y Tarcisio Bertone, secretario de Estado saliente.

Para este último las congregaciones del pre-cónclave han sido un calvario, porque las quejas de los cardenales por el mal gobierno de la curia le martilleaban inexorablemente a él como primer ministro. Pero sus casi 79 años de edad le permitirán jubilarse dulcemente.

En su lugar, es posible que Papa Francisco haga ir a Roma, desde América Latina, a un diplomático riguroso y fiel, que conoce y estima. Es Pietro Parolin, 58 años, subsecretario de asuntos exteriores desde el 2002 al 2009, hoy arzobispo y nuncio apostólico en Venezuela.

fuente:
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=28327

Para recordar este tema:



 

22 comentarios:

  1. El mismo perro con distinto collar, repitiendo una y otra vez las mismas cosas a fin de que nos las creamos. Se un poco creativo Vade y escribe algo nuevo. Ya no dices nada de los judíos? ehhh, por ejemplo, para darte ideas, o de los protestantes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el Diablo se aburre mata moscas con el rabo.

      Cuando a los kikianos les duele lo que se dice porque saben que es verdad, se dedican a mofarse y burlarse de los demás.

      Y eso que cantan cada dos por tres el Salmo 1 en el que se dice "ni en el banco de los burlones se sienta", pero claro deben tener abierto el oído y el espíritu.

      Por eso podemos decir que en el camino si por algo brilla el Espíritu Santo es por su ausencia.

      Eliminar
    2. Teniendo claro que Magister es un enemigo declarado del movimiento neocatecumenal, se lanza a especular, es muy fácil de hacer. Nada en concreto de parte de Papa Francisco por lo demás. La mera opinión de Magister no es no, (ni necesariamente) la verdad en el cerebro de Papa Francisco ni por asomo. Allá quienes lo den por profeta.

      Eliminar
    3. Ni Magister es enemigo ni "hay obispos que os hostigan", esa supuesta persecución sólo existe en vuestra cabeza. Sería conveniente que os lo hiciéseis mirar antes que sea más grave y empecéis a ver elefantes rosas armados con trabuco que os persiguen.

      Eliminar
    4. El camino Neocatecumenal es solo otro fanatismo como los harikrishnas, etc. De catolicos no tienen nada solo vienen a separar a los paroquianos de las Iglesias Catolicas y confundir y comerle el cerebro a los pastores de iglesias que son debiles.

      Eliminar
    5. El anónimo del 28 de marzo ha incluido una frase entrecomillada que no pertenece al anónimo del 27 de marzo, pero pretende hacerla pasar como parte de su pensamiento.
      Pero leyendo atentamente solo habla de Magister, nada ha dicho sobre los obispos.

      De otro lado, Magister jamas ha dicho (ni escrito) en ninguna parte que crea que el Camino Neocatecumenal sea un "itinerario válido" para nadie, de donde puede desprenderse por lo pronto que sea poco amigo del mismo e incluso enemigo.

      La afirmación de que no sea enemigo por lo tanto es gratuita.

      Eliminar
    6. Te equivocas en tus juicios de valor, anónimo del 3 de abril a las 22:12

      La frase eentrecomillada está entecomillada porque me he permitido citar a vuestro líder y no a ningún otro.

      Y la afirmación de que Magister no es enemigo es la misma por la que niego la mayor, oséase, que haya "obispos hostigadores" (repito cita del gurú): del hecho deque alguien no alabe al cnc no puede desprenderse que sea enemigo.

      Lo contrario no sólo es una afirmación gratuita, también es un juicio, temerario además. Aun más, es un razonamiento falaz el suyo.

      Eliminar
    7. Muchos del camino. Idolatran es a kiko arguello y jesus pasa a segundo plano los escrutinios es el colocie. Donde te insitan a decor tus pecados en voz alta. Delante de unos catequieta y el sacerdote. A quien Dios le dio el pder de la confesion pasa a ser un coliceo de burlas. El Papa Francisco debe ser celoso que es que es la doctina de la iglesia catolica.que debemos seguir y la iniciacion cristianas de los catecumenos y no el depermitir una iglesia sectaria y ha espalda del pueblo. En Cuman. VENEZUELA SE VIVE A PUERTAA CERADAS AL PUEBLO. POR ESO NO PUEDO SEGUIR A UN HOMBRE. SINO SIGO ES A DIOS .DIOS LE DE FORTALEZA A NUESTRO PAPA FRANCISCO A CUIDAR NUESTRA IGLESIA CATOLICA APOSTOLICA Y ROMANA. DIOS LO BENDIGA y pongo anonimo porque sigo en la iglesia en cumana pero no mas en el camino neocatecumenal. Donde se venera a kiko. Maldito el hombre que sigue al hombre. No me arepiento lo vivido. Es un carisma que Dios ha dado a la iglesia los que quiwren hacer las cosas a sus conveniencias es el hombre.

      Eliminar
    8. ¡Qué pequeño es el mundo! Conozco a un sacerdote, digo, presbítero R.M. que está en Cumaná... y cada vez que viene de visita y hablo con él tengo la impresión de que pese a ser sacerdote está tan desnortado que sigue a un hombre llamado Kiko, no a Cristo.

      Se puede pasar horas y horas hablando de lo mucho que hace por los catecúmenos de Cumaná, de como va a cuantas celebraciones puede, de cotilleos sin fin, pero nunca habla de sus parroquianos ni de su ministerio, como si no fueran importantes, mejor dicho, como si no le importasen a él.

      Eliminar
  2. Quien tenga oídos que oiga....

    O mejor dicho, quien tenga ojos que lea.

    Corren tiempos muy interesantes para la iglesia.

    Ya desde Roma llegan rumores de más "cambios" dentro de la curia en estos días.

    Pienso que la vara de medida de Francisco es muy sencilla, la caridad, humildad y pobreza, tres cosas que por desgracia el camino ha perdido.

    Falta de caridad en el trato de la gente en los escrutinios y con aquellos que no piensan como ellos.

    Falta de humildad, porque jamás el camino se ha reconocido públicamente que ha hecho algo malo, pero si pide humildad a sus miembros para que obedezcan ciegamente.

    Falta de pobreza, solo hay que ver la Domus, los hoteles donde residen muchas veces kiko y compañía, (que no son hostales ni pensiones exactamente). los viajes en clase Business del trío, las celebraciones en hoteles de 5 estrellas en israel, etc etc.. Vamos, el vivo ejemplo de la pobreza, eso si, a costa de los pobres kikianos de a pié.

    Que Kiko no tenga ninguna propiedad al igual que carmen y Mario, no significa que no viva como un potentado, solo a los hechos me remito.

    Cuentan una historia que cuando Francisco era Cardenal de Buenos Aires en un acto del camino a los responsables del camino les preguntó que obras de caridad tenía el camino, y estos le dijeron muy orgullosos que el camino no tenía obras de caridad, que las obras del camino es la evangelización.

    Y Francisco les dijo, ¿Como podéis predicar a Dios a una persona cuya mayor preocupación es la de alimentar día a día a sus hijos?, y ellos le soltaron el carisma (como siempre hacen).

    Francisco, dicen que ya no preguntó más.

    Y así podríamos seguir,

    Bueno, esto acaba de empezar, será cuestión de tiempo ver por donde sale el tema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Leer el comentario de nemesis me ha recordado las charlas de los enviados de k .
      Cuando nos "convertian", digo novo evangelizaban.

      "Nosotros no estamos en la iglesia para la caridad y esas cositas, el camino está puesto por Dios para pasar a los hombres a la fe. "

      Me ha gustado mucho la presunta respuesta de Bergoglio.

      -sepul-

      Eliminar
    3. Espero rectificación pública, cuando el Papa Francisco apruebe la liturgia neocatecumenal
      En el camino neocatecumenal compartimos los bienes con los hermanos.

      Eliminar
    4. Si van a rectificar....
      Antes muertos

      Eliminar
    5. Espero rectificación pública de los kikines cuando el Papa reitere (al igual que hicieron los anteriores) que la única liturgia válida es la prescrita por Roma.

      Eliminar
  3. Hermano anonimo tu mismo te delatas " liturgia neoca..." creia que la liturgia era unica.
    Sois una iglesia paralela . Lutero dentro de la Iglesia, pero oculto.
    Como creeis ver vuestro pecado permanece. Un millon de
    Ciegos idolatrando a un egolatra, pero vuestro final esta cerca ...

    ResponderEliminar
  4. Espero que el Papa Francisco, como buen jesuita, al igual que hicieron los jesuitas en contra de la Reforma Protestante, apoye (desde la pobreza evangélica) la Iglesia Tradicional, la de toda la vida, al que nunca debió modificarse. Y empiece el Papa por disolver el Camino Neocatecumenal. Eso como primer paso, para que quede todo muy, muy claro. Ni siquiera catequesis. Id a vuestras parroquias. Para evangelizar están los sacerdotes católicos y para celebrar las misas tradicionales, que tantos santos nos ha dado. Kiko es un falso profeta, un estafador a gran escala. Vive con un lujo increíble, a costa de los pobres kikos de a pie, a quienes les pide el diezmo "por caridad". Este Papa es valiente y listo; no se va a dejar engañara por el astuto adulador de Kiko Arguello.

    ResponderEliminar
  5. De expulsión saben bastante los jesuitas, que les han echado de todas partes.
    O a que jesuitas debemos hacer caso? a esos jesuitas guerrileros, con fusil en mano, que cabalgan por America Latina?

    ResponderEliminar
  6. Guías de ciegos... que buscan hacer el bien y no hacen más que el mal... tantas catequesis y cursos que buscan evangelizar al mundo a tantas personas para que tengan una experiencia con Cristo, y vosotros que decís que sois Dios quieren destruir lo que Dios hace, porque si creéis en Dios, deja que Dios se encargue de quitar lo que está mal, porque hasta ahora veo que vosotros son los que estáis mal, lo mismo que están haciendo vosotros es lo que hicieron con Cristo, que lo rechazaron sin ver las obras y frutos que daba.

    Una cita de palabras sabias de un hebreo.
    http://hjg.com.ar/ssee/51_hch/c005.html#v38

    Hechos de los Apóstoles

    38 Os digo, pues, ahora: desentendeos de estos hombres y dejadlos. Porque si esta idea o esta obra es de los hombres, se destruirá;
    39 pero si es de Dios, no conseguiréis destruirles. No sea que os encontréis luchando contra Dios.» Y aceptaron su parecer.

    ResponderEliminar
  7. No sé si serán dos o uno a la vez, ¿Meripe y Sepul? Me pregunté yo una vez, el profeta y el poeta el segundo parece ser, el primero es el martirio del que no piensa como es, maltratando y preguntando lo que a él le interesa saber, tu parroquia y tu cura, quiero yo saber.

    ResponderEliminar
  8. No sé si serán dos o uno a la vez, ¿Meripe y Sepul? Me pregunté yo una vez, el profeta y el poeta el segundo parece ser, el primero es el martirio del que no piensa como es, maltratando y preguntando lo que a él le interesa saber, tu parroquia y tu cura, quiero yo saber.

    ResponderEliminar
  9. Te respondo. Es un caso parecido al del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Me inclino a pensar que son uno solo, pero eso es irrelevante. A estas alturas del delirio cruxsanctino, ¿qué más da? Aquí las mentiras son tantas y tan gordas que da lo mismo. Y al igual que en la novela de Stevenson, la adjudicación del género de esta página puede variar entre el género fantástico, la ciencia ficción o el drama. Aunque me inclino más por el de terror.

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email