martes, 2 de junio de 2015

Catequesis de inicio. Día 10 (II y final)



MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA
La segunda lectura, hermanos, es una lectura muy breve del libro de los Números. Relata un pasaje de la marcha del pueblo de Israel por el desierto. Sabéis que Dios ha elegido a un pueblo para sí. Cuando Dios ha mirado a las naciones no ha encontrado un pueblo más miserable. Ni siquiera era un pueblo, eran un grupo de esclavos en Egipto. A ellos les dijo: Vosotros seréis mi pueblo. Les envió a Moisés, hizo maravillas entre ellos y los sacó de la esclavitud de Egipto, donde eran obligados a trabajar como bestias haciendo ladrillos; abrió para ellos el mar, sumergiendo a todos sus enemigos; les dio el maná. Ahora les está conduciendo a través del desierto. Pero llega un momento en que se rebelan contra Dios y pecan. Veamos el pecado de este pueblo, porque es nuestro pecado.
SEGUNDA LECTURA: Números 21, 4-9

¿Por qué dos cruces?
INTRODUCCIÓN AL CANTO
En la primera lectura, hermanos, ha aparecido una serpiente. Aquí también hay una serpiente. Y también esta palabra hermanos se cumple hoy entre nosotros. Es una palabra que expresa nuestra realidad de hoy.

Pensad en este pueblo que ha sido rescatado por Dios de la esclavitud en Egipto. La iniciativa parte de Dios que dice a Moisés: ve a liberar a mi pueblo; porque Dios no puede ver al pueblo que sufre y se pone en movimiento, obrando prodigios en su favor para liberarlo. Abre el mar sumergiendo a los enemigos que lo perseguían. Les hace caminar por el desierto, dándoles el maná. Pero llega un momento en que este pueblo murmura contra Dios y contra Moisés, diciendo, pero ¿a dónde vamos por aquí? Si en el desierto se muere de hambre y de sed: aquí nos moriremos todos.

Se creían más inteligentes que Dios. La razón les dice que en el desierto no sobrevive nadie. Ya habían olvidado todos los prodigios que Dios había hecho por ellos. Piensan que después de todo lo que les ha sucedido a ellos es casualidad. Dicen: ¿dónde está Dios? Porque no le ven. Se creen más inteligentes de Dios, que se bastan a sí mismos.

Y Dios que les ama, les envía pequeñas serpientes en gran número que les muerden y mueren. Dios se ha dado cuenta de que se han puesto en una posición tal que la conversión era imposible para ellos. De nuevo habían pecado diciendo que no hay ningún Dios. Ellos sabían muy bien que por el desierto no se va a ninguna parte, porque se muere de hambre y de sed. Entonces Dios a través de este fenómeno de las serpientes venenosas les dice esto: pero ¿a dónde vas? Tú que te crees tan inteligente y ni siquiera eres capaz de liberarte de la muerte que te produce un animalito tan pequeño...

Te sucederá a ti también
Así te sucederá también a ti: tal vez sea una enfermedad que te redimensione. Dios permite ciertos fenómenos para llamarte a  conversión, para redimensionarte, porque a lo mejor te crees el rey del mundo y hay que bajarte a tu verdadera realidad.

En este acontecimiento, el pueblo comprende que Dios le habla. Este pueblo considera a Dios la causa primera de todo lo que le sucede. Han comprendido la lección: que morimos si Dios no nos ayuda (…) Piensa una cosa: la muerte nos alcanza y la única solución que tenemos es que exista alguien más fuerte que la muerte.

Entonces el pueblo va a Moisés y dice: hemos pecado contra el cielo y contra ti; ruega a Dios para que nos libere. Moisés reza y Dios le dice: levanta un leño y pon en lo alto una serpiente de bronce; quien haya sido mordido por una serpiente si mira a la serpiente de bronce, sanará.

Este pueblo que ha dicho que no existe ningún Dios, ahora tiene que creer en el poder de una Palabra que Dios ha dicho: mira a una serpiente de bronce. Imagínate que tontería. No tienen que tomar o hacer complicados ritos mágicos. Solo hay que mirar. Solo aquellos que creen en esta Palabra y miran la serpiente de bronce, sanan.

Bien hermanos, lo que dice esta Palabra se cumple aquí, en medio de nosotros, porque también nosotros hemos sido mordidos por una serpiente y hemos pecado. Y hemos experimentado la muerte y el veneno de la muerte que está dentro de nosotros nos hace morir, hace que la vida que tenemos no nos guste, que no seamos felices, hace que estemos rodeados por la muerte por dentro y por fuera y nos conduce a la corrupción.

Pero Dios esta noche ha tenido misericordia incluso de nosotros. Tal vez tú también como el pueblo murmuras y dices, pero ¿a dónde vamos con esta catequesis y esta celebración? ¡Qué estupidez!

Pero si queremos ser salvados debemos primero reconocer nuestro pecado. Porque Dios ha tenido misericordia y ha levantado aquí un asta  con una serpiente; y está aquí (señalando el crucifijo).

Tal vez alguno se escandalice: ¿cómo te atreves a llamar serpiente a Jesucristo? Pues mira, hermano, ¿sabes lo que te dice la Palabra? Si aquí hay algún hermano que ha sido mordido por el pecado, por el maligno, que le ha hecho creer que no existe Dios y se lo ha creído -esto es el pecado- sepa que el modo que tiene para sanar del pecado es lo que dice la Palabra: mirar a Jesús crucificado por tus pecados.
Tus pecaaaaados
Jesús ha tomado sobre sí nuestros pecados y los ha hecho añicos contra la cruz. ¿Crees de verdad que tus pecados están aquí crucificados? ¿Crees que Jesús los mató, que ya no tienen poder sobre ti? Hoy esta Palabra te invita a mirar a Jesús y ver que Él murió por tus pecados. Él ha regresado del Padre para sanarte de tus pecados.

Carmen:
En la homilía de la segunda lectura no creáis que mirar el Crucifijo es algo mágico: cómo mirar a la serpiente de bronce. Es reconocerte pecador y buscar de donde viene la salvación para su situación”.
Tomaaaaa. A Carmen se le escapó que la innecesaria introducción al ‘canto de respuesta’ se usa para hacer homilías de laicos.
CANTO: La marcha es dura

MONICIÓN A LA TERCERA LECTURA
“La tercera lectura, hermanos, es de los Hechos de los Apóstoles. En ella escuchamos el kerigma proclamado por S. Pablo para nosotros hoy.

S. Pablo llega a Antioquía y va a la iglesia del momento: a la sinagoga. Va el sábado y se reúne con ellos. Como era costumbre en la sinagoga cuando viene algún hebreo y, especialmente en el caso de S. Pablo, que era una especie de monje, era un fariseo, después de leer la Torá y de hacer la homilía, se propone hablar a los invitados, si quieren añadir alguna palabra de aliento para a los hermanos.

S. Pablo se levanta, estaba acompañado por varios hermanos, y anuncia el kerygma, comenzando con la historia de la salvación. Y  termina así este kerigma que hoy es para nosotros: Prestad atención, hermanos, que por medio de Él es anunciado el perdón de los pecados y la justificación total que no se podía obtener por la ley de Moisés; pero que obtiene por medio de Él todo el que crea.

S. Pablo nos predica hoy la santificación, la justificación por los méritos de Jesús, por su sangre, que nos limpia de todo delito y que puede hacer del hombre más pecador un justo. Escuchemos esta Palabra de Dios para nosotros hoy, que es el kerigma de nuestro Señor Jesucristo.
TERCERA LECTURA: Hechos 13, 13-39

¿Me escucháis todos?
INTRODUCCIÓN AL CANTO
Hemos escuchado el kerigma de S. Pablo. Hemos escuchamos muerte, corrupción, resurrección. Dice que en Él, en Jesús, se cumple la promesa hecha a Abraham y a todos los padres a través de la historia de la salvación. Dios ha prometido una tierra, una descendencia, una bendición. Prometió a David que no experimentaría la corrupción.

Todo esto se ha cumplido en Jesús, porque Él, hermanos, ha entrado verdaderamente con la naturaleza humana en la divinidad, en la Trinidad. Ha alcanzado la trascendencia, ha sido resucitado por Dios y ha entrado en la Tierra Prometida.

Porque Él no ha experimentado la corrupción, porque el pecado ha sido perdonado, porque Él asumió nuestra naturaleza. Y en cuanto hombre fue resucitado por Dios. Porque habiendo sido perdonado el pecado, siendo la muerte el salario del pecado, la muerte ha sido vencida.

Por esto los cristianos estamos llamados a la resurrección y el Bautismo nos injerta en la resurrección de Jesucristo. En Él se nos da la garantía de nuestra resurrección, en el Espíritu Santo.

Entonces: ¿qué gran noticia podemos anunciar? Que Dios perdona nuestros pecados y con Su Espíritu Santo nos hace santos, ¡hijos de Dios! Y esto gratuitamente a cualquiera que reconozca y crea que Jesús es enviado por el Padre como su Salvador.

S. Pablo dirá: ¡Oh muerte! ¿Dónde está tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón? El aguijón de la muerte es el pecado, lo que da fuerza a la muerte es el pecado. Cuando uno está en pecado, y hay un terremoto, inmediatamente corre a la iglesia. Tenemos mucho miedo.

Cantamos ahora, hermanos, nuestra fe, nuestra alegría, porque estamos llamados a participar de la vida eterna.
CANTO: Resucitó, o bien Si sientes un soplo del Cielo

MONICIÓN A LA CUARTA LECTURA
(La monición a la cuarta lectura se puede alargar un poco más, porque no hay introducción al canto; así en la monición podéis explicar la lectura en el contexto de la celebración y del camino neocatecumenal).

No hagáis como Israel
En esta cuarta lectura que es del Evangelio, escuchamos a Jesús que nos dice a todos nosotros: Os es necesario nacer de nuevo, porque quien no nace de lo alto, del cielo, no puede entrar en el reino de Dios. Debemos nacer del agua y del Espíritu, porque lo que nace de la carne es carne. ¿Recuerdas cuando hablamos sobre el hombre de la carne y el hombre del Espíritu? El viento nadie lo ve, escuchamos su voz, pero no sabemos de dónde viene ni a dónde va. Así es quien nace del Espíritu. No sabe a dónde va, constantemente se fía de Dios, sabe existencialmente que Dios es amor, se abandona en Él. Al contrario que el pueblo de Israel que no quiere andar por donde no sabe y quiere la seguridad absoluta de su razón, que es Su único Dios”.
Vaya. Resulta que nuestros “hermanos mayores en la fe” no tienen tanta fe como nos vendían.

“Escuchemos, hermanos, esta catequesis bautismal que es una palabra fuerte para nosotros hoy, que termina diciendo que hay un pecado muy grave: el de aquellos hermanos que no quieren salir a la luz, porque la luz les denuncia que sus obras son malas. Ya hemos dicho que Dios ha juzgado los pecados de los hombres, y que su juicio ha sido la misericordia. Pero ahora hay un nuevo juicio: aceptar o no aceptar este perdón, esta misericordia. Algunos no aceptan este perdón, porque esto significa antes de nada que son pecadores y esto no lo quieren reconocer. Escuchamos, hermanos, a Jesucristo.
CUARTA LECTURA: Jn 3, 1-21

RESONANCIA DE LA PALABRA EN LA ASAMBLEA Y HOMILÍA DEL PRESIDENTE
Aquí manda el kikotista, no el cura
(En Los ecos a la Palabra no os preocupéis si nadie habla. Si sucede, seguís adelante sin más. El Presidente que sea breve. Decidle que no haga sermones. Que cuente su experiencia, porque entonces la gente ve que el sacerdote entra. Porque la gente piensa que la liturgia es para el pueblo y que el sacerdote está allí sólo para los demás, pero sin entrar en ella. Por lo tanto, es muy fuerte ver al sacerdote que se deja juzgar a sí mismo por la Palabra. Insistid en esto porque muchos sacerdotes están en la comunidad o piden las catequesis para hacer un servicio a los demás y nunca para sí mismos. Que el sacerdote cuente su experiencia de forma corta, que diga un poco lo que le ha dicho la Palabra)”.
Es decir, que no haga de sacerdote, sino de hermano catecúmeno, sometido al kikotista.

ORACIÓN PENITENCIAL DE LOS FIELES
EXHORTACIÓN: 2 Cor 5, 17-21
(Las oraciones no se concluyen con una oración colecta como de costumbre, sino con una exhortación tomada de la Palabra de Dios.
Que el Presidente la lea con fuerza, sintiéndola, no con voz de sacerdote o con tono de sermón. Que la haga realidad).

YO CONFIESO
(Terminada la exhortación, el Presidente se arrodilla y hace arrodillarse a toda la asamblea, conforme al nuevo rito de la celebración penitencial comunitaria, y recita en voz alta con toda la asamblea el “Yo pecador”, concluyendo con la fórmula absolutoria habitual, que no tiene la función de absolución general, porque todos los que confiesen recibirán la absolución particular).

CONFESIONES PARTICULARES
(Se ha dicho ya la posición, de pie en medio de la asamblea, de los presbíteros para la confesión. El Presidente se mantiene ante su lugar. Evitad que se formen colas. Se confiesan primero el Presidente y los demás presbíteros, después todos los demás fieles ordenadamente. Que el sacerdote no haga discursos a la gente)”.
Ya se los haremos nosotros durante los escrutes si lo vemos conveniente.

ORACIÓN SOLEMNE DEL PRESIDENTE CON ACCIÓN DE GRACIAS
Repito: mando yo
PADRE NUESTRO
“Terminadas las confesiones, el Presidente, junto con la asamblea, introduce el Padrenuestro. Esto puede servir como satisfacción por los pecados. Es bueno, por tanto, asesorar previamente a los presbíteros de no dar, salvo casos muy especiales, otra penitencia que esta”.
Si es que hay que explicarles todo a los sacerdotes para que sepan hacer su trabajo, que si no está Pako al quite, a saber qué hacen.

ABRAZO DE LA PAZ
Dado que es la primera vez que se hace, antes de hacerlo, es bueno hacer una monición explicando el significado. Que sea un abrazo real. Las mujeres, si quieren, pueden dar la mano a los hombres. Este abrazo al hermano es el perdón que tú le das a tu compañero de trabajo, a tu suegra, a tu marido, etc. Es un signo de que Dios te ha dado su gracia y perdón. Que no se genere confusión, pero que tampoco se le dé la paz sólo al vecino. Cuando veáis que se está formando demasiada confusión, decidle a la gente de sentarse y cantar “Shalom Alechem”.

BENDICIÓN FINAL

ÁGAPE
Antes de disolver la asamblea para ir al ágape, explicad a la gente que las catequesis no se han terminado, que esto es sólo el punto de partida. Porque hay muchos que piensan que se trata de una especie de misión que termina con la confesión.

23 comentarios:

  1. "¿Por qué dos cruces?
    Porque no hay ningún rabino-judío cerca. Sino desparecerían las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices, va a ser eso. No había caído, pero es kikológico que sea por eso.

      Eliminar
    2. ¡Qué triste ir por la kikovida (que es tremenda, plagada de suicidas rekinkidentes, drokakictos y clínicas donde se mata a los kingresados) con kikogafas que impiden ver la verdad y el amor de Dios!

      Eliminar
  2. "Que el presidente la lea con fuerza, sintiendola, no con voz de sacerdote o con tono de sermón".
    Es muy llamativo el desprecio de pakito a los SACERDOTES, evidentemente no soporta que nadie, NINGUN SACERDOTE, OBISPO, Y PAPAS, ESTEN POR ENCIMA DE EL Y DE SU KAMINITO A NINGUNA PARTE.

    El todo lo dispone, lo ordena, lo cambia.
    ¿QUIEN SE CREE QUE ES?
    LA IGLESIA NO HA SABIDO , NI HA TENIDO EL ESPIRITU SANTO, SEGUN PAKITO GOMEZ, POR ESO VIENE EL HA PONER ORDEN.
    NO MAS MAGIAS !!!
    HAY QUE KIKONVERTIRSE!!!!
    Me parece muy fuerte que este personaje este campeando a su libre albedrío por la Iglesia Católica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Iglesia es amiga de dejar que las cosas caigan por su propio peso. Pako tiene los días contados y su chiringo también, por más que sus paniaguados y sus zombikikados quieran proclamarlo santo en vida.

      Eliminar
    2. Pues ya llevan más de 47 años y todavía no han caído, es más, todos los Papas le han dado su bendición.

      Eliminar
    3. Sin duda, todos todísimos desde Pedro e incluso desde Abraham (que no fue Papa pero sí patriarca). Y además no sólo en este planeta, sino los Papas de todos los tiempos y de todo el universo.

      Y a mí que estas tonterías y falsedades, esta enfermiza necesidad de los kikos de hacer pensar a los demás que para ser fieles a la Iglesia hay que dejar que ellos -los kikos- les pisen y mangoneen y de vender, con falsedad, que les han aprobado todo-todo-y-todo, me huelen a mieditis.

      Eliminar
    4. Acaso el Camino Neocatecumenal no esta probado?

      Eliminar
    5. Lo que está aprobado son los estatutos de cnc.

      ¿Acaso el cnc cumple y sigue sus propios estatutos, que es lo que está aprobado?

      Eliminar
  3. "Que el presidente la lea con fuerza, sintiendola, no con voz de sacerdote o con tono de sermón".
    Es muy llamativo el desprecio de pakito a los SACERDOTES, evidentemente no soporta que nadie, NINGUN SACERDOTE, OBISPO, Y PAPAS, ESTEN POR ENCIMA DE EL Y DE SU KAMINITO A NINGUNA PARTE.

    El todo lo dispone, lo ordena, lo cambia.
    ¿QUIEN SE CREE QUE ES?
    LA IGLESIA NO HA SABIDO , NI HA TENIDO EL ESPIRITU SANTO, SEGUN PAKITO GOMEZ, POR ESO VIENE EL HA PONER ORDEN.
    NO MAS MAGIAS !!!
    HAY QUE KIKONVERTIRSE!!!!
    Me parece muy fuerte que este personaje este campeando a su libre albedrío por la Iglesia Católica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta kikotesis, en mi opinión, refleja bastante bien el parecer del binomio Pako-Karmen sobre el sacerdocio ministerial: de darse el caso, hay que anular toda pretensión sacerdotal de ostentar un estatus especial en razón de su ministerio.

      En el kamino, no hay sacerdotes, hay presbíteros, que es un karisma más, como el de responsable, salmista, didáscalo, ostiario ('hostiario' en los kikotretos) o kikotista.

      Y de todos ellos, el karisma principal es el de kikotista, que es quien tiene la llave de los kikotretos secretos que ni conoce ni estudió la Santa Sede.

      Por tanto, hay que educar al presbi para que actúe como un katekúmeno más, sin ínfulas ni pretensiones de un estatus superior sólo porque por su karisma puede administrar Sacramentos, como otros cantan salmos o proclaman la palabra.

      Porque en el kamino, el Sacramento es secundario. Está presente, claro, y sólo lo administra el presbi, claro; pero las kikotesis dejan bien claro que lo importante no es el Sacramento, sino el signo.

      Lo importante es que no se pongan los bancos en batallón bajo ningún concepto, que se pongan en exágono o en octógono. Y si ello no es posible en el templo, es preferible irse a un garaje.

      Lo importante es que no se usen los "cajones" esos que aparecen tras el nunca bien denostado concilio de Trento, es decir, los confesionarios; sino que la gente se confiese en medio del barullo y de los kikirikantos.

      Lo importante es la postura: te confiesas de pie. Lo importante es que kantes lo que te digan que kantes. Lo importante es que el cura, digo, presbi, no haga dirección expiritual (si es un RM no sabrá hacerla porque ha sido preparado para no hacerla). Si se tercia, incluso la penitencia te la dice el kikotista y no hace falta que el presbi la disponga.

      Eso es lo importante.

      Entonces, ¿a qué queda reducida la misión del presbi y su carisma de sacerdote ministerial? Su misión principal es reforzar lo que diga el kikotista. Véase si no las 'actuaciones' del padrezzito Pezzi. Ah, y adicionalmente es muy útil que provea de Sacramentos, pero quede claro que lo importante es el signo, que Sacramentos también tienen los religiosos de Misa de 12.

      Eliminar
    2. Me parece oportuno reseñar que tu comentario, Gloria, resume con precisión el despiece que realizan las kikotesis sobre el organigrama natural de esa Iglesia que se quedó, según K, en simple oficina administradora de Sacramentos.

      Por supuesto, el desmontaje incluye la figura del Sacerdote. Y la "reconstrucción" el implantar al kikotista como eje y fuente de , de, de, de, ...

      -sepul-

      Eliminar
    3. Se me olvidó comentar un detalle, para nada casual ni inocente: la insistente equiparación entre el Sacramento como tal y los efectos que tiene en quien los recibe y la "magia".

      Magia que no llaman negra, pero que hacen propia no ya de paganos e idólatras, sino de quienes son religiosos. Para ellos, todo aquel que se atreva a llamarse cristiano sin haber pasado por el cnc para ser 'conducido' y 'educado' (por un 'conducador', en palabras del sacertote D. Marcello Stanzione) en su fe, es un despreciable religioso de domingo que va a Misa y frecuenta los Sacramentos como una 'magia', talmente como otros leen los posos del te o echan las cartas.

      Esta es su doctrina, que no es la doctrina de los cristianos.

      Quien tenga ojos para ver y oídos para oír...

      Eliminar
  4. mala praxis kikiana: el resultado comunidades esteriles, secas, aburridas, melancolicas, laconicas, sin espiritu, vacias de Dios, puras momias disecadas, angustiadas y enfermas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque en realidad el cristianismo es sencillo, y eso de complicar todo a base de normas y caprichos, solamente podía traer una neo religión.

      La practica de la moralina, y el cumplimiento, no son exclusivas del kikianismo dentro del catolicismo, pero en pocos lugares del mismo, se le añade a la torpeza referida, la nula disposición a lo bueno.

      Nadie dijo que el mundo católico no tuviera sus cosas por mejorar, lo que no es normal es que el kikianismo haya conseguido, por sí sólo, sin ayuda de nadie, no tener nada bueno. Excepto las gentes, claro. Que si desaprenden lo recorrido en el atolladero, tendrán mucho ganado para la vida.

      Después de todo, morir no es con mucho lo mejor, sino vivir con Cristo. Cuando lo mejor es morir es porque la vida no tiene sentido, y las llevan claras aquellos que se han creído que después de los sufrimientos de esta vida no hay ningún sufrimiento más, hay que estar lelo del tó. Como si fuera posible que ya no supiéramos nada de lo que pasa aquí en la Tierra....
      Con tan solo tener presente que los que nos precedieron nos ven.... sufren con nuestras cosas, y se alegran también.... ya ni haría falta mas. Y ni mucho menos, esas pesadillas pesadas, cargas insoportables inventadas por la falsa moralidad de unos amorales.

      Los tres darán cuentas. Y sus lugartenientes mas fieles, también. Pero mientras tanto, muchos sufren sequedad, innecesariamente.

      ¿Dónde están los pastores?¿Tomando el té?

      Por la verdad preguntaba Pilatos... ..y la tenía delante. Nada nuevo bajo el sol. Al parecer, cuando nos lavamos las manos, nos manchamos los ojos, y no vemos.

      Lo mismo es que hay que ser menos pasotas ¿No, amigos kikos? Menos pasotas y más amigos de Jesús, nadie dijo que no le neguemos alguna vez, hasta tres... que se tenga que buscar un cireneo porque no tenemos lo que hay que tener para acompañarle en lo más duro del viaje.... pero también va siendo hora de reconocer que tomar la indolencia por costumbre, seca el alma.

      Ánimo hermanos.

      -sepul-

      Eliminar
  5. Cuando hace 25 años mas o menos acudí un poco a "regañadientes", en aquellos maravillosos años de juventud universitaria, a mis primeras "catequesis para adultos" ( primeras porque las hice más de una vez)...lo que recuerdo muy bien era el orden, la estructuración la locuacidad y verborrea que tenían aquellos individuos, para ser nada más que simples catequistas parroquianos...hoy, ya fuera del "entuerto", con las heridas sanando y pleno de fe; me entran las "siete cosas" leyendo estos artículos donde sin PUDOR alguno el Kikón instrucciona al pie de la letra lo que hacer y lo que decir ( no son pautas, no...que sería lo razonable), y tan al pie de la letra como lo leo viene a mi memoria el recuerdo de aquellas ocasiones tan falsas y manipuladas que me parecieron de aquella y que tan "raro" me hicieron sentir...
    La lástima es que la jerarquía de la Iglesia no quiera ver estas cosas ( no toda, D.G.), porque, si a la luz de documentos reales como estos e infiltrando ( porque comprobado tengo que cuando se va de cara la consigna es ocultarlo todo...), gente que viera la "realidad" de esta LACRA de la Iglesia, todo sería distinto...
    Aún queda la esperanza..."no hay nada oculto..."

    Lázaro

    ResponderEliminar
  6. CS: "el CNC es malo"

    Papa Francisco "apoyo vuestro carisma, apoyo el CNC"

    Seguid, seguid dando patadas al agujón !!

    Ladran, luego cabalgamos !!

    Salva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando las citas son verdaderas, no cuesta nada poner la referencia al original.

      Pero cuando son inciertas...

      Eliminar
    2. Así es, Salva, los kikines ladran bastante por la internete.

      Debe ser parte de su karisma.

      Eliminar
  7. La verdad, es que kiko habla demasiado. La gente no se cansa de escuchar siempre lo mismo?

    Este tipo maneja tecnicas de control mental y de hipnosis colectiva. Es uno de los falsos que habrian de venir...

    Miguel

    ResponderEliminar
  8. En varias convivencias de inicio de curso, los catequistas hablaron mal de Lutero y el protestantismo. Esto, por supuesto, ya venía de catequesis impartidas por Kiko.
    Pero lo paradójico es que ellos se proclaman ecuménicos, el mamotreto de formación de comunidades no deja de repetirlo y eso, gracias al CVS. Y por otro lado, desde un comienzo, me pareció el cnc mucho más semejante a los protestantes que a la Iglesia Católica.
    En una de las fotos aparece Kiko abrazando la cruz, y me trae la imagen de los "telepredicadores" dando sus charlas.
    Se nota que tienen muy aprendida "técnicas oratorias de dramatización".

    ResponderEliminar
  9. Ala luz de la verdad este pobre hombre ( arguello ) esta demasiado loco, pero lo significativo del tema es que tiene que ser uno demasiado cucarachita insignificante y despreciable, demasiado CCCIEEGGGOOO, demasiado VELETA e incoherente, muy pero muy fuera de la realidad, muy perdido, mejor dicho muy bruto para comersele el cuento a este depravado y maniatico serecillo

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email