lunes, 21 de noviembre de 2016

Primer escrutinio. Apéndice (I)



Cuando parecía que el mamotreto del primer escruticidio no daba para más, aparece un "apéndice", que contiene más madera con la que poner a caer de un burro lo que se hace ver como la realidad de los catecúmenos, sobre todo en lo que se refiere a la posesión de bienes, los afectos y la familia.
 
Esto es lo que contiene el apéndice:
 
Mi realidad: no soy un husky, pero no lo cuentes

«Estamos viendo nuestra realidad, nuestra relación con la riqueza, etc.

Una de las riquezas que tenemos es el trabajo: es un medio, una fuente de realización para nosotros mismos. Para muchos es una sorpresa esta dicotomía que tenemos: una cosa es nuestro trabajo y otra cosa es nuestra religión. En este sentido, tenemos una especie de divorcio».

Como de costumbre, o se equivoca o trata de confundir: no hay ningún divorcio entre mi religión y mi trabajo. Y si con semejante trola intenta justificar el no haber dado un palo al agua en su vida, no cuela.

«Estamos en un camino de gestación, Dios está gestando en nosotros una nueva vida a través de este camino neocatecumenal.

Esta nueva criatura está ocupando toda nuestra realidad, por tanto el hombre nuevo que aparece es un hombre nuevo en el trabajo, es un hombre nuevo en la familia, es un hombre nuevo en las relaciones familiares, en su relación con el dinero, con las riquezas. Las relaciones de los hijos de Dios son completamente distintas».

Para que lo entiendas: hasta que no acomodes tu forma de relacionarte a lo que quiera Pako, no vas a recibir el diploma de hijo de "diosito" que imparte el mismo Pako. 


«Voy a deciros algunas cosas. El primer problema que tenemos es pensar que el Evangelio es una ley y que vivir según el Evangelio significa cumplirlo como una ley; entonces, trabajar según el Evangelio, significa trabajar según una determinada ley. Entonces, la primera preocupación será distinguir si se trata de un trabajo puro o de un trabajo impuro. Y alguno puede pensar que según el Evangelio existen trabajos puros, como ser maestro, y entonces me decido a una cosa santa en sí misma. Pero no es en este sentido el asunto, dado que todos los trabajos son buenos. Es decir, no se trata de que haya trabajos puros, santos en sí mismos y tú debas hacer ese trabajo; mientras que otro trabajo es impuro en sí mismo. Es otro el sentido.

 

¡No acumules para ti!

Entonces, ¿qué significa trabajar según el Evangelio? Significa no acumular para ti.  Voy a leeos un fragmento del Evangelio que habéis visto. No se trata de que tú, que tienes un trabajo, debas trabajar así y así concretamente. Por ejemplo, una persona que ofrece a Dios su trabajo y su sacrificio; y esto parece funcionar según el Evangelio.

   

Veamos en qué consiste la respuesta a esta realidad: “Uno entre la gente le dice. Maestro, di a mi hermano que divida la herencia conmigo”... (Lc. 12, 13-15) Os describo la escena. Imaginad a Jesucristo, que está predicando el Evangelio y se le acercan dos personas, dos hermanos, y uno de ellos ha robado la herencia al otro. Es algo normal en nuestros días: podéis preguntar a los abogados cuantas causas son por motivo de herencia y cuantas familias destruye y desune: es una cosa espantosa en toda la sociedad. 

 

Sea por lo que sea, un hermano ha dejado al otro sin la herencia y se ha quedado él con todos los millones de la herencia y el otro está viviendo como puede... y además está sorprendido, estupefacto de que el otro pasa por ser bueno, por santo, siguiendo a este profeta. Y no pudiendo soportar la hipocresía de su hermano, que es un ladrón, que le ha robado la herencia, y encima va a escuchar a Jesucristo, convencido... Va y le dice a Jesucristo: Pero Señor, di a este hipócrita que está aquí todo el día contigo, que divida la herencia conmigo, que no sea hipócrita, que está aquí como si fuera bueno y santo escuchando tu palabra, cuando me ha robado todo el dinero, toda la herencia. 

 

Y Jesucristo en lugar de decir al hermano: “Cómo has podido quedarte la herencia de tu hermano, dale una parte”. No. Jesucristo desvía completamente la pregunta. Lo primero que dice es: “¿Quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros?” Mucha gente piensa que lo que la Iglesia debe hacer es decir a los americanos, el primer mundo, que debe repartir sus millones con el tercer mundo, con los pobres que sufren hambre y que sufren injusticia. Hay toda una corriente con esta tendencia. Es curioso lo que dice Jesucristo. Jesucristo responde de un modo que es absolutamente sorprendente. Y dice: “guardaos de toda avaricia, porque la vida de uno no está asegurada por sus bienes”.

 

Su vida está asegurada por la cena

En esta respuesta destaca una palabra: la palabra Vida, la vida. ¡Qué cosa responde aquí Jesucristo! Jesús ha dicho esto. Fíjate como detrás de esta palabra está toda la catequesis del Kerigma. Jesucristo ha respondido: cuando un hermano es capaz de robar la herencia a otro hermano de sangre, es porque pone la vida en los bienes de este mundo. Él pone la vida en la riqueza. Porque para él la vida está en la riqueza. Pero también dice otra cosa: cuando un hermano que ha sido robado es capaz de denunciar al otro hermano, es más que pobre, carece completamente de amor, denunciando al otro y estando toda la vida obsesionado con la riqueza que le han quitado; porque para el otro la vida está asegurada por los bienes, la vida está en las riquezas. Considerad la palabra vida. La vida del hombre no está en el dinero; no está en la abundancia de bienes».

 

Aunque a nadie le amarga poseer una "humilde" domusita en la que celebrar opíparas cenas con copas y puros, digo, con los últimos de la Tierra.


42 comentarios:

  1. Hay que ser manipulador de c......
    ¿Donde dice el Evangelio que "divida" la herencia? Que reparta, es muy distinto.
    ¿Donde dice el Evangelio el resto de sandeces manipuladas que dice sanpakopepe?
    Que si el hermano le roba, que si es un seguidor suyo hipócrita...
    Desde luego lo de este tío es inventar e interpretar de una forma que...
    Y todo para que le des a él los bienes. Se acabo el problema.
    Se le olvida que Dios te da los bienes a ti, no a el, y tu los administraras como te dicte tu conciencia. No hay nada malo en poseer bienes, Cristo no es eso lo que dice. Cristo habla e "acumular" riquezas y ser injusto.


    En Cristo
    Aurora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucas 12, 13 utiliza el verbo μερίζω, que generalmente se traduce como 'dividir' o 'partir' (véase diccionario Griego-Español y la mayor parte de las traducciones). Literalmente sería 'hacer partes'. ¿Algo que objetar?

      Se pueden ver ejemplos en español y otros idiomas: http://bibliaparalela.com/luke/12-13.htm

      English Revised Version:
      "And one out of the multitude said unto him, Master, bid my brother divide the inheritance with me."

      Eliminar
    2. Y en alguna versión, griega, latina o suajili, ¿dice que el hermano pudiente sea un ladrón y un hipócrita o por casualidad son juicios de intención de peliculero Pakito?

      Eliminar
    3. Tanto blablabla, para venir a decir que lo único que quiere es que sus adeptos le entreguen toda la pasta.

      Podría ahorrarse toda esa sarta de kikadas, al fin y al cabo desembocan en lo mismo: un timo de dimensiones estratosféricas.

      Eliminar
    4. Quisiera agradecer al anónimo de las 7:53 por su aportación. No es tan frecuente que un helenista escriba aquí.

      Cada uno tiende a reaccionar en función de su contexto cultural y de sus circunstancias personales. Eso de «dividir» una herencia no tiene en sí nada como para armar una polémica.

      En derecho latino, caso de España, existen en materia de sucesiones situaciones de indivisión. Por ejemplo, el cónyuge puede heredar del usufructo y los hijos de la nuda propiedad (desnuda porque no conlleva la posibilidad de gozar del uso de los bienes).

      Aurora habrá probablemente adoptado el punto de vista de los beneficiarios, y por tanto hubiera preferido repartir. El patrimonio es una entidad global, y antes de repartir lo que sea, hay que partirla. El usufructo no se puede partir y es fuente de numerosas dificultades técnicas que pueden degenerar en disputas poco racionales.

      En el contexto bíblico, al primogénito le tocaba lo gordo del patrimonio, que fuese o no hijo de la mujer preferida. Es así que se relata en materia de sucesiones —por ejemplo la de David— tácticas finas para eliminar a hermanos mayores molestos. Igual que para los folletines, para no caer en adulterio algunos no lo dudaban y eliminaban al marido de la mujer codiciada.

      El contexto cultural es evidentemente importante. En Rusia, tradicionalmente se observa una perfecta igualdad en la familia extendida de la que pueden hacer parte hijos de amigos muertos antes de la hora, primos muy distantes, etc. Pues, cuando potencias extranjeras bien intencionadas (del punto de vista de Roma) empujaron el comunismo, inicialmente ni la Iglesia ortodoxa ni el pueblo tuvieron reacciones de rechazo.

      De manera semejante, en la cultura germánica, el primogénito recoge todo y la desigualdad está anclada muy profundo en la conciencia colectiva. Explica la potencia económica alemana ya que las empresas están aseguradas de una continuidad al no existir riesgo de división. Y, sin sorpresa, cualquier régimen totalitario puede prosperar provisto respete la empresa.

      En el mundo anglosajón, los hijos no tienen absolutamente ninguna cuota reservada. Sin embargo, no cuesta mucho darse cuenta de la existencia de una sistemática autoreproducción de las élites, todas formadas en las mismas universidades, todas gozando de adecuados círculos de relaciones.

      Esto, al final, es el terreno de juego del estegano imperio, favoreciendo aquí para mejor destrozar allá, el fin justificando, evidentemente, absolutamente todos los medios y, preferentemente, los más horribles si se estiman más eficaces.

      Para volver a la entrada, pues Pako Gómez es infumable, confuso como siempre pero sin perder de vista lo que a él le importa. No está por invertir tiempo en finuras, el dinero no es la vida, y quejarse de una injusticia es muy feo. Eres incapaz de hacer otra cosa que cagadas y pecar, deja hacer a los que saben, YO. El Moisés de la chabola tiene el trastorno de la mini Roma, sin la trayectoria, sin haber alcanzado ser desalmado del todo.

      Eliminar
    5. Lucas 12, 13 utiliza el verbo lejalaq, de la raíz "jalaq" (lo siento, no puedo ponerlo en grafía hebrea), que significa: dividir, partir, fraccionar/repartir, distribuir, compartir/separar, diferenciar, distinguir/dar, otorgar, asignar,acordar, dispensar, adjudicar, prorratear/no estar de acuerdo, discrepar, disentir,/oponerse/recibir su parte, participar, heredar/desunirse, desparramarse/separar, diferenciarse, ser repartido, distribuido...
      Todos estos significados se dan en las vertientes rabínica, medieval y moderna de la lengua hebrea.
      SOLAMENTE en la vertiente del hebreo BÍBICO, es decir, TERMINO EXCLUSIVAMENTE BÍBLICO, el verbo "jalaq" significa "PARTICIPAR EN EL REPARTO"
      ¿Algo que objetar?

      Vamos a dejarnos de filologías varias y estudios exegéticos, aquí se trata de echar por tierra la manipulación de la Palabra de Dios, de Cristo, que hace el "enviado de dios para ti", como dice él, sanpakopepe...

      Que también tiene discernimiento para saber los pensamientos, vidas, obras y deseos de tooooooooodos los personajes bíblicos, incluido Cristo, of course...

      En Cristo
      Aurora


      Eliminar
    6. Me sorprende que Lucas 12, 13 utilice un verbo hebreo cuando su evangelio se escribió en griego y nunca en hebreo. A no ser que Aurora haya descubierto algún ejemplar inédito en Qûmram, con lo cual estaríamos ante el hallazgo del siglo. Pero me temo que no es así, sino que se trata de una demostración más de la ignorancia supina de Aurora. ¿S. Lucas en hebreo? ¡Mayor disparate no he visto nunca! Entérate de una vez: S. Lucas NUNCA escribió en "hebreo BÍBICO" (sic). Salvo que tú decidas lo contrario, claro.

      No hay mayor atrevimiento que la ignorancia.

      Eliminar
    7. ¿Y tambiém sabes en que lengua materna pensaba Lucas antes de poner por escrito sus pensamientos, noni?

      Eliminar
    8. Lo que pensara en su lengua materna no importa, entre otras cosas porque no sabemos cuál era. Aquí se está debatiendo lo que escribió. Pero es que, además, S. Lucas nació en Antioquía, esto es, en plena Asia helenizada, cuya lengua era el griego, como lengua oficial y como lengua habitual de entendimiento. Tan es así que ya tiempo antes los judíos tradujeron en Alejandría el Antiguo Testamento al griego, porque habían perdido su lengua materna y la mayoría no lo entendía en hebreo. Es decir, la versión de los Setenta. Más todavía: Antioquía era uno de los centros culturales más importantes del helenismo junto a Alejandría y Pérgamo. aparte de que S. Lucas escribiera en el griego más depurado y elegante de todo el Nuevo Testamento. De manera que lo que escribiera lo hizo sabiendo muy bien lo que ponía.

      Eliminar
    9. Pues todo hace pensar que Lucas, que tan certeramente atina con la palabra adecuada a lo que quiere expresar, según los filólogos helenistas que amenizan el blog, se refiere a que el hermano menor anhela recibir parte de lo que en la tradición judía corresponde en exclusiva al primogénito.

      Nada de ello justifica que Pakito el de las chabolas difame al hermano mayor poniéndole el sambenito de ser avaro, hipócrita, ladrón y no sé cuantas lindezas más que demuestran mucha falta de misericordia por parte del sensible Pakito.

      Eliminar
    10. Gracias por los epítetos, noni...
      No me importa en que lengua escribía Lucas,me importa la Palabra de Cristo y su mensaje. El contexto era el que era, y la lengua en la que se comunicaban era la que era.

      La lengua materna no te importará a ti, pero precisamente por no entender el hebreo, se utilizaba el arameo y por ello surgieron los targumim.

      Repito que no se tata de hacer estudios linguísticos. Dime tu opinión sobre la interpretación Y manipulación de sanpakopepe, es lo que me interesa.

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
    11. Referente a «dividir», sigo pensando que no hay materia a mucho lío. Reina Valera (que parta conmigo la herencia), Jerusalén (que reparta la herencia conmigo), King James actualizada en portugués (que divida comigo a herança), Biblia de las Américas (que divida la herencia conmigo).

      Ahora bien, lo que cuestionó Aurora son los adornos del gurú. La historia del tipo que viene a lloriquear por su herencia cae del cielo a secas. La multitud de varios millares era tal que se atropellaban. Sale uno —se supone que no se encontraba muy lejos porque si no ni gritando se hubiera hecho notar— y pide que se ordene a su hermano proceder a la repartición de la herencia.

      El relato ni dice si eran tan sólo dos hermanos, ni mucho menos si el hermano mayor había robado la herencia del (o de los, ¿por qué no?) pequeño(s) como lo afirma Gómez.

      Si estamos para echar hipótesis, la que quisiera que el hermano menor haya ya tenido su parte y volviese a pedir un extra porque hubiera considerado injusto que al mayor le toque cuota doble no parece la más probable.

      La zona, en la época, era verde, fértil y la economía de tipo rural dominante, con artesanía en los pueblos y algo de comercio. Se supone que los donantes se quedaban con el usufructo. Podría ser el caso en lo de la parábola del hijo pródigo. Y se supone también que eso de vivir toda la familia de una sola fuente, en muchos casos no era tan fácil dividir y repartir. Si el viejo tenía doce cabras, pues ocho para el mayor y cuatro para el menor. ¿Y el patio? ¿Y la cabaña? ¿Y la casucha?
      En la Torá se ve en los mandamientos que la casa venía antes de la mujer, la que iba a nivel de los esclavos, justo un poco por encima del ganado.

      Lo prudente sería leer que había una herencia pendiente de partir, que la administraba el hermano mayor y el hermano de la historia quería lo suyo ya por el motivo que sea, por ejemplo porque se había metido en una secta y le urgía comprarse una guitarra para satisfacer su imperativo de conformidad social.

      Lo de Pako Gómez es una re-escritura totalmente interesada, como casi todo lo que cuenta él. El hermano ladrón que se la jugaba de santito (uno de la misa de doce) y el justiciero quejica que metía su vida en la pasta… Sólo falta una rubia que se tire en el pozo ante la indiferencia de los dos idolatras.

      Y la digresión sobre los «americanos» (de entre México y Canadá) es totalmente improcedente. Si los gringos despilfarran el tercer mundo, el segundo y el primer, podemos estar asegurados de que sea con la bendición de Roma, con lo cual la Iglesia no tiene por qué incitarles a compartir «sus» millones. Tal cosa no tiene nada que ver con Jesucristo que no era parte de ningún negocio.

      Eliminar
    12. Aurora, o como te llames, lo que te importa es el dinero no la Palabra de Cristo, no seas hipócrita.
      Y no digas que es un juicio de intención, que es tu forma de distraer las cosas.

      Eliminar
    13. Por supuesto que lo tuyo es un juicio de intención, Carmen.

      Un juicio grosero, vil, mezquino y totalmente kikil, como era de esperar de un kikotizado.

      Eliminar
    14. Carmen: si alguien escribe bajo el nick de «Aurora», no importa cómo se pueda llamar, se puede contestar con argumentos.

      En cuanto a tu inmejorable apreciación, parece fruto de alguna frustración que se expresa de manera mezquina y de una profunda imbecilidad ya que si Aurora fuera adicta perdida al dinero no quitaría nada a los inventos de tu gurú en cuanto a lo citado por Lucas. En materia de distracción, tu juicio de intención vale su peso de cacahuetes.

      ¿Qué justificaciones tienes a la manipulación de Pako Gómez? De esto se trata. A lo mejor leyó en un periódico arameo todo lo que el pobre Lucas tan helenizado no entendió bien y reservó la exclusiva de su hallazgo a su tropa de santitos simpáticos. Cuéntanos.

      Eliminar
    15. Carmen, te contesto lo mismo que al otro: gracias por los epítetos...
      Pero tu, como el otro, que ni siquiera tiene nick, seguís sin contestar al meollo de la entrada...
      ¿Distraer locualo, Carmen?

      Sera que os tiene obnubilados tanto konocimiento.

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
    16. No sabíamos que aurora, o como se llame, pudiera tener tantos nicks anónimos o adeptos impresentables.
      Ya se sabe que es la misma aurora con su viejo truco de multiplicarse en nicks, preguntándose y respondiéndose ella sola.

      Eliminar
    17. Ni se puede conocer con exactitud de qué manga ha sacado Carmen el as de bastos para Aurora, es una táctica miserable pero efectiva (para tontos, claro) eso de imputar lo más despreciable que se tenga a mano con el vil fin de acabar cuanto antes con el adversario.

      El problema, doña Carmen, es que por estos lares tenemos por costumbre leer por entero los comentarios, así qué, estimo que lo mas conveniente era responder las cuestiones planteadas en lugar de atizar con ninguna maza.

      Como bien refiere Aurora, lo literal no es lo importante, por más que don piñón fijo ande anclado ahí mismo, sino el sentido. Y los kaminantes, con K a la cabeza, parece ser que lejos de encontrarlo, prefieren pervertir dicho sentido, es decir, manipular con fines particulares.

      Veamos: Jesús exclama:
      "El le respondió: «¡Hombre! ¿quién me ha constituido juez o repartidor entre vosotros?»"

      Es evidente que para el gran guía de los Apeninos a los Andes, con escala obligada en las Rokosas, lo que Jesús hace es "desviar" cf:

      "No. Jesucristo desvía completamente la pregunta."
      (K ever K)

      Y digo yo, un poner ¿No será que lejos de desviar la pregunta, resulta que Cristo hace algo que a K, and others, molesta y mucho?..

      Jesús se enfrenta a la cuestión del único modo que puede hacerlo Dios cuando está entre los hombres, no la desvía, no la esquiva, de ningún modo, pues la responde taxativamente, no deja opción a ningún resquicio de duda.
      Si sabemos qué: "Quiso Dios dejar al hombre en manos de su propia decisión".
      Y existe una cosa, por más que le pese a K and esos others, llamada "Libre albedrío".

      Seamos sensatos, Dios observa el cómo y de qué manera, los hombres nos organizamos a través del tiempo aquí en la Tierra según nos va saliendo del raciocinio, o similar, para bien, o para mal, normalmente, lo segundo.
      Y, salvo raras excepciones, no se entromete, a pesar de su Omnipotencia, deja que el libre albedrío nos haya llevado a intentos de organización de lo más variopinto.
      No obstante, ésto es aquí, otra cosa es cuando llegamos a ese día y esa hora...

      Claro, para Kiko ésto es imposible de aceptar, e impulsa continuamente una extraña noción:
      "Si Dios lo ha permitido"...
      Haciendo ver que tú, no serías sino un ser que se ha creído por encima de Dios, que tú, te estás erigiendo "Dios de tu historia", o lo que es pedor, "de la historia".

      Una vulgar manipulación, pero efectiva a todas sombras.

      Eliminar
    18. Contrariamente a lo instilado por el alambique kikiano, Jesús lo deja bien claro, algo así como decir que nos hemos dado jueces, legisladores, gobernantes.... y que Él, no se va a entrometer en nuestra libertad. Por tanto, es correcto (como no podía ser de otro modo) por completo el enunciado de Jesús, y a un cristiano no debiera sorprender en absoluto.

      Alguno puede objetar que en el caso de la mujer adúltera, Jesús hace de juez, o de una especie de intermediario. Pero a poco que se observe, Él insiste en la idea del uso de la libertad de los hombres. Es más, no les propone hacer de jueces unos de otros, sino de su propia conciencia. Algo ajeno por completo al kikianismo, que establece esa norma (otra más, y ya van...) de:

      "hay que poner al hermano en su verdad"

      Para no variar, otro disparate en contra del mensaje de Jesús.

      Zanjada esta cuestión anterior, y sin más que añadir al caso de los fraudes o defraudados en cuestiones de herencias, Cristo abre una nueva linea:

      15."Y les dijo: «Mirad y guardaos de toda codicia, porque, aun en la abundancia, la vida de uno no está asegurada por sus bienes.»
      (de S. Lucas 12)

      Que da pie a la parábola del que creía poder acumular y sentirse a salvo. Reitero, ya no hay nada que hablar de herencias, es sobre la codicia humana en términos generales, y la falsa seguridad que se puede obtener a través de la misma.
      Tanto es así en cuanto a no tener nada que ver con fraudes, que el "ejemplo" expuesto lo es sobre un hombre que parece honrado, y tiene por fortuna una buena cosecha, muy abundante.

      Claro, eso del primer mundo está muy guay, pues cuando un servidor va a pasear, no suelo tropezar con minas anti persona, aunque mi país se haya lucrado, y aunque de un modo indirecto yo me haya beneficiado también, sembrando muy abundantes y malas cosechas de las mismas por ahí, por otros países... Y en mi móvil hay un mineral casi seguro, como en mi pc, que se extrae en países que por lo que parece interesa que sigan siendo paupérrimos, con tal que los costes de producción no sean un poco más caros. Y los que manejen el cotarro puedan tener su yate-kagas, aparcados en los mejores puertos, lejos del tráfico de ferrys y rubias bobas que soñaron un día con capitanes como los de las pelis, de esos que llegado el caso se lanzan sin dudar a las frías aguas del norte, aún a riesgo de sus vidas, y después de haber echado el freno macareno al bote (ras ras, frena por Dios Carlos, frena) creyendo poder salvar a una náufraga, por más voluntaria que ésta sea...

      Pero parece ser que nunca tenemos bastante por estas tierras del premier world, y a K and others se la pela. O así parece, porque asegura qué:

      "Mucha gente piensa que lo que la Iglesia debe hacer es decir a los americanos, el primer mundo, que debe repartir sus millones con el tercer mundo, con los pobres que sufren hambre y que sufren injusticia."
      (K ever K)

      Que en definitiva viene a traducirse en el neo camp, como:
      Os da igual si nosotros viajamos en primera y vamos a hoteles five stars, si tu hijo no puede estrenar zapatos, os da igual. Si no puedes dar a tus hijos algo que tú crees necesario, será porque "Dios" ha querido que experimentes la precariedad. Tú, y tu familia. Gilipichi, que eres un justiciero gilipichi. Anda, anda, no te quejes más, y aprende a vivir la "voluntad de Dios" en tu historia, que como sigas tocando por ahí, te vamos a tener que poner en tu verdad.... No seas como esos que dicen que la Iglesia diga a los que tienen de más, que lo justo es repartir.... Porque en ese desgraciado caso, lo mismo toca predicar con el ejemplo, y eso si que no te lo aceptamos: toito te lo consiento, menos faltarle a una mare, que a una mare no se encuentra, y a ti, a ti te encontré en la calle"....

      -sepul-


      Eliminar
    19. Carmen pluraliza porque habla por sí mismo y por la legión que lleva agarrada a la espalda.

      Recuerdo a tu papi, el de los cuernos, Carmen.

      Eliminar
    20. Se cree el kikón que todos son de su condición. Ya sale Carmen a acusar de lo que los kiketes multinick acostumbran.

      Eliminar
    21. "España aprueba la ley que prohíbe las minas antipersonas y las armas de efecto similar

      La norma, que sustituye a la ley de 1998, erradica de forma definitiva municiones de racimo y restos explosivos de guerra"

      http://www.elconfidencial.com/espana/2015-07-22/espana-aprueba-la-ley-que-prohibe-las-minas-antipersonas-y-armas-de-efecto-similar_937796/

      Eliminar
    22. Carmen, después de tantos otros, enseña que Chabola News Channel protege su audiencia de la realidad.

      Pobre Carmen, le han quitado todos sus ídolos y ahora tiene un apego al cretinismo. Otra víctima.

      Sepul: una mina, en lunfardo, en su sentido primero es una mujer linda, atrayente y en su sentido peyorativo, una manera despectiva de referirse a una mujer.

      Por mucho que España tenga una ley que prohiba las minas antipersonas, Carmen hace gala de ataques ad hominen. En cuanto a bomba, nada de racimo; aspira macanas y las restituye tal cual.

      Eliminar
    23. Me disculparás, Aurora, de que no te haya contestado antes, pero sólo entro por aquí de vez en cuando. No me paso el día, como hacen algunos. Como comprenderás, tengo otras ocupaciones que llevan mucho tiempo.

      Sólo dos cosas.

      "La lengua materna no te importará a ti, pero precisamente por no entender el hebreo, se utilizaba el arameo y por ello surgieron los targumim."
      Has oído campanas y no sabes dónde. El hebreo nunca dejó de utilizarse como lengua sacra y del culto, de manera que en Israel, aunque usaban por comodidad una lengua más elemental como el arameo, más fácil para comunicarse con sus pueblos vecinos, el hebreo siguió siendo la lengua cultual. Eso se llama disglosia, algo que sucede en muchos casos. En latín pasó lo mismo. Nadie hablaba el latín que escribían Cicerón o Tito Livio, pero lo entendían. El latín distinguía muy bien entre la "sermo nobilis" (latín culto) y "sermo vulgaris" (latín vulgar, del que vienen nuestras lenguas romances). En el caso de la diáspora judía era algo diferente, porque el paso de las generaciones hacía que se perdiera tanto el hebreo como el arameo, de ahí su necesidad de poder leer n griego, que venía a ser como el inglés hoy, esto es, la lengua franca de más de la mitad del imperio romano, que todo el mundo conocía. Un estupendo ejemplo es el famoso I.N.R.I de la cruz que estaba escriti en latín (lengua oficial del imperio romano), griego (lengua co-oficial y "de facto" lengua corriente para entenderse en la parte oriental del imperio) y hebreo (legua oficial de los judíos, aunque hablasen arameo).

      Como tampoco quiero que creas que me escabullo y me preguntas por la interpretación del pasaje de marras, te diré que, en mi opinión, la interpretación que aparece en la entrada no es la más afortunada y que se adorna de cosas innecesarias, aunque sea por "licencia catequística", por así decirlo.

      Voy más allá. A mí me da igual que puedas criticar a Kiko por lo que sea. Cada uno puede defender una tesis con sus argumentos. Por mí como si quieres defender que el sol no existe. Lo que no entiendo es que pretendas hacer tu crítica con falsedades o errores, como en la famosa cita de Lucas 12, 13. A Kiko se le puede criticar por muchas cosas. ¡Hasta Carmen Hernández lo hacía! Para hacerlo no hace falta falsear los datos o las palabras (sobre todo me refiero a la Escritura), porque te puede pasar que te lea alguien que sepa un poquito sobre el tema y te corrija, y como resulta que soy muy quisquilloso en lo que refiere a los textos bíblicos, me cuesta mucho callarme cuando veo un error.

      Por cierto, yo no te he dedicado epítetos, sino calificativos. Los epítetos son otra cosa. Supongo que los calificativos no te austarán, ya que tú los usas con frecuencia (más de la necesaria, en mi humilde opinión) y a veces con munición de grueso calibre.

      Que pases un buen día.

      Eliminar
    24. Dice kultureta: "Para hacerlo (una crítica) no hace falta falsear los datos o las palabras (sobre todo me refiero a la Escritura)".

      Pues eso es precisamente lo que hace su sensibilidad Pakito cada vez que abre el pikito: falsear la Escritura para sostener que todo "progimo" es malo, malísimo (salvo el "progimo" que le escucha a él, que queda salvado en el acto).

      Me imagino lo que sufre kultureta con las kikotesis, pero apuesto a que se traga el sufrimiento y kikotiza con ellas, porque para él puede más la debida "ovediencia obejuna" que dice otro de los suyos, que la Verdad.

      Eliminar
    25. Anónimo23 de noviembre de 2016, 6:50
      Das por supuestas muchas cosas sobre mí, indemostrables todas, por lo que no son más que juicios temerarios. No das ni una en el clavo.

      A mí la kikotesis, la "ovediencia obejuna" y determinados "progimos" me la refanfinflan. ¿Te queda claro?

      Eliminar
    26. No tenía la menor duda de que te refanfinflan tus "progimos", kultureta, es algo que produce la kikotina. No hacía falta que lo aclarases.

      Es más, voy a ser yo quien te aclare que no tendría problema en demostrar que nunca en la historia de este blog el noni kultureta, fácil de identificar, ha manifestado incomodidad por las falaces interpretaciones que Pakito el chabolero hace de la Escritura.

      ¿Te queda claro?

      Eliminar
    27. Habló el que ama a su "progimo" hasta más allá de la muerte, sobre todo cuando su "progimo" es kiko...

      Eliminar
    28. Mira si aquí amamos al "progimo" kiko que no cejamos de intentar que os deis cuenta de lo mala que es la kikotina.

      Estoy dando la vida a chorros por vosotros, para que os quitéis las orejeras y reconozcáis la verdad.

      No como otros, que cada comentario que emiten es un juicio de intención contra su amadísimo "progimo" no kiko.

      Eliminar
    29. Por aclararle alguna otra cosilla al kultureta:

      Epíteto: Expresión calificativa usada como elogio o, más frecuentemente, como insulto. En la discusión se oyeron los más variados epítetos.

      A lo mejor es que la RAE no ha consultado a kultureta y por eso ha puesto esa definición.

      Eliminar
    30. Progimos aparte, a mí lo que me chirría, es esa frase de: "A Kiko se le puede criticar por muchas cosas. ¡Hasta Carmen Hernández lo hacía!"

      Suena a algo así como que "quién se creía Carmen para criticar al magnánimo, al loable e intachable, menuda desfachatez. Pero se le perdona porque era Carmen, cualquier otro neokiko está vetado".

      Sólo faltaría que a kk no se le pudiese toser delante. ¡Amos, hombre!

      Eliminar
    31. A este nivel de la discusión, si entiendo bien dónde van los tiros, el personaje “kultureta” sería el anónimo helenista, el cual ha ofrecido en varias ocasiones muestras de su amplia cultura, manifestado una cierta impaciencia ante nuestra ignorancia y enseñado una cierta dosis de humildad en esto que, más de una vez, después de enunciados tajantes, ha vuelto con comentarios destinados a apaciguar las tensiones.

      El personaje kultureta, por contrario, ha estirado de la cuerda sin la más mínima creatividad —ni siquiera cuando jugaba al espejo reflejando los tics de los oponentes—, recurriendo sistemáticamente a argumentos de autoridad, preferentemente cuando no tienen nada que ver con la discusión del momento. La sola concesión que se dignó en hacer fue sobre el papel histórico de la Iglesia en lo que acabó causando el genocidio de Ruanda, Burundi y Congo.

      Kultureta se ha limitado a provocar a base de descalificaciones y a trolear sin excesivo talento. Dicho de otra manera, el personaje kultureta hubiera podido ser un “bot” bien programado.

      Las reacciones del anónimo helenista hacen pensar a las de un director de tesis algo desesperado por el nivel de los estudiantes que le envía el sistema. Se puede entender el tono acerbo que suelta de vez en cuando; ni somos teólogos, ni somos muy cultos ni somos brillantes.

      No justifica salidas implacables, pero se pueden entender. Por ejemplo, si uno conoce los datos técnicos de la gran pirámide de Guiza, la primera cosa que le viene al leer un artículo superficial al respecto es soltar un insulto o enfadarse.
      Lo mismo le puede pasar al anónimo helenista.

      La mayoría de los que escriben aquí contra Gómez han sido profundamente heridos tanto por el nihilismo ambiente como por el celo de catequistas descontrolados jugando con muelles psicológicos sin la más mínima formación. Hay que tener mucho valor para meterse en esa lucha que expone las heridas a más golpes.

      Sin embargo, si bien resulta imposible argumentar con un zombi colocado, no parece imposible dialogar (y aprender) con el anónimo helenista.

      Dicho esto, todo es posible, alguien puede escribir y tener varios personajes, no digo el contrario. Hubo casos patentes de kikines con múltiples personajes, cuando no con trastornos graves resultados de los conflictos entre ser profundo y ficción promovida por la reforma del pensamiento.

      El problema con mover varios personajes, dejando de lado el caso de trastorno, es la necesaria coherencia para mantenerlos independientes unos de otros a lo largo del tiempo. Es un corsé creando bastantes restricciones.
      …/…

      Eliminar
    32. 2/2

      Volviendo a la sugestión de que el anónimo helenista sería igualmente el personaje kultureta, me conformo con el juego y no especulo sobre los motivos. Al parecer, tanto el anónimo helenista como el personaje kultureta están en el grupo coercitivo de Gómez. Y vienen a escribir aquí por el motivo que sea, en contra del blog, lo que parece lógico.

      Si alguien mueve varios personajes, establecer diálogo con uno de ellos no impide estar a tiros con otro, ni tampoco conduce a descubrirse de manera imprudente si uno cree que exista un riesgo cualquiera. Personalmente, no me impresionó mucho lo de la Guardia Civil, aún menos lo de la CEE, pero si se hubiese tratado de enviarnos a Rasputín, me hubiera callado inmediatamente.

      En tal contexto, el simple hecho de que alguien defienda algo que rechazamos no nos tiene que conducir a resaltar cualquier detalle imperfecto. Meramente por dos motivos:
      – nuestra propia propensión a lo aproximado hará que caigamos en la trampa de batallas que desvían del objeto del blog;
      – la necesidad de permitir a quien intenta dialogar con nosotros desarrollar su punto porque es más producente rebatir argumentos elaborados que apuntar cada pequeño detalle imperfecto. Y si no se puede rebatir, ayuda a centrarse.

      En cuanto a los calificativos cariñosos dirigidos a Aurora, hubo, fuese a indirectas, una almohadilla destinada a amortiguar un poco lo dicho anteriormente. Acababa en “tú también”, lo que hace que la almohadilla sea percibida como menos suave y el hermano mayor menos manso con su hermana pequeña.

      La progresiva superación por Aurora de sus heridas y luego de las consecuencias prácticas del hecho de que “en la Iglesia no puede haber sectas” no puede haber escapado al anónimo helenista, lector del blog desde hace suficiente tiempo. Aurora ha recobrado alegría pero cuando llegó era todavía vulnerable, como una despellejada lo sería a un chorreo de sal. Y como Aurora, muchos. Hay casos dramáticos, porque de grupo coercitivo descontrolado se trata, en primera instancia.

      Evidentemente, en el atolladero de Gómez se puede navegar para evitar lo peor. Si no se tiene autoridad suficiente como para desanimar al kapo de turno, si no se tienen activos y relacionamiento útiles a la secta, entonces se puede trampear. El cnc es un grupo que favorece mecánicamente la mentira, la falsedad, la hipocresía. Se apalanca en el miedo.

      Anónimo helenista, hay que tener un poco de paciencia con los heridos a pesar de posibles manifestaciones de hostilidad. No impide corregir lo erróneo si lo hay. S'il vous plaît, si le place, por favor, inténtelo o, si prefiere el tuteo, s'il te plaît, inténtalo.

      Eliminar
    33. Anónimo24 de noviembre de 2016, 1:10

      Amigo anónimo, no te falta razón y no creas que cae en saco roto lo que me dices. Por otra parte, ya sé que es fácil, en un mundo de anónimos, como es internet, confundir a unos personajes con otros, por lo que quedas plenamente discupaldo.

      No soy más que un viejo profesor cascarrabias y puntilloso, al que enoja el nivel de barbarie a que ha llegado nuestra sociedad, de ahí la deformación profesional de corregir cosas. Por lo demás, soy bastante inocuo. Mis libros me bastan y ese es un mundo inofensivo. Cada día me cansan más las batallas dialécticas, porque suelen resultar bastante estériles y no busco eso aquí, aunque hubo un tiempo en que sí había un aceptable nivel de debate. Pero me temo que esos tiempos ya no volverán.

      En lo que respecta al CNC, acepto que bastantes de las cosas que se dicen aquí son ciertas, pero me cuesta mucho aceptar la forma en la que se cuentan los hechos. Para mí es tan importante el continente como el contenido. Un regalo, por muy preciado que sea, si tiene un envoltorio que repele, se hace difícil de aceptar. Es más, en ocasiones he pensado en contar algunas experiencias que pondrían los pelos de punta, pero no me atrevo, porque temo que sean reinterpretadas o manipuladas. Por eso prefiero ser dueño de mis silencios y no esclavo de mis palabras. Si alguna vez encuentro el foro adecuado donde hablar, lo haré, pero de momento no veo el "ambiente" propicio para hacerlo.

      Por supuesto que puedes tutearme y espero que lo hagas. Y si alguna vez te quieres poner en contacto conmigo, podemos ver la manera.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. No pongas la vida en el dinero, ni en el trabajo, ni en tu mujer o marido, ni en tus hijos, ni en tus amigos.....típico mandato del CNC.
    HAY QUE PONER LA VIDA EN EL CNC, DEJARSE LA PIEL, DAR LA VIDA, Y EL DINERO, Y EL PROPIO YO, POR EL INVENTO DE UN MANIPULADOR Y MENTIROSO, PAKITO GOMEZ ARGUELLO.
    "Jesucristo ha respondido"???????
    Se puede ser más manipulador??????

    También toma el derecho a ser la conciencia de sus kikokatekumenos, y para más herejía lo hace en nombre de Jesucristo.
    "La vida no está en el dinero", y ¿por que el vive como si fuese rico, y encima sin trabajar, con el dinero de sus pobres víctimas???
    Viajar no viaja como un pobre, sino en la mejor de las clases.
    Y ya no vive en una chabola....
    Abrid los ojos, antes de q este manipulador y vividor, os los saque.

    ResponderEliminar
  3. Los dos hermanos ponen su vida en las riquezas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. Exactamente igual que los israelitas cuando son expulsados de Egipto, que se paran a aceptar todos los regalos carísimos que les hacen los egipcios porque ponen su vida en las riquezas.

      Como Abraham, que viaja cargadísimo de un lado a otro porque acumula riquezas y está apegadísimoo a ellas.

      Como Salomón que le gustan las riquezas más que un caramelo a un niño.

      Y ¿Qué decir de José, tan enjoyado y acicalado que ni sus hermanos le reconocen?

      Unos apegados a las riquezas todos ellos. Será lo que produce la tierra.

      Eliminar
    2. Anónimo21 de noviembre de 2016, 14:44

      Correcto, al primogénito le tocaba el gordo. Las dos terceras partes, mientras que al segundo sólo la tercera parte. Por eso en Lucas 12. 13 parece que se trata del hermano menor, que quiere que su hermano mayor divida más ecuánimemente lo que le correspondía. Es decir, no se conforma con lo que le toca, tiene amor al dinero. En la parábola del hijo pródigo el hijo que pide su parte también es el menor, por eso el padre le dice a su primogénito, que está enfadado, que "todo lo mío es tuyo". Efectivamente, todo lo que quedaba era del mayor, absolutamente todo, lo que no obsta para ejercer la misericordia con el hermano pródigo (realmente el pródigo es el padre).

      Eliminar
    3. Eso del amor al dinero del hermano menor, es un juicio de intención, no tienes ni idea de si lo quería para repartirlo con los pobres, noni.

      Eliminar
  4. El que se quiere quedar con nuestras herencias es Pako Gomez, el mismo que se esmera en dar una Katekesis denunciando el error de los dos hermanos por amar al dinero??.
    Kiko y sus compis forman una S.A. que echa por tierra su exégesis particular kikiana.
    Y me pregunto: de dónde saca kiko y su triunvirato este análisis de la escritura?. Porque de verdad son incapaces de llevarlas a la práctica. Han fracasado y mentido.
    Clara.

    ResponderEliminar
  5. No voy a entrar en los detalles filólogos del tema, pero hay que hacer una salvedad clara. El griego de la Biblia es koiné.

    Lo que me pregunto es ¿Y si la cosa fue al revés? Me explico: es el hermano pobre el que está siguiendo a Jesús (lo más probable), en lugar del hermano rico haciéndose pasar por santurrón (¿será algo biográfico?).

    De todas maneras, queda bien claro por dónde van los tiros y de qué manera el agua (en este caso el dinero) se va llevando al molino propio.

    Se tiene una idea, se agarra un texto de la Biblia, el que sea, y se le hace decir lo que dice la idea que tengo. ¿Catequesis? Que baje Dios y lo vea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía y mantengo también esa impresión: que quien sigue a Jesús es el hermano reclamante, y que intenta aprovechar su seguimiento y cercanía a Jesús para hacer una reclamación pública.

      El otro hermano, el pudiente, no está entre los seguidores de Jesús.

      Pero para ponerles a los dos de verde perejil y poder afirmar que su fe era falsa y "no interesa a nadie", a Pako le convenía manipular la Escritura.

      Lo que interesa resaltar es que el cnc adapta la Escritura a sus espurios intereses, y que lo ilegítimo es la adaptación, pues sólo la Iglesia jerárquica tiene el deber y el derecho de interpretar la palabra de Dios.

      Eliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email