sábado, 19 de noviembre de 2016

Escándalos neocatecumenales en Guam (II)



Érase una vez, en una isla muy, muy lejana, un coqueto hotelito en lo alto de un monte. 
 
El  coqueto semminaro "diocesano" en lo alto del monte
Érase una vez, una congregación de monjas carmelitas dispuestas a hacer donación de un par de millones de dólares.
 
Érase una vez una archidiócesis encomendada a un obispo muy kiko, que recibió la donación de las carmelitas y empleó lo recibido en adquirir el bonito terreno del coqueto hotelito en lo alto del monte y reconvertirlo en un seminario “diocesano” Redemptoris Mater.
 
Eso sí, en contra de lo dispuesto por las donantes, los beneficiados de la donación (entiéndase el obispo muy kiko y el aún más kiko rector del seminario “diocesano”) no mantuvieron en el anonimato el nombre del patrocinador de la golosa adquisición.

Con todo, todos vivían felices y comían perdices (menos Kiko, que se dedicaba a fustigarse hasta hacerse sangre sin que tanta obra moralista le sirviese para convertirse en seguidor de Cristo), cuando allá por el año 2011 el obispo muy kiko dispuso (o dispusieron por él) ceder a perpetuidad al CNC (que no es un organismo diocesano ni quiere serlo) el terreno adquirido con el dinero donado por las no anónimas carmelitas.
 
Una de las voces en contra
Hubo voces en contra de la disposición del obispo del lugar, voces que entendían que tal cesión era ilegítima y dañaba los intereses de la diócesis y de todos sus fieles para favorecer a un grupo muy concreto. Los que se opusieron fueron prestamente cesados de sus cargos y responsabilidades y la cesión se llevó a cabo. Lo que prueba, según algunos, que Dios no se oponía a la misma, puesto que la permitió, como permitió que fueran cesados los opositores a esta transacción.
 
Pero aún hay más. En el terreno cedido indefinidamente a un grupo más particular que el patio de mi casa, sigue en marcha el coqueto seminario “diocesano” RM. Y resulta que por ser “diocesano”, el responsable y a quien corresponden las decisiones que afecten a la marcha del mismo es al obispo del lugar. Pues bien, para el gobierno de dicho seminario se erigió, de nuevo de manera ilegítima, un comité con plenos poderes para paralizar, anular y revocar cualquier decisión que adoptase el obispo del lugar sobre tan “diocesano” seminario.
 
Y todos (menos Kiko, que es tan sensible que cuando le llevan la contraria se pasa una semana sin dormir) se sintieron felices con tales disposiciones, que lo que buscaban es permitir que se cumpliese la voluntad de Dios, para lo cual era imprescindible conceder plenos poderes a los únicos capaces de conocer la divina voluntad sin posibilidad de mala interpretación.
 
Pero sucedió que los beatorros de misa de 12 de la isla muy, muy lejana, que como todos deberían saber, sólo son cuatro viejas y dos curas preconciliares cuya fe no interesa a nadie y, por tanto, a los que no hay que hacer ningún caso, pues los pobres no han sido elegidos o, al revés, han sido seleccionados para ser “Judas” y es mejor no juntarse con ellos, protestaron públicamente y reclamaron que el terrero fuese devuelto a sus legítimos propietarios. 
 
Fr. Pius, uno de los beneficiados
Entonces fue cuando los beneficiados por la donación argumentaron que tales cesiones respondían punto por punto y tilde por tilde a las condiciones expresadas por las donantes del dinerín; y que ellos, que son muy moralistas y muy de cumplir la ley por puños, se habían limitado a cumplir lo impuesto por las monjas. Y en un intento por conseguir que las donantes no dijesen cosa distinta, hablaron con ellas para persuadirlas de que “maquillar” la realidad es más piadoso que decir la verdad y, sobre todo, que era lo que Dios quería de ellas… Pero no coló, porque parece ser que la madre superiora es una religiosa de domingo de esas que defienden su libre albedrío y no se dejan mangonear.
 
Para complicar la situación, los beatorros religiosos naturales de esta isla muy, muy lejana destaparon inopinadamente unos supuestos casos de pederastia, cometidos a partir de los años 70 del pasado siglo por el obispo muy kiko del lugar. Y no uno o dos casos, sino unos cuantos. Por supuesto, la primera reacción de aquellos que conocen de primera mano lo que Dios quiere para los demás, fue llamar perseguidores a quienes criticaban sus obras, presuntas o reales.

Coincidiendo por casualidad con la publicación de las acusaciones, el obispo muy kiko  fue llamado a capítulo por el Vaticano. Y en junio de 2016 se nombró un administrador apostólico temporal para hacerse cargo de la diócesis y para investigar lo que de realidad pudiese haber en tales acusaciones y en tales cesiones de terrenos.
 
El sucesor, con bordados dorados de esos que "encantan" a Kiko
Poco tiempo después, el 31 de octubre de 2016, se nombró un obispo coadjutor para la diócesis, es decir, un sucesor del obispo muy kiko. Y el obispo coadjutor, apenas desembarcado en la isla ha considerado conveniente dejar sin efecto las abusivas disposiciones de su predecesor en lo que respecta a erigir un órgano de gobierno al margen de la diócesis para un seminario “diocesano” y en lo que respecta a la cesión a perpetuidad de los terrenos del seminario “diocesano”.
 
También han tenido la ocurrencia de pretender cambiar de destino a dos párrocos muy kikos que hasta entonces tenían encomendadas (otra vez por casualidad, que no por favoritismo) sendas parroquias en uno de los mejores barrios de la archidiócesis. Por descontado, los párrocos muy kikos han hecho oídos sordos a la pretensión del obispo coadjutor de disponer sobre ellos y sobre sus destinos y de enviarles a barrios más periféricos. Porque tienen claro que ellos no están para la caridad ni para servir a la Iglesia, sino para lo que necesite el CNC.

Para más información: 

http://umatuna.org/news/featured/announcement-on-the-property-used-by-redemptoris-mater-seminary-and-blessed-diego-theological-institute/

http://www.guampdn.com/story/news/2016/11/14/2m-donor-broker-we-did-not-want-lie-apuron-sammut-over-yona-property/93844028/ 

http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2016/11/03/religion-iglesia-mundo-cambios-en-iglesia-catolica-de-guam-tras-denuncias-de-abusos-michael-j-byrnes-anthony-apuron.shtml 

http://cruxsancta.blogspot.com.
http://cruxsancta.blogspot.com.es/2015/05/escandalos-neocatecumenales-en-la-isla.html
 

19 comentarios:

  1. Anonadado me deja el que haya personas que prefieran obedecer a su conciencia y a la ley de Dios antes que a su obispo, peor aún: antes que al kikotista de su obispo.

    Si es que no se obliga a que se implante el cnc en todas las parroquias y luego pasa lo que pasa.

    Tendría que ser obligatorio hacer el camino antes de ingresar en una orden religiosa, para que no se produjesen semejantes actos contrarios a la voluntad del diosito del cnc. Porque lo que les pasa a estar carmelitas alérgicas a la mentira y a que otros les impongan lo que deben hacer, es que son unas justicieras y unas legalistas que se deben pensar que son buenas por cumplir la ley de Dios.

    ¡Qué alguien las espabile, por favor! A ver si se enteran de que el único que no se equivoca es el que obedece al kikotista. Y que la ley no salva, pero sobre todo, a ver si se enteran de que el primer mandamiento de todos es obedecer al kikotista, porque si no obedeces a tu kikotista, al que ves, ¿como vas a obedecer a Dios, al que no ves, ni sabes lo que quiere si no te lo interpreta tu kikotista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo que Dios esta renovando la Iglesia y sacando a los beatorros de misa de 12 y a los religiosos nativos, a traves del Camino Neocatecumenal desde hace 50 años, con sus instrumentos y Santos en vida (proclamado por su Santidad El Papa Francisco), Kiko, Carmen, P.Mario, con tres Doctorados Honoris causa y dos libros bestsellers vendidos y agotados en todas las naciones y en todos los idiomas! ; respaldados y amados por los últimos 5 Papas.

      Animo Kiko sigue adelante con este lio, arma lio( Palabras del Papa Francisco)

      Mas de 100 seminarios
      Miles de presbiteros
      Miles de monjas
      Miles de familias ad missio
      Millones de comunidades
      Millones de santos.

      Eliminar
    2. ¿Tan santos como el obispo pederasta de Guam?
      Esa "santidad" no vale ni 5 céntimos.

      Eliminar
    3. ¿Todos los "millones de santos" del cnc son como el "santo" kikotista que invita a las monjas a mentir? ¿O como el "santo" que llama cretinos a sus amadísimos hermanos?

      Dios nos libre de tales "santos".

      Eliminar
    4. Anónimo19 de noviembre de 2016, 10:53

      No te esfuerces, no vas a cabrear a nadie...
      Mas bien das pena, espero que la uka te siente bien.

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
  2. La entrada presenta la síntesis, muy bien escrita, dicho de paso, de las aventuras colonialistas del chiringuito en un territorio arrancado hace más de un siglo por los gringos a la agonizante Expaña.

    El problema principal planteado por la (usual) conducta neokikil es que gringolandia es el mercado número uno del Vaticano.

    En 2010, los gastos anuales de la Iglesia católica en EE.UU. rondaban los 170 mil millones de pavos locales. Y eso, claro, hay que sacarlo de alguna parte; tradicionalmente donativos de los simpatizantes más accesorios no necesariamente de los más éticos. Durante un siglo se pudo tapar todo lo que escandaliza al generoso pero, con esa putada de Red, se hizo más complicado.

    En efecto, el gringo tradicional tenía el coco debidamente lavado por los omnipresentes medios de comunicación del sistema… de los que se fiaba. A esto se añadía, para el gringo católico, un nivel socio-cultural más bien modesto, toda una ventaja a la hora de manipularlo.

    Pero, claro, de repente hubo un cambio sustancial en la percepción de la corrupción y de la pedocriminalidad. Y los bolsillos de los oropeles empezaron a vaciarse más rápido de lo que se rellenaban.

    Un poco de marketing para salvar la marca se hizo imprescindible. Por suerte, el nuevo Papa cumplía de sobra los requisitos en cuanto a pantallas de humo y lemas al alcance del cliente básico. En lenguaje gringo, eso de manipular psicológicamente a alguien para convencerle de que ha perdido la razón se llama “gaslighting”. Y va bien soltar una mentira tan enorme que sólo se puede creer.

    Es efectivamente prudente cuando la situación no da para especular sobre la credibilidad propia. No era tan fácil sin embargo sacar eso de «Iglesia pobre y para los pobres».

    La Iglesia católica en EE.UU., a pesar del rendimiento a la baja, todavía no es exactamente pobre. Por ejemplo, Monseñor Dolan, mandamás de Nueva York y poco hostil a los kikos, concentra el mayor patrimonio inmobiliario del lugar. Una miseria integral desde la orilla del mar hasta el último rincón pijo.

    Pero, claro, cuando te pillan con unos cuantos pedocriminales en tu cuadrilla, si no hay cash en la caja, te ves obligado a soltar parcelas, edificios, en fin, arrinconado y obligado a hacer cosas de pagano normal y corriente, es decir impresentables. Para evitar tan desafortunada situación, se esfuerza comprando con descuento el silencio de víctimas, lo que, en seguida, tiene más categoría.

    El Santo Padre, a pesar de su comunicación con fragancias de socialismo superficial, obviamente no podía sacar un lema como «una Iglesia atenta a los pobres, ahora sólo rompemos el culo a los hijos de ricos». Porque a los ricos, los de verdad, los necesitamos para ayudar al cumplimiento de las Escrituras y presentar un mundo remodelado de manera compatible, con su Centro unificado bajo un gobierno totalitario y feudal. Es que eso de defender a los pobres contra sí mismo cuesta un pastón.

    En este designo, los jesuitas han hecho pacientemente un trabajo de inigualable constancia, empleando los medios más diversos al servicio de la justa causa. Es así que la dicha élite occidental muy a menudo, pero que muy, ha recibido la inyección de una educación en manos de los jesuitas. Por ejemplo Donald Trump y tres de sus hijos, Bill Clinton aún más, la Hillary no siendo precisamente imposible de comprar, resultando en una suerte de clásico juego de apuestas de las mafias, si gana tal boxeador es mío, si no será el otro, también mío. Pasa exactamente lo mismo con los banqueros “aprobados” que, desde hace siglos, en cada guerra, financian ambos bandos.
    …/…

    ResponderEliminar
  3. 2/2

    Todo esto para decir que el juego kikil en un territorio sensible es algo peligroso. No se trata de los pequeños vicios. La Iglesia tiene un sensacional pedigrí en la materia. El arzobispo hubiera podido portarse cual un Juan XII que había convertido Letrán en auténtica casa de putas, o mentir cual esos dominicos encerrados en su monasterio cuando las tropas de Napoleón se presentaron en Madrid, denegando el uso de tortura en la Santa Inquisición, salvo que los soldados franceses hallaron las salas de tortura llenas de prisioneros desnudos, muchos enloquecidos por el sufrimiento infligido. Pero convenía no hacerse pillar. Micro territorio, maxi exposición.

    Lo que muchos en la Iglesia no han entendido es que, con la información que circula a la velocidad de la luz, ahora una marca se puede desprestigiar en nada de tiempo, por muy zombificadas que estén las poblaciones.

    El Santo Padre, con toda la ligereza de los tiempos, machaca pesadamente lemas y oxímoros y está “on air” las veinticuatro horas. No se permitirá que el pelotudo de Palomeras, parado en la impunidad que confería la Santa Cruzada montada por el papa polaco contra el comunismo, ponga en peligro con un vistoso chanchullo el trabajo de recuperación del único caramelo mayor del que la Iglesia pueda subsistir.

    El tiempo se hace muy corto, las olas de rebeldía atacan el castillo de arena tan pacientemente edificado. Todo iba a la perfección, concentración óptima del poder financiero, erradicación de las culturas nacionales, embrutecimiento de las poblaciones, castración de las naciones, poder político en manos de una burocracia anónima, extensión del caos en las periferias, despilfarro y ruina de la Rusia ortodoxa, consolidación del Estado de Israel con la firme intención de mandar en Jerusalén… Pero ya aparecen molestos granos de arena en los engranajes.

    Esto para el contexto. En lo local, pues algo miserable, sin sorpresa. Otro fruto de la degeneración. Otro ejemplo de la distancia que separa lo dicho en el autobombo de la realidad.


    Fuente sobre el dinerito en EE.UU.:
    http://www.economist.com/node/21560536

    ResponderEliminar
  4. Por lo que se ve, ya hay un seminario menos (cnc) y un seminario diocesano más (como debe ser).

    http://www.guampdn.com/story/news/2016/11/17/byrnes-cuts-seminarys-ties-neocatechumenal-way/93997058

    ResponderEliminar
  5. Buenos días a todos, el de las 15:26 se fumo su marihuana verde, este tio delira ni el mismo entiende lo que escribe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nonito lelo, lo que te pasa es que tú eres un nenito de pakito y por eso no puedes entender los comentarios de personas adultas.

      Tú estás todavía con la papillita y dejando que te limpien el culete y no puedes digerir las comidas de los mayores.

      Eliminar
    2. Y el de las 23:13, qué se habrá fumado que ni sabe leer, ni entiende la entrada...¿unos petas de kikotina que aniquilan al hombre todo su raciocinio, libertad y conciencia, tal vez? Es decir, todo lo que le define como hijo de Dios...

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
    3. Ya que el blog se transforma en parvulario…

      Érase una vez, un espíritu que residía muy, muy lejos de una cierta isla. Tan sólo tres años de publicidad gratuita y la inexorable perspectiva de un juicio inoportuno han sido necesarios para provocar un soplito que los especialistas todas categorías confundidas de la detección de espíritus de cualquier índole ni se esperaban ni han visto venir. Avería llena de gracia…

      Como diría el kikilín de los miles de familias “ad missio” (ad missionem, ¡koño!), miles de listillos callados a limine (de entrada, kikilín). Ni admisión ni nada, gol.

      Y ya que le gusta el latín al kikito lechal, abyssus abyssum invocat, la profundidad llama a la profundidad. Visto desde una isla, pues huele a naufragio.

      El latín es muy fácil. Mira, nene, con la misma estructura de frase: asinus asinum fricat, el burro se frota al burro.

      Si no entiendes bien, te explico: tomas a un fracasado al azar, lo encierras con un kikotista. Se convierte en burro. Luego te basta meter a más gente con los primeros burros, y todos se ponen burros, idolatrando a un cuervo y a un enano de jardín promovido iniciador porque la Venus de la mala leche ya llegó al centro de reciclaje desde el que, con tan sólo un cambio de pilas, está haciendo unos milagros que ni te lo crees. Y los burros se autodefinen como “elegidos”. Viven en una suerte de establo de la admiración mutua llamado “komu”, recibiendo, además de los mocos que se intercambian, su cebo diario. ¡Qué cosas!

      Ya que estamos, “curae canitiem inducunt” no quiere decir 'presbíteros amables como perros inducen conejeo' (aunque perro se diga canis en latín y conejo cuniculus) sino que las preocupaciones provocan canas. En los idiomas, como en la vida, hay falsos amigos.

      En cuanto a marihuana, kikilín, pues es algo especialmente bíblico. Entre otros, Isaías menciona la importancia del cannabis (Kaneh Bosem en idioma de hermano mayor), púdicamente traducido “caña aromática” o simplemente “caña” (Biblia de Jerusalén) para no asustar al personal.

      Uno que se tiraba horas con la tropa en nubes de hachís era Moisés. Quieras o no, mejora las percepciones. Por cierto, el gurú y los kikokistas no usan marihuana para detectar tanto Espíritu como santidad, pero se meten perdidos con la kikotina. Y funciona, todo lo que apuntan la tropa lo ve.

      Otros que fueron desasnados por la gente fina y culta de Oriente Medio, los Asesinos, eran los templarios. Volvieron con la tecnología bancaria y una cuantas drogas. Un triunfo económico que ni te cuento. Los de Roma, acojonados, les castigaron pero se quedaron con lo de la banca, utilizando a judíos de hombres de paja para no pecar en persona. Moraleja: mejor entregues pasta sin fardar y te abstengas de tocar cojones, el todo con la espalda bien cubierta.

      Eliminar
  6. Lo que me extraña es que el seminario RM en cuestión fuera "diocesano" y no "internacional"

    ResponderEliminar
  7. Según la CEE en España hay ocho o diez rm, a razón de diez seminaristas de media, que no creo que llegue, que alguien me cuente para qué se necesita tanto formador, tanta chacha, tanto terreno ¿regalado?, tanto edificio, tanto dinero, tanta "familia acogedora"..., si en uno solo cabrían todos y sobaría espacio.
    Y no hablemos a nivel "mundial"...

    En Cristo
    Aurora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta: para presumir, en falso, de unos frutos que ni son tantos ni tan buenos.

      Yo también me pregunto cuantos seminarios más han pasado "graciosamente" a ser donados al cnc, cuando lo razonable sería que fueran de la correspondiente archidiócesis.

      Eliminar
    2. Pero, ¿no presumía tanto kk de que su cnc no posee nada porque todo pertenece a las diócesis? Así que también eso es mentira.
      Me pregunto si es capaz de decir algo que sea cierto. Que es pecador y el pedor de entre los pecadores, pues sí en eso no miente, pero no hace falta que lo jure porque todo el mundo lo sabe.

      Eliminar
  8. Al cnc le favorecería que sus seminaristas fueran diocesanos. ¿Por qué? Es muy fácil de entender. Ahora mismo el 90-95 % de las vocaciones van a seminarios RM, cuyo destino está luego en otro país,, con lo que los curas diocesanos del cnc van siendo cada vez menos. Antes había más, porque los que sentían la vocación se metían en el seminario diocesano. Ahora son muy pocos, con lo que los curas proclives al cnc van teniendo poco relevo. Por el contrario, si las vocaciones fueran a parar al seminario diocesano, todos los años se ordenarían algunos y las parroquias irían teniendo párrocos del cnc con más frecuencia.

    Hablo por datos de mi diócesis. Hace años había bastantes seminaristas del cnc en el diocesano. Ahora también los hay, pero menos. Si todos los chicos de esta diócesis que están hoy día en RM de otras ciudades o países regresaran a este diocesano, todos los años se ordenarían entre 3 y 5 curas del cnc, lo que supondría un incremento anual sustancial al cabo de unos años. Esto redundaría, repito, en una influencia cada vez mayor en las parroquias de la diócesis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sugiero que le cuentes tu teoría a Kiko que, como es tan humilde, seguro que es escucha con muchísimo respeto y te declara endemoniado antes que te dé tiempo a cerrar la boca.

      Eliminar
    2. 13:42, ¿intentas dar un argumento para justificar la existencia de unos seminarios y seminaristas sobre los que el obispo no tiene ninguna autoridad?

      Porque hay que tener unas orejeras muuuuy grandes para no ver el motivo por el que al cnc no le interesa que sus seminaristas sean diocesanos.

      Eliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email