martes, 8 de marzo de 2016

Límites a los seglares predicadores (también a los de Camino)



Por las alusiones a la praxis del Camino, se reproducen algunos fragmentos de un artículo de Sandro Magister.
Hace unos días, “Donne Chiesa Mondo”, el suplemento femenino de “L’Osservatore Romano”, ha dedicado casi todo el número de marzo a reclamar que las mujeres puedan predicar en la misa.
El mensaje kikil siempre "negatiffo", nunca "positiffo"
(…) Resumiendo, se establecen “tres condiciones” fundamentales para que se lleve a cabo:
1.   La primera condición es el “mandatum praedicandi” que el obispo ha de conferir a los fieles, mujeres y hombres, que considere adecuados para pronunciar las homilías.
2.   La segunda es la bendición que durante la misa, antes de la homilía, el sacerdote celebrante dará a la mujer u hombre a los que confíe la predicación, para demostrar que forma parte del propio culto.
3.   La tercera condición es que el fiel, mujer u hombre, sea consciente del propio carisma pero también de la necesidad de ejercerlo con la autorización del obispo mediante una “imposición de manos que es una bendición, no un sacramento”.
(Lo resalto, porque como los “Kikos” son proclives a inventar pseudo-sacramentos, no sea que se líen).
Planteado así, parecería algo ya decidido. Pero no lo es en absoluto.
Para empezar, está el código de derecho canónico que prohíbe al fiel laico, ya sea hombre o mujer, predicar la homilía.
De hecho, el canon 767 § 1 establece que: “Entre las formas de predicación destaca la homilía, que es parte de la misma liturgia y está reservada al sacerdote o al diácono”.
Después, en la Instrucción sobre algunas cuestiones acerca de lacolaboración de los fieles laicos en el sagrado ministerio de los sacerdotes formulada en 1997 por ocho dicasterios de la curia romana (Congregación para el Clero, Pontificio Consejo para los Laicos, Congregación para la Doctrina de la Fe, Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Congregación para los Obispos, Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos), aprobada específicamente por Juan Pablo II, se prohíbe al fiel laico predicar durante la misa.
(Obsérvese que esta instrucción da un paso más, no se refiere sólo a la homilía sino que establece la prohibición de que los laicos prediquen durante la liturgia de la misa, por lo que se usa la palabra homilía en genérico para cualquier predicación realizada en el contexto litúrgico de la misa).
La instrucción, entre otros, afirma:
Ni por error aparece la esperanza en un mensaje kikil
“Dentro de esta vasta área de concorde trabajo, sea específicamente espiritual o religiosa, sea en la consecratio mundi, existe un campo más especial, aquel que se relaciona con el sagrado ministerio de los clérigos, en el ejercicio del cual pueden ser llamados a colaborar los fieles laicos, hombres y mujeres, y, naturalmente, también los miembros no ordenados de los Institutos de Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica. (…)
Precisamente porque se trata de tareas íntimamente relacionadas con los deberes de los pastores —que para ser tales deben ser marcados con el Sacramento del Orden— se exige, de parte de todos aquellos que en cualquier modo están implicados, una particular atención para que se salvaguarden bien, sea la naturaleza y la misión del sagrado ministerio, sea la vocación y la índole secular de los fieles laicos. Colaborar no significa, en efecto, sustituir”.
Y en particular respecto de la homilía se dice:
La homilía, forma eminente de predicación, es parte de la misma liturgia. Por tanto, la homilía, durante la celebración de la Eucaristía, se debe reservar al ministro sagrado, sacerdote o diácono. Se excluyen los fieles no ordenados, aunque desarrollen la función llamada ‘asistentes pastorales’ o catequistas, en cualquier tipo de comunidad o agrupación. No se trata, en efecto, de una eventual mayor capacidad expositiva o preparación teológica, sino de una función reservada a aquel que es consagrado con el Sacramento del Orden, por lo que ni siquiera el Obispo diocesano puede dispensar de la norma del canon, dado que no se trata de una ley meramente disciplinar, sino de una ley que toca las funciones de enseñanza y santificación estrechamente unidas entre si”.
Con la realidad que vive, se entiende su negatividad
Y, por consiguiente:
“Se debe considerar abrogada por el can. 767 § 1 cualquier norma anterior que haya podido admitir fieles no ordenados a pronunciar la homilía durante la celebración de la Santa Misa”.
Pero en la práctica es bien sabido que esta regla es obviada muy a menudo (…), llamando a dichas homilías realizadas por mujeres y hombres, por ejemplo, “resonancias”.
Este es el caso del Camino Neocatecumenal, cuyo anómalo ritual litúrgico concierne a toda la misa (…)
Sin embargo, pocos saben que también el Papa Francisco ha intervenido para confirmar, de manera general, su prohibición.
De hecho, en los párrafos 4 y 5 del “Directorio homilético”, promulgado en 2014 bajo forma de decreto por la congregación para el culto divino y aprobado por el Papa, se lee:
“Dada su naturaleza litúrgica, la homilía posee también un significado sacramental: Cristo está presente tanto en la asamblea reunida para escuchar su palabra como en la predicación del ministro, a través del cual el Señor mismo, que habló en la sinagoga de Nazaret, ahora enseña a su pueblo. […] En cuanto parte integrante del culto de la Iglesia, la homilía debe ser realizada sólo por los obispos, los sacerdotes o los diáconos, […] o, de todas formas, siempre por quien haya sido ordenado para presidir o estar en el altar”.

15 comentarios:

  1. En una comunidad de Barcelina no hacen ecos, hacen homilias y catequesis.hasta la abuela hace homilia y consejeria a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. -dije: de Barcelona-

      Eliminar
    2. ¿Y qué es lo que hace el sacerdote que les preside?

      Eliminar
    3. Aqui el que preside es Pepe y Juana y otros tres mosqueteros de la comu, y la abuela que da consejeria, que no me la soporto.

      Eliminar
    4. En la ex comunidad mía había varios dando consejería: "los responsables" que a cada eco de convivencia debían dar su puntito de sabiduría. Esos mismos "responsables" que después se liaban en discusiones de alto nivel y rabia porque ella osaba contar el machismo de él... vamos, todos se quedaban estupefactos de tal contradicción propia de los kikinis.

      El sacerdote brillaba por su ausencia en las convis. Ellos estaban para las penitenciales de 3 minutos para cada hermanito y para la Eucaristía y sus homilías de cátedra.

      Eliminar
    5. Hombre! Ya que el Pisüerga pasa por donde Dios quiso..

      "La Fórmula K"
      -Snipers del atril.. y de donde surja-

      Ni hay que estar muy al loro para darse cuenta que en las solapas de las levitas de los neo levitas, levita la munición de la monición. O, munición para moniciones, a salvo sea la parte que precede a la tormenta chicha, que en calma se clavan mejor las bayonetas. Otra cosa sería hablar del cuerpo a cuerpo, digamos mejor, la entrada en barrena para el disparo a quemarropa, hablo, claro, de los eskruticinidos. Pero eso, mes amis, eso es harina de otro costal.

      Porque ¿De qué sirve hablar por hablar? Si hay que ir se va, pero si es pa ná.... La pedagogía del neo sendero es lo que es, y todo tiene su sentido, para el mismo fin de siempre, es decir, finalizar, o más bien, exterminar, cualquier atisbo de libertad.

      Así pues, la enseñanza es clara dentro de su oscuridad, te guste o no, da igual, las cuitas se despachan por lo bajo desde lo alto del atril. Y se dicen cosas... Ah! Se siente si se siente usted aludido, hermano. Pero es que estamos a lo que estamos, o los chuzos de punta y de costado, caerán como si tal cosa, bien general, bien personal. Munición para la monición.
      De hecho, hasta se avisa al grupo algunas veces, ojo, no esté presente quien se pueda entender como llamado a advertir al destinatario de las balas... la cosa debe ir solapada, de soslayo, sin desmayo.

      Los mejores pedores artistas del ejercicio del que hago referencia, es evidente, zorrokistas experimentados, con más tiros que el baúl de la Piquer, que saben, y además enseñan, el sacro arte de helarte la sangre a distancia prudencial, para ellos, la prudencia me refiero, porque está claro, cuanta más carga lleve la monición en la monición, u aviso, o zorrokesis de un día, o noche cerrada, que es aún mejor. Más impacto se lleva quien se haya de llevar la leña que otros, con suma disciplina, le vayan a lanzar:

      Es importante, hermanos, hermanos queridos, que tengáis en cuenta que dice la Escritura... tal, tal, tal, tal... metralla a veces, otras, certeras 9 mm parabellum y no creellum. Entre ceja y ceja.

      Es que no va la cosa de si predican o dicen homilías, o cantan por bulerías. No! La cosa va de mostrarse, enseñarse, columpiarse en el borde del precipicio. Sacudir la estera para limpiar la era, y que al fondo, cada cual sepa que aquí, en el camino, no estamos pa tontás, estamos para llevar a los hombres a la fe, y no sus penséis que es una fe de medio pelo, o medio gas, aquí vamos a todo trapo, y con viento en popa, más alguna patada en el culo, siempre y cuando no se vea la intención más allá del interfecto, u interfecta, que la igualdad la llevamos a rajatabla cuando hablamos de dar lo que hay que dar ¡Leña al mono! ¡Qué es de goma!

      Esta fe que predican los neo levitas levitantes de su propia indignidad, contiene en su contenedor desparramado esa compulsiva manía de poner al hermano en su verdad, y como queda, o puede quedar mucho para la próxima konvi, mejor en la ambiental, mejor en la segunda lectura, al hilo de S. Pablo... "ésta se va a enterar".... Que ya lo decían los primitivos, y tu prima la del pueblo.
      ¿Te enteras?¿O no te enteras? Ya te enterarás!

      Aparte las cosas dichas que nunca se debieron decir, la otra mitad suelen ser incoherencias impartidas, y mal repartidas, por los alumnos de unos maestros del absurdo, que guiados por guías ciegos, no saben donde van.

      -sepul-











      Eliminar
  2. Nini gracias por demostrar una vez más quien eres y cuál es tu fin en la vida, destruir a la Iglesia.
    Pero acuerdate al igual que todos, lo que dijo el Santo Carmelita " al atardecer de la vida seremos examinados en el amor". Tu misma campeona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola campeón, bien por el nuevo apodo de pako el pupas: el nini. Explícanoslo mejor. Ni picha ni cacha ni deja batear? Es como la mierda del perico que ni hiede ni huele? Ni fu ni fa?

      Eliminar
    2. Puede que sea Ni se quita Ni deja que se ponga otro.

      Y que la obstrucción sea por el miedo a que le lleven a una residencia para ancianitos contadores de batallitas.

      Eliminar
  3. Cuando leí este artículo de Magister me vino a la cabeza una idea que tal vez consiga darle la vuelta a la tortilla a la obra de Kiko.

    Quienes han planteado que un laico, hombre o mujer, pueda hacer una predicación -siempre que se cumplan a rajatabla las tres condiciones señaladas (1. que haya un "mandatum praedicandi; 2. que se realice antes de la homilía del sacerdote; 3. que se realice con la previa bendición del obispo)- son casualmente quienes se quejan de que las resonancias de los neocatecumenales se están saltando a la torera la "legalidad", por decirlo llanamente.

    La situación parece ser la siguiente: los fieles están en una estancia y en esa estancia hay una puerta. La puerta permanece cerrada, pero parece de lógica que si se abre, podrán pasar a la otra. Hay algunos que en vez de plantear abrir la puerta de forma legítima, están abriendo boquetes en las paredes para acceder a la otra sala. Por qué no abrir la puerta empleando métodos normales y seguros en vez de permitir que unos y otros tiren abajo todas las paredes para entrar por pequeños ventanucos? Si hay una puerta, abrámosla pero hagámoslo bien.

    Esa es la idea que creo tiene la gente que reclamaba que los laicos puedan predicar, sean hombres o mujeres. Que lo hagan con el encargo y la bendición del obispo.

    Y es ahí donde a Pako el Penas le pueden venir las sorpresas. Imaginemos que gracias al Camino se haya visto que determinados laicos pueden predicar muy bien. Imaginemos que escucharlos predicar en el contexto de una misa puede hacer bien a otros laicos. Si ese tipo de predicación es lo que hacen los kikos y las llaman resonancias, por qué no permitir que hagan resonancias otros laicos que no sean neocatecumenales? Por qué solo los neocatecumenales pueden hacer resonancias? Y aquel señor que es del Opus, por qué no habla él un día en vez de esos kikos que siempre cuentan lo mismo? Y aquella mujer de misa diaria con su fe tan sólida...y aquel joven que ha tenido una experiencia tan buena de no sé qué....y....?

    Por qué no? Si Kiko se ha sacado de la manga las resonancias y de alguna manera esas resonancias pueden ayudar a los católicos, por qué no definirlas correctamente para que puedan ser una realidad?

    Pos vale, pos venga!
    Ya veríamos qué jeta se le quedaría al Kiko....si llegase el momento de que por fin no solo los kikos pudieran hablar desde el ambón a petición de su obispo....¿No dice él que está recuperando cosas que ya existían y se perdieron? Pues ale, majo, gracias y siéntate a escuchar a otros....

    A mí me parece algo genial. De verdad. Se les podría neutralizar rapidísimamente. A Kiko lo peor que le puede pasar es perder el protagonismo. Kiko, quieres caldo? Pues toma, dos tazas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno LAPAZ.
      Creo que es un asunto muy serio y que todo el mundo debía conocer estas disposiciones al respecto de la homilía que refleja la entrada. Como la anterior de los seglares.
      Son dos asuntos a difundir.

      En Cristo
      Aurora

      Eliminar
  4. Por Dios Santo!! Esto hacen en las comunidades!?!? No me lo puedo creer!/ Que alguien avisé al papaaaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El respeto e interés que muesstras por las disposiciones que fija la Iglesia es cualquier cosa menos admirable, 18:46.

      En efecto, que alguien avise al Papa del interés que mostráis por conocer y seguir sus disposiciones.

      Eliminar
  5. La Paz, que grande eres!! Te ha quedado genial!! Yo pienso que ya incluso se le puede anunciar a un sacerdote que oficia misas y eucaristias del kamino que en la misa de 12 que va a oficiar, X laico quiere hacer un resonante eko. Si lo permite en la euka tiene que permitirlo en la misa sin consultar al obispo. De hecho se le puede requerir que en la comunión también se pueda comulgar pan y vino sentados. A todo esto, también se le puede solicitar que el momento de darnos la paz sea idéntico al del kamino y podamos corretear por toda la iglesia en igual algarabía. Ya es hora de que se nos dé trato igual. Pienso que podríamos tener lo mejor de dos mundos, dejando fuera los eskutinios, los katequistas, las convivencias, las bolsas, el diezmo para Kiko y la preparación de palabra y su celebración que tanto tiempo de la semana consume, dejando fuera la agrupación en pequeñas comunidades para que sea una sola comunidad parroquial. Tenemos que mejorar y liberalizar los mismos estatutos de Kiko para asegurarnos su pronta aprobación. Nuestra propuesta es para crear La Senda CruxSancta para la conversión y aumento de fe. Todo esto lo he dicho totalmente en serio. En otro tono, me propongo tener a mi admirado Rodrigo en el lugar de Kiko. Sus seguidores serán llamados Los Rodrigos. Y a Kiko que le den ...

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email