sábado, 26 de diciembre de 2015

Convivencia de inicio de camino (XXI)



«En las primeras catequesis habíamos hecho un breve análisis de la situación de la Iglesia y vimos tres cosas: un proceso de desacralización, un proceso de descristianización y una crisis de fe. Todo al interior de la Iglesia.
Pérdida del sentido de lo santo
Dijimos que la desacralización es la pérdida del misterio, tremendo, que Dios está dentro de la vida del hombre y le da el ser. Es la pérdida del sentido de lo santo. Dijimos que esto sucedía dentro de la Iglesia antes del Concilio, porque la Iglesia, en su impulso misionero para responder al nuevo fenómeno sociológico en el que vivimos -una realidad de posguerra, que ha dado lugar a una situación de anomia, de pérdida de la norma, de la ley, de modo que toda una serie de valores pierden su sentido- ha sido catequizada por el mundo al que ella, acercándose, quería catequizar.
Hablamos del extraordinario desarrollo tecnológico que ha hecho aparecer en Europa dos clases de hombres: un hombre nihilista y otro socialista.
Un hombre de tipo nihilista que no cree en nada, que se ha hecho adulto, el cual recurre más a la religiosidad natural para explicar todo tipo de cosas y que acepta la precariedad de la vida humana; acepta ser un hombre que no era, que hoy es aquí, y que mañana ya no será más. A este hombre sólo le importa el trabajo; ganar dinero. Tiene un coche, se va el sábado y el domingo al campo, odia la ciudad en la que vive, llena de contaminación y atascos.
Un hombre fundamentalmente pragmático, con un fuerte sentido de eficacia. Un hombre completamente secularizado. Un hombre que cree en la ciencia, que no necesita de la religión, pero que necesita de los nuevos sacerdotes de la sociedad secularizada: los psiquiatras.
La encuestita que debe contestar, eminencia
Dijimos que la Iglesia, tratando de responder a este tipo de hombre que se apoya en la ciencia y la tecnología, tratando de llevarle el mensaje cristiano, se apoyó también en la ciencia y la tecnología esforzándose por traducir su mensaje a la terminología científica.
Luego hicimos toda una serie de razonamientos sobre el hombre cósmico tipo Theillard de Chardin; también nosotros nos hemos apoyado en todas las técnicas modernas: la psicología, la sociología, la psicopatología y lo que quieras.... Nos hemos hecho científicos: hacemos encuestas, tests, etc».

En efecto, no hay paso ni convivencia de inicio del Camino que no tenga su encuesta.
«Pero, cuando nos dimos cuenta, habíamos pagado un tributo muy caro: dentro de la Iglesia se produjo un proceso de desacralización. Al final, en vez de ser nosotros los que les catequizamos, han sido ellos los que nos han catequizado a nosotros.
Además de este hombre nihilista, que ya no viene a la Iglesia, que cree en su trabajo, un hombre bastante honesto, que ya no cree en las ideologías, surgió otro tipo de hombre.
Un tipo de hombre que ha proyectado toda su religiosidad en el terreno socio-político en un intento de cambiar este mundo, porque cree que este mundo, resultado de una guerra, traumatizado por dos guerras mundiales, se puede cambiar a través de la lucha política y el cambio de estructuras.
Es el hombre marxista y socialista. Es un hombre organizado que ha hecho de su credo, de su visión del mundo, una religión. Ante este segundo tipo de hombre, el socialista, la Iglesia ha tratado de copiar sus técnicas. Frente a la célula de acción obrera revolucionaria, hemos creado nuestras células de Acción Católica obrera y, frente a ellos, también nosotros hemos organizado nuestra lucha.
En el centro no está Cristo sino...
Pero también hemos sido catequizados por ellos: en el centro de nuestros grupos no hemos puesto a Cristo resucitado, sino la acción socio-política. Y con el tiempo nos dimos cuenta, como ocurrió con tantos grupos de acción católica obrera, que nos habíamos pasado a la otra parte, nos habíamos convertido en marxistas.
También aquí se ha producido un proceso de desacralización. Las naciones están saliendo de la iglesia.
Históricamente este hecho se está volviendo muy importante, como en su tiempo lo fue el fenómeno contrario cuando, con Constantino, las naciones entraron en la Iglesia.
Este paréntesis que se abre con Constantino -con una expresión de Congar- hoy comienza a cerrarse. Las naciones salen de la Iglesia y ella puede empezar a despojarse de sus filosofías, su connivencia socio-política, y su religiosidad natural».

Aquí queda dicha la opinión del CNC sobre la Iglesia de Cristo: un batiburrillo de filosofías, connivencias con los poderes terrenales y religiosidad natural, nada que ver con la fe y el Espíritu Santo.
«Así el cristianismo podrá brillar con toda su pureza y frescura. Así podremos regresar a la Iglesia primitiva.
Además de un proceso de secularización (que para la Iglesia es muy importante, maravilloso y providencial, aunque algunos piensen que es horrible) hay un proceso de descristianización.
Muchos cristianos que frecuentan nuestros templos, viven un cristianismo muy infantil a un nivel religioso-natural, porque no fueron suficientemente catequizados. Esto queda denunciado por el hecho de que no hacen obras de vida eterna, porque viven un fuerte divorcio entre religión y vida.
También hablamos de una crisis de fe, debida a que en el mundo de hoy no se dan con suficiente claridad los signos de la fe. En otras épocas se daban: el mundo aceptaba una cierta idea de Dios y de la Iglesia que daba los signos del amor cuidando de los niños abandonados y haciendo colegios para ellos, haciendo hospitales para los enfermos incurables, haciendo órdenes que trataban de rescatar a los esclavos, etc.
¿Dónde están los signos de la fe de estos?
En todo momento, la Iglesia ha tratado de dar signos y el Espíritu en diferentes momentos ha suscitado carismas para que diesen signos de amor, para que los hombres viesen a Jesucristo operante en medio de ellos. Las catedrales son signos, los grandes templos, etc. En una época en la que todos los hombres aceptaban la existencia de Dios, se les podía conducir a una maduración a través de una educación de piedad, de oración, de ir al templo: la gente aceptaba los sacramentos y nadie cuestionaba idea de Dios».

Hace un par de párrafos se sostenía la tesis de que para la Iglesia había sido fatal que todo el imperio romano se cristianizase. Pero es que defender una cosa y su contraria es la marca de la casa.
«Pero hoy en día el mundo se ha secularizado y tener solamente una pastoral sacramental es absurdo porque mucha gente no va al templo. ¿De qué sirve decirles que en el tabernáculo está Dios si no creen ni tienen fe? ¿De qué sirve decirles que en el sacerdote está Dios, si la gente no cree?...
Hoy no se pueden hacer escuelas porque la sociedad se ha hecho adulta y se encarga progresivamente de ello. Existen magníficos hospitales que no son hospitales confesionales. Existen escuelas que no son cristianas. Y dejamos las confesiones porque el Estado se ha hecho adulto y aparece en este sentido un mundo nuevo.
¿Qué sucede entonces?
Que NECESITAMOS CREAR SIGNOS que enganchen a este hombre de la calle, este hombre secularizado, este hombre tecnológico -que va al psiquiatra, que toma pastillas, que estudia la psicología, que asiste a la universidad- este hombre que pasa a nuestro lado por la calle y que todos conocemos, y que lo lleven a la fe.
Un signo es algo que entra a través de los sentidos; viéndolo con los ojos, oyéndolo con los oídos y tocándolo con las manos.
Los signos se refieren explícitamente al Kerigma, al misterio pascual de nuestro Señor Jesús. Al ver el signo se piensa de inmediato en Jesús. Hoy, por desgracia, tenemos muchos signos equívocos, pero muy pocos que se refieran al gran misterio que es Cristo resucitado de la muerte, vencedor de la muerte para nosotros.
Los signos de la fe, los que llaman a la gente a la fe, que hacen nacer la fe, son EL AMOR EN LA DIMENSIÓN DE LA CRUZ Y LA UNIDAD.
Alguno confunde vestir de blanco con amar
Recordad que dijimos que el amor en la dimensión de la cruz es evidentísimo. Porque el agapé, el amor al otro más que a ti mismo, la caridad, el devolver el bien al otro como algo que te nace de dentro, esta caridad -que es paciente, que no es envidiosa, que no es jactanciosa, que no se irrita, que todo lo cree, que lo soporta todo, que lo excusa todo- esto es Dios. Y si esto se da en la tierra es porque Dios ha bajado a la tierra. Este es el signo. Esto sería una novedad, una suerte de gente extraña».

En el CNC no se da nada de eso. Será que Dios no está en el CNC.

«Sin duda, este amor hace presente a Jesucristo, porque sólo en Él se  da este amor. Porque Él era Dios (en pasado en el original), el Hijo de Dios y el que ha visto a Jesús ha visto al Padre.

Y ya que Jesús ha dado a la Iglesia, a los cristianos, su mismo Espíritu que nos hace sus hermanos, hijos adoptivos de Dios, Espíritu que ha vencido a la muerte y que nos permite amar al hermano en una dimensión que ningún hombre sobre la tierra puede amar, porque para amar en esta dimensión hay que haber vencido a la muerte, ser señor de la muerte, tener más poder que la muerte... Este Espíritu vencedor sobre la muerte, hace presente en el mundo a Jesucristo a través de la Iglesia, de los cristianos, y, a través de Jesucristo, hace presente al Padre».

21 comentarios:

  1. ¿Me puede decir alguien quien es ese señor que lleva un bastón enroscado, gorro rígido con en forma de pico y que no va vestido como ellos?
    ¿Es alguien del blog infiltrado? No lo creó.
    Pero...... si esta con ese grupo de gente será que se identifica o que los apoya. ¿No?
    A lo mejor ese señor del bastón, es un hipócrita y un sepulcro blanqueado... y sólo esta ahi porque lo han sobornado.
    Que alguna eminencia del blog me muestre el camino, s'il vous plaise

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace tanto, salió en casi todos los medios de comunicación la visitación, digooooo, la visita del Papa Francisco a un ancianito llamado Fidel Castro y a su amante. Aquí una prueba gráfica: http://www.noticiascaracol.com/sites/default/files/styles/nc_gallery_formatter_slide/public/papa-francisco-fidel-castro2_granma.jpg?itok=bahZWZE8

      Si el Papa estuvo de visita con ese grupo de gentes será que se identifica o que los apoya. ¿No?

      ¿O será que sólo estuvo allí porque lo sobornaron?

      Mejor que no me lo explique ninguna lumbrera del kikomino, poque está claro que ninguno de ellos tienen materia gris suficiente para captarlo.

      Eliminar
    2. "De la sartén al fuego"

      Bien visto y remarcado por Gloria queda la continua contradicción del maestro de ceremonias del circo de los siete eskruticios. Una cosa y su contraria, simultáneas. En el mismo instante que sea preciso, será usado un argumento, acto seguido, su contrario, mientras caen por la chimenea los doctorados y demás medallas de chocolate , justo pago al servicio prestado, mucho vicio, ninguna virtud, para eso están otros.....

      Pronto vio oportuno la jerarquía el uso de K como herramienta, su impulso hacia la nada, mezclando todo, bajo el paraguas adecuado de la solemnidad vana, del mercadeo constante, del fruto gobernable, del ordeno y mando de las vocaciones infinitesimales rellenando el agujero que nadie quiso ver, no por negro, desdeñable, no por inasumible menos cierto y verdadero, crear de la mejorable realidad, una, aumentada infatigable, inasequible al desaliento, alentando lo lento hacia lo quieto, sin ninguna inquietud, todos contentos por pagados de su propia vanidad de vanidades, y todos, vanidad.

      Creo recordar que fue Pablo quien advirtió que la Fe no es un negocio, so pena se conforme con ella misma, devengando entonces en el mejor negocio posible, no por ello negociable. Claro que el mismo Pablo recurrió a la posición privilegiada de los privilegios recordados, asumiendo el riesgo, innecesario a todas luces, de ordenar el panorama naciente, en orden a su propia condición. No hay por qué cuestionar lo necesario de la necesidad del momento, aunque prolongar el negociado con prorrateos ad infinitum no haya sido sino objeto de traduciones diplomáticamente adaptadas, según se hayan visto, lo visto, y por lo visto hasta la presente hora, en que las horas se han quedado sin segundos, y los últimos.... relegados a eso mismo, últimos. Haber llegado antes. Parecen definir los "parametradores", promisores de promesas parecidas y nunca cumplidas más que en su propio segundero del olvido. Minutos fuera! Gritan los árbritos a la lona vacía... caen K.O. esperando que pase algún prójimo.... sigamos, se dicen entre dientes, de sable, y los cuervos han superado la barrera del sonido, Macht III -tercer milenio, y sumando, que es gerundio-.... fórmula one de la ninguna fe vendida al peso, y no pesa nada la nada ¿Para qué pagar entonces? E insisten, sigamos pues. Gratis.

      Eliminar
    3. Los siempre amigos del desprendimiento ajeno muestran no obstante un siempre desconocimiento del propio, no sea que dando ejemplo se confunda la velocidad con el tocino. Todos quietos, asunto arreglado.
      Mientras tanto, y paralelo en el tiempo, muchos pequeños cristianos pasan en apariencia desapercibidos, pero es solamnete un parecido con la realidad, pues ésta los conoce y reconoce, pero no ocupan puestos gobernados, ni gobiernan nada más que su propia decisión, por Amor. Manchados de barro de la calle, lavados por dentro, sostenidos. Amados amando al Amor, Amigos.
      A veces, incluso, mire usted por donde, particpando de una pastoral sacramental que según el parecer de los aparentes artificiales ya no sirve ni conduce a nada, manda romana el asunto, tener que escuchar esto, y no subir los siete escalones de la escalera de K... y partirle el careto con un martillo pilón, por ser más duro que el acero más frío. Pudiéramos decir que lo único que ha inventado es el acero armado, se dejó las espaldas arrastrando por el mundo tanta cara.
      El tiempo da y quita razones, sea pues el tiempo quien le otorgue el merecido premio, subánse los astros del firmamento uniformemente acelerado a dar el abrazo infinito al elegido del a y la z del cuento de nunca acabar, príncipito azulado del país de nunca pensar, translúcidamente hablando, metacrilato de saldo, para crucificar la razón, ajena, claro.

      La pesadilla antes de Navidad se perpetúa. Pero estos fantasmas ya ni dan miedo, por fuera.... porque dentro, lo que es adentro, dan pavor.

      Y dice, no hagámos hospitales, mejor cementerios de postín, un poste allí, y otro aquí, urnas para verme a mi.
      Y dice, no hagámos escuelas, mejor komunidades, un cero aquí, y otro allí, suspenso en Amor al otro, mejor pasar....pasar...pasar.... SObresaliente en indolencia, vaya ciencia. Vaya valla!

      Y dice, no seamos buenos, nos confundirán con comunistas, ateos, y paganos... mejor seamos los pedores. La basura, el estropajo, pero eso sí, vestidos de órdago a la grande, un signo fuerte... de dinero, gritaba uno de mis ex catequistas, de dinero. Un signo. Qué degenerao!


      Eliminar
    4. Pero espera, sepul, que aún hay más ¿Ah si? No me jodas! , esto que te damos es solamente gratuidad gratuita, espera y no corras. Y aparecen los basuras estropajosos (a ver, lo escribo por darles el placer de la reocmpensa merecida, no en vano, su vana lucha es por llamamrse así) escribiendo aquí en la red: "lo tuyo, tu rebote, es por dinero", Aparte claro: "odio, rencor, envidia, y vaya usted a saber..."

      Hombre! y Mujer! Será que es vicio inconfesable lo mío, porque a decir verdad resulta que no me puedo confesar de tales vicios, por carecer de experiencia me refiero. Y como no soy consultor de los padre sinodales, ni vocero del reino del todo aparte, sino un simple viandante, un transúnte, uno que desprevenido anduvo, y ahora armado hasta las cejas de precavida confianza en Dios, sigo, andando por la vida, de tránsito por esta tierra hacia mi patria, el Cielo. Me dan pena estos que son tan agraciados de lo gratis, será que a mi me salió y me sigue saliendo tan caro, que no me cuesta nada, excepto algún que otro sufrimiento, y para cuando creo acabar, otro, y otro más, todo lo puedo en aquél que me conforta. Más, nada de cruces, ya hay Una que todo lo sana, ni silencios, menos aún cómplice del miedo, ni de la culpa, que siempre viene de parte del maligno.

      Porque no me libertó Cristo para ser esclavo, sino Libre. Y acepto la historia según es aceptable, como no desdeño para nada actúar cuando haga falta, siempre y cuando haya previsto, no por mi, un presupuesto, no puedo salir al encuentro de cien mil siendo uno sólo, aunque no duden señorías, ni un instante, ni un momento. Su millón, o sus millones, nada valen, nada pueden.... Creí, por ello hablé. Y siempre fiel, en lo poco, con mi vida me basta. Nada me sobra.

      Si quieren seguir desparramando, no seré yo quien se lo impida. Pero no pidan además, que les alabe el gusto, cuando no, placer, que con sumo del mismo me las piraría, de no ser porque Uno, me impulsa a ponerme de frente, frente a un ejercito que me supera en número, y al que no tengo que vencer, sino ofrecer.


      Si pensáis encontrar una de estas arenas, una lámpara, una ciudad en lo alto, en donde os están señalando mirar, al tiempo que detienen vuestro pensamiento, que dejan vuestra vida en suspenso, sin suelo bajo los pies, sin clavo ardiendo, sin más referencia que la indolencia de una nada, será vano vuestro pensamiento, y vana también vuestra mirada.

      Os lo aseguro, la vida no es sueño. Aunque no es menos cierto qué, los sueños, sueños son.

      Mi patria y mi bandera no son de este mundo, pero para este presente, tanto me valen, que son insuperables, lean y entiendan, porque al mismo tiempo que lo escribo también lo trato de leer y comprender, lean y comprendan qué:

      "Sin libertad no hay Amor, y sin Amor no hay Cielo"


      -sepul-

      Eliminar
  2. Me encanta la tercera foto de esta entrada, con el trío miserias y sus acostumbradas jetas de cólico, sentaditos en sillas de PVC y no de metacrilato. Miren kikozombies, los dueños de sus vidas, a juzgar por sus expresiones, al parecer sí tienen reparo en posar sus horripilantes kulos en asientos comprados en Wal Mart y no en Neosigne.

    ResponderEliminar
  3. ¿De qué me puede dar buenos signos la komunidad del kamino neocatecumenal si allí están los pedores?

    Por otro lado, me encanta que Kiko diga esta sarta de disparates y críticas a La Iglesia para que en El Vaticano se enteren que Kiko es mucho más teólogo que cualquier Papa o Cardenal. Hay que bajar a todos Los Santos de su canonización porque el único apto para establecer la santidad es Kiko y ningún santo maduró en el CNC.

    Sin Kiko no hay cielo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Nini eres lista, lista, lista de narices.
    Lo que no te gusta o no te interesa no se sube, ¿quien lo sabe? ¿como demostrarlo? ¿se llama censura previa? Ahora sube este comentario para que toda la pandi sepa que eres guay súper guay.
    Tendremos que usar el lenguaje tan amoroso cruxantino para ver reflejados los comentarios.
    Nini eres lo pedor de lo pedor el demoño te ha cogido el pan bajo del brazo.
    En la pandi se dan los signos del.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres más falso que los tolex del mercado ambulante. ...

      Hipócrita, sabes bien que escribes mentiras.

      Defiende, si te parece, al atolladero neo, pero algo de dignidad cabría esperar de tan alto estandarte ¿no?

      Tranquilo, se sabe la respuesta.

      -sepul-

      Eliminar
    2. En la pandi del noni se dan los signos del neokikhades. No hay que ser listo pa saberlo y verlo. Ya está él, kikononi en persona, pa retratarlo con fidelidad astrokikómica.

      Eliminar
  5. Fals@s y mentirs@s la mayoría de los ninis de la pandi, que se hartan de cantar en las Eucaristías de la Iglesia, donde dicen sus ecos, peticiones,moniciones.... (reconocido por ell@s mism@s) y luego quieren que confiemos u creamos en su palabra.
    Por cierto palabra que vale menos que la de un político, que mienten más que hablan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya volvió el noni acusador. Pobrecillo, no ve otra cosa en casa de su padre y por eso no sabe escribir nada que no sean acusaciones.

      Eliminar
    2. Ya volvió el nini quejica, llorón y acusador. Pobrecill@, los responsables cruxantinos no le enseñan otra cosa y el resto de la pandi, no te digo na, por eso no sabe escribir nada que no sean acusaciones instigadas por el demoño, eres el segundo pedor de los pedores.

      Eliminar
    3. Para quejicas los kikines, todo el día llorando por una persecución que sólo existe en sus febriles mentes K.

      Eliminar
  6. El CNC es un fracaso religioso de Kiko y un gran éxito económico para este. No ha logrado estar en todas las parroquias del mundo, pero sí ha logrado enriquecerse a cuenta de los tontos del mundo. Es el tipo que mejor ha sabido administrar su cara de loco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para dar la razón a Justicia y también a mi alter ego que sabe que para quejicas los kikines, aporto una prueba:

      Nosotros hemos sufrido mucho en París. Al nuevo párroco de Saint-Honoré d'Eylau le digo: «Pero hombre, ustedes han hecho aquí un edificio, otro edificio, ¿no tenemos un sitio donde podamos reunirnos? Están todas las comunidades fuera». «No». Y le tiene sin cuidado. (lloriqueo de "kijica" mayor del kijokeo, en el anuncio de Pascua 2014).

      Eliminar
    2. Más quejidos del "kijica":

      a nosotros nos han echado del seminario de Japón, nos han calumniado, nos han perseguido, han echado a las comunidades; y están escondidas como ratas las familias en misión de Japón con todo lo que han sufrido. Son vuestras familias, enteraos bien, enteraos bien de esto. Y en Hong Kong, qué horror, un pobre párroco que tiene diez comunidades, un italiano: pues el demonio no podía soportar eso. Y hasta que lograron cambiar al párroco y nombraron a un párroco chino, que nada más llegar echó a las comunidades: «¡A la calle! ¡Y llevaros esa cruz de horror y todas vuestras cosas!» ¿Y qué pasó? «¿Y a dónde vamos?» Nos dijeron: «¡Pues nos vamos a los protestantes!»

      Eliminar
    3. ¿A los protestantes? Jajajaja, lo más parecido a Kikónides que podían encontrar. Ahí estarán en su salsa.

      Ay, el demoño, el demoño, siempre hostigando a los sufridos y lastimeros kikillos.

      Eliminar
    4. Aunque tengas razón en cuanto a la fuerte influencia luterana, no captas el motivo por el que los chinos se fueron a los protestantes: los protestantes no tienen ni ikonos ni decoración, fuese neoestetíkika.

      Eliminar
    5. Eso quiere decir que a los chinos se las trae al pairo la neoestékika o los signos kikiles. En suma, el neokikhades no les interesa.
      ¡Qué golpe más bajo para K, el doloroso!

      Eliminar
  7. Estoy atribulada porque me persigue la pesadilla de San Kiko de Los Koyones con el cigarrillo en la boca y una bolsa llena de dinero en la mano. Para más inri, en la pesadilla aparece una estampita con dicha imagen pintada por Kiko por adelantado para que sean repartidas cuando lo canonizen. He pensado tomar leche con miel antes de dormir para no tener más pesadillas.

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email