miércoles, 28 de noviembre de 2012

El Camino Neocatecumenal ha suprimido arbitrariamente el ponerse de rodillas durante la Misa


Este es un resumen de  la Conferencia sobre la Eucaristía pronunciada por Monseñor Ferrer, subsecretario de la Congregación para el Culto Divino, de las cuales voy a rescatar y resaltar las sentencias que van dirigidas a las carencias del Camino Neocatecumenal sobre este aspecto, ahora solo falta que los caminantes acusen a Mons. Ferrer  de persecución por decir la verdad



Presente y futuro de las Obras Eucarísticas de la Iglesia en el contexto de la nueva Evangelización.
Mons. Juan-Miguel Ferrer y Grenesche

Valencia 24 de noviembre de 2012.

El aniversario de la Federación Mundial de las Obras Eucarísticas de la Iglesia.
1. La adoración eucarística hoy, un soplo del Espíritu.
El Concilio Vaticano II y la ulterior “reforma litúrgica” significaron para muchos el descubrimiento de la “participación activa” en la Misa, la comprensión de la lengua en lecturas y, especialmente en las oraciones, que facilitaba hacer de ellas alimento y guía para la propia vida cristiana.

En tantos lugares se realizó una intensa catequesis litúrgica encaminada a fomentar la participación mediante las posturas y gestos corporales, con los silencios receptivos y mediante la palabra, con respuestas orantes, aclamaciones y cánticos entonados por toda la comunidad. Y especialmente se insistió en la recepción frecuente de la comunión eucarística, como cima de la participación sacramental.

Todo esto fue acompañado por un verdadero intento de renovación de la teología eucarística que ayudase a relanzar pastoralmente, sea la dimensión “subjetiva” de esta participación, es decir, su repercusión en la vida del creyente, sus frutos, sea, particularmente, la proyección misionera, apostólica y social de la misma.

De este modo todos los que hemos vivido estos últimos 50 años de la historia de la Iglesia hemos podido constatar muchos frutos positivos de todo esto, pero no podemos callar tampoco algunas sombras.
En el campo teológico las acentuaciones sobre los frutos y sobre el fruto social, en particular, derivaron en diversos autores y lugares en un auténtico desgajamiento respecto a la dimensión objetiva del Sacramento (la presencia real y permanente por medio de la transustanciación del pan y del vino), como se verificó en las teorías de la transignificación o de la transocialización. Papa Pablo VI con su encíclica “Mysterium fidei” (3 septiembre 1965) y con el “Credo del pueblo de Dios” (30 junio 1968) y el beato papa Juan Pablo II con su carta “Dominicae cenae” (14 febrero 1980) vinieron a poner en claro la perenne verdad católica sobre la Eucaristía. Del mismo modo los aspectos positivos de las nuevas corrientes teológicas, conciliables con la verdad cristiana han sido asumidos en documentos del magisterio del beato Juan Pablo II: carta apostólica “Vicesimus quintus annus” (4 diciembre 1988), Catecismo de la Iglesia Católica (1992-97), encíclica “Ecclesia de Eucaristía”(17 abril 2003), carta apostólica “Spiritus et Sponsa” (4 diciembre 2003), y carta apostólica “Mane nobiscum Domine” (7 octubre 2004), entre otros documentos, y de Benedicto XVI, singularmente su exhortación “Sacramentum caritatis” (22 febrero 2007).

En lo más estrictamente litúrgico y pastoral se verificó una “coagulación” litúrgica en la Misa. Toda la vida de piedad se centró en la celebración eucarística. Desaparecen en tantos lugares las adoraciones eucarísticas, las novenas y sermones autónomos. Todo pasó a celebrarse con la Misa. Y se produjo, en muchas comunidades cristianas, casi un olvido de otras formas de culto eucarístico. Es cierto que en 1973 (21 junio) se publicó el ritual de la Comunión y el Culto eucarístico fuera de la Misa, con interesantes aportaciones sobre la adoración eucarística fuera de la Misa y sobre la organización de los congresos eucarísticos. Pero también es cierto que en estos años de controversia doctrinal en torno al Augusto Sacramento, con tantas clarificaciones doctrinales de los Papas, tanto el nuevo Misal (1970) como este Ritual eliminan diversos gestos y signos de adoración presentes en la liturgia desde las controversias eucarísticas medievales: 

1º se reduce mucho en la Misa la posición de los fieles de “estar de rodillas” (y en algunas comunidades llega, arbitrariamente, a suprimirse del todo),
 2º se suprime ante la custodia la genuflexión doble y en la Misa se reducen también mucho las genuflexiones del sacerdote y de los ministros del altar (llegando en algunos casos a desaparecer, contra norma, todas las genuflexiones reemplazadas, en el mejor de los casos, por inclinaciones profundas, o no tan profundas); y en el momento de comulgar se comienza por tolerar la comunión “de pié”, (hasta eliminar casi universalmente los comulgatorios), para pasar luego a eliminar la comunión “de rodillas”, sustituida por un signo de veneración poco explicado, genuflexión o inclinación previas, (que terminan por ser prácticamente ignoradas), y, finalmente se pasa a autorizar la comunión “en la mano”, con una forma antigua, respetuosa y cuidada, pero que se va imponiendo hasta obligar a los fieles a comulgar de este modo, en algunos momentos (caso de los decretos ilegítimos de varias Conferencias Episcopales con ocasión del la misteriosa epidemia de “gripe A”, no hace tanto tiempo), y descuidando en muchos casos el modo, que se convierte en rutinario y poco reverente, en no algunos casos, (esto sin tocar el tema de los abusos de una Eucaristía no distribuida, sino “tomada” –autoservicio- que se han dado y aun se dan en ciertas comunidades). Todo esto, lo “normal” y lo “abusivo”, no deja de ser extraño y ajeno al común actuar de la Iglesia, que siempre venía reforzando en la liturgia las oraciones y gestos que podían defender la fe frente a los errores doctrinales que amenazaban al pueblo cristiano, aquí, en este caso, fue todo lo contrario.

Si tratamos de ofrecer una visión de conjunto de estos 50 años, a escala mundial, tendremos que reconocer que en muchos lugares las aguas se ha ido encauzando gracias al Magisterio de los Papas, al que hemos aludido, y a la acción tenaz de algunos Obispos en sus diócesis. Pero tampoco podemos silenciar que en otros muchos lugares se ha producido una real perdida de la fe eucarística del pueblo cristiano, un grave deterioro de los valores religiosos y de la fe en general, debidos a causas muy variadas de orden cultural (estamos viviendo una “revolución cultural” a escala mundial que quiere hacer desaparecer de la vida social la cuestión religiosa), pero que además han sorprendido a los católicos, en muchos casos, con las “defensas” muy bajas. A lo que ha contribuido y sigue contribuyendo, por desgracia, en muchos lugares del orbe católico, una mala formación teológica y litúrgico-sacramental en particular en Facultades, Seminarios y Casas religiosas de formación.

(...)

Precisamos introducir de nuevo esta dimensión de adoración en nuestra vida, en nuestra oración, en nuestra liturgia. Esta será una gran tarea para la Iglesia, tarea que concierne de modo muy particular a todas las Obras Eucarísticas de la Iglesia, desde la peculiaridad propia de cada una de ellas.

Sin perder nada de la confianza filial para con nuestro Dios, Trino y Uno, hemos de esforzarnos por recuperar el santo temor de Dios (que no es miedo, sino verdad, sólo Dios es Dios, nosotros obra de sus manos). Temor de Dios que se traduce en sentido de lo sagrado, un adecuado equilibrio de “continuidad-discontinuidad” entre lo “natural” y lo “sobrenatural”. De modo que lo sobrenatural no se torne inaccesible e imposible, ni tampoco se trivialice.

Personalmente creo que es indispensable recuperar el lenguaje religioso de lo sagrado que tiene fundamento bíblico. El Padrenuestro, los salmos y cánticos nos dan el vocabulario de la oración de la fe, los gestos de los orantes bíblicos nos dan los gestos de la oración cristiana. Hay que enfatizar hoy gestos de adoración (gestos de fe): postrarse, ponerse de rodillas, hacer genuflexión, inclinarse profundamente, inclinar la cabeza. Dejar de llamar a Dios “Padre”, sería renegar de Cristo, dejar de doblar ante Él las rodillas también es una traición. Es verdad, somos hijos, no simples siervos, pero somos hijos “en el Hijo”, que es el “Siervo”. Son las aparentes paradojas de nuestra fe que nos educa para la “visión”, que se cumplirá en el Cielo. Un cielo que el libro del Apocalipsis nos anuncia con los claros tintes de una gran liturgia de alabanza y adoración.

Creo que nos resulta indispensable recuperar el valor de la escucha y del silencio. Silencios en la Liturgia (antes de la Misa; en el acto penitencial; antes de la Or. Colecta; tras las Lecturas; durante la presentación de los dones; rodeando el relato de la institución –consa-gración- dentro de la Plegaria Eucarística; antes del Padrenuestro -que inicia la preparación para la Comunión- ; y, finalmente, tras la Comunión); silencios en la adoración eucarística, tanto personal como comunitaria (sería negar la adoración eucarística instrumentalizar la “exposición del Santísimo” para simplemente acompañar –solemnizar- una novena o una Hora del Oficio Divino, igualmente, siendo plenamente recomendable a lo largo de una exposición amplia –prolongada- proclamar textos de la Palabra de Dios, realizar “preces” o letanías, o celebrar alguna hora del Oficio, no se puede convertir el tiempo de la adoración del Santísimo en una abigarrada y atropellada sucesión de rezos, lecturas y cánticos, sin respiro, casi sin sentido).
(...)

Conclusión.

Nunca fue tan urgente adorar, profesión de fe que abarca a toda la persona y toda su vida, el “Año de la Fe”, que hemos comenzado ha de ser ocasión, como este 50 aniversario que celebramos, de seguir profundizando sobre estas cuestiones esenciales de nuestra vida personal y de la vida de la Iglesia. Gracias.
¡ Viva Jesús sacramentado ¡

El texto completo de la conferencia esta aquí:

27 comentarios:

  1. Dios se debe recibir de rodilla, con el maximo respeto, nadie debe de dar la espalda al ragrario es como dar la espalda a dios.
    las mesas estan muy bien ( para comer) no para la eucaristia.
    Viva Cristo Rey

    ResponderEliminar
  2. Según san Ignacio de Loyola:

    “La intención recta” es buscar y desear encontrarnos con Dios.

    ¿Es eso lo que se persigue con estos escritos?

    San Ignacio da la clave de la pedagogía para el encuentro con Dios; enseña a centrar el corazón, a liberar todo afecto desordenado, porque éstos impiden el encuentro con Dios. A eso van los Ejercicios Espirituales; “Para vencerse a sí mismo y ordenar su vida sin determinarse movido por alguna afección desordenada”

    Disculpad es que estaba leyendo algo sobre ejercicios espirituales y me encontré con este texto.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La intención es recta en cualquiera que se propone seguir a Cristo. Nadie te aseguro que yerra por propósito más por ignorancia, ni pentecostales ni neocatecúmenos ni el parroquiano de a pie.
      El propósito lo tiene implícito el escrito mismo ¿acaso nada de lo escrito les cae? ¿ninguna de esas lineas los llama a la reflexión?
      Todo lo dicho en este y otros blogs es para que el CNC se digne a ver sus errores y se proponga a rectificarse.
      PERO NOOOO, está bien visto que este escrito en particular llama a cualquiera a la reflexión y al refinamiento de sus conductas menos a ustedes.

      Eliminar
  3. ¿Y de donde infieres tu, que habla del Camino Neocatecumenal, tal y como titulas tu "articulo"? Eso, se llama MANIPULACION

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Zas... cómo que de dónde se infiere?
      ¿Quiénes otros sugieres tú que como comunidades formales pueden acoplarse a las descripciones de M. Ferrer?
      Sutilmente, cada cual tendrá que aprender a hacer lectura reflexiva de lo que la Iglesia dice para inferir en qué está fallando.

      Eliminar
    2. Pues a mi me ha venido a la memoria aquellas imágenes de San Carlos Borromeo, en las que iba circulando una bandeja con rosquillas "consagradas" y la gente cogía, aquella parroquia de Galicia que en carnaval iban disfrazados para comulgar, una misa a la q asistí y en las que el cura en la Eucaristía cogió guitarra en mano y canto el Santo......
      pero no a las Eucaristias que se celebran en el Camino Neocatecumenal.
      No se puede titular un articulo poniendo palabras en la boca de ese señor (con el q estoy de acuerdo) que no ha dicho. Me reitero: MANIPULACION

      Eliminar
    3. Se cumple una vez mas las palabras del evangelio para quiénes han hecho en este caso del CNC un ídolo:

      Porque viendo NO VEN, y oyendo NO OYEN, NI ENTIENDEN. De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y NO ENTENDERÉIS; Y viendo veréis, y NO PERSIBIRÉIS. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan. MATEO 13:13-17, d

      De manera que en ellos también se ve cumplida la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y NO ENTENDERÉIS; Y viendo veréis, y NO PERSIBIRÉIS. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane" (ver también Mc. 4:1-12 / Lc. 8:4-10 / Is. 6:9 / Is. 42:19).

      Y como bien dijo Jesucristo mismo también: "¡¡ENTIENDA EL QUE PUEDA!!" (Mt. 19:12)



      Eliminar
    4. Pues ya sabes, vade retro, aplicate el cuento, que el Evangelio también va para ti.

      Eliminar
  4. "Oh Dios Padre Todopoderoso líbranos de las fauces del león, de los cuernos de los búfalos. Guárdanos de todos aquellos que odian a tu Iglesia, que no aceptan al Papa Benedicto XVI, que no aceptan el Concilio Vaticano II, que odian al Camino Neocatecumenal.
    Ayúdanos Señor a hacer tu voluntad, a ser fiel al Papa y a tu Iglesia.
    Mándanos tu Espíritu Santo para poder ayudar a esta generación."
    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén!!! También te pedimos Señor que el Camino Neocatecumenal no pierda más el rumbo y que acople sus enseñanzas y la Santa Misa a lo prescrito por la Santa Iglesia. Que sea este movimiento receptivo y humilde a la crítica y a la censura que se les hace con la finalidad de que reflexionen como los buenos miembros del redil de Cristo que seguramente pretenden ser.
      Amén.

      Eliminar
    2. Los kikianos hablan del CVII como si lo conocieran... pero ninguno ha leído, para empezar, los documentos... Son papagallos que repiten lo que los cates quieren. Bueno, los cates tampoco se los han leído..., solo las nefastas e interesadas interpretaciones del CVII que andan por ahí.... Pobres!!! En qué manos andan!!!

      Eliminar
    3. Estas seguro amigo Sal de la tierra???

      Eliminar
  5. Ferrer no puede ir contra el Camino porque su mentor (el Cardinal Cañizares) y al cual le debe el puesto como hombre de confianza es un afín del Camino Neocatecumenal.

    Cuando miren a Roma verán que en todos estos "carguillos" una cosa es la doctrina y otra la carrera eclesiástica. Estas conferencias son parte de la carrera y no tienen función ni finalidad pastoral alguna salvo labrarse la carrera. Esto es así desde hace muchos siglos.

    Ahora bien, en cuanto a la doctrina es claro que el Camino es un abuso, pero al Prefecto del Culto, entre viaje y viaje que no sabemos quien paga, le caen bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Muchos en estos cargos no suelen ser afines a la anatemización con nombre propio. Son solo escaños burocráticos del que se sacan declaraciones hoy a favor, mañana en contra de alguna cosa y siempre de acuerdo al calor de la discusión (en este caso pro-papa y adheridas a las campañas pro-tradición de S.S Benedicto XVI).
      Lanzan declaraciones que de paso se procuran una estima de la centro-izquierda y centro-derecha, formando más una parte de la discusión que parte activa de la resolución.
      No obstante este documento sin explícito remitente y solo por lo que es y sus elemento, bien puede resultar ejemplificante para los caminantes, al menos como parte de la mencionada campaña del Papa, muy en boga en este 2012.
      Ya tras esta intervención, mañana veremos a muchos que saldrán a defenderlo de nos fariseos, por la "alta estima a su cargo", pero no por la revisión concienzuda y reflexiva de los contenidos de sus palabras.

      Eliminar
  6. Que gracioso, como sois los perseguidores... jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué ciegos sois los que vais de perseguidos!

      Eliminar
    2. Y tu Gloria, te arrodillas en la eucaristia?

      Eliminar
    3. Lo que yo me pregunto es qué pasaría si a Gloria se le ocurriese arrodillarse en plena eucaristía. Como mínimo, los intachables caminantes le dejarían de dirigir la palabra.

      Eliminar
  7. Voy a pegar un articulo, espero que algunos observéis algo detrás del humo.
    La comunión en la mano y no en la boca, uno de los objetivos masones
    Dictados de la Masonería sobre la Comunión y el Santísimo Sacramento
    Fragmento tomado del libro ‘La Comunión de pie y en la mano’ del P. Arturo Eloy’, páginas 16, 17, 63-70.


    Las consignas que, ya desde la pasada centuria, ha estado proponiendo la masonería para destruir en poco tiempo la Iglesia, se basan en la destrucción del culto al Santísimo Sacramento. El culto al Santísimo Sacramento -razonan los masones- es el punto central y como el fundamento del culto católico; destruida esta base, el culto católico quedará destruido y todo el edificio del Catolicismo se vendrá por tierra.

    “La Eucaristía es lo central en el Catolicismo -dice el Plan Maestro-, no se puede quitar de una vez, porque ningún católico lo aceptaría”.

    “Pero propone un plan de ataque que es exquisitamente diabólico: lo primero, quitar lo más posible todo aspecto sagrado a la Eucaristía; que la gente no se arrodille para recibir la comunión, insistiendo en que es una comida y en que hay que hacerla en forma natural. Tomar la comunión en la mano ayudará también a quitarle ese sentido misterioso, divino, sagrado… es una comida… pues tomarla con la mano, normalmente, sin que le den a uno de comer… sólo a los niños les ponen la comida en la boca… y que se use pan común y corriente, sin misterios; que nada suene a sagrado, sino natural; que se coma, que se mastique, que se haga como en la Última Cena de Cristo” (Plan Maestro de la Masonería para destruir a la Iglesia, tal como lo ha sido dado a conocer en Nueva York por el Dr. Jerónimo Domínguez)

    Pero los planes de la masonería para destruir el Catolicismo destruyendo el culto de los católicos no podrá realizarse sino desde el interior de la Iglesia, y para ello es indispensable contar con la colaboración de los sacerdotes. De allí la importancia de contar con sacerdotes adeptos a la masonería, sobre todo en los altos puestos de la administración de la Iglesia, porque es allí en donde se dictan las leyes que gobiernan a los católicos desde donde, en caso necesario, podrán ser obstaculizadas todas aquellas disposiciones que pudieran entorpecer los planes masónicos.

    Tenemos un indicio de que sacerdotes adeptos a la masonería ya han logrado infiltrarse en los altos cargos de la Iglesia en el hecho evidente de que la comunión recibida de pie y en la mano -plan largamente madurado por la masonería- ya ha sido aceptada en los templos.

    Copio a continuación algo relacionado con este plan masónico. Es un artículo firmado por Pablo María de la Porción en la revista española ¿Qué Pasa?, número del 26 de abril de 1976.

    Dictados de la Masonería sobre la Comunión y el Santísimo Sacramento

    Os pido Fe y Razón.
    Viva Cristo Rey.

    ResponderEliminar
  8. ¿Cuáles son en realidad las auténticas raíces de este mal (comunión en la mano, recibida de pie, etc.)? Hurgando más, y con documentos fehacientes en la mano, les diré que en los años 1928 y 1929, las circunstancias de la vida hicieron que cayeran en mis manos, y pude examinarlos de cerca, documentos masones altamente comprometedores, tanto en lo político como en lo religioso. Entre los varios que tuve ocasión de examinar, citaré la obra La Création, de Jaques de Boyer (1820), en la que por primera vez se lee lo del punto “Z” o de convergencia entre un “dios” que se está haciendo y el cosmos que en constante evolución va a su encuentro… Pero lo que más nos interesa ahora es el Epistolario Guaita-Rocá-Encausse. En él aparece una carta fechada en 1888 de Estanislao Guaita (el “Mago Negro” o poeta de Satanás) a Pablo Rocá (la eminencia gris de las logias, super grado 33 de la Masonería) y en uno de sus párrafos, dice así, literalmente (traduzco del francés):

    “Hemos de trabajar activamente para lograr que en los templos romanos se comulgue de píe. El día que lo consigamos, nuestro triunfo está asegurado”.

    En el mismo año, Pablo Rocá le contesta, y al hacer alusión a dicho párrafo, le dice:

    “Estoy totalmente de acuerdo con sus puntos de vista, pero será conveniente pasar rápidamente a una segunda fase, dando el pan en la mano a esos antropófagos fanáticos”.

    El ex-canónigo de Perpignan sabe que con la comunión en la mano se arrancará el “fanatismo” (léase fe teologal) del corazón de los romanistas. Estamos ya en 1889 y Guaita le contesta de nuevo:

    “Con estos dos logros, el resto caerá como fruta madura, puesto que la Eucaristía es solamente esto: ágape símbolo de filantropía universal”.

    Pocos años más tarde, sería el ex-abate Melinge quien escribiera:

    “El Presidente de la Asamblea pondrá sobre la mesa ritual el cesto lleno de panes y el jarro lleno de vino, para que los hermanos se sirvan ellos mismos a discreción, puesto que solamente esto es la Eucaristía: ágape-símbolo de filantropía universal”.

    Usa los mismos términos que Guaita. Hemos llegado a la fórmula de los maestros francmasones. Así harían triunfar la tesis calvinista.

    Cuando a principios del presente siglo los modernistas se acercaron al papá San Pío X pidiéndole la Comunión de pie, alegando ya entonces que los israelitas comieron de pie al cordero pascual, símbolo o promesa de la Eucaristía, el Papa les contestó con esta frase lapidaria:

    “Los símbolos y promesas se esperan de pie, más la realidad se recibe ya con amor y de rodillas”.

    Y les despachó, porque entre San Pío X y Cristo-Eucaristía no había resquicio alguno por donde pudiera infiltrarse el diablo.

    Padre (San) Pío da Pietralcina. Lettere al Padre Spirituale

    Un testimonio más que confirma la infiltración de la masonería en la administración de la Iglesia nos lo ofrece el libro titulado Padre (San) Pío da Pietralcina. Lettere al Padre Spirituale. (Edizione Pro Sanctitate. Roma 1970). A este libro dedica un artículo la revista española Iglesia Mundo (número de diciembre del 77). Escribe Francisco González:


    Os pido Fe y Razón.
    Viva Cristo Rey

    ResponderEliminar
  9. Quién fue el Padre Pío (San)

    “El Padre (San) Pío de Pitralcina -¿quién lo ignora?- Es el gran estigmatizado de nuestros días, es decir, que las heridas que en su Sagrada Pasión tuvo en sus manos, en sus pies y en su costado Nuestro Señor Jesucristo, las recibió el Padre (San) Pío en estas mismas partes del cuerpo de una manera espontánea y completamente sobrenatural. Fue un gran santo -hizo muchos milagros en vida y continúa haciéndolos después de su muerte…

    “El Padre (San) Pío es verdaderamente un hombre de Dios, solía repetir el Papa Benedicto XV”. (Un estigmatizado de nuestros días, por María Winowska, capítulo XIV).

    “Citaremos a favor de este gran santo de nuestros tiempos unas palabras del Arzobispo de Milán, Juan Bautista Montini, posteriormente Pablo VI: “Veneradísimo Padre: he oído decir que Vuestra Paternidad celebrará próximamente el 50º aniversario de su ordenación sacerdotal; y me atrevo también yo a felicitarle por las gracias inmensas a Usted concedidas y por Usted dispensadas. Es éste verdaderamente el caso de repetir con alegría y reconocimiento a la bondad de Dios: “Venid, todos los que teméis a Dios, y os contaré cuán grandes cosas ha hecho Dios en favor de mi alma”. ¿Qué diremos de su sacerdocio, favorecido con tantos dones y con tanta fecundidad?…”.

    “He aquí lo que escribe el Padre (San) Pío a su director espiritual el 19 de marzo de 1913: “En la mañana del viernes me hallaba todavía en el lecho cuando se me apareció Jesús. Se hallaba de mala traza y desfigurado, y me mostró una gran multitud de sacerdotes religiosos y seculares, entre los cuales se hallaban varios dignatarios de la Iglesia. De ellos unos estaban celebrando, otros iban a celebrar y otros habían celebrado.

    “La contemplación de Jesús así angustiado me causó mucha pena, por lo que quise preguntarle el motivo de tanto sufrimiento. No obtuve ninguna respuesta. Pero miraba a aquellos sacerdotes hasta que, como cansado de mirarlos, retiró la vista y, con gran horror mío, pude apreciar que dos lágrimas le surcaban las mejillas. Se alejó de aquellos sacerdotes con expresión de gran disgusto y desprecio llamándolos macellai (carniceros) y, vuelto hacia mí, dijo: “Hijo mío, no creas que mi agonía haya durado tres horas; no, yo estaré en agonía por motivo de las almas más favorecidas por mi, hasta el fin del mundo. Durante el tiempo de mi agonía, hijo mío, no hay que dormir. Mi alma busca una gotita de compasión humana pero ¡ay!, que mal corresponden a mi amor. Lo que más me hace sufrir es que éstos, a su indiferentismo añaden el desprecio y la incredulidad. ¡ Cuántas veces estaba para acabar con ellos si no hubieran detenido mi brazo los ángeles y las almas enamoradas!… Escribe a tu Padre espiritual y refieréle esto que has visto y has oído de mí esta mañana”.

    “Jesús continuó todavía, pero aquello que me dijo no podré manifestarlo a criatura alguna de este mundo. Esta aparición me causó tal dolor en el cuerpo, y mayor todavía en el alma, que por todo el día sentí una gran postración, y hubiera creído morirme si el dulcísimo Jesús no me hubiera sostenido. Estos nuestros desgraciados hermanos corresponden al amor de Jesús arrojándose con los brazos abiertos en la infame secta de la Masonería. Roguemos por ellos a fin de que el Señor ilumine sus mentes y toque sus corazones”. (Padre (San) Pío da Pietralcina. Lettere al Padre Spirituale. Edizione Pro Sanctitate. Roma 1970).

    Quienes, por dar o permitir dar la comunión en la mano, se exponen a que las partículas consagradas caigan al suelo, en donde serán pisoteadas, se exponen a la ira de Dios.
    Viva Cristo Rey.

    ResponderEliminar
  10. Quienes, por dar o permitir dar la comunión en la mano, se exponen a que las partículas consagradas caigan al suelo, en donde serán pisoteadas, se exponen a la ira de Dios.

    … las siguientes palabras fueron dirigidas a los obispos de cierto país europeo, y qué voy a transcribir aquí, no porque piense que los obispos de nuestro país sean partidarios de la comunión en la mano, sino porque en algunos templos, seminarios y Casas religiosas se comete esta irreverencia y no se ve que alguien se esfuerce por impedirla.

    “Recuerden aquellas palabras terribles que leemos en la Epístola a los Hebreos: “Si el que menosprecia la ley de Moisés, sin misericordia es condenado a muerte sobre la palabra de dos o tres testigos, ¿en cuanto mayor castigo pensáis que será digno el que pisotea al Hijo de Dios y trata como profana la sangre de la Alianza en la que fue sacrificado e insulta al Espíritu de la gracia?” (Hebreos 10, 28-29)…
    Y por fin el último espero no haber sido un pesado.



    “Hay obligación de distribuir la comunión de tal modo que salvaguarde la dignidad de un Sacramento ante el cual tiemblan los mismos ángeles…”.

    “Téngase en cuenta que una ley inmoral o que facilite el sacrilegio, no puede obligar en conciencia"

    Viva Cristo Rey.

    ResponderEliminar
  11. EL camino neocatecumenal ha suprimido 20 concilios ecuménicos de la Iglesia. ¿Nos sorprenderemos de que sigan suprimiendo cosas?

    http://tradiciondigital.es/2012/12/02/desvelada-la-intencion-de-muller-al-senalar-potencialidades-hereticas/

    ResponderEliminar
  12. Están muy mal informados. Tanto es así que el Camino Neocatecumenal es un fiel reflejo del Concilio Vaticano II (Que más católico que este documento de la Madre Iglesia).

    Además que el Papa Benedicto XVI apruebe los estatutos del Camino hace que seamos una realidad de fe católica como cualquier otra.

    Saludos y la Paz.

    Daniel Castillo,

    Quito-Ecuador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nadie mas que yo, es inviolable antes las cosas mal hechas. El CNC ha sido una inspiración del Espiritú Santo en estos tiempos, donde la gente no cree en Dios. Uno de ellos... YO!!
      Durante unos cuantos años, he criticado el Dios Kiko, y buscandole explicación a todo lo que se hacía dentro del camino. Y ciertamente Dios me ha dado en cada momento una respuesta, he aprendido de la Iglesía Catolica, asi mismo a defenderla. De hecho, mi fé tiene sentido xq antes iba a la iglesia por cumplir. Ahora tiene un sentido las eucaristias o Misá y eso lo han recibido mis hijos.
      Lo único, que les digo, dejad a Dios ser Dios!! No seamos partícipes de decidir o meter el dedo en la llaga. Para Dios no hay nada oculto y supongo que muchos de nosotros ha visto maravillas de Dios en nuestras vidas como para cerciorarnos de todo esto.
      Para los que estamos en el CNC, ha sido un regalo que durante estos 30 y pico de años, nos hayan celebrado las eucaristias los sabados, con las dos especies. Hoy en día, rezamos por este regalo de Dios, pero si se toma una decision en la SANTA SEDE, será respetada. Por que el Don de la obediencia viene de lo alto y quien da la fuerza es el Dios Padre, Hijo y Espiritu Santo.
      De igual manera, tenemos un ejercito católico con testimonios de la iglesia verdadera... La Iglesia Católica.!
      A todos les pido, dejen de críticar xq entramos en el plan del maligno. "Dejad a Dios ser Dios"... Dios hará la justicia que no puede hacer el hombre.

      Un abrazo fraterno en Cristo,

      Alexander,
      Isla de Margarita - Venezuela

      Eliminar
  13. porque los catecumenos rezan el padre nuestro con las palmas de las manos hacia afuera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te suena el himno judío que habla de un memorial en las palmas de las manos?

      Pues ellos, llegados a cierta altura de camino, como se dicen entre ellos que ya tienen el discernimiento de reconocer las obras de Dios en su vida y ya han proclamado su fe que sólo funciona en el camino, por el camino, para el camino y a través del camino, pues a partir de entonces no rezan con las manos en actitud de pedir, sino enseñando las manos en alto, con las palmas hacia fuera, como si en ellas estuviese grabado el testimonio de lo que han recibido del camino.

      Eliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email