viernes, 8 de junio de 2012

Kiko Arguello vs. San Pío de Pietrelcina

Como compatibilizar a Kiko Arguello con San Pío de Pietrelcina?

Otra vez hagan ustedes la comparación y que alguien me explique como compatibilizar ambas posturas?







LA SANTA MISA EXPLICADA POR SAN PÍO DE PIETRELCINA(Testimonio del P. Derobert, hijo espiritual del Padre Pío)

Él me había explicado poco después de mi ordenación sacerdotal que celebrando la Eucaristía había que poner en paralelo la cronología de la Misa y la de la Pasión. Se trataba de comprender y de darse cuenta, en primer lugar, de que el sacerdote en el Altar es Jesucristo. Desde ese momento Jesús en su Sacerdote, revive indefinidamente la Pasión.

Desde la señal de la cruz inicial hasta el ofertorio es necesario reunirse con Jesús en Getsemaní, hay que seguir a Jesús en su agonía, sufriendo ante esta "marea negra" de pecado. Hay que unirse a él en el dolor de ver que la Palabra del Padre, que él había venido a traernos, no sería recibida o sería recibida muy mal por los hombres. Y desde esta óptica había que escuchar las lecturas de la misa como estando dirigidas personalmente a nosotros.

El Ofertorio, es el arresto. La Hora ha llegado...

El Prefacio, es el canto de alabanza y de agradecimiento que Jesús dirige al Padre que le ha permitido llegar por fin a esta "Hora".

Desde el comienzo de la Plegaria Eucarística hasta la Consagración nos encontramos ¡rápidamente! con Jesús en la prisión, en su atroz flagelación, su coronación de espinas y su camino de la cruz por las callejuelas de Jerusalén teniendo presente en el "momento" a todos los que están allí y a todos aquellos por los que pedimos especialmente.

La Consagración nos da el Cuerpo entregado ahora, la Sangre derramada ahora. Es místicamente, la crucifixión del Señor. Y por eso el Padre Pío de Pietrelcina sufría atrozmente en este momento de la Misa.

El Padre Pío celebrando la Santa MisaNos reunimos enseguida con Jesús en la Cruz y ofrecemos desde este instante, al Padre, el Sacrificio Redentor. Es el sentido de la oración litúrgica que sigue inmediatamente a la Consagración.

El "Por él, con él y en él" corresponde al grito de Jesús: "Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu". Desde ese momento, el Sacrificio es consumado y aceptado por el Padre. Los hombres, en adelante, ya no están separados de Dios y se vuelven a encontrar unidos. Es la razón por la que, en este momento, se recita la oración de todos los hijos: "Padre Nuestro....."

La fracción del Pan marca la muerte de Jesús.....

La intinción, el instante en el que el Padre, habiendo quebrado la Hostia (símbolo de la muerte...) deja caer una partícula del Cuerpo de Cristo en el Cáliz de la preciosa Sangre, marca el momento de la Resurrección, pues el Cuerpo y la Sangre se reúnen de nuevo y es a Cristo vivo a quien vamos a recibir en la comunión.

La bendición del Sacerdote marca a los fieles con la cruz, como signo distintivo y a la vez como escudo protector contra las astucias del Maligno....

Se comprenderá que después de haber oído de la boca del P. Pío tal explicación, sabiendo bien que él vivía dolorosamente esto, me haya pedido seguirle por este camino...lo que hago cada día...¡y con cuánta alegría!.






19 comentarios:

  1. Antes de su muerte, san Pìo de Pietrelcina llamò Kiko y Carmen «los nuevos falsos profetas» ("i nuovi falsi profeti").

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los llamó por teléfono y les dijo.. eh vosotros, que lo sepais, soys unos falsos!

      O va a ser que le has sacado tu una interpretación a tu gusto...

      Eliminar
    2. En finales de los años 1960, un sacerdote italiano pidió a San Pío de dos laicos (Kiko y Carmen). San Pío contestó: «son los nuevos falsos profetas». El sacerdote informó por carta el padre Enrico Zoffoli, que publicó la noticia en sus libros.

      San Pío estaba en lo cierto. Muchas de sus profecías se han verificado con precisión.

      Eliminar
    3. Claro... se lo envió por email. ;)

      En primer lugar he leido todo lo que ha escrito Zoffoli y no pone nada de eso.

      Pero sí que había leido esta historieta en varias páginas web y cada vez de una manera.. en fin...

      Vosotros veis cosas malísimas en el camino, algunas de ellas las comparto. Pero yo veo muchas cosas buenísimas, muchas, más que todo esto que escribís, que la mayoría de cosas es paja... solo para acentuar más la impresión de oscuridad que quereis causar. (y eso que yo soy muy crítico con el CNC). ¿Os creeis los salvadores de la iglesia o qué? En persona teneis que ser peor que una vieja chismosa... como disfrutais! os encanta!

      En fin... hoy escribo porque hace tiempo que no me aburría un poco, así que nada... seguid, que os aseguro que nos importa un pito :)

      Eliminar
    4. A Juan R: La paja, si se moja, empieza a pudrirse.

      Será, como usted afirma, "muy crítico con el CNC" pero las críticas constructivas ya ha dicho que les "importa un pito".

      Sé que me vendrá con la célebre historia de que todos son muy felices, como las hermanas de Ieus Communio. O que usted o un hermano de su comunidad quiso suicidarse y gracias al CNC descubrio a Jesús y ahora es 'feliz'. (Si es así, doy gracias a Dios que no haya hecho tal acto)

      Si quiere le puedo dar ejemplos de la actitud del CNC en las parroquias: Desde el momento en que entran en una, los demás movimientos o laicos quedan desplazados y finalmente expulsados (no estamos hablando de sus salones, sino de los despachos y aulas parroquiales para la catequesis de Comunión y Confirmación u otras reuniones).

      Los nuevos templos, pagados por todos los fieles de la población así como los de la Diócesis, terminan con una estética propia del CNC.

      Aquellas iglesias en las que no se puede cambiar su fisionomia (por ser antiguas) los anexos si que lo están, pensad como los famosos iconos o la piscina para los bautizos.

      En mi parroquia, regida por CNC, cuando se hace la colecta no se oye hablar de cáritas (por decir algo), es para pagar la construcción (como es normal) y para ayudar a las familias... a ir de peregrinación ya sea Madrid, Milan o aquello que se presente.

      Si eres de familia de pocos o ningun hermano, te miran mal, ya dijo Carmen en Fátima que "la mujer que no tiene hijos es puta" (siento usar el término pero lo dijo ella, o con otras palabras, a sus palabras me remito: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=7fozw4WX79I )

      Siempre hablan de "humildad", pero únicamente se relacionan entre ellos o, como mucho, a aquel que tenga una buena posición social. [Posiblemente, ahora me venga usted con la historia de que en su comunidad hay una mujer que ejerce la prostitución, si, es un tema serio, pero en más de una ocasión he oido, como en el caso del suicidio, es ya una retaila para defender su posición]

      Reniegan de la sociedad consumista-hedonista actual, pero al final son/somos todos iguales: gastamos lo que no tenemos, aparentamos lo que no somos... pero no pasa nada porque "rezan mucho" como diría aquel obispo que lo justifica todo por la oración.

      En los colegios diocesanos y aquellos regidos por órdenes religiosas enchufan a sus miembros, ya sea como maestros, profesores o en la administración.

      Esto es así, pues al final es difícil de encontrar a un miembro del CNC que trabaje sólo: donde llega uno, empiezan a entrar, poco a poco. Es más, yo no conozco en ningún caso un 'kiko' que trabaje como obrero, agricultor o una fábrica, vamos: cualquier lugar donde se sude y se padezca al trabajar.

      Y usted, querido JuanR, salvo que tenga oposiciones, si no le han enchufado, enchufa a los demás... y si no, tranquilo, estudie teología que ya se echará a un profesor para que pueda vivir.

      Esto es lo primero que me viene a la cabeza, sin entrar en temas teológicos o litúrgicos.

      Saludos en Cristo. (O como se dice desde el CNC: La Paz)

      Disculpen la extensión.

      CS@H

      Eliminar
    5. Ni me intenté suicidar, ni hay una prostituta en la comunidad, ni a los que no tienen hijos se les mira mal, vamos es que no me suena nada de lo que usted ha comentado.Eso pasará en su parroquia.
      Será en su lugar! Yo tengo otra experiencia muy distinta. Y sí que conozco muchos obreros que están en cnc(albañiles, carpinteros, mozos de almacén,etc ) que llevan años en su trabajo, sin enchufe,a quí no existe tanto enchufismo del que usted habla.
      A usted le jode lo que pasa en su parroquia, pero no generalice, por favor.

      Eliminar
    6. Claro ! No generalices ! Los que tienen problemas son solo los que tienen conciencia del pecado y Temor de DIOS si ya perdiste los dos tranquilo ! Y claro que hay pobres ! O de donde van a sacar gente desesperada para pagarles la mitad los platudos patrones que se juntan en esa secta?

      Eliminar
  2. San Pio De Pietrelccina Hijo Extraordinario de La Santa Madre Iglesia y de San Francisco ejemplo de OBEDIENCIA y de servicio especialmente con la CONFESION Te pedimos que sigas defendiendo con tu constante oracion a tu amada IGLESIA que esta siendo atacada como nunca por un cancer que quiere destruirla por dentro! Pero al final los Corazones de Jesus y de Maria triunfaran sobre todas las herejias Nunca lo duden!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer Profecías de Soeur de la Nativité.... Solo falta citar nombres!!!!

      Eliminar
    2. el el unico sitio que encontre esto fue en wikiquotes que cita varias palabras de el Santi Padre Pio a quien admiro muchisimo... lo que no concuerda es que de acuerdo con el sitio web el Santo Padre Pio dijo esto en el año 1960 sobre kiko y Carmen pero el Camino no se inicio sino aste 4 años mas tarde... solo una observacio...

      La Paz

      Eliminar
  3. Bueno, lo que dice el Padre Pío es la doctrina tradicional sobre la simbología de la Santa Misa. Creo recordar al menos un catecismo estadounidense de principios del siglo XX donde estaba explicada al detalle esta simbología representativa incluyendo no sólo las partes de la Santa Misa sino cada uno de los elementos sobre el altar.

    En la máxima expresión teológica del Santo Sacrificio lo tenemos en Santo Tomás en la III parte de la Suma donde trata la Eucaristía. Donde por todos lados aparece la teología de la representación de la Pasión en la Eucaristía, empezando por la de ser causa de la gracia. Pues no en otro lado se nos ha otorgado la salvación sino en la pasión de Cristo.

    Se olvida a menudo que un elemento muy importante y fundamental de toda Misa es la comunión del sacerdote, que completa la acción litúrgica realizada y por ende representa la resurrección de Cristo. Hasta tal punto es importante que si un sacerdote muere sin comulgar después de la consagración, y aún después de la doxología final, deja la Santa Misa sin terminar y otro necesariamente ha de comulgar las especies consagradas para completar la Santa Misa.

    Esto los kikos lo desconocen, como tantos que hablan de que la insistencia en el sacrificio y la Pasión de Cristo ignoraba la resurrección. Algo absurdo a cualquiera que entiende los símbolos de la Santa Misa. El cuerpo y la sangre de la víctima se reunían representativamente en el sacerdote que comulga bajo las dos especies y que actua en la persona de Cristo de un modo ontológicamente distinto al de los fieles. Luego comulgaban los fieles tras haberse completado la Pasión y resurreción de Cristo, obteniendo la gracia ganada en ella. Los neocatecumenales se cargan esa simbología cuando insisten en comulgar todos a la vez con el sacerdote ignorando precisamente la resurrección de Cristo allí donde es representada.

    ResponderEliminar
  4. Cuando digo "otro necesariamente ha de comulgar", me refiero a otro sacerdote. Sólo un sacerdote puede completar la acción litúrgica que se realiza en la Santa Misa.

    ResponderEliminar
  5. Como veis no estoy totalmente de acuerdo del todo con la simbología tal como la narran aquí. Se dice "inmixtión" que significa mezcla y no "intinción" que significa mojar en el caliz y es un modo de comunión.

    La inmixtión no representa del todo la resurrección de Cristo en el momento de la Misa, sino la unidad de la acción de Cristo en su Iglesia y es un gesto antiquísimo que tiene que ver más en su origen con la unidad de la Iglesia que con la resurrección (los presbíteros incluían en el caliz de su Misa la partícula que les había llegado de la Misa del obispo). No está claro el origen y significado aunque posteriormente fue asociado también a la resurrección una vez perdido el elemento clave que era el de la comunión de la Iglesia (hubo otras inmixtiones en la Santa Misa, hasta número de tres y significaban siempre comunión eclesial). El hecho real es que a continuación se nos presenta al Cordero degollado como Cuerpo con sangre derramada en ostensión y para expresar que Cristo es uno en su Iglesia se ha hecho antes la inmixtión.

    La representación de la resurrección de Cristo y culminación de la Santa Misa está en la reunión de la victima separada por la acción en la persona de Cristo del consagrante. Esto se hace mediante otra acción en la persona de Cristo, que es la comunión del sacerdote (único que puede darse de comulgar a sí mismo en la Santa Misa). El Cristo que por su propio poder, pues es Dios, había derramado su sangre y muerto en la cruz, es ahora por su propio poder, pues es Dios, resucitado y de él pasamos a ser todos alimentados en la comunión siguiente de los fieles.

    No obstante la diferencia entre esto y lo que pueda provenir de la devoción eucarística del Padre Pio es insignificante comparada con la que diferencia a ambas interpretaciones de la de la Misa de los neocatecumenales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aporte y todas tus participaciones Miles Dei

      Eliminar
  6. Me gustaría saber la veracidad de lo que indican que dijo San Pio de Pietrelcina. ¿Podríais aportar el documento en donde se dice, o ampliar información al respecto? Gracias.

    ResponderEliminar
  7. De todos modos queda en pie la cuestión planteada en la entrada: cómo compaginar el modo de vivir la Santa Misa de San Pío, y el modo en que la explica Kiko Argüello.
    Supongo que el paralelismo tan preciso establecido entre las partes de la Misa y el relato de la Pasión es algo devocional, pero aún siendo así, prevalece el sentido católico de Sacrificio incruento de la Cruz.
    En ese contexto se entiende la expresión atribuida a San Pío respecto a los fundadores del Camino. Se confirme o no, el choque frontal entre ambas interpretaciones es patente. Y a eso no responden los del Camino, ni por teléfono ni por e-mail.

    ResponderEliminar
  8. Supongo que el paralelismo tan preciso establecido entre las partes de la Misa y el relato de la Pasión es algo devocional

    No. No lo es. EL mismo Señor instituyó la Eucaristía como el memorial del su Pasión. O sea algo que no solo recuerda lo que pasó, sino que la hace presente y renueva sin repetirlo y de modo incruento el mismo y único sacrificio de la cruz. Abundante es el magisterio a este respecto. Un sacrificio con elementos esenciales al mismo: la consagración de las especies, la oblación de las mismas y la comunión del sacerdote y al que a lo largo de los siglos se le han ido añadiendo ritos diversos que enriquecen la comprensión y participacion litúrgica de las señales de que hablaba Pio XII: "Por tanto la demostración conmemorativa de Su muerte, que ocurrió realmente en el Calvario, se repite en cada uno de los sacrificios del altar, puesta que se manifiesta y se muestra Jesucristo en estado de víctima mediante distintas señales»"

    Ya he dicho que se puede acudir a Santo Tomás donde se encuentra expresado como alta teología algo que arranca de la misma tradición apostólica y que San Pablo expresaba de una forma muy sencilla: "cuantas veces comáis este pan y bebáis este cáliz, anunciáis la muerte del Señor hasta que El venga."

    ResponderEliminar
  9. Un ejemplo de la profundidad del paralelismo es el espacio que Santo Tomás dedica a las signaciones del sacerdote en el rito de la Misa y que no puedo dejar de citar.

    El sacerdote hace la señal de la cruz en la celebración de la misa para representar la pasión de Cristo, que terminó en la cruz. Ahora bien, la pasión de Cristo fue desarrollándose como a través de etapas. La primera, efectivamente, fue la entrega de Cristo, que fue hecha por Dios, por Judas y por los judíos. Esto es lo que se significa con el triple signo de la cruz al decir las palabras: Estos dones, estas ofrendas, estos santos e inmaculados sacrificios.

    La segunda etapa fue la venta de Cristo. Pero fue vendido por los sacerdotes, por los escribas y por los fariseos. Para significar lo cual se repite de nuevo la triple señal de la cruz a las palabras: bendita, adscrita, ratificada. Estos tres signos pueden significar también el precio de la venta, o sea, treinta monedas. Y se añade una doble señal de la cruz a las palabras: y que se convierta para nosotros en cuerpo y sangre, para designar la persona de Judas que le vendió, y la persona de Cristo que fue el vendido.

    La tercera etapa fue el anuncio de la pasión de Cristo, hecho en la cena. Para designar el cual se hacen por tercera vez dos cruces, una en la consagración del cuerpo, y otra en la consagración de la sangre, cuando en ambos casos se dice: bendijo.

    La cuarta etapa fue la misma pasión de Cristo. Y aquí, para representar las cinco llagas, se hace por cuarta vez una quíntuple señal de la cruz al pronunciar las palabras: hostia pura, hostia santa, hostia inmaculada, pan santo de vida eterna y cáliz de eterna salvación.

    En la quinta etapa se representa la extensión del cuerpo de Cristo sobre la cruz, la efusión de su sangre y el fruto de la pasión por la triple señal de la cruz que se hace al decir: que cuantos tomemos el cuerpo y la sangre seamos llenos de toda bendición.

    En la sexta etapa se representa la triple oración que hizo en la cruz: una por los que le perseguían, cuando dijo: Padre, perdónalos. La segunda, por la liberación de su propia muerte, cuando dijo: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? La tercera, para conseguir la gloria, con la invocación: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y para significar esta triple oración se hace tres veces la señal de la cruz al decir las palabras: santificas, vivificas, bendices, etc.

    En la séptima etapa se representan las tres horas que pendió de la cruz, o sea, desde las doce del mediodía hasta las tres de la tarde. Y para significar estas horas se hace la señal de la cruz con las palabras: Por El, con El y en El.

    A la octava etapa corresponde la separación del alma y del cuerpo, significada por las dos cruces siguientes, hechas fuera del cáliz.

    En la novena etapa se representa la resurrección al tercer día por las tres cruces que se hacen a las palabras: La paz del Señor esté siempre con vosotros.

    Pero puede decirse más brevemente que la consagración de este sacramento, la aceptación del sacrificio y el fruto de éste proceden de la eficacia de la cruz de Cristo. Por eso, dondequiera que se hace mención de alguna de estas cosas, el sacerdote hace una cruz.

    ResponderEliminar
  10. A mí me tranquiliza sobre manera el que en la tradición católica, el Sacramento de la Eucaristía, sea imágen de la propia Iglasia - asamblea - y por la Gracia, sea el propio Jesús el que se manifieste. De este modo, es imposible dar la espalda a Dios formalmente, puesto que está entre los reunidos. Debatir según que formas es cuestión del corazón, lo que el corazón nos dice a veces a algunos y en virtud de lo anterior, es que celebrar dicho Sacrmento de espaldas a los fieles - entre los que está presente Jesús - y de cara al altar de piedra, sólo es una figura adoptada de formas paganas anteriores, y no se debe paganizar a DD, dicho esto que es otra fuente de debate, el problema reside no tanto en la forma, si no en la intención.
    Por que pueden respetare las formas, y los contenidos, y a la vez estar arrojando la Palabra de Dios al cesto de todo aquello que lejos de salvar, hace sufrir aún más a las almas; el proselistismo, el introducir en los corazones eso de " una clase única de elegidos ". El crear iglesias paralelas, tras parasitar a la verdadera - la realmente fiel al Evangelio - Y en que por sus frutos los conocereis; aunque en esto más que una cuestión de grupo, es una cuestión personal, independientemente del grupo al que se pertenezca. En todo esto me temo cierta esa frase que se derivó - creo yo - del concilio vaticano II y que decía: "Busca la Verdad, la Cruz ya te la pondrán". Mirar de contínuo al Cristo crucificado e ignorar al Cristo resucitado, aunque mencinándolo según se requiera, no puede ser bueno por que ambas cosa están juntas puede que ya desde antes de su origen. Temo ciertas las palabras que se atribuyen al Padre Pío

    ResponderEliminar

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email